Teoría Sociológica. (A. Comte y H. Spencer)

I a) Enuncia las características que tiene, según A. Comte, toda Ciencia Positiva.
Una Ciencia Positiva debe, necesariamente, ir de la mano del progreso; es una ciencia estable, ordenada y progresista, guiada por la lógica y un método único compartido entre todas las disciplinas, y basado en el de las Ciencias Naturales, como ser la Física o la Astronomía.
Esta unidad del método de las ciencias mas exactas hace que la Ciencia Positiva sea una ciencia de lo real en oposición a lo quimérico, siendo guiada por la observación y la interpretación lógica, y no por imaginación o fulgores emocionales del momento.
Algo fundamental será el descubrimiento de las leyes naturales y sociales, puesto que para el positivismo lo único en lo que se diferencian las distintas disciplinas es en el objeto, pero el resto de las cuestiones, como ser la forma de estudio y las normas que guían a este estudio son las mismas.
Es primordial resaltar la idea de la unidad de método, puesto que el autor la considera fundamental para la formación de una ciencia real; para Comte la “unidad de método y de homogeneidad de doctrina, (es) indispensable para la plenitud de su desenvolvimiento especulativo, y sin el cual su misma actividad práctica no podría tener ni bastante nobleza ni bastante energía”
En resumen, una Ciencia Positiva habla solo de lo real, es concisa, profunda, no se deja guiar por imaginarios o filosofías sin fundamentos, sino que, a través de la empiria, busca respuestas lógicas, mentales. Busca el orden en contraposición a la anarquía intelectual, y por tanto política y moral. Es una ciencia que supera a la teología y a la metafísica, puesto que se encuentra en el estado histórico superior, el estado positivo.


I b) Atendiendo a la teoría comteana del desarrollo de la humanidad y del conocimiento, explica las condiciones que deben cumplirse para que sea posible la formulación de una Ciencia Positiva de lo social.
Teoría comteana del desarrollo de la humanidad: La ley de los tres estados.
Comte considera que a lo largo de la Historia la humanidad, mas específicamente las sociedades, han pasado por dos estados y algunas mas superiores están entrando en un tercer estado, al cual considera el superior de todos los estados, y por tanto el ultimo, después del cual no hay nada mas avanzado. (Esto ubicado en la primera mitad de 1800)
Estos estados son el estado teológico, el estado metafísico y el estado positivo.

Estado teológico:
En este estado el hombre busca guía y explicaciones de las cosas en quimeras, en cosas que no son físicas, sino que podrían considerarse ilusorias, como la religión, la
idea de que Dios controla todo y por ende, todo lo que sucede es por fuerza divina (un ejemplo claro es el poder del rey por mandato divino).
Estado metafísico:
El estado metafísico se caracteriza por oponerse al estado anterior, deja de lado el poder divino y lo sobrenatural y lo reemplaza por ideas abstractas como la libertad, el uno, etc., buscando su propia naturaleza. El conocimiento en esta etapa es negativo: revolucionario, desordenado y utópico. Este estado es el intermedio, y sobre todo indispensable para terminar con el estado teológico.
Estado positivo:
En el estado positivo el hombre no busca ya la esencia de su ser, el origen de las cosas, sino que pretende explicar su comportamiento a través de la observación, para luego determinar las leyes que rigen al mundo que nos rodea. Es fundamental la unidad de método.
Siguiendo la Ley de los 3 estadios se llega a la conclusión de que el estado positivo es el último de los estados, es el punto cúlmine de la evolución de la sociedad y no hay nada superior a él. Si podemos hablar de un estado positivo de la sociedad, podemos también hablar de ciencia positiva de lo social, la cual depende de varios factores para existir como tal.
Para que exista una ciencia positiva de lo social deben cumplirse las siguientes condiciones:
1. Que los asuntos sociales sean estudiados a través de la experiencia. La especulación no tiene lugar en una ciencia positiva, todo conocimiento debe ser generado a posteriori, y en base a la información acumulada durante la observación deben generarse leyes que rijan a la sociedad.
2. Que la civilización se encuentre en su estado positivo, ya que es esta (la civilización) quien define a la sociedad y la política.
3. Que todas las otras ciencias, atendiendo a la jerarquización de las mismas, hayan llegado al estado positivo. Esto es, siguiendo la “pirámide” que crea Comte, que la matemática, la astronomía, la física, la química y la fisiología, se encuentren en el punto máximo de su evolución (el estado positivo), y luego de eso, quien domina la pirámide es la ciencia de lo social, la mas importante de todas (según Comte).
4. Que exista la unidad de método. Es decir, que la ciencia social utilice el método de estudio que históricamente perteneció a la Física: observación, inducción, hipótesis, experimentación, etc. De este modo cualquier ley que surja de los estudios será basada en una observación directa y real de la sociedad, y no solo fruto de la especulación subjetiva.
5. Poseer un carácter racional y analítica, mezclando de forma científica la teoría con la practica: “La formación de cualquier plan de organización social consta necesariamente de dos series de trabajos (…):
a- La una teórica o espiritual, tiene como fin el desarrollo de la idea matriz del plan, es decir, del nuevo principio conforme al cual las relaciones sociales deben coordinarse, y la formación del sistema de ideas generales que habrá de servir de guía a la sociedad.
b- La otra, practica o temporal, determina el modo de distribución del poder y el conjunto de las instituciones administrativas que estén mas de acuerdo con el espíritu del sistema, tal como lo han establecido los estudios teóricos”

