Gente de T!, ya que tanto se habla de legalizar o no a la mota, de intentos de “proyectos” de algunos legisladores argentos (que lamentablemente caen todos en lo mismo, moderar las penas pero la represión y la persecución por parte del sistema de justicia y seguridad continúa), de mucho debate al pedo sin ir a la raíz del asunto, se me ocurrió hace un tiempo esbozar un posible articulado de ley tentativo (todo debe ser susceptible de ser debatido en la sociedad) y compartirlo con ustedes.

Proyecto de Ley para la legalización de la marihuana


Quizás dentro de un ámbito en donde la pluralidad de ideas reine y no los intereses mezquinos se pueda arribar a una solución positiva para toda la sociedad. Porque en última instancia ese debe ser el objetivo de toda legislación, y no satisfacer los egoísmos, los prejuicios ni las miradas parciales de sectores de la sociedad. Cabe recordar, la democracia no se trata de que unos pocos impongan su voluntad al resto.


Aclaración

no soy abogado (gracias al cielo y al infierno), estas ideas se sustentan en un conjunto de ideas que emanan de genuinas disciplinas científicas sociales. Es hora que encaremos los problemas de otro aspecto mucho más allá de la simple formalidad legal. Y convengamos que en este país -y con perdón de la generalización- los abogados son una lacra que lo que menos les importa es la justicia.



Proyecto


marihuana

Sin más charla, ahí va el Proyecto:


Visto
Que la legislación vigente no es satisfactoria para regular el vínculo entre la sociedad y la planta Cannabis Sativa;
Que los objetivos de prevención y lucha contra el narcotráfico en el marco de la legislación vigente no se han alcanzado;
Que dichos objetivos se sostienen en prejuicios, parcialidades y/o arbitrariedades por parte de los agentes de seguridad y de justicia;
Que hasta la fecha no existe una diferenciación precisa entre “Consumidor” y “Traficante”;
Que la legislación vigente no brinda el marco necesario para que el Estado desarrolle políticas preventivas, de contención y reinserción al adicto;
Que la prohibición per se del cultivo, tráfico y consumo no obedece a un interés genuino por parte del Estado de procurar el bienestar de la sociedad sino que su origen se halla en una disputa entre intereses de diversos sectores económicos de un país extranjero y que datan de por lo menos cien años atrás;
Que la prohibición misma ha impedido a los profesionales de la salud realizar los estudios pertinentes afín de determinar los efectos que el consumo de cannabis produce en los seres humanos;
Que se ignoran actualmente los potenciales beneficios económicos del cultivo de cannabis industrial;
Que existen antecedentes en otros países de los efectos positivos de legalizar el cultivo, tráfico y consumo de cannabis;
Que desde hace por los menos 4000 años que se practica el cultivo de Cannabis en diversas regiones del mundo y prácticamente no existen registros de grandes perjuicios que pueda causar el consumo directo o derivado de las substancias que posee la planta;

y Considerando
Que el acto mismo del consumo de cannabis constituye una acción privadam, garantizada en el artículo 19 de la Constitución Nacional
se sanciona la siguiente



Ley Especial del Consumo, Cultivo y Tráfico de Cannabis Sativa


Disposiciones Generales.
Artículo 1.
Queda legalizado el cultivo, tráfico y consumo en todo el territorio de la República Argentina de la planta Cannabis Sativa y todas sus especies para todo fin contemplado en la presente Ley.

Artículo 2.
La presente Ley a partir de su sanción será el único marco legal para determinar derechos y obligaciones de los individuos respecto del cultivo, tráfico y consumo de Cannabis Sativa quedando excluida la legislación preexistente. El incumplimiento de otras legislaciones relacionadas en forma directa o indirecta con el cultivo, tráfico y consumo de Cannabis Sativa serán juzgadas acorde a su codificación particular.

Artículo 3.
Se autoriza el cultivo, tráfico y consumo de Cannabis Sativa a todo ciudadano argentino mayor de 18 años cumplidos al momento de sanción de la presente Ley exclusivamente. Los ciudadanos extranjeros y/o de tránsito por el territorio nacional mayores de 18 años tendrán un régimen especial contemplado dentro de esta Ley.

legalización

Del Consumo.
Artículo 4.
El consumo de Cannabis Sativa, en cualquiera de sus variedades conocidas y por conocer y en cualquier forma existente y por existir es legal para todo ciudadano mayor de 18 años, natural y extranjero, en todo el territorio de la República Argentina siempre y cuando se realice dentro de un espacio privado. Respecto de los espacios públicos, se aplicarán las mismas normativas, autorizaciones, restricciones, prohibiciones y/o limitaciones respecto del consumo de tabaco y alcohol en espacios públicos.

