Que tal, les traigo solo un resumen de esta obra.
De los capitulos 1. El cine, el avión y 2. El encanto de la imagen
Es mas facil entenderlo si ya leiste antes el libro.

El encanto de la imagen

o Del siglo XIX dos nuevas maquinas
o Nacidas casi en la misma fecha, casi en el mismo lugar
o Pasan de las manos de los pioneros a las de los explotadores
o La primera realiza por fin el sueño insensato, volar. Hasta entonces solo tenían alas las criaturas de su imaginación, de su deseo: Los ángeles.
o Así se dice de los soñadores que están en las nubes.
o Al mismo tiempo se presentaba una maquina igualmente milagrosa; reflejar la realidad de la tierra

El ojo objetivo captaba la vida para reproducirla. Que se perfeccionaría para responder a una necesidad de laboratorio: la descomposición de movimiento.
El cinematógrafo, o sus predecesores, como el cronógrafo, son instrumentos de investigación para estudiar los fenómenos de la naturaleza y dan el mismo servicio que el microscopio para el anatomista.
Los comentarios de 1896 se vuelven hacia el porvenir científico del aparato de los hermanos Lumiere, quienes veinticinco años después, seguían considerando el espectáculo del cine como un accidente.

Mientras los Lumiere no creían en el futuro del cine, el espacio aéreo se había civilizado, nacionalizado, navegabilizado.
El avión, hobby de soñador, convertía en el medio practico del viaje, del comercio y de la guerra.
Sigue siendo dominio del sueño, de los pioneros y de los héroes, pero cada hazaña precede y anuncia una explotación.
El film se ha lanzado, cada vez mas alto, hacia un cielo de sueño, hacia el infinito de las estrellas, bañado de música, poblado de presencias adorables y demoníacas, escapando de la tierra de la que debía ser, según todas las apariencias, servidor y espejo.

Nadie se asombra de que el cinematógrafo, desde su nacimiento, se haya apartado radicalmente de sus fines aparentes, técnicos o científicos, para ser aprehendido por el espectáculo y convertirse en cine.
Ricciotto Canudo fue el primer teórico del cine por haber sabido definir con subjetividad el arte de lo objetivo: en el cine, el arte consiste en sugerir emociones y no en relatar hechos.
El cine es creador de una vida (declaraba en 1909 Apollinaire).
Continuamente se leen expresiones como “ojo surrealista”, “arte espiritista” (Jean Epstein),
El cine es sueño” (Michael Dard).
“Es un sueño artificial” (Théo Varlet).

“En el universo fílmico hay una especie de maravilla atmosférica casi congenita” (Étienne Souriau).
(Para León Moussinac y Henri Wallon) el cine aporta al mundo un sentimiento, una fe, la “vuelta hacia las afinidades ancestrales de la sensibilidad”
A la inversa de la mayoría de los inventos, que se convierten en utensilios, el cinematógrafo escapa de esto:
El cine refleja la realidad, pero es también algo que se comunica con el sueño.

El cine no es realidad porque así se diga. Si su irrealidad es ilusión, es evidente que esta ilusión es al menos su realidad
¿Oponer la ciencia a la imaginación?
Fue en primer lugar una ciencia, nada mas que una ciencia. Ha sido precisa la imaginación grandiosa del hombre.
Grandes inventos del mundo de las “manías”, de los hobbies. No surgen de la gran empresa desarrollada, sino del laboratorio del iluminado solitario o del taller del hombre de múltiples oficios.
Inventores y soñadores pertenecen a la misma familia y de la misma forma surge su genio.
La técnica y el sueño están ligados en su nacimiento. No se puede colocar el cinematógrafo, en ningún momento de su génesis ni de su desarrollo, solamente en el campo de sueño o en el de la ciencia.

“El invento del cine resulta de una larga serie de trabajos científicos y del gusto que han tenido siempre el hombre por los espectáculos de sombra y de luz…” (Marcel Lapierre)
Trabajos científicos del estudio de ojo humano (del árabe Alhazan).
Arquímedes, con el uso de lentes y espejos.
Aristóteles, que fundo la teoría de la óptica.
Esto nos lleva no solo a los orígenes de la ciencia física, sino también de la religión, la magia y el arte, pasando por la fantasmagoría.

¿De donde proviene pues el cine? “Su nacimiento… lleva todos los caracteres del enigma, y cualquiera que se interrogue sobre él se extravía en el camino, abandona la búsqueda”.
El enigma se plantea por la incertidumbre de una corriente zigzagueante entre el juego y la investigación, el espectáculo y el laboratorio, la descomposición y la reproducción del movimiento, por el nudo gordiano de ciencia y sueño, de ilusión y realidad donde se prepara el nuevo invento.
Pero ¿no es esta maquina lo mas absurdo que quepa imaginar, ya que solo sirve para proyectar imágenes por el placer de verlas?

