Se denomina plantas carnívoras a aquellas plantas angiospermas (provistas de flor) que se alimentan de las sustancias del suelo, pero que además obtienen un cierto tipo de nutrientes directamente del reino animal. Para ello atrapan, activa o pasivamente, insectos y otros animales menores y los digieren mediante órganos y enzimas especiales. Esta estrategia les otorga cierta ventaja en la supervivencia ya que, al obtener una alimentación rica y enérgica como fuente secundaria de nutrición, pueden vivir en ambientes pobres en nutrientes, donde escasean especies competidoras.

Las plantas carnívoras se han clasificado en dos grupos: activas o pasivas, según la forma de atrapar a sus potenciales víctimas.

Las plantas que capturan sus presas de manera activa poseen órganos modificados en hojas o flores que actúan como trampas. Las especies activas se encuentran en dos familias botánicas: las Droseráceas (Droseraceae) y las Lentibulariáceas (Lentibulariaceae).

Las carnívoras pasivas poseen órganos especiales en hojas o flores que cuentan con sustancias viscosas o recipientes de agua para que las presas queden pegadas o caigan al agua, donde son digeridas directamente mediante enzimas o indirectamente con la participación de bacterias.


Clasificación e Historia de las Plantas Carnívoras

ciencia
Heliamphora chimantensis

Droseráceas


Las carnívoras más extendidas y conocidas pertenecen la familia Drosoraceas y concretamente al género Drosera, L., el cual da nombre a la familia. Cuenta con la especie Drosera gigantea que es la planta más grande entre las carnívoras, pues puede desarrollar casi la altura de un hombre. Algunas especies tienen tentáculos móviles que se colocan alrededor de la presa. D. burmarii es una auténtica atrapadora activa con tentáculos tráctiles.

La Drosera rotundifolia, L es una capturadora pasiva común en Galicia y otras regiones noroccidentales de la Península Ibérica. Es una planta utilizada desde tiempos antiguos como expectorante y antitusígeno en diversas regiones de España.

El género Dionaea está constituido por plantas activas originarias de Carolina (Estados Unidos). Mientras que las droseras cuentan con unas 90 especies en todo el mundo, el género Dionaea consta de una única especie: Dionaea muscipula, Ellis. Esta especie es probablemente la más activa de las carnívoras y tiene una capacidad de movimientos relativamente rápidos para atrapar insectos u otros animales pequeños. Es apreciada como planta rara y se puede encontrar en el mercado como planta ornamental.

El género Drosophyllum, Link cuenta con una sola especie. Es una carnívora pasiva propia del área mediterránea occidental. El cuarto género de la familia es Aldrovanda, L, cuya única especie, Aldrovanda vesiculosa, L., es una carnívora activa.

mapas

Darlingtonia californica

Sarraceniáceas

Las Sarraceniáceas son plantas cuyas flores están diseñadas como recipientes a manera de estanque o jarro donde fácilmente se acumula el agua. Los insectos son atraídos por un rastro guía de aromas que les lleva hacia su trampa pasiva donde aperecen ahogados. Algunas especies son capaces de exudar líquidos e incluso sustancias narcóticas para los insectos.

Cuenta con seis géneros de plantas, todas ellas carnívoras pasivas: el género Sarracenia, L, que da el nombre a la familia y consta de nueve especies originarias de América del Norte. El género Heliamphora cuenta con cuatro especies originarias del Norte de América del Sur. Darlingtonia, Torr cuenta con una especie originaria del la costa oeste de Estados Unidos. Cephalotus posee una especie propia de Australia suroccidental.


historia

Lentibulariáceas

La familia Lentibulariáceas consta de cinco géneros, de los cuales el más representativo es Pinguicula, que cuenta con 30 especies provistas con glándulas viscosas que actúan como pasivas. Se encuentran distribuidas en el Hemisferio Norte. El género Genlisea es originario de América del Sur y cuenta con 15 especies. Utricularia es el género de mayor diversidad dentro de las carnívoras, está constituido por unas 150 especies de plantas acuáticas provistas de mecanismos activos de succión.

Nepentáceas

La familia Nepentáceas está constituida por un solo género, Nepenthes, compuesto por unas setenta especies de difícil diferenciación. Cuentan con hojas provistas de zarcillos modificados de los que pende una estructura en forma de vaso en la que caen los insectos. Se ha comprobado que algunas especies tienen relaciones simbióticas con hormigas, arañas u otros insectos. Son originarias de una amplia zona que comprende Malasia y Australia; otras especies se encuentran en Madagascar.

Muchas especies han sido buscadas y esquilmadas por los coleccionistas, a tal punto que muy recientemente algunas de ellas se han extinguido.


botánica

Drosera capensis

Biblidáceas

De nombre botánico Byblidaceae, esta familia está constituida por dos especies clasificadas muy recientemente: Byblis liniflora y B. gigantea. Son especies pasivas provista de glándulas viscosas muy similares a las droseras, su única diferencia es que poseen flores de simetría radial (zigomorfas) al contrario de las droseras que tienen flores actinomorfas. Es originaria de Australia.

