¿Quién inventó la minifalda?

Historia de la minifalda


Se considera a la británica Mary Quant la inventora de esta prenda revolucionaria, aunque hay quienes dicen que debe compartir el título con el modisto francés André Courrèges. Tal vez a ambos se les ocurrió la misma idea, pero definitivamente fue ella quien la popularizó.

moda


Sin embargo, la propia Mary Quant explicó que ni ella ni Courrèges inventaron nada, puesto que la minifalda la habían creado las chavas unes y corrientes, quienes a principios de los años sesenta empezaron a usarla en las calles de Londres y ParísMary Quant nació el 11 de febrero de 1934 en Kent, Inglaterra. Deambuló por trece colegios antes de entrar en la Escuela de Arte Goldsmith de Londres, donde supo que lo suyo era la moda y nunca quiso hacer otra cosa que diseñar.

Según ella misma confesó, todo empezó porque tenía que ponerse los vestidos viejos de su prima. Como no le quedaban, hacía sus propios vestidos. Primero modificó el uniforme de su escuela y cada vez cortaba más la falda. Trabajó por poco dinero como costurera en tiendas de alta costura y como diseñadora de sombreros.

Mary conoció al fotógrafo Alexander Plunket Greene, con quien se casó en 1957, dos años después de abrir juntos su primera tienda en la céntrica calle King's Road de la capital inglesa, en sociedad con Archie McNair. Esto fue posible gracias a 10,000 libras esterlinas que Mary heredó y que invirtió íntegramente en el negocio, al que llamaron "Bazaar".

Este talentoso trío impuso un nuevo estilo en la venta de ropa para gente joven e hicieron de King's Road una mundialmente famosa atracción turística que todavía se recuerda.

Al principio intentaron vender ropa diseñada por otros, pero debido a que esos diseñadores no tomaban en cuenta las necesidades de los clientes jóvenes, fracasó. A Mary no le gustaba el estilo de los cincuentas, le parecía aburrido, anticuado y costoso. Así es que, siendo una joven emprendedora, decidió crear sus propios diseños.

Su objetivo era hacer prendas más juveniles, que gustaran a quienes disfrutaban del rock & roll y comenzaban a rebelarse contra todo lo establecido. Observando en las calles a los jóvenes londinenses, logró obtener la inspiración que necesitaba para crear una moda verdaderamente popular.

Sin embargo, lo hizo siguiendo las normas de la sastrería inglesa, lo que dio a sus diseños una mezcla de innovación y tradición, que muy pronto llamó la atención por su novedad y calidad. Estaba tan en línea con los movimientos sociales del momento, que enseguida empezó a vender todos sus diseños.

Quant era una modista que trabajaba al ritmo de su tiempo. Renunció a producir las típicas colecciones de temporada y, en cambio, se dedicaba a crear sus diseños durante todo el año, llenos de colorido.

En 1961 abrió su segundo Bazzar y dos años después ya estaba exportando para los Estados Unidos y recibió un premio de la moda del periódico "The Sunday Times".

En 1963, año en que los Beatles lanzaban su segundo sencillo, “Please, Please Me”, Mary Quant causaba conmoción al presentar algunos de sus cortos y amplios vestidos en la revista Vogue.

Continuando sus observaciones sobre el nuevo estilo de vida de las jóvenes británicas, se dio cuenta de que muchas empleadas salían por la tarde de sus trabajos en fábricas y oficinas para irse a tomar una cerveza en un pub, el tradicional bar inglés, o bien, a escuchar a los grupos del momento en locales más bien improvisados, como lo fue La Caverna, una taberna de mala muerte en Liverpool, donde debutaron los Beatles.

Quant decidió entonces olvidarse de los estrictos cánones de la ropa de día o del diario y del vestuario de noche, para crear novedosas prendas que permitían transitar de un momento a otro sin mayores complicaciones.

En su taller de diseño de Londres subió varios centímetros la falda femenina, dejándola convertida en la ya famosa mini. Cuando comenzaron a aparecer las jovencitas vestidas con tan breve atuendo, se iniciaron las polémicas.