Artículo 5.
Se prohíbe el consumo de Cannabis Sativa, en cualquiera de sus variedades y formas, al operar cualquier clase de vehículos públicos o privados y sin importar la motoricidad de los mismos, bajo las mismas sanciones, penas, multas que se aplican para el consumo de alcohol en similares circunstancias, como así también conducir bajo los efectos del consumo previo, o en circunstancias en que el consumo pueda poner en riesgo al individuo y/o terceros.

Artículo 6.
Ningún ciudadano, natural o extranjero, que cumpla con lo dispuesto por esta Ley para el consumo de Cannabis Sativa será objeto de investigación, detención, proceso o cualquier otra medida que las autoridades encargadas de velar por la seguridad y la Justicia consideren pertinentes, excepto que el consumo implique un riesgo potencial comprobable respecto de sí mismo y/o terceros.

Artículo 7.
Todos los consumidores de Cannabis Sativa amparados por esta Ley gozan del pleno derecho de resguardo de su intimidad y respeto a su elección de vida, pudiendo recurrir al amparo de la Justicia ante cualquier caso y/o circunstancia en donde se comprueben actos de discriminación respecto de su persona y/o de su actividad, argumentados directa o indirectamente por el consumo realizado. Además esta Ley también protegerá el pleno derecho de los consumidores a expresar públicamente su consumo, los beneficios y perjuicios potenciales derivados del mismo, exigir una correcta y precisa educación y disponibilidad de información y cualquier actividad relacionada con el consumo de Cannabis Sativa.

Artículo 8.
Todos los consumidores de Cannabis Sativa podrán realizar consultas, reclamos y/o sugerencias al organismo encargado de la Defensa del Consumidor sin excepciones.

Ley

Cultivo

Del Cultivo y el Comercio.
Artículo 9.
Se establecerá a tal efecto un Registro Nacional de Cannabicultores el cual tendrá las funciones de autorizar, supervisar y regular las actividades relacionadas con el cultivo de Cannabis Sativa y de la importación, exportación, distribución y comercialización de plantas, semillas y productos derivados.

Artículo 9.
El Registro Nacional de Cannabicultores dependerá exclusivamente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Artículo 10.
Los requisitos de inscripción en el Registro Nacional de Cannabicultores serán los siguientes:
a) Ser mayor de 18 años al momento de sanción de la presente ley.
b) Presentar un certificado de buena conducta expedido por la autoridad correspondiente.
c) No poseer deudas fiscales ni de ninguna otra índole.
d) Presentar escritura y/o autorización debidamente notariada acerca del lugar físico en que se va a realizar el cultivo.
e) Presentar factura, ticket o cualquier comprobante fiscal con el detalle de la compra de las semillas o plantas destinadas al cultivo. La misma deberá realizarse en proveedores debidamente registrados según lo exige esta Ley.
f) Presentar un informe certificado acerca del proyecto de cultivo, sus características y objetivos como así también de la cantidad y variedad de plantas destinadas al mismo y el grado de toxicidad o porcentaje de THC, superficie a cultivar, sistema de cultivo y toda la información técnica que los organismos intervenientes en la certificación requieran para tal fin
g) Estos requisitos podrán ser ampliados y/o modificados a criterio del Registro o del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, como de cualquier organismo del Estado que intervenga en el otorgamiento de la Licencia futura.

Artículo 11.
Se establecerán las siguientes categorías o Licencia de Cannabicultor, otorgada al cumplimentar en su totalidad los requisitos del Artículo 10:
a) Licencia para Autoconsumo, denominada “Categoría A”
b) Licencia para Consumo de Terceros, denominada “Categoría CT”
c) Licencia para Distribución y Comercialización, denominada “Categoria DC”
d) Licencia para Cultivos Industriales, denominada “Categoria I”


Artículo 12.
Las Licencias tendrán una validez mínima de 2 años para la “Categoría A” y de 5 años para las categorías restantes, pudiendo solicitarse su renovación siempre que el Registro Nacional de Cannabicultores no determine lo contrario o que el Titular de la Licencia incurra en falta a lo dispuesto por los artículos de esta Ley.

