El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Lo que pudo ser Conker's Bad Fur Day

El viaje sin retorno de la inocencia perdida de Conker.


Rare puede presumir de haber creado algunos de los personajes más carismáticos de la historia de los videojuegos. Conker, cuanto menos, es especial. Tras su primera aparición en 1999 en Conker’s Pocket Tales para Game Boy Color, una aventura para todos los públicos en la que teníamos que rescatar a nuestra novia, Berri, y recuperar los regalos de nuestra fiesta de cumpleaños, vimos cómo Conker cambió completamente de personalidad y registro. Conker’s Bad Fur Day, la aventura tridimensional que apareció en Nintendo 64, era un juego orientado a una audiencia adulta, en la que la violencia, la temática sexual y el lenguaje obsceno eran una constante (aclamada por la crítica). Obviamente, si forma parte de esta columna, es porque el producto final es distinto de lo que este título pudo ser. Os intento contar cómo cambió en las siguientes líneas.

Lo que pudo ser Conker's Bad Fur Day


En 1997 se presentó el título Conker’s Quest para Nintendo 64, el cual fue considerado por la prensa especializada como un más que posible sucesor de Super Mario 64 y/o Banjo-Kazooie. compartía argumento con el título de Game Boy Color mencionado unas líneas más atrás, y desde el primer momento, estos medios señalaron que el juego de N64 aparentaba estar bastante enfocado a un público infantil, por lo que dudaban que pudiese ser un desafío entretenido para una audiencia demográficamente más adulta. Mientras tanto, la desarrolladora intentaba distanciase de la etiqueta de "otro bonito juego de Rare", y destacaba las novedades técnicas, jugables y visuales que el producto ofrecería frente a otros títulos que ya estaban en el mercado.

Y esto sólo sería una minúscula parte de todo lo que el entonces llamado Twelve Tales: Conker 64 pudo ser. El cambio del título fue debido a que Conker’s Quest podría ser interpretado como un juego sobre ‘conquistas de territorios’, cuyos argumentos sonaban "tediosos" para Rare. Tras el nuevo título, se escondían modos multijugador, cooperativo para dos, y competitivo para cuatro. El modo cooperativo nos permitiría controlar a Conker o a su acompañante, un búho cuyo nombre era desconocido, y en función de nuestra elección adoptaríamos un sistema de juego u otro. Lo mismo ocurriría en el modo multijugador, y nos ofrecería un sistema basado en la acción para Conker, y más estratégico para Berri.

En este punto, la prensa y los aficionados ya se habían encargado de propagar a los cuatro vientos lo infantil que era el juego, lo que se parecía a Super Mario 64 y a Banjo-Kazooie, etcétera, y no siempre con intenciones positivas. Lo que leéis en el párrafo anterior fue la última información oficial que Rare ofreció sobre Twelve Tales: Conker 64, junto con la puntualización de que este título había sido diseñado como una experiencia para jugadores de todas las edades, ya que el "sistema de ánimo" permitía al jugador manipular el "tono" del juego en función de la manera en la que interactuaba. El funcionamiento de este "sistema de ánimo" es completamente desconocido, pero cabe esperar que lo hiciesen para intentar dejar atrás todas esas críticas, a veces camufladas como elogios, que se dirigían al título protagonizado por Conker.

beta


Rare, harta, cansada y aburrida de la colección de adjetivos que tanto los medios como los jugadores le dedicaban, decidió dar un giro de ciento ochenta grados y hacer un juego totalmente opuesto a lo pueril, a Super Mario 64, a Banjo-Kazooie, etcétera, con un contenido adulto y violento contrario a lo que cabía esperar de esta simpática ardilla. Todavía, mucha gente se sorprendió del cambio, y afirmaban desconocer las obvias razones del mismo. Por supuesto, tampoco faltaron las críticas a esta nueva versión, aunque en términos generales, la crítica recibió positivamente la versión más gamberra de Conker. Conker’s Bad Fur Day cortaría radicalmente con la tendencia habitual de las aventuras tridimensionales, y fue incluso "demasiado" para la propia Nintendo, que llegó a negarle un análisis en su revista oficial, así como la distribución en Europa.

Durante todo este tiempo los aficionados a los prototipos han intentado ubicar alguna versión temprana del título, que como ya sabéis es completamente diferente del producto final, pero siempre acababa escapándose en el último momento. Al parecer, en el foro de Assembler alguien poseía una copia que vendería por "bastante más de catorce mil dólares", pero la persona que la compró murió, por lo que este prototipo se da ya por perdido. Aparte, en una entrevista con Amazon, un diseñador del juego original que deseaba permanecer en el anonimato comentó que "hay una versión de Conker en los archivos de Rare que nadie, salvo unos pocos que han jurado mantener el secreto, verá jamás". Y por desgracia, hasta el momento no se equivoca.


Vídeo de Conker’s Twelve Tales, donde podemos ver a Berri con un diseño similar al de Conker’s Bad Fur Day, así como varios escenarios de aquél.


n64


La posible carátula del juego, ya que es igual que la de Conker’s Pocket Tales de Game Boy Color, pero con más detalle.



conker


Una de las publicaciones que concluían señalando que "Está claramente dirigido a niños", además de hacer irónicas comparaciones con Super Mario 64 y Banjo-Kazooie.


RarewareLo que pudo ser Conker's Bad Fur Daybetan64

1 comentario - Lo que pudo ser Conker's Bad Fur Day

@geronimogarcia
Sin embago el conker's bad fur day es uno de los mejores juegos... lejos