Clasificación e Historia de las Plantas Carnívoras

Mecanismos de captura

Mecanismos activos

Los mecanismos activos consisten en complejas modificaciones de las hojas como los de Dionaea, la cual posee hojas en forma de valvas provistas de espinas rígidas que se cierran entrecruzadamente, como el mordisco de un lagarto. En el centro de las hojas se encuentran unos pelos táctiles que detectan la presencia de insectos, generalmente saltamontes o arañas. Estos órganos son sensibles a los animales, pero no a objetos inertes. La agitación de estos pelos desencadena un proceso, similar al de las mimosas, que cierra las valvas y deja encerrados a los insectos.

En las plantas acuáticas el mecanismo consiste en vejigas semiflotantes llenas de agua que quedan preparadas mediante un vaciado previo; estas vejigas se encuentran taponadas por una pared muy fina que se abre al ser accionada por apéndices táctiles, que en este caso flotan cerca de las vejigas. Éstas actúan como una bomba que absorbe el líquido circundante entre el que suele encontrarse la presa; el resto del trabajo es parte del proceso de digestión. Este mecanismo lo poseen la Aldrovanda y las utricularias.


ciencia


Mecanismos pasivos

Dos son las adaptaciones de estas plantas para atrapar insectos: unas poseen órganos especiales que segregan sustancias viscosas constituidas por mucílagos; estos órganos se encuentran situados en el ápice de apéndices más o menos largos. Otras especies cuentan con estructuras en forma de cántaros que en realidad son modificaciones de la forma y estructura floral, tal es el caso de las Sarraceniáceas, o bien poseen una modificación de las hojas para formar cuencos donde se acumulan los líquidos, como ocurre en el género Nepenthes.

Al primer tipo pertenecen las atrapamoscas o droseras y las especies de los géneros Pinguicula y Drosophyllum. Por lo general, estas plantas atrapan insectos voladores, ya que las alas, delgadas y frágiles, se quedan fácilmente pegadas a las sustancias adhesivas que segregan los apéndices de las hojas. A esta estrategia se suma la emisión de aromas y colores atractivos, como por ejemplo en Drosera, que posee apéndices rematados en esferitas brillantes de aspecto de rubí para tentar la curiosidad de los insectos voladores.


mapas
Dionaea muscipula

Mecanismos de digestión

Los mecanismos de digestión más evolucionados se encuentran en las droseras y en los géneros Drosophyllum y Pinguicula. Estas plantas cuentan con glándulas, generalmente carentes de pedúnculo, que se sitúan cerca de las glándulas viscosas. Éstas se excitan y generan enzimas muy complejas capaces de digerir los tejidos no queratinosos de los insectos.
Enzimas digestivas

El estudio de las estructuras celulares de las glándulas ha mostrado una sorprendente similitud con las de los tejidos del páncreas, estómago o intestino de los animales superiores. Las sustancias segregadas son casi idénticas a las que se encuentran en los órganos animales: Drosera y Drosophyllum segregan cuatro enzimas que se encuentran en el reino animal; en Pinguicula se encuentran hasta siete sustancias de este tipo.

Las enzimas digestivas no son capaces de digerir las partes duras de los insectos compuestas por queratina y otras sustancias, por lo cual algunas especies mueven o basculan sus hojas para arrojar los restos de mosquitos, moscas o mariposas, a los que se les ha vaciado íntegramente su interior.


historia

Nepenthes × cincta

Mecanismos de asimilación


El proceso de digestión culmina con la subsiguiente absorción de las sustancias nitrogenadas del tipo de las proteínas y de minerales como el fósforo que escasean en los suelos del tipo de los arenales de silicio, donde viven estas especies de carnívoras.

Las plantas jarro, como las sarracenias, poseen unas flores en forma de recipientes donde acumulan agua. Ciertas glándulas situadas en el borde de la flor segregan sustancias similares a las que sirven de guía a insectos gregarios como las hormigas. Este señuelo lleva a las víctimas a un gran cántaro de agua en donde perecen ahogadas.

Los líquidos, junto a sus víctimas, entran en putrefacción y se tornan alcalinos; en este caso a causa de las enzimas segregadas por bacterias que viven en este caldo y alguna que segrega la propia planta. Así lo único que tienen que hacer las sarracenias es absorber las sustancias ricas en nutrientes que se quedan adheridas a las paredes de la flor-jarro. Existen dudas de si las sarracenias segregan o no algún tipo de enzima como la invertasa o amilasa.


botánica

Cephalotus follicularis

Historia

Las plantas carnívoras llamaron poderosamente la atención de los clásicos de la botánica. Linneo en el siglo XVIII llegó a clasificar y denominar casi todos los grupos y géneros que hoy se manejan. Charles Darwin y su hijo Francis fueron pioneros en su estudio. Los Darwin cultivaron droseras y observaron que las plantas bien alimentadas con insectos crecían más y generaban más simientes que las droseras que crecían sin ser cebadas con insectos, lo cual demostraba una ventaja evolutiva. Richard Harder, más recientemente, ha investigado en este mismo sentido. Bruce Knox ha estudiado el sistema de asimilación con nutrientes tratados con marcadores de carbono 14 en plantas de Pinguicula. Los mecanismos de digestión y las enzimas digestivas han sido estudiadas por J. S. Pate, K. Dixon y Yolanda Heslop-Harrison, entre otros.

Fuente: Wiki