II a) Enuncia las dos clasificaciones de las sociedades realizadas por H. Spencer, identificando los criterios que utiliza para constituirlas.
Spencer presenta dos clasificaciones de las sociedades, una conformada en base a la complejidad de su organización, la otra basada en la preponderancia de elementos militares o de elementos industriales.
Específicamente, las clasificaciones se dan de la siguiente manera:
Según la complejidad de la sociedad:

Sociedades simples:
En estas sociedades todas las partes son iguales, todas cooperan entre sí por fines comunes y no se identifica ningún tipo de orden jerárquico.
Sociedades compuestas:
Donde las partes se ven sometidas ya a un superior, un encargado de mantener el orden. La mayoría de estas sociedades son sedentarias, pero se pueden encontrar tribus nómadas en este tipo de sociedad.
Sociedades doblemente compuestas:
Aquí los gobiernos son compuestos, y a la vez subordinados a un poder superior. Existe la división del trabajo, ya que existe la actividad industrial. “Las costumbres se han convertido en leyes positivas” , y existe una división jerárquica en la Iglesia.
Sociedades triplemente compuestas:
En estas sociedades existe una estabilidad importante dentro del gobierno, en la cual cada parte del todo mantiene su independencia del centro.
Según el predominio del elemento militar o el elemento industrial:
Sociedad de tipo Guerrero:
Este tipo de sociedad es considerado como de grado inferior al otro tipo (el tipo industrial), ya que, guiándose por la idea de evolución, Spencer considera que en los estados inferiores las actividades defensivas eran las primordiales.
En una sociedad de tipo guerrero la nación es el ejercito, y es que toda su organización tiene un carácter militar, el poder es centralizado y siempre está en manos de un político-guerrero, que tiene poder sobre todos sus inferiores, quienes a su vez pueden también tener inferiores quienes deben subordinárseles.
Aquí la industria no cumple otra función que la de cubrir las necesidades básicas del Estado, quien tiene el poder de dominar todos los ámbitos de la vida de quienes forman parte de la sociedad, y es que todos los individuos tienen la obligación de anteponer los derechos del Estado ante los propios, puesto que el Estado es el “ser” superior cuyos intereses hay que defender. La cooperación se da por coerción, por lo que es ineludible; y el único beneficio que se obtiene es el de la protección del Estado contra amenazas externas.
Sociedad de tipo Industrial:
En este tipo de sociedad (contraria a la anterior) las relaciones de cooperación se dan voluntariamente, desde el intercambio de servicios, hasta cualquier tipo de relación, se dan por mutuo acuerdo y conveniencia de las partes, y no por obligación. La libertad es fundamental, incluso la industria tiene la independencia suficiente como para administrarse y comerciar democráticamente sin intervenciones estatales.
Aquí la cooperación ciudadana llega al punto de tomar funciones que en el otro tipo de sociedad hubiesen sido tarea del Gobierno; y es que la voluntad y la labor ciudadanas se anteponen ante cualquier otra cosa, puesto que su bienestar es el fin de la sociedad y del Estado; todo lo que se lleva a cabo en este tipo de sociedad es hecho con el único fin de promover el bienestar individual.

