Ante la falta de patrullaje, tanto en zonas céntricas como en barrios, este proyecto busca suplir esta falencia con una solución sencilla y practicable que solo necesita de decisión política del gobierno provincial y municipal.

Patrullaje policial de barrios a bordo de ómnibus interurba

Problema central: Falta de presencia policial constante
Por todos es sabido que la presencia policial o patrullajes es escasa. Las excusas mas populares son la falta de patrulleros, de personal y problemas de logística. Esta propuesta tiene relación con un viejo pedido de la sociedad, que propone
presencia policial en el transporte público de pasajeros, por diferentes robos a pasajeros, especialmente de noche y en barrios marginales. Entonces… ¿Por qué no implementar la presencia de un efectivo policial por unidad, de forma permanente? Esto más allá de brindar seguridad a los pasajeros del ómnibus, puede otorgar una vigilancia permanente en la vía pública en todo el recorrido de la unidad.

Proyecto

Una cuestión de transformar la idea original
El efectivo policial iría sentado en el primer asiento del ómnibus, este está reservado a personas con discapacidades, por lo cual, se podrían reasignar los dos asientos posteriores
para este tipo personas. De esta manera el efectivo sería una especie de guarda del ómnibus y tendría una gran visibilidad de la calle y veredas, por su privilegiada ubicación delante de todos, casi en línea con el chofer (le otorgaría unos 180º de visivilidad).
En todo el recorrido, el efectivo podrá controlar el espacio público, observando el tránsito, percatándose de personas o acciones sospechosas y para intervenir inmediatamente en situaciones que requieran la presencia de un uniformado. El policía podría presenciar hechos delictivos e informar de inmediato a la central policial para pedir refuerzos o intervenir personalmente según el caso.

El estado se ahorraría gran cantidad de recursos en combustible, vehículos, seguros y mantenimiento para los vehículos

inseguridad

Al poder presenciar hechos de esta índole, puede intervenir en accidentes de tránsito, dar aviso a ambulancias, bajarse del coche y resguardar a un herido hasta la llegada del servicio médico, etc. Siendo un servicio policial permanente a toda hora, los vecinos pueden contar con un efectivo en todo momento. Por ejemplo al divisar un ómnibus, sabrán que viaja un uniformado al que podrán contactar enseguida, para advertirlo sobre cualquier hecho.
Rápida acción en zonas diversas
Hasta ahora analizamos beneficios para el ciudadano. Pero también, este sistema brindaría importantes soluciones de logística a comisarías y centrales. Por ejemplo, si una comisaría o el servicio de atención telefónico de emergencias recibe un llamado que requiera la presencia policial de inmediato, la central podría ubicar rápidamente al efectivo policial más cercano a la zona con el conflicto, por medio del sistema GPS de la unidad o por radio.
Últimamente son cada vez más los ómnibus que poseen el sistema GPS (Sistema de posicionamiento global por satélite), que hasta ahora solo servía para controlar las frecuencias de la unidad.

Herramientas tecnológicas que pueden potenciar este sistema:


Sistema SMS: En la ciudad de Rosario se implementó un sistema SMS para saber a que hora pasará un omnibus en determinada parada, que posee un número asignado. Este sistema llamado "¿Cuando llega?" permite a los usuarios del transporte público de pasajeros programar sus viajes. El mismo, si lo implementaríamos en nuestra ciudad, serviría para que los vecinos puedan consultar, mediante SMS, a que hora exacta pasará un omnibus con un efectivo policial a bordo, para realizarle cualquier consulta o reclamo.

Sistema web: Otro sistema que dio buenos resultados es el llamado "¿Como llego?" implementado por la Municipalidad de Rosario. Permite que por medio de la web uno pueda consultar que líneas de colectivos nos deja mas cerca de un destino o circula más cerca de nuestro lugar de origen. Esto, adaptado al sistema de patrullaje por ómnibus permitiría que podamos saber el recorrido exacto de cada línea para acurdir a un efectivo policial a bordo.

Beneficios directos e indirectos

Seguridad en la vía pública: Patrullaje permanente en todas las zonas con recorrido del transporte público
Seguridad vial: Al haber menos patrulleros circulando, menor la posibilidad de accidentes de tránsito
Economía: El estado se ahorraría gran cantidad de recursos en combustible, seguros y mantenimiento para los vehículos, incluyendo el vehículo por si mismo.
Cuidado del medio ambiente: Menor consumo de combustible y menor consumo automotor (baterías, repuestos, fluidos, nuevos vehículos, etc).

Recursos
Este proyecto es totalmente practicable, ya que no busca exigir incorporación de nuevos efectivo policiales, sino reasignar a los efectivos actuales que patrullan o no cuentan con movilidad.
Es primordial que este proyecto cuente con el apoyo del Gobierno policial, quien es el que administra los recursos humanos de la policía provincial. Es responsabilidad de las autoridades municipales realizar las gestiones necesarias para poder concretar este proyecto, que a modo de optimizar resultados sería conveniente una articulación a modo regional con las ciudades de Granadero Baigorria, Rosario y Alvear, que son recorridos por las mismas líneas interurbanas.

Resumen
Este proyecto busca reelaborar una idea popular en un proyecto sustentable y que pueda ser llevado a cabo de manera efectiva.

Autor: Javier Moreno
Blog: ideasparavgg.blogspot.com