Enfoque de los ’5 Por qué’ en la resolución de problemas
Antes que nada, considero importante aclarara que el enfoque llamado ’5 Porqué’ no es un técnica de resolución de problemas por si mismo. Es una manera de aproximarse para analizar la causa raíz de un problema. Por cierto, esta técnica ingenieril de análisis se encuentra en uso en Toyota.

Se debe tener cuidado, sin embargo, para no permitir que este concepto lo lleve a pensar que siempre hay una respuesta fácil, simple, y directa a la pregunta “por qué”. En general, hay muchas posibles causas y posibles soluciones para cualquier problema. El enfoque de los “5 Por qué”, sin el uso de una técnica completa de resolución de problemas como el ‘método científico’ u ’8 D’, es casi seguro que lo conducirá a conclusiones erróneas y la pérdida de tiempo y dinero.

Una vez que el problema ha sido identificado, debe ser resuelto. A veces la solución es intuitiva y consiste en la corrección de una sola causa inmediata. Otras veces, sin embargo, los verdaderos problemas y soluciones permanentes son mucho más profundas.

Mucho se ha escrito acerca de Análisis de Causa Raíz y su importancia. Pero en Toyota lo mantienen simple, en lugar de preguntar quién, qué, dónde, por qué y cómo resolver un problema de producción, las personas están entrenadas para preguntar “por qué” cinco veces. A esto le llaman los “5 Por qué”.

La importancia de abordar el problema real y no los síntomas se ilustra bien en el siguiente ejemplo.

Una compañía estaba teniendo problemas con la impresión en su producto. “¿Por qué?” La inyección de tinta en una impresora estaban funcionando mal. “¿Por qué?” La presión del aire hacia la impresora variaba mucho, causando que la impresora fallara.

La solución aplicada fue la de añadir un compresor en la línea de producción para evitar que la presión del aire hacia la impresora cayera por debajo del punto crítico. Si la compañía se hubiera preguntado “por qué”, al menos una vez más, entonces hubiera descubierto que otros equipos en la planta fue también estaban funcionamiento mal debido a la baja presión.

De haber realizado completamente el análisis de este problema les habría permitido corregir varios problemas de en sus lineas de producción.

Lamentablemente, la compañía trató sólo un síntoma aislado. El ejemplo demuestra, sin embargo, que esta técnica puede ser muy productiva cuando se aplica correctamente para ubicar la causa raíz de los problemas.

No siempre se llega al quinto “por qué” al analizar un problema. A veces no se toman cinco “por qué” para descubrir la causa raíz. Otras veces no habrá obstáculos que impidan obtener todas las respuestas necesarias.

De hecho, preguntar una serie de “5 por qué” a alguien es, a menudo, molesto para la persona. Pero trate de llevar el proceso en la medida de lo posible. Al hacerlo, usted centra la atención en la causa raíz del problema y no los síntomas. Como resultado, usted tiene una mejor oportunidad de la aplicación de soluciones duraderas y definitivas.

http://twitter.com/#!/eljuez24