Los criterios que utiliza para esta división, como mencione antes, son, primero, la complejidad de la organización de la sociedad, es decir, el nivel de división funcional, así como el poder del Estado sobre los individuos, y es que cuanto mas diferenciadas están las funciones de los miembros de la sociedad, mas evolucionada es la sociedad.
El segundo criterio es el de la preponderancia de la fuerza militar o la industria, donde cuanto mas se aleje la sociedad del tipo guerrero mas evolucionada será, puesto que el dominio total del Estado sobre los individuos no permite el desarrollo real de la selección natural.

II b) Explica cómo se articulan dichas clasificaciones con sus perspectivas teóricas
A simple vista se puede ver que las clasificaciones llevadas a cabo por Spencer son guiadas por su pasión por la teoría de la evolución de Darwin. Es más, podríamos decir que la mayoría de sus postulados son guiados por esta idea de que los seres vivos (y, para Spencer, también las sociedades) son susceptibles a una complejización a través del tiempo.
Cuando el autor habla de una clasificación según la complejidad de la sociedad, habla de una clasificación basada en que cuanto más evolucionada está esa sociedad, mayor será la heterogeneidad de sus partes y por tanto será más compleja. La visión organicista de Spencer nos lleva a comparar a la sociedad con un organismo vivo, donde cada parte posee una función, y cuanto más variadas sean las partes y sus funciones, el organismo/la sociedad más complejo será, y, por lo tanto, podemos hablar de una mayor evolución.
En la clasificación según la primacía de la actividad militar o industrial, podemos encontrarnos con lo mismo: en una sociedad de tipo militar encontramos grupos bastante homogéneos, donde sus integrantes cumplen todos más o menos las mismas funciones (defensa, uso de armas, etc.). Mientras tanto, una sociedad industrial, cuanto más desarrollada esta, mas heterogénea es, cada parte cumple una función, ya sea social o industria, por lo que cada individuo es irremplazable.
Las sociedad, a medida que van avanzando, se van integrando. En un principio se dan uniones coercitivas (los individuos se unen unos a otros por coacción), y a medida que se evoluciona los lazos comienzan a ser voluntarios, incentivados por la dependencia que genera la división funcional en la comunidad.
El paso de una sociedad militar a una industrial se da cuando, eventualmente, y luego de que los individuos reciban los beneficios del Estado (Ej: protección), estos sean lo suficientemente fuertes como para separarse y comenzar una nueva división, mucho mas amplia.
III) Compara la concepción de sociedad presente en ambos autores.
Para Comte la sociedad es el resultado de una conciencia colectiva, una realidad que constituye una comunidad que da lugar a este fenómeno espontáneo llamado sociedad. Esta sociedad no puede ser descompuesta en individuos como tales, ya que esto nos llevaría a eliminar la posibilidad de una sociedad en lugar de explicarla, y por tanto, se trataría de un análisis erróneo y sin sentido de lo social.
Del mismo modo, Spencer considera que la sociedad no puede ser pensada como una agregación de individuos. Piensa a la sociedad en comparación a un sistema orgánico, donde sus partes conviven en una simbiosis, en la cual se complementan para subsistir, y es que cada individuo tiene una función fundamental e irremplazable.
Para Spencer, en la sociedad todos los individuos tenemos las mismas capacidades de sentir, sin importar la clase social. El fin de la sociedad es el de lograr el bienestar de las personas que la conforman, anteponiéndolo a su propio bienestar, y es que esta se caracteriza por ser una relación de cooperación con el fin mayor de beneficiar a los individuos que participan en ella.
Las sociedades crecen, y en la medida que lo hacen se complejizan, aumenta la división entre los individuos, a la vez que lo hace la interdependencia de las partes de la sociedad, ya que se especializan mas y mas las funciones a ser llevadas a cabo por los individuos, esto lleva a la sociedad a un punto en que si falta un sector todo el grupo se ve turbado, sin poder reemplazarlo.

Fuentes de Información - Teoría Sociológica. (A. Comte y H. Spencer)

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 2 - T!score: 5/10
  • 0 Seguidores
  • 4.590 Visitas
  • 1 Favoritos

3 comentarios - Teoría Sociológica. (A. Comte y H. Spencer)

@baalberith_666 Hace más de 11 meses +1
gracias amigo me fue de gran ayuda las mejores
@PaulovOtto Hace más de 7 meses +1
Gracias!!
@aguante_el_millo Hace más de 2 meses +1
Graciass