Pese a innumerables críticas, desde puritanos que la encontraban inmoral, hasta colegas como Coco Chanel que alegaban que las rodillas eran la parte menos atractiva del cuerpo de una mujer y, por lo tanto, había que ocultarlas, para mediados de los sesentas, la minifalda se convirtió en un éxito mundial, siendo una prenda usada por mujeres de todas las edades y al alcance de todos los bolsillos.

Al respecto, la legendaria diseñadora dijo en una ocasión que una mujer es “tan joven como sus rodillas”.

La minifalda se transformó en todo un símbolo de la juventud "in". Es justo mencionar que también ayudó mucho la aparición de las pantimedias sin costura, que permitían lucir las piernas al natural o con todo tipo de estampados y colores.

Durante los sesentas, las famosas modelos Twiggy y Jean Shrimpton modelaban los diseños de Mary Quant, que eran usados por las celebridades del momento: Brigitte Bardot, Nancy Sinatra y Audrey Hepburn, entre otras. En el invierno de 1966, la modelo Paty Boyd y el Beatle George Harrison se casaron usando prendas de la diseñadora.

Ese mismo año, Mary Quant recibió de manos de la Reina Isabel Segunda la Orden del Imperio Británico, que aceptó, por supuesto, usando una minifalda.

Además de la minifalda, realizó prendas y accesorios en materiales novedosos y lanzó una moda al alcance de cualquier mujer. Quant recibió premios en todo el mundo.

En 1969, la diseñadora dejó caer otra “bomba” dentro del mundo de la moda: los “hot pants”, que hicieron con los shorts lo mismo que las minis con las faldas.

Mary Quant explicó en una ocasión su éxito, diciendo:

“Pienso que rompí con los conceptos sofocantes que Chanel, Dior y otros modistos tenían sobre la moda, cuando creé estilos a nivel de la chica trabajadora. Todo resultó en una democratización de la moda y la diversión… Fue muy satisfactorio ver que no sólo las modelos de los sesentas usaban mis prendas, sino también los nobles y los millonarios. Ellos tenían todo, excepto ropa divertida… Lo snob pasó de moda y en las tiendas encontrabas a duquesas y mecanógrafas empujándose por comprar el mismo vestido… La moda se había convertido en un instrumento de igualdad”.

En 1973 el Museo de Londres le dio una retrospectiva en reconocimiento a su enorme contribución al mundo de la moda. Mary Quant es sin duda una pieza central en la revolución cultural que continúa hoy en día.

Desde entonces, Mary Quant ha continuado su carrera como diseñadora y también ha incursionado con gran éxito en el mercado de los cosméticos. Actualmente tiene una cadena de boutiques con sus Conceptos de Color, ubicadas en las principales ciudades del mundo, como París, Nueva York y Tokio.

Entre sus más recientes creaciones hay joyería, paraguas, bolsas y calcetines, Los sesentas han pasado a la historia, pero Mary Quant conserva intacto el espíritu revolucionario de aquella inolvidable década.

Su esposo, Alexander Plunket Greene, siempre la acompañó de cerca en su éxito laboral y financiero. Tuvieron un hijo y un matrimonio feliz, hasta que Alexander murió en 1990, a los 57 años.

Viuda y dueña de una empresa millonaria, Mary Quant confiesa que de vez en cuando sigue diseñando. Su lugar de trabajo es su casa en Londres y a veces también la residencia de vacaciones que tiene en Francia. A sus 70 años, siempre está al tanto de las tendencias de la moda, la que lleva en la sangre.

Fuente:
http://radiocentro.com.mx/grc/homepage.nsf/main?readform&url=/grc/redam.nsf/vwALL/XPAO-6EMLZQ

ropa
piernas
modelos
minifalda



Una de las mejores invenciones de la humanidad.


Historia de la minifalda
http://actenomys.bloringa.net
Se agradecen comentarios y aportes, compartan.