La Caida del imperio Español, significo un gran revés para las gentes de América.
Marcaba el inicio de un terrible periodo de guerras, que en Chile se expresó en la guerra de la Confederación PerúBoliviana, en la guerra con España, y en la guerra del Pacífico, mientras en otros países de américa otras guerras desangraban a nuestro pueblo, como la guerra del Paraguay, La Guerra del Chaco, La casi Guerra chile Argentina de 1978 y los recientes conflictos entre Ecuador y Perú, entre otras.

En esas guerras murieron niños, jóvenes y personas con sueños, y quien se llevó las ganancias fue el extranjero... Esto sin duda, sirvió mucho para que países como Gran Bretaña y Estados Unidos pudieran aprovecharse de las nuevas divisiones para sustraer recursos de nuestros países, o generar caos intestinos en cada país.
Por ejemplo, como resultado de la guerra del Pacífico Gran Bretaña se quedó con la totalidad de las salitreras supuestamente conquistadas por Chile, mientras que en Chile, muchos jóvenes entre 14 y 18 años luchaban y morían, pelando con personas que hablaban el mismo idioma, y vivían según similares costumbres.

Todas estas guerras, aparte de las consecuencias inmediatas, en muertes y costos, produjeron inmediatamente odios que hasta hoy perduran.

Si antes de la independencia, todos eran españoles, e incluso orgullo había de ello, después de la independencia, las relaciones entre los antiguos súbditos, ahora agrupados en naciones distintas se iban deteriorando; los problemas limítrofes, que antes eran meros trámites administrativos que el Rey podía solucionar rápidamente, se convertían en el gatillo de discusiones, invasiones y muertes.

Hoy en día, para muchos la restauración del imperio es algo lejano, pero la verdad es que en muchos países la unificación de distintas naciones en torno de la cultura y tradición común ha surgido a modo de proyecto o propuesta por grupos de personas que ven en la unificación de nuestros países muchísimas más ventajas que desventajas.
A fines del Siglo XIX y principios del XX, un grupo de Chilenos Y Argentinos soñaban con la Unión del Sur, que habría agrupado a Chile, Argentina, Perú, Paraguay y Uruguay. El proyecto era convertirnos en una gran potencia, con menor dependencia económica y política. Fruto de estos sueños, surgieron proyectos como el Tren Trasandino, que era visto (En esa epóca) como el primer paso para concretar está unión

Aquí mismo en Taringa! se pueden ver ejemplos de estos ideales, aquí un ejemplo de ello: 1.- http://www.taringa.net/comunidades/argentina/467167/_Y-si-Argentina-Y-Chile-se-unificaran_.html 
2.- http://www.taringa.net/comunidades/militares-en-t/4202982/CELAC_-la-integracion-latinoamericana-sin-eeuu.html 

EL INICIO

Nosotros queremos proponer una mirada distinta de la historia...
Don Diego Portales, connotado republicano chileno decía en una de sus cartas:

"El Presidente de la Federación de N.A., Mr. Monroe, ha dicho: "Se reconoce que la América es para éstos".

¡Cuidado de salir de una dominación para caer en otra!

Hay que desconfiar de esos señores que muy bien aprueban la obra de nuestros campeones de la liberación, sin habernos ayudado en nada: he aquí la causa de mi temor. ¿Por qué ese afán de Estados Unidos en acreditar Ministros, delegados y en reconocer la Independencia de América, sin molestarse ellos en nada?

¡Vaya un sistema curioso, mi amigo!

Yo creo que todo esto obedece a un plan combinado de antemano; y ése sería así: hacer la conquista de América, no por las armas, sino por la influencia en toda esfera. Esto sucederá tal vez hoy no, pero mañana sí. No conviene dejarse halagar por esos dulces que los niños suelen comer con gusto, sin cuidarse de un envenenamiento.
"

La política Monroe, impulsada por La Federación de la Nortemaérica o Estados Unidos era la responsable de hacer creer a los españoles de influencia que la independencia era la vía a la libertad, Estos españoles se vieron a la tarea de mover al pueblo en favor de estos ideales importados directamente del extranjero, y el pueblo, no se quería dejar llevar. Prueba de ellos, es por ejemplo el plebiscito que el gobernador Quintanilla de Chiloé hiciera a los súbditos, plebiscito en que debían decidir si rendirse o mantener su lealtad al Rey, siendo esta última opción la que ganó aplastantemente. Pero no era el parecer del pueblo lo que los políticos de esa época querían escuchar... y aún en contra de la voluntad popular, la república de Chile invadió Chiloé y lo dominó.

