Galeno

Nació en Pérgamo, actual Turquía, (130-200 a.C) Médico y filósofo griego, también conocido como padre de la medicina deportiva.
Su padre lo educó en el pensamiento estoico y desde muy joven se
interesó por una variedad de temas. A temprana edad decidió orientarse hacia el estudio de la medicina. Se convierte en socio del dios Asclepio, en el Asclepion de Pérgamo, donde iniciaría sus estudios de medicina.
Para ello viaja a Esmirna, donde toma contacto con la obra de Hipócrates que sería su principal referente, y luego marcha a Alejandría, en la que practicó disecciones a cerdos y monos.

Regresó a Pérgamo en 157 y trabajó como médico en la escuela de gladiadores, en la que pudo describir minuciosamente el esqueleto y los músculos que los mueven
Al cabo de 3 años viaja a Roma donde consigue una gran reputación como médico, alcanzó gran prestigio y tuvo la protección de parientes del emperador Marco Aurelio. En el año 167 Galeno tuvo las puertas abiertas para alcanzar la corte imperial, desempeñando como médico de corte de los emperadores Lucio Vero, Marco Aurelio y Cómodo.
Pero precitadamente volvió a Pérgamo, algo que la corte no aceptó; cuando vuelve a Roma, el emperador Marco Aurelio le nombra médico de su hijo. De esta manera Galeno llega a ser médico imperial y opta por quedarse en Roma.
Pero lo que también le mantiene en la historia es como autor, sus escritos son los más voluminosos de la antigüedad. En sus obras existen 9 libros de anatomía, 17 de fisiología, 30 de farmacia etc.
Galeno admiraba a Hipócrates, cuyos escritos los interpretaba con la mayor fidelidad. Su principal obra era sobre el arte de la curación, que ejerció una enorme importancia en la medicina durante 15 siglos.
Galeno aportó varios apartados a la medicina:
Demostró como algunos músculos son controlados por la médula espinal; en un grupo de animales de experimentación cortó la médula espinal en varios niveles de la columna, comenzando entre las dos primeras vertebras del cuello y siguiendo hacia abajo hasta las inferiores.

La lesión entre las dos primeras vértebras interrumpía la respiración por lo que el animal moría de asfixia.
Si cortaba la médula entre la sexta y la séptima, se producía la parálisis no sólo en los músculos del tórax y las extremidades anteriores, sino también en toda la parte inferior del cuerpo.
Cuando cortaba entre dos vértebras de una porción inferior de la columna vertebral, solo se paralizaban las partes que estaban debajo de la lesión. También observó que cuando sólo se cortaba la mitad de la médula espinal, la parálisis solo afectaba a la mitad del cuerpo.
Por lo que Galeno dedujo que el movimiento de las partes del cuerpo estaba regulado por el sistema nervioso central, y que la fuerza que provocaba la contracción muscular tendría su origen en el cerebro.
También identificó 7 pares de nervios craneales, mirando en un caso de un famoso filósofo que perdió la sensibilidad de 3 dedos con los que escribía. Resulta que el paciente se había caído de su carroza pegando las espaldas contra una piedra, por lo que le recetó compresas húmedas. Esto explicó que la pérdida de la sensibilidad era a resultas de una lesión del nervio traqueal.
Galeno explicó que las porciones sensoriales y motoras de los nervios periféricos salen separadamente de la médula espinal; algo que nadie reconoció hasta el siglo XIX, que se demostró que las raíces dorsales de los nervios espinales son sensoriales.
También demostró que el cerebro controla la voz y descubrió las funciones del riñón y de la vejiga, y diversas enfermedades infecciosas y su propagación, también descubrió que por las arterias circula sangre.
Dio gran importancia a los métodos de conservación y preparación de fármacos, base de la actual farmacia galénica. Su tratado sobre el diagnóstico de los sueños, describe los sueños y afirma que pueden ser un reflejo de los padecimientos del cuerpo.
Sus observaciones sobre la anatomía fueron su aporte más duradero.
Sus escritos médicos, traducidos por pensadores árabes durante el siglo
IX, gozaron de una gran consideración entre los médicos humanistas de la Europa del renacimiento.
La obra de Galeno se basa en la tradición hipocrática, a la que une elementos de Platón y Aristóteles. Y su fisiología se basa en las ideas aristotélicas de naturaleza, movimiento, causa y finalidad; con el alma como principio vital según las ideas de Platón.

El pensamiento de Galeno ejerció una profunda influencia en la medicina practicada en el Imperio Bizantino, que se extendió con posterioridad a Oriente Medio, para acabar llegando a la Europa medieval, que pervivió hasta entrado el siglo XVII.
La fisiología general galénica estudia el concepto de las teorías del mundo clásico sobre el funcionamiento del cuerpo: virtudes, operaciones y espíritus.
Un espíritu para la fisiología antigua es una materia que pone en funcionamiento los órganos de una cavidad. Para Galeno y para toda la medicina antigua, los espíritus se agrupaban en tres tipos: natural, vital y animal.
La fisiología especial galénica explica las principales funciones del cuerpo humano que puede ser expuesta a partir de lo que ocurriría al ingerir un alimento.
Se atribuye a Galeno el uso de medicamentos en gran escala: el mismo recogía las plantas curativas y las preparaba a base de mezclas complejas.
De la preparación de estos remedios nace la palabra "galénica" que, en
su acepción moderna se refiere a la ciencia de preparar medicamentos.
Un medicamento preparado por Galeno, constaba de 70 ingredientes y pretendía ser una especie de antídoto universal. Este remedio permaneció vigente hasta el siglo XIX, siendo debida su popularidad al hecho de contener opio.

medicina curando a gladiadores