Fallos: Dcho Laboral: Contratacion de Cuerpo Tecnico

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VIII
Fecha: 27/04/2012
Partes: Motta, Rodolfo D. v. Club Atlético Platense Asociación Civil
Publicado: JA-2012-II
Fallos: Dcho Laboral: Contratacion de Cuerpo Tecnico
TEXTO COMPLETO
2ª INSTANCIA.— Buenos Aires, abril 27 de 2012.
El Dr. Pesino dijo:
I. Disconformes con la sentencia de la instancia anterior que admitió parcialmente la acción, apelan la parte demandada a fs. 325-I/326 y la actora a fs. 329/331, presentaciones que fueran respondidas ante el traslado conferido.
II.En conjunto, se agravian por el monto de la remuneración fijado por el a quo y la demandada, especialmente por su proyección sobre el importe de los salarios adeudados reconocido en grado.
Al respecto, la argumentación esbozada por la demandada acerca de la desproporción que existiría entre la remuneración admitida en el pronunciamiento y la realidad de la División en la que milita el club, no pasa de un mero dogmatismo que carece en autos de respaldo probatorio.
En su recurso, esta parte abdicó de la defensa opuesta en el responde y admite que en al acta de fs. 10 se reconoció una deuda, pero afirma que ella corresponde a todo el cuerpo técnico.
Pues bien si, como se concluyera en grado, el Club reconoció una deuda de $ 124.500 a favor del Cuerpo Técnico, no encuentro obstáculo alguno para que ella pueda ser percibida por quien fuera su cabeza y suscribiera en su momento el contrato respectivo.
Es que, reconocido como ha sido en el recurso, la composición plural del Cuerpo Técnico y no habiendo la parte demandada acreditado que contrató a sus integrantes en forma separada, pactando con cada uno de ellos una remuneración diferente a la del director técnico, no cabe sino interpretar que, en la emergencia, el mismo actuó como delegado o representante de conformidad con lo dispuesto en el art. 101, LCT.
Esta norma dispone que “Si el salario fuese pactado en forma colectiva, los componentes del grupo tendrán derecho a la participación que les corresponda según su contribución al resultado del trabajo”.
Ello aventa los temores de la parte demandada acerca de eventuales reclamos de los demás integrantes del cuerpo. En primer lugar porque el pago de ese “salario colectivo” al delegado o representante cancela la deuda respecto de todos y, en segundo término porque, como señalara la parte actora al contestar los agravios, a la fecha cualquier pretensión de esas personas se encontraría prescripta.
remuneración
No obsta a la conclusión aludida que en el contrato de trabajo se hubiera fijado una remuneración de sólo $ 2000.- Ello así porque al reconocer la deuda por los meses de agosto, septiembre y octubre de 2007, el club admitió que los emolumentos del cuerpo técnico ascendían a $ 45.000 mensuales y, el hecho de que no se hubiera cumplido con la previsión del art. 12, CCT 170/1975, no puede afectar el derecho del empleado. En primer lugar porque esa disposición está dirigida a las instituciones contratantes y no a los directores técnicos y, en segundo lugar, porque la norma no consagra la invalidez del acuerdo novatorio salarial no notificado a la AFA. Ello así porque a tenor de lo dispuesto en los arts. 1, inc. d y 66, LCT, la voluntad de las partes es fuente del contrato y sus modificaciones, en tanto resulten más favorables para el trabajador, quien tiene derecho a exigir su cumplimiento luego de haber aceptado una propuesta, por haber ingresado a su patrimonio y constituir un derecho adquirido.
Ello me lleva a proponer la confirmación de la condena al pago de haberes adeudados, resultando intrascendente que en grado se efectuara una discriminación del salario colectivo, en la parte que correspondería al actor, ya que ello sólo se podría proyectar sobre un único aspecto de la condena, el referido al pago de SAC y Vacaciones, rubros que no fueran apelados por la parte actora.
III.También se queja la parte demandada por el reconocimiento del premio de $ 80.000 Sin embargo por lo explicado en el apartado anterior en torno al salario colectivo, auspicio se mantenga el decisorio en este sentido.
IV.Es motivo de queja de la parte actora la fecha que el a quo fijara como de inicio del contrato de trabajo. No considero, como parecería surgir de la misma, que resulte obvio una preparación técnica y táctica previa a la fecha en que el actor comenzara a dirigir técnicamente el equipo de fútbol.
