Feliz día del Bombero
siempre
SER BOMBERO es ayudar al prójimo, aliviar su dolor, sanar sus heridas, luchar en el abismo de la muerte para proteger la vida.

SER BOMBERO es tener los ojos de Dios a nuestra espalda cada vez que la hora de la verdad se presenta, cada vez que sentimos estallar las venas al fluir de sangre, cuando nuestro corazón se agita al correr hacia el fuego, forzar una puerta o plegar una línea.

SER BOMBERO es sentir seca la garganta ante la frialdad con que la muerte envuelve a sus víctimas; más aún cuando éstas no tienen otra maldad que la de una travesura.

SER BOMBERO es soportar el calor ardiente en la piel que no cedió ante el peligro, cada vez que con enrojecidos ojos y pulmones de humo buscamos casi con desesperación el deseado aire de los bajos de un incendio, o el potente chorro de una lanza que pareciera quebrarse cuando la presión es alta.

SER BOMBERO es saber que la batalla nuevamente está ganada, cuando la frescura del anhelado vapor nos envuelve en su densa blancura, y algún novato nos empapa más aún con una cortina de niebla, presumiendo que el oxígeno nos falta.

SER BOMBERO es sentir la inmensa felicidad que nos brinda el Todopoderoso al ayudar a dar a luz un bebé, a salvar una vida que tan sólo dependía de un sí, un no, una orden, una decisión, un nudo de una resistente soga y no dejar que nadie sepa quién fue, solamente repetir: "UN BOMBERO" y sentirse orgulloso de ser parte del equipo.

SER BOMBERO es distinguir el ulular de las sirenas a la distancia y sentir el pecho latir con firmeza por llegar a tiempo para brindar nuestra ayuda.

SER BOMBERO es saber a cada instante, que tal vez en una hora, un minuto o un segundo, en algún sitio, alguien necesitará nuestra ayuda; Entonces sonará la alarma, se encenderán los motores, ulularán las sirenas, porque un incendio ha estallado en llamas, porque una vida se habrá perdido, otra estará en peligro o un accidente correrá en sangre.

SER BOMBERO es no saber de descansos, es una comida sin terminar, un trabajo a medio hacer, una cita sin cumplir, o una fiesta sin festejar; es amanecer entre llamas, humo y ropas empapadas; es tiritar de frío junto a la tibieza de los motores; es dejar a un ser amado para ayudar a uno jamás conocido.

SER BOMBERO es darle vida a las autobombas, correr veloz para alcanzarlas, es sentir explotar el corazón al escuchar sus motores en marcha, es invocar a Dios en cada salida.... pidiéndole su protección al conducirlas.

SER BOMBERO es integrar una familia hermanada por el anhelo de servir y unida por la paz que tienen las almas de las personas que en este mundo de egoísmo e intereses mezquinos, arriesgan lo más valioso que poseen para ayudar al prójimo.


sentir

Para todos aquellos que creen que ser bombero es como ir a pescar o jugar al futbol, para los que me miran con una sonrisa como diciendo "ahi que estar al pedo para ser bombero", para los que nos caratulan como "comeasados", para los que se enojan cuando le ofreces un numero y para los que dicen "despues te aviso" cuanlo le ofreces hacerce socio por $3 por mes aunque le hayas salvado que se quemen miles de pesos en soja, o aquel que me dijo "ando medio ajustado con la plata" y tenia dos flamantes john Deere en el patio, para los que dicen que siempre llegamos tarde, para los que piensan que solo los bomberos de las películas o de las grandes ciudades son los que realmente ponen en peligro su vida y no saven que varias veces al año nos enfrentamos con garrafas a punto de explotar, humo, monoxido de carbono, altas temperaturas, vapor, depositos de combustibles o agroquimicos, accidentes de camiones con productos quimicos (cancerígenos,infecciosos,explosivos,radiactivos) o residuos que continuamente entran a nuestros pulmones elevando las posibilidades de cancer, etc, etc, etc.
Pretendo reflejar que tan mal no la pasamos, que siempre nos hacemos tiempo para relajarnos y hasta sacarnos una foto, pero dejamos una familia, una novia/o, un amigo, un hijo, un trabajo y mucho mas para salvar un bien ajeno que se está quemando o la vida de alguien atrapado entre hierros, que perdemos la mayoría de los fines de semana de nuestra mejor edad en cursos de capacitación, mientras la mayoria de la gente descansa o la pasa en familia, que no cobramos un solo peso por ello, pero si muchas veces necesitamos un "gracias", que cuando suena la sirena, muchas veces de noche o de madrugada, nos cagamos de frio, de calor, de hambre, de sed, de miedo, de bronca. que cada mil personas nace un loco que se hace bombero, si esos locos no estarián que haria la sociedad?
A quien llamas si se te incendia la casa? a quien llamas si te pegaste una piña con el auto y quedó gente atrapada adentro? a quien llamas si algun familiar se cae en un pozo ciego? y si hay un suicida en una torre? que ya no somos mas bomberos matafuegos, que hoy en dia nuestra capacitación comprende desde historia hasta productos quimicos, desde hidraulica hasta psicologia, desde principios y normas hasta cinematica del trauma, desde todos los tipos de rescates a las mas avanzadas atenciones prehospitalarias, pasando por todos los tipos de incendios habidos y por haber. y no me importa perder humildad diciendo que lo unico que nos falta para ser profesionales es un recibo de sueldo.
Gente! antes de criticar a un bombero voluntario argentino, pasá por el cuartel que mientras tomamos uno mates te explico que es realmente y que se siente serlo.siempre es mas facil criticar una obra que tratar de mejorarlo
llamas

gente