El encanto de la imagen

Fotogenia
Como la mujer con barba y la vaca con dos cabezas.
La admiración suscitada por la tournées Lumiere no nació solamente del descubrimiento del mundo desconocido (afirma Sadoul), sino de la visión del mundo conocido, no solo del pintoresco, sino del cotidiano.
Lumiere al contrario de Edison, tuvo la intuición de filmar y proyectar como espectáculo lo que no es espectáculo.

Una primera curiosidad se dirigía al reflejo de la realidad.
La salida de una fabrica, el tren entrando en una estación, cosas centenares de veces conocidas y sin valor, atrajeron a las primeras multitudes.
Lo que las atrajo no fue la salida de una fabrica, ni un tren entrando a una estación, sino una imagen de la salida de una fabrica.
La gente no se apretujaba en el Salón Indien por lo real, sino por la imagen de lo real.
Lumiere había sentido y explotado el encanto de la imagen cinematográfica.

Las primeras meditaciones sobre la esencia del cine, hechas unos veinte años mas tarde, comienzan con la toma de conciencia de la inicial fascinación y le dan el nombre de Fotogenia.
Cualidad que no esta en la vida, sino en la imagen de la vida.
La fotogenia es “este aspecto poético extremo de los seres y de las cosas” (Louis Delluc) “susceptibles de sernos reveladas exclusivamente por el cinematógrafo”.
Como la cualidad del cinematógrafo.
Epstein define como fotogénico “todo lo que es valorizado en el alto grado por la reproducción cinematográfica.

“belleza ideal de los movimientos y de los ritos de cada día”
“El objetivo confiere a todo lo que se le acerca un aire de leyenda, transporta fuera de la realidad todo lo que cae en su campo” (Albert Valentín).
¿No es asombroso que la cualidad “legendaria”, “surrealista”, “sobrenatural” sea resultado inmediato de la imagen más objetiva que se pueda concebir?

Breton admiraba que en lo fantástico solo hubiera lo real.
Admiremos la proposición y admiremos lo fantástico que irradia el simple reflejo de las cosas reales.
En la fotografía, lo real y lo fantástico se identifican como una exacta sobreimpresión.
La imagen cinematográfica mantiene “el contacto con lo real y lo transfigura en magia”

En 1839, la palabra fotogenia
La imagen fotográfica
Imagen inmóvil pero no muerta
En la fotografía la presencia es lo que evidentemente da vida. La primera y extraña cualidad de la fotografía es la presencia de la persona o de la cosa que, sin embargo, están ausentes.

Palabra clave, “sonría”. Comunicación subjetiva.

Las necesidades del culto familiar ¿no han encontrado en la fotografía la representación exacta de lo que los amuletos y objetos realizaban de una manera imperfectamente simbólica: la presencia de la ausencia?

Fotografía: un recuerdo
Se quiere verlo todo bien, y no tomar fotos solamente.
Ver las ruinas de una ciudad: transmitir el recuerdo de siglo en siglo.
Conocer el extranjero
No se mira el monumento, se le fotografía. El acto turístico, tener un recuerdo futuro.

Presencia casi mística
Trueque de las imágenes, cada una de ellas se convierte a la vez en ídolo y esclavo de la otra (y que es el amor).
Desde 1861, la fotografía ha sido aprendida por el ocultismo. La presencia real.
Temor a esta posesión maligna.
Surgen los tabúes fotográficos.
Mummler, invento la “fotografía espiritista”, o se la sobreimpresión.
Hemos asistido a la génesis espontánea y a la difusión de tales leyendas: un pariente nos mostró una foto tomada en un lugar desierto, en la que se veía un inmenso rostro sonriente de profeta.

Desde la presencia moral hasta el hechizo y la presencia espiritista.
La fotografía sustituye o se simultanea con la reliquias, flores marchitas, pañuelos preciosamente guardados, mechones de cabello, torre Eiffel y plaza de san Marcos en miniatura.
Propiedades de nuestro espíritu.
El alma y el corazón humanos están profunda y natural e inconscientemente comprometidos en la fotografía
Imagen material de cualidad mental, una cualidad doble

La imagen y el doble

La imagen mental es estructura esencial de la conciencia, función psicológica.

Un doble, un reflejo, es decir, una ausencia.

El objeto esta ausente en su presencia, su reciproco: esta presente en su ausencia.
Presencia vivida, ausencia real, presencia-ausencia.
Puede presentar caracteres perfectamente objetivos.
Sobrevaloración subjetiva función de la objetividad.

