CONTUNDENTE PRUEBA DE RAUL PORTAL A FAVOR DEL PADRE GRASSI




link: http://www.youtube.com/watch?v=XNq5rDY6Lbg

Raúl Portal, amigo personal del padre Julio César Grassi, decidió probar que las apreciaciones en que se fundamentó la sentencia son erróneas.

Sólo los dichos del joven, considerados creíbles por los jueces, fueron los que precipitaron la mencionada condena. La presunta víctima alegó primero haber sido "abusado" el 6 de diciembre de 1996 en la Fundación, razón por la cual huyó ese mismo día, ante lo sucedido. Claro está que ese día dicho joven se encontraba en el programa "El Portal de la Vida", precisamente conducido por Raúl Portal, prueba contundente que los abogados del sacerdote presentaron.

Según el mismo animador, "ante ese irrefutable documento (los querellantes) decidieron señalar que todo ocurrió el 7 de diciembre", pero sucede que una carta firmada por el mismo denunciante aseguraba que un día antes se había retirado de la Fundación "debido a que sus compañeros lo maltrataban", sin mencionar absolutamente nada sobre ningún abuso y menos del sacerdote.

Entonces —afirma Portal—, "la fiscalía volvió a la carga con otro cambio de fechas y ahora el abuso había sido el 8 de diciembre, y el tribunal, basándose en la supuesta 'verosimilitud' de dicho cambio, tildado por Portal como un 'ajurídico disparate', decide condenar (en primera instancia) al sacerdote, sin concederle la posibilidad de refutar", pues el cambio de fecha fue en la fase de alegatos.


Nuevas fechas

"Tras fijar insólitamente la nueva fecha del abuso, el joven supuestamente agredido aseguró que fue abusado entre la 1 y las 2 de la mañana de ese día. Precisamente esa noche el padre salía (ante cientos de testigos) de la basílica María Auxiliadora (sita en Hipólito lrigoyen y Quintino Bocayuva), en la que acababa de oficiar un casamiento con misa. De allí, se dirigió a una heladería con un grupo de jóvenes (que no fueron invitados a declarar) para 'hacer tiempo' hasta la 1.45, para llegar a Radio Rivadavia, quince minutos ante de comenzar su programa 'La Manga', que conducía desde las 2 a las 5. Los jueces, en cambio, dijeron que desde la basílica (a la 1 de la mañana), el padre Grassi se volvió a Hurlingham 'porque le sobraba tiempo', allí cometió el 'supuesto abuso' y se volvió al centro para hacer su programa de Radio Rivadavia (en Arenales y Pueyrredón), a la 1.45. Es decir, que el lapso que los jueces estimaron posible para la consumación del supuesto delito, llevado a cabo, también supuestamente en la Fundación, se realizó en el tiempo récord de ¡45 minutos!", afirma Raúl Portal. 

El conductor quiso probar que realizar todo ese recorrido en una hora es imposible. Representantes de Cristo Hoy y de "Crónica" estuvieron junto a él en lo que de alguna manera se puede llamar la "reconstrucción del hecho".

El punto de partida fue la mencionada basílica, ubicada en Hipólito Yrigoyen y Quintino Bocayuva.

En el auto particular de Portal la comitiva de la que formó parte Cristo Hoy se trasladó hacia Hurlingham, lugar donde se encuentra el Hogar y donde Grassi habría consumado el presunto delito.

Se arribó a las 2.15, luego se realizó lo que supuestamente ocurrió esa madrugada: caminar hasta donde Grassi levantó al grupo de chicos en el cual se encontraba el joven acusador, al que luego mandó al cuarto de la ropa quedándose a solas con la supuesta víctima.

Se caminó durante al menos 10 minutos hasta llegar a la ropería para luego dirigirse hacia Radio Rivadavia, ubicada en Arenales y Pueyrredón, lugar donde el padre había arribado a las 1.45.

El recorrido había finalizado y el reloj marcaba las 3.10. Raúl no perdió detalle alguno y el camarógrafo que acompañó la trayectoria grabó cada instante, para demostrar que no se violaron las normas de tránsito y ante cada peaje pasado, que fueron cinco, se le preguntó al empleado la hora, para que no haya dudas de que el horario era real. Teniendo en cuenta el fin de semana largo obviamente no había muchos autos en la ruta, algo que facilitó y aceleró el recorrido.

Terminado el periplo, Portal fue categórico. El recorrido duró 2 horas y 3 minutos. Imposible que el sacerdote haya consumado algún ilícito entre la 1 y las 2 de la mañana del día señalado. De este modo el conductor reafirmó la inocencia del sacerdote.