¿Quién es en verdad José "pepe" Mujica?

¿Quién es JOSÉ “Pepe” MUJICA 
O José Antonio Mones Morelli?



¿Quién es en verdad José "pepe" Mujica?
Ahora se le conoce como diri­gente de una coa­li­ción de par­ti­dos, par­ti­di­tos, gru­pos, gru­pi­tos, caci­ques e indios, que tie­nen como loco­mo­tora al Par­tido Comu­nista y a inte­gran­tes de la orga­ni­za­ción cri­mi­nal gue­rri­llera que ase­sinó, secues­tró, robó, atentó, etc.
Cuesta admi­tirlo pero hoy es can­di­dato a la pre­si­den­cia de la repú­blica (¡qué bajo ha caído nues­tro país!) gra­cias a la tor­peza y a la debi­li­dad cóm­plice de la diri­gen­cia polí­tica, empre­sa­rial, mili­tar y comunicacional.
No se trata única­mente de un hom­bre con aspecto des­pro­lijo y apa­rien­cia de mugriento, mez­cla de bruto, dema­gogo y payaso.
Es más que una com­bi­na­ción de Can­tin­flas y Robin Hood con una boca que parece una cloaca como las uti­li­za­das por él y su banda para escon­derse. Se trata de alguien con un pasado muy negro y con un alma muy sucia, mucho más sucia que su apa­rien­cia física.
Un pasado tene­broso (del cual jamás mos­tró arre­pen­ti­miento alguno) y un pre­sente car­gado de odio que hoy lo lleva a toda espe­cie de hipo­cre­sías con tal de lle­gar a tomar las rien­das del gobierno y com­ple­tar la tarea revo­lu­cio­na­ria que se frus­tró en lo mili­tar pero avanzó en lo propagandístico.
En reali­dad, más que negro, un pasado color rojo san­gre, que ahora intenta blan­quear con un vice que es un anes­té­sico efi­caz para ador­me­cer a los círcu­los diri­gen­tes y cap­tar al cen­tro de la opi­nión pública.  Así, mien­tras Mujica esti­mula y con­so­lida a los más fora­ji­dos, Astori es quien debe cap­tar a los mode­ra­dos, des­pis­ta­dos y con­fun­di­dos que se ubi­can al medio del espec­tro ideológico.
Este ejem­plar paleo­lí­tico, popu­la­chero, des­gre­ñado y deli­be­ra­da­mente cha­ba­cano, dis­fruta y lucra con mos­trarse bruto. De paso, con ello, pro­cura obte­ner las sim­pa­tías del “cas­ca­rriaje” dicién­dole que es tan ordi­na­rio como ellos y que lo voten por­que él es su único salvador.
Los medios masi­vos se empe­ña­ron, desde hace años, en fabri­car, pro­yec­tar y poten­ciar una ima­gen dis­tinta para Mujica:
·ocul­tando sis­te­má­ti­ca­mente su pasado sanguinario
·pre­sen­tando sus imbe­ci­li­da­des más bes­tia­les como chis­pa­zos de genia­li­dad ema­na­dos de un hom­bre espon­tá­neo, cuasi sabio, sin­cero, modesto, aus­tero, idealista, …
La ver­dad es muy otra: tiene un pasado de terror y nada hay de espon­tá­neo en sus dichos resal­ta­dos por los medios.
Esta­mos ante un feno­me­nal arti­fi­cio de pro­pa­ganda que ha sido capaz de trans­for­mar a un terro­rista en un apa­rente buen hom­bre de campo, medio bes­tia pero sen­si­ble para con los pobres.
El mismo que supo diri­gir la orga­ni­za­ción ase­sina con total des­pre­cio por la vida humana, piso­teando dere­chos y liber­ta­des, atro­pe­llando la ley y las ins­ti­tu­cio­nes y des­co­no­ciendo la dig­ni­dad del hom­bre, hoy apa­rece como palo­mita ange­li­cal, finan­ciado por empre­sa­rios, la estre­lla pre­fe­rida de todos los medios de comu­ni­ca­ción y via­jando en un avión cedido por una empresa privada.
Los mis­mos que pudie­ron ser secues­tra­dos o ase­si­na­dos, hoy le finan­cian la cam­paña. ¡Qué cas­tigo celes­tial mere­cen estos mercaderes!
***********
José Mujica Cor­dano, “el Pepe” (como quiere que le lla­men), tuvo otro nombre:
Era JOSÉ ANTO­NIO MONES MORE­LLI, nom­bre de gue­rra ele­gido para actuar en la clan­des­ti­ni­dad con un grupo de ase­si­nos “tupa­ma­ros” que jamás se arre­pin­tie­ron de sus crímenes.
