Ensayo de "El tunel"

Ensayo propio

Juan Pablo, el protagonista, es su propio antagonista


En el siguiente ensayo analizaremos la obra El túnel de Ernesto Sábato. El análisis se centrará en el modo de vida que llevaba el personaje principal de la obra.
Esta obra cuenta la historia de un sujeto que examinaba todo, todo lo planeaba, todo lo pensaba hasta llegar a una conclusión. Un hombre desconfiado, con emociones descontroladas, que cometió al más terrible error de su vida: asesinar a su amor platónico. Es protagonista y antagonista al mismo tiempo, ya que el rol del antagonista es perjudicar la vida del protagonista.
Demostraremos que la vida de Juan Pablo Castel se basó en hacer siempre lo correcto. Tal fue así, que no soportó ver que una mujer le sea infiel y lo engañe. Pero, ¿hasta qué punto el hizo lo correcto? Observando las actitudes del personaje principal de la obra y ayudándonos con citas del libro, haré valer la hipótesis planteada.
Ya en la primera parte del capítulo numero I nos enteramos de que Juan Pablo tiene cierto trastorno o perturbación sobre la vida. Podemos pensar que se arrepiente de lo que el hizo. Además escribe para saciar sus culpas y plantear sus equivocaciones. He aquí palabras mismas de Juan Pablo:
“Soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne.”
Contemplando esta frase notamos claramente que Juan tiene la necesidad de explicar lo que paso y de que está plenamente arrepentido. El siente que es un ser inferior a todos los demás por lo que hizo. Esto que él piensa es la base de su perdición. Y por ello, el se encuentra muy abatido.
En toda obra, por más mínimo que sea, siempre hay un fragmento, un párrafo y/o un capítulo dedicado al amor. Nosotros constantemente dejamos caer nuestra vida en el amor, es decir la base de la vida está en pares y en sus seres queridos. Si viviéramos en un mundo mono-humano, es decir en uno en el cual exista solo un humano, creo que la vida sería muy repetitiva y poco interesante. Tristemente esto le sucede a Juan Pablo Castel, se siente encerrado en su vida, en su túnel, el cual no tiene salida. Pero, ¿esto está mal? Organizar la vida así puede ser pensado como algo que es correcto, es decir una vida unipersonal. Pero el hombre no es un ser unipersonal, por lo tanto cuando Juan toma la decisión de ser un hombre ejemplar cae en un fundamento erróneo. Es por ello que busca una persona con la cual compartir la vida. Este fue su primer intercambio de palabras con ella: “-¿Este es el edificio de la Compania T.?
Un cartel de varios metros de largo, que abarcaba todo el frente del edificio, proclamaba que, en efecto, ése era el edificio de la Compania T.
No obstante, ella se dio vuelta con sencillez y me respondió afirmativamente. (Más tarde, reflexionando sobre mi pregunta y sobre la sencillez y tranquilidad con ella me respondió […] pero en seguida, al mirarme, se sonrojó tan intensamente, que comprendí que me había reconocido. Una variante que jamás había pensado y sin embargo muy lógica […] -¿Por qué se sonroja?
- […] Hoy la encontré en la calle y la seguí. Tengo algo importante que preguntarle, algo referente a la ventanita, ¿comprende?
Ella estaba asustada:
- ¿La ventanita?-Balbuceó- ¿Qué ventanita?”
Este encuentro, o más bien encuentro forzado, entre nuestro protagonista y María, la mujer que idolatraba Juan Pablo, nos da una clara imagen de cómo reaccionaba Juan al toparse con su amor. Brusco y rápido son las dos palabras que mejor lo definen. Creemos que el amor nos inspira a vivir. Puede ser, un hijo, un amante, un amigo, etcetera. Pero Juan al buscar tanto la perfección y respuestas instantáneas encuentra a la figura del amor muy distorsionada, y por ello, es devorado por su corazón y se pierde lo único que tiene físicamente importante, a María Iribarne.
Hay veces en que uno solo tiene una relación amorosa porque sí, hay otras en las que uno se cuestiona si esta mujer/hombre, con el que comparte la vida, es el correcto. Pero es triste cuando alguien quiere tanto a una persona que le tiene miedo y arruina toda situación o relación posible. Aquí tenemos unos claros ejemplos, además de los anteriores, para plantear la situación amorosa en la que vivía Juan Pablo:
“-Necesito verla. María -repetí con violencia-. No eh hecho otra cosa que pensar en usted desde el mediodía.
Ella no respondió.
-¿Por qué no responde?
- Castel… -comenzó con indecisión.
-¡No me diga Castel! –grite indignado.
-Juan Pablo… -dijo entonces, con timidez.
[…]
Mi corazón golpeó. Necesitaba detalles: me emocionan los detalles, no las generalidades.”
¿Por qué este hombre vivía constantemente agitado y triste su vida? En lo que a nosotros respecta, una de las características de la vida de nuestro protagonista es la falta de amistades, esencial para el ser humano. El se focalizaba en su mejor amigo, el mismo, o en su amor, María. Este puede ser muy peligroso ya que si uno vive toda su vida solo, sin nadie, encerrado en un túnel y luego se asoma por una abertura del mismo y encuentra el amor, este sujeto se perderá en su existencia y no tendrá más salida que la muerte, física o espiritual. Ya que le será imposible la interacción con una persona y menos con el amor de su vida. Juan Pablo caminaba por un túnel rodeado de gente que él no veía. Este Túnel tenía pequeñas aberturas por las cuales el podía ver a la gente hacer sus actividades cotidianas. Nunca nadie miró su Túnel, pero una mujer se dispuso observarlo y esto llamó la atención de Juan Pablo. Este personaje nunca se olvido de ello.
Dejando el amor y sus grandes problemas de la vida de Juan, nos encontramos con su cuestionamiento de la muerte, o a la posición en la que está escribiendo. Este tema es aún más complejo que el amor, ya que está presente en cada palabra de la obra.
Pero, ¿porqué ella muere, porqué ellla no puede seguir viviendo? La respuesta es simple. Puntualmente se ve reflejada en la primera cita de este ensayo. Pero claro, cómo y porqué alguien mataría a un ser amado. Parece que Juan Pablo lo consideró correcto. “Temblando empuñe el cuchillo y abrí la puerta. […] Me acerque a su cama y cuando estuve a su lado, me dijo tristemente:
-¿Qué vas a hacer, Juan Pablo?
Poniendo mi mano izquierda sobre sus cabellos, le respondí:
-Tengo que matarte, María. Me has dejado solo.
Entonces llorando, le clave el cuchillo en el pecho.”
Sabemos su explicación de por qué lo hizo, pero no es un argumento válido. Además, ya antes de realizar este feroz acto, el estaba arrepentido de lo que en un futuro muy muy cercano sucedería, podemos ver cuánto le afecto esta decisión al leer este fragmento del último capítulo de la obra: “Solo existió un ser que entendía mi pintura. Mientras tanto, estos cuadros deben ser confirmados cada vez más en su estúpido punto de vista. Y los muros de este infierno, así, cada día más herméticos.” .La muerte de este mujer, representa la muerte de este hombre, que representa, a su vez, que la perfección del ser humano no puede encontrase nunca, es inexistente, y que por lo tanto la vida de él no tiene sentido.
En síntesis, Juan nunca tomó pésimas decisiones y alteró su vida para que nunca más pueda ser remediada. Queriendo vivir en la perfección, el protagonista se olvido de lo esencial de la vida que es amar, y se dio cuenta que su “perfecta vida” terminó cuando terminó de amar y cuando se convirtió en un asesino. Pero no solo mató a María, sino que también él fue el responsable de su destino, triste y más solitario, y no fue María. Juan fue un hombre que fue hecho para vivir solo. Por esto él es su antagonista.

8 comentarios - Ensayo de "El tunel"

@cristian_canalla
este libro me acuerdo que lo lei en la escuela y todavia lo tengo
muy buen libro
@cristian_canalla +1
muy bueno tu ensayo
mi conclusion es: juan pablo esta re loco
@gary1989-
Men esta buenisimo este ensayo tuyo, necesito hacer un ensayo asi de bueno pero no tengo ni idea por donde comenzar, ni que en que aspecto centrarme, si en la personalidad del pintor o alguna otra cosa, me gustaria que me dieras algunas concejos te lo agradeceria mucho.