El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El cementerio masón de Circasia

El cementerio masón de Circasia

comunistas

cementerio

Masones

curas

conservadores

liberales

espiritistas

agnósticos











En 1930 había en Colombia un gobierno conservador pero regía, también la constitución de 1886 inspirada por la iglesia católica y rezaba en su encabezado nuestra constitución “En nombre de dios fuente de todo poder…..”. No existía registro civil y creyera o no creyera en dios tenía que bautizarse a las malas o sino quedaba indocumentado. En los pueblos mandaban al unísono el alcalde y el cura. Los liberales eran malditos y aliados del demonio proclamaban en todas las iglesias de la nación en los sermones dominicales. No se permitía ninguna otra religión aplicando el principio cujus regis ejus religio, es decir, que la religión tenía que ser la del gobernante y el único partido legítimo era el conservador. Los liberales eran catalogados como “ateos”-“masones”. Los curas decían en sus sermones citando algún versículo de la biblia que había que “separar el trigo de las mieses” que el trigo era el gobierno, la iglesia católica y los conservadores y las mieses o maleza eran los liberales, los comunistas, los evangélicos, los agnósticos y los espiritistas. Había en cada parroquia un índice y allí figuraban los libros que había que decomisar y quemar. Las novelas de José María Vargasvila, el gran escritor colombiano, eran secuestradas y quemadas y más de uno fue encarcelado o desterrado de alguna comarca por tener al menos una obra de él. Estaba prohibido leer la biblia e interpretarla y por eso cuando los evangélicos o cristianos trajeron sus biblias los curas organizaban a la feligresía para apedrear a las iglesias evangélicas. La iglesia católica fue precursora de la violencia que dura más de 60 años en Colombia y ahora se rasgan las vestiduras pretendiendo que todo mundo olvide los agravios que están vivos en la memoria de los más viejos.
Braulio Botero Londoño, en Circasia, Quindío, Colombia reunió a un grupo de personas espiritistas, comunistas, masonas, liberales, agnósticas y evangélicos y fundaron un cementerio libre, es decir, en donde pudiesen ser sepultados todos los que la iglesia no dejaba sepultar en los cementerios de los pueblos. Se armó la de Troya porque destruyeron al cementerio varias veces. Entre los precursores estaba mi abuelo Francisco Botero y Enrique Londoño junto a Braulio. Los curas excomulgaban a todo el que medio se arrimara al cementerio y decretaban el infierno a los familiares y al difunto sepultado allí. En 1930 se fundó el cementerio libre en un lote regalado por Braulio. Se fundó otro en Montenegro. Braulio llego a ser grado 33 de la masonería y el cementerio libre se convirtió en un ícono apara los liberales de la época. Se volvió moda dejar encargado el sepelio en el cementerio libre para los liberales y en ese contexto lo visitaron Carlos Lleras Restrepo, Jorge Eliécer Gaitán y “Ñito” Restrepo que era como se llamaba a Antonio José Restrepo, familiar de los Botero y dirigente liberal y quien era famoso por ser escritor de renombre y parlamentario liberal que se opuso a la entrega de Panamá. El cementerio no tiene bustos de santos ni cruces y es un monumento nacional y está lleno de reconocimiento de las logias masónicas y es el cementerio más conocido de los Botero aunque allí cabe todo el que encargue que lo sepulten en ese lugar.
El cementerio es sobrio y tiene en su entrada un busto de Antonio José Restrepo con su poesía “el himno a los muertos”. En la parte central está el mausoleo a Braulio y una estatua de él. En una tumba está mi abuelo materno acompañado de mi abuela y muchos más le hacen compañía enterrados desde 1930.

Fuentes de Información - El cementerio masón de Circasia

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
13 Puntos
Votos: 2 - T!score: 6.5/10
  • 0 Seguidores
  • 890 Visitas
  • 1 Favoritos

2 comentarios - El cementerio masón de Circasia

@Mica_f Hace más de 2 años -1
Lindas fotos