Artículo 13.
La presente Ley no establece mínimos ni máximos respecto de la cantidad de plantas, semillas, o superficie cultivada. Sólo exigirá que se respeten los requerimientos particulares exigidos para cada Categoría.

Artículo 14.
Licencia para Autoconsumo. Se otorgará esta Licencia a todo individuo que oriente su cultivo para su consumo personal y/o de terceros de plantas, semillas y derivados sin posibilidad de realizar actos que involucren cualquier tipo de lucro o actividad comercial directamente relacionada con el cultivo. Esta Licencia le permite al cannabicultor comprar semillas y plantas, nacionales o extranjeras, realizar instalaciones necesarias para el cultivo, comprar y arrendar locaciones destinadas a tal fin y la misma es de carácter personal en forma exclusiva.

Artículo 15.
Licencia para Consumo de Terceros. Se otorgará esta Licencia a las personas físicas y/o jurídicas que autoricen en establecimientos en que realicen su actividad el consumo de cannabis sativa y todos sus derivados, sean bares, restaurantes, confiterías bailables, clubes, etc. sin realizar compra, venta o cualquier tipo de transacción comercial relacionada directamente al cannabis. Esta Licencia exige que el titular de la Licencia provee de un espacio exclusivo para el consumo de cannabis, debidamente ventilado y señalizado, y poseen la plena responsabilidad respecto de quienes realicen el consumo dentro del establecimiento autorizado.

Artículo 16.
Licencia para Distribución y Comercialización. Se otorgará esta Licencia a las personas físicas y/o jurídicas que comercialicen y transporten dentro del territorio nacional plantas, semillas y productos derivados del cannabis como así también a los que realicen actos de comercio exterior (importación y exportación). Las exigencias serán las mismas que para cualquier otro tipo de actividad comercial. La Licencia requiere que el producto a comercializar esté plenamente identificado, principalmente en variedad de cannabis y grado de toxicidad de THC. Las farmacias y/o droguerías también deberán obtener esta Licencia.

Artículo 17.
Licencia para Cultivos Industriales. Se otorgará esta Licencia a las personas físicas y/o jurídicas que elaboren cualquier tipo de producto, tanto para consumo humano como para usos industriales, teniendo como materia prima al cannabis en todas sus variedades, como así también a quienes posean cultivos orientados a tal fin.

Artículo 18.
Toda persona física y/o jurídica puede solicitar varias categorías de Licencia acorde a su actividad u objetivos planteados, pudiéndose combinar perfectamente.

faso

despenalización

Del Tráfico.
Artículo 20.
Se permite el tránsito de plantas, semillas y productos derivados del cannabis sativa y todas sus variedades por todo el territorio de la República Argentina.

Artículo 21.
Se exigirá Licencia “Categoría DC” para tal fin exigiéndose la documentación pertinente a toda carga que transite por el territorio nacional según lo dispuesto por la legislación vigente.

indoor

Disposiciones Finales.
Artículo 22.
Se considerará una falta a la presente Ley a todo acto de transporte y a los actos de comercio
que no se encuentren amparados bajo algún tipo de Licencia o que no pueda precisarse el origen y el destino de plantas, semillas y/o sus productos derivados.

Artículo 23.
Con el objetivo de procurar la salud y el bienestar de los consumidores, la presente Ley prohibe todo tipo de adulteración o modificación de las plantas, semillas y productos derivados no autorizado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Artículo 24.
El Estado promoverá la educación racional y coherente del consumo, el cultivo y de la comercialización del cannabis sativa con el objetivo de mantener informada a la sociedad respecto de la actividad.



Proyecto de Ley para la legalización de la marihuana

Proyecto

Espero que sirva de algo mi aporte, no soy un experto en derecho, pero creo que el sentido común es lo primordial que se necesita en estos casos.
Estoy totalmente dispuesto a que esta idea se difunda, se critique, modifique, analice, etc. porque está en juego algo más que un fasito: Nuestra propia LIBERTAD.


LORDSKULL.



marihuana


legalización