Teoría e historia del doblaje - Modalidades del doblaje

Bueno amigos y sigo con la informacion del doblaje cinemtografico.


Modalidades del doblaje

Aislado en la sala de doblaje, acompañado a veces por un compañero de reparto, y sobre todo por el director, el actor comienza con sus grabaciones y sus ensayos hasta completar una dura sesión que puede durar varias horas.

La versatilidad del actor de doblaje se pone continuamente a prueba. No es lo mismo interpretar y doblar una película dramática, que una comedia, y qué decir de un documental.

La técnica cambia de una manera sorprendente. Así, en el drama, se pretende un tono sobrio, con los finales de frases muy cerrados y con una interpretación acorde con el drama proyectado. Por el contrario, en la comedia los finales son mucho más abiertos, y con unos tonos altos y agudos.

Entiendo que las comedias americanas son las más difíciles de doblar, pues alcanzar ese tono irónico, unido a un ritmo vertiginoso, se convierte en una auténtica prueba de sincronía. Una prueba que, más de una vez, no me ha sido fácil superar.

En cuanto al doblaje de un documental, debemos distinguir entre el documental narrativo, que requiere una voz neutra porque lo más importante es resaltar lo que se dice no quién lo dice; y el documental de traducción simultánea, donde hay personajes que hablan en primera persona y requieren un doblaje matizado.

Otro género en el que se deben medir mucho el énfasis y la intensidad de las palabras es la publicidad.

El doblaje del spot publicitario es muy complejo, pues debemos jugar con recursos lingüísticos y psicológicos. Persuadir con la palabra y con la imagen es tan difícil que eso explica que sean siempre son las mismas voces las que se dedican al doblaje de anuncios.

En cuanto al doblaje de los dibujos animados, diré que es una de las mejores opciones para comenzar en el arte de la interpretación. ¿Por qué? Muy sencillo: las frases empleadas en los dibujos suelen ser cortas, fáciles de memorizar, y de sincronización relativamente sencilla.

Casi siempre son actrices las que, al igual que en los papeles de niños, son seleccionadas para este tipo de producciones. Ello se debe a su capacidad de interpretar en grado de falsete.

Otro tipo de escenas convenientes para introducirse en el doblaje son las que solemos denominar como ambientación.

Los distintos ambientes dentro de la película conllevan interpretaciones de menor dificultad: los murmullos, los vítores, las toses, las risas.... Todo un abanico de posibilidades que hacen que el actor novato vaya ganando confianza.

No quiero concluir este apartado técnico sin llamar la atención sobre un riesgo al cual se enfrenta el actor continuamente: los defectos incontrolables de la voz. Por ejemplo, la voz temblorosa, los gallos y el temido ahogo en medio de un take.

El ensayo y el control sobre la respiración son dos de los mejores métodos para subsanar los problemas. Un par de bostezos relajan los músculos y facilitan una mayor colocación de la voz.

Aunque es muy fácil hablar de estrés o de miedo escénico desde nuestros cómodos asientos, sería muy interesante que todos ustedes también pudieran experimentar alguna vez ese nerviosismo del doblador enfrentado a un take.


Espero les sirva la informacion.

Espero sus comentarios.