El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Los bebés y el arte...

Arte desde la Cuna:



Arte e Infancia


Si bien en otras épocas se pensaba que el arte era un lujo, una experiencia a la que solo podían acceder seres elegidos, dotados, talentosos, y aristocráticos, actualmente diversas investigaciones han permitido arribar a una postura diferente: la sensibilidad estética y el interés se cultivan, se forman, se construyen.
Más allá de la existencia de un don innato, (que dejará al sujeto con más o menos posibilidades) puede desarrollarse.
El arte es un medio de comunicación, de expresión, de ideas, de sentimientos, emociones, y una forma de conocimiento.
Los tres primeros años en la vida de una persona son esenciales y marcan en muchos sentidos lo que será posteriormente.
Por eso, cabe destacar, entonces, que tanto el desarrollo orgánico como los aspectos ligados a lo psicológico, el aprendizaje, lo motriz y la sensibilidad artística deben ser cuidados y acompañados por los adultos cercanos a la crianza del bebé.
Hay dos tipos de experiencias que se pueden ofrecer a los niños, para que desarrollen sus capacidades y competencias en relación con lo artístico:

• Apropiación-Percepción: Busca la toma de un contacto sensitivo con alguna expresión artística. El niño puede parecer pasivo pero tiene una gran actividad interna. Escucha, mira y recibe mediante los sentidos.
• Exploración-Producción: Aquí el niño ejerce acciones y busca las posibilidades expresivas frente a objetos, materiales, herramientas o producciones artísticas.

Se educa en la familia y Enseña en ámbitos –escolarizados-como son los jardines maternales y de infantes- y progresivamente vamos reconociendo que existen otros espacios, otras agencias, otros adultos significativos (además de los docentes), que con distintas formas de organizarse pueden bridar múltiples oportunidades educativas y enseñarles desde la contención afectiva para tener con los niños y bebés.
Se parte desde la idea, que se quiere hacer circular, que postula que donde haya un niño, éste tiene el derecho a recibir educación.
En este caso, relacionado a los derechos del niño, se coloca el énfasis en los sostenes artísticos que presenta el texto y en el hecho de brindar un espacio de arte, como lugar de contención, solidario, complementario, de goce, aprendizaje y enseñanza.
Retomando algunos conceptos de Cullen podemos decir:

• Todos los bebés y niños, tienen capacidades, cuentan con un equipamiento personal, que le permite disfrutar, intercambiar con otros y aprender de las experiencias de apreciación-percepción y de exploración y producción. Y todos ellos pueden:
• Interactuar con la palabra, las miradas, compartir el asombro, la curiosidad y la alegría de dibujar con un dedo en un vidrio empañado.
• Jugar de la mano de una rima
• Explorar los sonidos
• Reírse mientras bailotean o canturrean una canción.

Todos los bebés y niños viven inmersos en la posibilidad de aproximarse y zambullirse en las manifestaciones culturales que presenta la vida diaria, pero todo esto va de la mano con el afecto que deben recibir en sus hogares.
Afectos, alegrías, descubrimiento, fascinación comunicativa, juegos y sostenes son necesarios para alentar el proceso de simbolización.
Los pequeños que realizan actividades artísticas desde la primera infancia obtienen diversos beneficios físicos y emocionales.
Fomentar el arte en la infancia no significa crear pintores o bailarines, sino dar estrategias que formen seres humanos con más capacidad para desenvolverse socialmente. Es decir, observar el mundo de una manera diferente que le va a permitir proponer y generar ciertos recursos, para hacer evidente su sensibilidad. Tener la capacidad de abordar una serie de circunstancias que a veces nos deshumanizan. También se incentivan el diálogo, la practicidad y el respeto por el entorno.
La buena crianza no significa solamente imponer normas y disciplina, sino brindar herramientas para un sano desarrollo emocional y físico, pues de los 0 a los 5 años el tejido neuronal de los pequeños se está formando.
El arte ayuda a que los niños adquieran conocimientos y desarrollen habilidades.
Cada vez están más de acuerdo los expertos en señalar que los bebés, entre los 0 y los 3 años, son capaces de entender el arte prácticamente todos los bebés pueden disfrutar con una obra de teatro, una pieza de música clásica, un espectáculo de danza, etcétera.
Cada uno lo hace a su manera. Unos no pueden parar de reír, otros cantan, bailan, lloran, se acercan y suben al escenario para tener una participación más directa. Otros se quedan ensimismados con la boca abierta, o besan al niño que tienen al lado. Dicho de otro modo, los bebés tienen la capacidad de sentir, soñar, emocionarse. Y, en definitiva, de disfrutar con el arte.



Los bebés y el arte...



Distintas manifestaciones Artísticas:



Arte en casa:


Felipe Sepúlveda aconseja a los padres cómo estimular las habilidades artísticas de sus hijos, de una manera sencilla y práctica:
• Use diversos materiales de acuerdo con el desarrollo del niño para una exploración temprana: lápices, marcadores, papeles, colores. Luego, cuando esté más grande, puede incursionar en el mundo de la pintura con brochas y pinceles.
• No siempre necesita comprar elementos de trabajo. El cuerpo por sí solo es una estrategia de aprendizaje. La danza y el juego con las sombras permiten crear espacios para que el menor se descubra físicamente.
• Es útil el trabajo con materiales abiertos, que no sean estereotipados y que estimulen la capacidad creadora del niño. Por ejemplo, los elementos reciclados y las piezas que no tienen figuras prediseñadas. Es interesante que el niño construya, cree y potencie su imaginación.
• No le digas qué dibujar o pintar, déjalo que eche a volar su imaginación.
• No trates de "arreglarle" sus dibujos. Tu hijo necesitará practicar bastante antes de que puedas reconocer lo que ha dibujado. Lo importante acá es darle rienda suelta a su creatividad. Invítalo a que te diga lo que está creando y dile que identifique cada objeto en su dibujo.
• Busca actividades artísticas que estén al nivel adecuado para tu niño y déjalo que haga la mayor parte del proyecto, tanto como sea posible.
• Proporciónale variedad de materiales para trabajar y enséñale cómo trabajar con materiales nuevos.
• Exhibe “las obras de arte” de tu hijo en casa. Muéstraselas a las visitas que llegan a la casa, cuando tu hijo los pueda escuchar elogiando sus trabajos.