¿Qué buscaban estas nuevas ideas? ¿La libertad? el ejemplo de Chiloé era el mejor ejemplo de la história que quedaba por vivir... una historia en la que el pueblo quedará ya no en un segundo plano, sino en un tercero o quizás cuarto.

El poder iba salía de las manos del Rey para caer en las manos de oligarcas de plata y apellido que deseaban imitar lo mejor posible al extranjero, en la forma de verse, vivir y hasta de pensar.

Esta nueva oligarquía, sin el honor que el imperio irradiaba, y sin oídos para el pueblo fue la que abrió el paso a los extranjeros y su cultura en toda la América, además de ser la responsable de todas las guerras que se dieron en este continente.
Y esa dominación de ricos y extranjeros persiste hasta hoy, pero hoy, la influencia de los medios de comunicación, ha convertido eso en un mal social, al mostrar el clásico estereotipo de extranjero y usar las ya infaltables en toda publicidad, frases en inglés.

LA FORMA

Luego de la caída del imperio quedaba el problema de la identidad, que si bien se había manifestado en términos jurídicos a inicios del siglo XIX (al no poder distinguir muchas veces al Español nacido en América del Americano), encontró su expresión más grande en lo social.
Muchos países trataron de asociar su identidad a sus indígenas con diferentes resultados. Es memorable el escudo que se hiciera en la Patria Vieja, dónde aparecieran dos indígenas chilenos, pero la verdad era, que el indígena no era la identidad que se buscaba. 
Los países necesitaban diferenciarse de España, y una vez acabada la guerra de independencia, diferenciarse de los demás, esto generó los diversos enfrentamientos. La Guerra de la Confederación Perú-Boliviana, era sin duda un intento de esos países de demostrar su poder, y en el caso de Chile, de diferenciarse de los demás países. Esto se evidencia en que los odios generados enraizaron rápidamente en los tres países, transformándose casi en parte constitutiva de sus formas de vida.

Una vez que el país se había logrado diferenciar de los Españoles, y de las naciones vecinas, les llegaba el turno a los indígenas.
Era necesario dar continuidad al territorio y mantener un poder sobre él. En el caso particular de Chile, los españoles habían reconocido la independencia de Arauco, y firmado tratados de cooperación con los naturales.
Chile se había dado cuenta de que era necesario dominar el Estado de Arauco.

Una vez Ocupado el estado de Arauco, en una mal llamada pacificación, Chile contaba con su identidad... No eran indígenas, no eran españoles, ni eran peruanos, ni bolivianos, ni argentinos... eran chilenos.

Lo interesante es que esa manera de formar identidad enemistó muchas veces a los nuevos países, y a expensas de estas diferencias otros países fueron afianzando en la antigua América española sus lazos de dominio.
Ya hemos comentado lo que sucedió con los británicos en la guerra del pacífico, lo cual fue sólo un ejemplo.
En este momento los países hispánicos están indefensos. Las potencias extranjeras, que conservaron sus grandes territorios hoy tienen la capacidad para aniquilar a cualquier Estado hispano. ¿Se imáginan lo desequilibrad que sería por ejemplo una guerra entre Chile y Estados Unidos? ya hemos visto lo que Gran Bretaña hizo en las Malvinas. Es evidente que si antes el enorme ejercito de un imperio gigantesco nos defendía, hoy nuestros ejércitos son extremadamente reducidos. Las enemistades existentes, muchas veces hacen imposible la cooperación entre los diversos países, y las fuertes divisiones crean barreras culturales que se expanden con los años.

EL FUTURO

Probablemente el futuro de la hispanidad pueda ser observado en Europa, El otrora magnífico Imperio Romano se despedazó, las fronteras establecieron divisiones que no sólo ahondaron las diferencias culturales entre las diversas regiones, sino que además terminó por destruir gran parte de la cultura romana y hacer desaparecer el legado común (como el Latín), y luego se levantaron los grandes despotismos que conquistaron los pequeños países esclavizándolos.



La Unión Hispánica

¡Debemos trabajar Hoy por la Paz y Unidad de los países de la hispánidad!