En sus estados llamados subjetivos, el sujeto encuentra en el objetos. Ideas recuerdos, conceptos, nombres, imágenes, sentimientos, experimenta un extrañamiento, una enajenación.
En el encuentro alucinatorio de la mayor subjetividad y de la mayor objetividad, en el lugar geométrico de la mayor alineación y de la mayor necesidad, se halla el doble, imagen espectro del hombre.
Realidad absoluta una suprarrealidad absoluta
El doble concentra todas las necesidades del individuo y la más locamente subjetiva: la inmortalidad.
El doble es universal en la humanidad antigua
Como: reflejo, sombra, los sueños.
Todos vivimos acompañados de nuestro doble.
El hombre ha fijado sobre el doble todas las ambiciones de su vida.
En la etapa más antigua, el reino de la muerte es el universo de los dobles que copian en todos los puntos el universo de los vivos.
Baudelaire consideraba que el recuerdo es el gran criterio del arte. La imagen objetiva intenta las cualidades de la imagen mental.
La decadencia del doble ha atrofiado los prestigios de la sombra.
Quedan sin embargo, esos conservatorios mágicos que son el folklore, el ocultismo y el arte.
Su decadencia, podrá a la vez hacerse diablo, soportar como el retrato de Dorian Grey.
Esta cualidad de empeoramiento o valoración excesiva, nacida del desdoblamiento, puede quedar atrofiada o adormecida porque el mismo doble ha quedado atrofiado o adormecido; no por ello tiene menos poder sobre todo ser, toda cosa, sobre el mismo universo, ya que son visto a través del espejo, del reflejo o del recuerdo. La imagen mental y la imagen material revalorizan o empeoran potencialmente la realidad que dan a ver; irradian la fatalidad o la esperanza, la nada o la trascendencia, la mortalidad o la muerte.
La alineación total del ser humano en su doble constituye uno de los dos fenómenos de la magia.
Un doble mágico y la imagen-emoción.
Entre estos dos polos, una zona sincrética, llamada dominio del sentimiento, del alma o del corazón.

La fotografía es imagen física, enriquecida con la mas rica cualidad psíquica.
Se debe a la naturaleza propia de la fotografía, mezcla de reflejo y de sombra.
La fotografía aunque sin color, es puro reflejo, análogo al espejo.
En la medida en que le falta el color, es un sistema de sombras.

El arte de la foto
El arte, cuya función es enriquecer la potencia afectiva de la imagen, nos muestra que una de las cualidades emocionantes de la foto esta ligada a una cualidad latente de doble.
La fotografía cubre todo el campo antropológico que parte del recuerdo para desembocar en el fantasma, por lo mismo que realiza la conjunción de las cualidades a la vez, semejantes y diferentes de la imagen mental, del reflejo y de la sombra.

La fotogenia es esa cualidad compleja y única de sombra, de reflejo y de doble, que permite a las potencias afectivas propias de la imagen mental fijarse sobre la imagen salida de la reproducción fotográfica.

Genes y genio del cinematógrafo

La proyección y la animación acentúan conjuntamente las cualidades de sombra y de reflejo implicadas en la imagen fotográfica. La imagen de la pantalla se ha vuelto impalpable, inmateria, pero al mismo tiempo ha adquirido una corporeidad acrecentada.
El fenómeno ya fotográfico, de corporalización de las sombras, se amplifica igualmente.

Mejorándolo o empeorándolo, el cinematógrafo, en su registro y reproducción de un sujeto, lo transforma lo recrea en una segunda personalidad, que puede turbar la conciencia a preguntarse: ¿Quién soy yo?

El primer signo de desdoblamiento es reaccionar, ante nosotros mismos.
Sentimientos de alteridad e identidad; de molestia y vergüenza.
Actuamos, como si la cámara pudiera quitarnos la mascara.
Entonces, “posamos”, nos ajustamos una mascara: la sonrisa o la dignidad.

Tales casos se despiertan una especie de autofantasma, el doble de la alucinación.

El verse a uno mismo, turbaciones surrealistas del descubrimiento del doble.

También nuestras reacciones son mas ricas en placer y en admiración que en molestia y vergüenza.

Otro tipo de experiencia autocinematográfica es el de la “estrella”.
Tiene dos vidas: la de sus películas y la suya propia.
Sus contratos les obligan a imitar a su personaje de la pantalla, como si este fuera autentico.
Entonces se sienten reducidas a espectros que engañan.
La cámara absorbe la verdadera sustancia humana: el tedio hollywoodiense.
“Eres tu quien no eres más que una sombra, y ese es el fantasma, cuyos labios de carne se ven obligados a sonreír ante tanto amor revelado”

El mundo de la película se ha convertido ya, en el mundo de los espíritus o fantasmas.
La evolución del cine.
El mundo de la inmortalidad.
“El cine se hace con los muertos. Se les coge y se les hace caminar y eso es el cine” (Max Jacob).
Este mundo desdoblado intenta absorber el mundo real.

El pajarito

El cinematógrafo es verdadera imagen en estado elemental y antropológico de sombra-reflejo.
Resucita en el siglo XX, el doble originario.
Es una maravilla antropológica. Muy concretamente en esta adecuación para proyectar en espectáculo una imagen percibida como reflejo exacto de la vida real.
“La extraña exaltación de la potencia propia de las imágenes improvisaba a su vez espectáculos que eran sepultados en lo invisible”
El pajarito, anunciado siempre en vano por el fotógrafo, al fin iba a salir.

Opinen y comente
que el resumen lo hice yo misma