Danza y artes escénicas
:

La danza es una de las disciplinas artísticas más completas, dice Mónica Pacheco, directora de la escuela de ballet Ballarte. “Les permite estar en contacto con la gente, aprenden a trabajar en equipo, se forma su carácter, pues siguen instrucciones y aprenden a conciliar con sus compañeros”.
Además, les permite a los niños desarrollar habilidades para expresarse y resolver conflictos. Incluso, tiene un impacto muy fuerte en el desarrollo cognitivo y físico.
Según Bruno Lázzaro, presentador del programa Artzooka, de Discovery Kids, “el baile estimula la coordinación, libera energía y mejora los estados de ánimo”.
Las artes escénicas también permiten descubrir desde temprana edad las habilidades para bailar, cantar y actuar.
El teatro, fomenta la socialización, la interpretación de otros roles y la capacidad de trabajar en equipo. “La herramienta más poderosa para la educación se llama lúdica”, dice María Isabel Murillo, licenciada en pedagogía musical y directora de una de las escuelas de teatro musical más reconocidas en el país. Por eso, considera que el teatro es una expresión artística poderosa, pues transforma cualquier tema en un aprendizaje apasionante para los niños. “Hay una enorme diferencia en aprender un hecho histórico en una lección, que en una representación vívida”, señala.


“Desde muy chiquitos, los niños pueden actuar en escenas sencillas”, opina Lina María Idárraga, pedagoga en artes escénicas para niños. A los más pequeños se les enseña a manifestar sus emociones a través de los gestos; a los 2 años se involucran todas las partes del cuerpo y a los 3, ya se hacen montajes teatrales. Pero es a los 4 años cuando pueden salir solos al escenario y disfrutar al máximo el proceso creativo que involucra la solución de conflictos, pues “todos quieren hacer el mismo papel, participar en la misma escena. Finalmente, aprenderán a comunicarse con sus pares, a aportar ideas y a estimular la creatividad”, dice esta experta.

musica


Artes plásticas:


Lo más importante es conocer en qué momento del desarrollo está el niño, sugiere el artista y pedagogo de la Fundación Carulla, Felipe Sepúlveda. A partir de allí, se promueve una serie de experiencias, como el dibujo. Es clave brindarles buenas herramientas (papel, lápiz, colores, marcadores) y darles opciones para que elija cómo desea expresarse. Conocer al niño le permite al adulto enfocarse en sus necesidades. Por ejemplo, si quiere encontrar un trazo detallado o firme. Las artes plásticas fortalecen su trabajo manual y optimizan la coordinación visomotora y visomanual. Trabajar con los colores y las luces permite, además, potenciar la capacidad de atención del pequeño.
Si el trabajo se realiza en el aula, Sepúlveda aconseja que se haga a través de la lúdica y con la autonomía del alumno.

Niños


Música:


Sabemos, que la influencia de la música puede generar paz y crear armonía, en la vida del bebe, incluso desde el mismo embarazo. Los bebes, son más sensibles a la música que los adultos.
La música para bebes, se caracteriza por ser sumamente relajante, aun cuando este se encuentre en la panza de su mamá. La música que el bebe, escuchó durante el embarazo y aun después de su nacimiento, tiene un efecto de armonía y paz, en él.
También, provoca bebes, mas tranquilos, serenos y papás que pueden disfrutar de esta actividad con ellos.


teatro

Expresión corporal:


La expresión corporal es una actividad que desarrolla la sensibilidad, la imaginación, la creatividad, y la comunicación humana. Es un lenguaje por medio del cual el individuo puede sentirse, percibirse, conocerse y manifestarse. La práctica de la expresión corporal proporciona un verdadero placer por el descubrimiento del cuerpo en movimiento y la seguridad de su dominio.
El lenguaje corporal permite transmitir nuestros sentimientos, actitudes y sensaciones, el cuerpo utiliza un lenguaje muy directo y claro, más universal que el oral, al que acompaña generalmente para matizar y hacer aquel más comprensible. Todos los otros lenguajes (verbal, escrito,...) se desarrollan a partir del lenguaje corporal. Los padres conocen los sentimientos de sus hijos a través de este lenguaje, sabemos cuando un niño está triste, no es necesario que lo diga, sus gestos y movimientos nos lo indican, su energía disminuye, quizás permanece sentado, con la mirada lánguida, su postura corporal encorvada, los hombros caídos, etc.; son signos que nos sirven para interpretar su estado de ánimo.

danza

[/size]


Luniitah!!

3 comentarios - Los bebés y el arte...

@elcotes +1
Son lo mejor que tenemos. Angeles , puro AMOR.
@hook8888
te dejo 10+++++++++++++ por el post
es justo lo que buscaba mi señora que es maestra jardinera
saludos