Inca­pa­ces de enfren­tar viril y fron­tal­mente, se espe­cia­li­za­ron en matar trai­cio­nera y cobar­de­mente dis­pa­rando por la espalda.
Resu­mi­mos de infor­ma­ción de prensa de la época, la des­crip­ción de parte de su pasado delic­tivo y algu­nos de sus deli­tos de sangre:
“Del tiro­teo en el bar “La Vía” ubi­cado en Larra­ñaga y Monte Case­ros, resul­ta­ron dos heri­dos. Un anti­so­cial y un fun­cio­na­rio policial.
El “reo” que resultó herido es José Alberto Mujica Cor­dano (Alias “Emi­li­ano”), cono­cido tam­bién como “Pepe”, por­tando docu­men­tos a nom­bre de José Anto­nio Mones Morelli”.
El 11 de enero de 1971 es ase­si­nado por la banda tupa­mara el fun­cio­na­rio poli­cial José Leo­nardo Villalba. La autop­sia revela que sufrió siete impac­tos de bala por la espalda siendo el res­pon­sa­ble de la muerte José Mujica Cordano.
El 21 de diciem­bre de 1971, la orga­ni­za­ción cri­mi­nal “MLN-Tupamaros”  –de la que Mujica fue alto diri­gente– ase­sina al peón rural Ramón Pas­ca­sio Baez Mena, quien, al tro­pe­zar con un escon­dite (“tatu­cera”)  –en la estan­cia “Espar­taco”-  es cap­tu­rado por los terro­ris­tas que allí esta­ban.  Reunida la cúpula de la orga­ni­za­ción, decide su ase­si­nato mediante la apli­ca­ción de una inyec­ción letal de pen­to­tal. El peón fue ente­rrado en las cer­ca­nías y se cons­ti­tuyó en el pri­mer des­a­pa­re­cido. Los res­pon­sa­bles del luc­tuoso hecho son Henry Engler, Israel Bas­sini Cam­pi­glia, Nés­tor Sclavo, Con­rado Fer­nán­dez, Jorge Becca, Glo­ria Etche­veste y Xenia Itté González
Es este mismo José Mujica quien, a los robos  –come­ti­dos por él y sus compinches-  les deno­mina “expro­pia­ción” y a los ase­si­na­tos les llama “ajusticiamientos”.
Y con el mayor des­par­pajo llega a decir que esa lucha, con los ase­si­na­tos, robos, secues­tros y aten­ta­dos inclui­dos, fue por un mundo mejor, por una socie­dad más justa, por el bien de los pobres, bla, bla, bla., todo el dis­curso men­ti­roso, pro­pa­gan­dís­tico y per­verso que ya conocemos.
Ten­ga­mos bien pre­sente que no esta­mos ante un román­tico soña­dor inca­paz de matar una mosca, sino de un máximo e ines­cru­pu­loso diri­gente de la banda cri­mi­nal que ase­sinó, secues­tró, robó, etc.
Amnis­tiado por los polí­ti­cos, se dedicó a recons­truir la orga­ni­za­ción que  –ahora con maqui­llaje de pacifismo-  pro­cura hacerse del gobierno nacio­nal. Los méto­dos  (por el momento)  son otros, pero los fines últi­mos son los mis­mos de siem­pre, los mis­mos que pre­ten­dió alcan­zar cuando se le cono­ció como José Anto­nio Mones Morelli.
Son dos nom­bres: José Mujica Cor­dano y José Mones More­lli pero una misma per­sona, que mues­tra cam­bios cos­mé­ti­cos (le pin­tan el cabe­llo, lo harán bañar más seguido, le pon­drán un saco, le dirán que simule cara de abuelo tierno) pero es el mismo sujeto.
ALERTA — nunca antes fue tan claro que la opción actual es entre
La LIBER­TAD  o  el  DES­PO­TISMO; ENTRE LA VER­DA­DERA DEMO­CRA­CIA y el POPU­LISMO AUTO­RI­TA­RIO Y LIBERTICIDA
Reac­cio­ne­mos. Toda­vía esta­mos a tiempo.
Des­pués será tarde y vere­mos “llo­rar como muje­res a los que hoy no quie­ren o no se ani­man a enfren­tar como hombres”.-
Autor: Prof. Alexander Torres Mega

5 comentarios - ¿Quién es en verdad José "pepe" Mujica?

Musec +2
asesino

Cuesta admi­tirlo pero hoy es can­di­dato a la pre­si­den­cia de la repú­blica (¡qué bajo ha caído nues­tro país!) gra­cias a la tor­peza y a la debi­li­dad cóm­plice de la diri­gen­cia polí­tica, empre­sa­rial, mili­tar y comunicacional.

pepe
que yo sepa mujica es presidente de URUGUAY y no de méxico, y no hay elecciones en uruguay mujica
Biasoli +2
Qué facho resentido el que escribió esto.