En este sentido, el cuestionamiento no pasa de la simple afirmación, carente de apoyatura en pruebas rendidas en el expediente, tal como señalara el sentenciante.
Desde tal perspectiva, sugiero confirmar el punto bajo análisis.
V. Se agravia también porque el a quo desestimó el reclamo indemnizatorio introducido en el inicio.
No encuentro que los términos del escrito alcancen para modificar lo decidido por el Dr. Álvarez Bangueses.
Reconocido como fuera que el último día de trabajo fue el 23/10/2007 y habiendo quedado firme la conclusión de que el primer reclamo fehaciente efectuado por el actor se efectuó cuando ya había transcurrido más de un año, no cabe sino interpretar que el alejamiento del actor y la falta de requerimiento de la demandada, constituyeron el “comportamiento concluyente y recíproco de las mismas, que traduzca inequívocamente el abandono de la relación”, tal como determina el art. 241, LCT.
director técnico
Las gestiones para el cobro de lo adeudado, a que se alude en la apelación no han sido acreditadas en autos y tampoco surgen del acta de fs. 10. De tal modo, lo único cierto es que el actor y el cuerpo técnico se alejaron el 23/10/2007 y no formularon reclamo sino hasta finales de 2008.
La circunstancia de que, conforme al inc. l del art. 10 del convenio colectivo, en caso de rescisión de contrato vigente, sea de común acuerdo entre las partes contratantes o bien unilateralmente, el Director Técnico no pueda volver a ejercer ni registrar en la "AFA" contrato nuevo alguno hasta el término del anterior, no impone a la empleadora pagar por servicios no prestados, cuando ellos fueron voluntariamente abandonados por el empleado, porque ello atenta contra el concepto mismo de remuneración del art. 103, LCT, especialmente la última parte de dicha disposición legal.
Tan es así que el art. 15, CCT, solamente consagra el derecho a reclamar el pago total de los emolumentos hasta la finalización del respectivo contrato, más una proporción de los premios obtenidos hasta esa fecha, en caso de que el director técnico hubiese considerado disuelto el contrato por falta de pago de las remuneraciones, supuesto que no se compadece con lo ocurrido en el caso.
Desde esta óptica sugiero confirmar la sentencia en tanto desestimó los reclamos indemnizatorios introducidos en el escrito inicial.
VI. En cambio, entiendo asiste razón a la accionante en lo que atañe a la distribución de las costas. Ello así porque para determinar cuál es la parte ganadora de un juicio o en que proporción prosperó un reclamo, no cabe asirse a un criterio meramente matemático, antes bien, corresponde analizar qué rubros prosperan y cuáles no, independientemente de los montos involucrados. En el presente caso, han prosperado los reclamos salariales y se han desestimado los indemnizatorios, de modo tal que se revela ajustado a derecho distribuir las costas en el orden causado y las comunes por mitades (art. 68, CPCCN). Así lo voto.
VII.Mi propuesta implica imponer las costas de Alzada por su orden y a este último efecto, propongo fijar los honorarios de los profesionales intervinientes en esta instancia, en el 25% de lo que, en definitiva , les corresponda por su actuación en la etapa anterior (cf. art. 38, ley 18345).
El Dr. Catardo dijo:
contrato de trabajo
Que, por compartir sus fundamentos, adhiere al voto que antecede.
Por ello, el tribunal resuelve: 1) Confirmar la sentencia de grado en lo principal que decide y fue materia de apelación y agravios, con la salvedad indicada respecto de lo resuelto en materia de costas de primera instancia que se imponen en el orden causado y las comunes por mitades. 2) Imponer las costas de alzada por su orden. 3) Regular los honorarios de los letrados firmantes de los escritos dirigidos a esta Cámara en el 25% de los que, respectivamente, les fueron regulados en la instancia anterior. Regístrese, notifíquese y, oportunamente, devuélvanse.— Víctor A. Pesino.— Luis A. Catardo. (Sec.: Alicia E. Meseri).

2 comentarios - Fallos: Dcho Laboral: Contratacion de Cuerpo Tecnico

@LouGypsy
Creo que hará falta un poco más que subliminares fotos sobre fútbol para persuadir a la muchedumbre a que lea sobre el Derecho que le ampara.

Buen aporte, se agradece.