Derecho - Jurisprudencia Laboral - Reseñas

Dejo algunas reseñas sobre jurisprudencia laboral que nunca estan de mas.

GUIA JURISPRUDENCIAL - [Publicado en TySS, 2001-156]


Por Molas, Ana María


CONTRATO DE TRABAJO



Art. 30, L.C.T. Subcontratación y delegación. Solidaridad



I. Generalidades, 1 a 3



II. Configuración, 4 a 16



A) Telefonía y electricidad, 4 a 8



B) Recupero de vehículos robados, 9



C) Servicios de limpieza, 10 y 11



D) Transporte, 12



E) Vigilancia, 13 y 14



F) Varios, 15 y 16







I. Generalidades



1. Si no existe establecimiento, falta el sustrato material de la cesión, contratación o subcontratación, no se verifica el fraccionamiento del proceso productivo y no se configura el presupuesto de hecho del art. 30 L.C.T. - (CNTrab., sala VIII, marzo 10-2000. - Pasin, Marcelo R. c. Comal S.A. - Corporación Minera del Alder S.A. y otro).



2. La circunstancia de que la accionante no haya intimado previamente a quien pretende se extienda la responsabilidad no es óbice para que prospere la condena, por cuanto no es la empleadora. - (CNTrab., sala VII, diciembre 18-2000. - Lavergne, Raquelina M. c. Casado, Ricardo y otros).



3. La sentencia de la Corte Suprema en autos "Rodríguez, Juan c. Cía. Embotelladora Argentina S.A." no es obligatoria ya que el alto Tribunal no es de casación. - (CNTrab., sala VI, junio 23-2000. - Depetro, Graciela N. c. Miniphone S.A. y otro).



II. Configuración



A) Telefonía y electricidad



4. La venta de conexiones al servicio de radiocomunicación móvil que realizan los agentes oficiales de la empresa de telefonía celular corresponden a su actividad normal y específica si, entre las operaciones que efectúa se encuentra también la contratación directa. - (CNTrab., sala VI, junio 23-2000. - Depetro, Graciela N. c. Miniphone S.A. y otro).



5. La circunstancia de que la empresa de telefonía celular realice algunas de las operaciones comerciales de sus agentes distribuidores permite ubicar la situación fuera del campo de aplicación de la solidaridad que atribuye el art. 30, L.C.T. (Del voto en minoría del doctor de la Fuente). - (CNTrab., sala VI, junio 23-2000. - Depetro, Graciela N. c. Miniphone S.A. y otro).



6. Aun cuando el objeto de la agente fuera la venta de aparatos telefónicos, cabe responsabilizar a la empresa de telefonía celular, toda vez que aquéllos constituyen un elemento más que necesario, imprescindible, para que ésta pueda prestar el servicio que ofrece. - (CNTrab., sala VII, diciembre 18-2000. - Lavergne, Raquelina M. c. Casado, Ricardo y otros); (ídem, sala VII, diciembre 18-2000. - Patiño, Gladys E. c. Marksale S.A. y otro).



7. La empresa que tiene como actividad específica la prestación del servicio de telefonía celular, lo lleva a cabo a través de agentes que venden las conexiones a dicho servicio, por lo que resulta solidariamente responsable en los términos del art. 30, L.C.T. - (CNTrab., sala VII, junio 28-2000. - Roser Catriel, Horacio V. c. RV Comunicaciones S.R.L. y otro); (ídem, sala VII, diciembre 18-2000. - Lavergne, Raquelina M. c. Casado, Ricardo y otro).



8. La empresa de electricidad es responsable por aplicación del art. 30 de la L.C.T. por las obligaciones de la contratista que efectuaba actividades referidas a clientes morosos, autoconectados, cambio de medidores y otros trabajos de distribución y comercialización de energía eléctrica. - (CNTrab., sala VIII, octubre 26-2000. - Vallejos, Ramón O. c. Uteba S.A. y otros).



B) Recupero de vehículos robados



9. Los trabajos de rastreo y recupero de vehículos robados constituyen parte de la actividad normal y específica de la empresa que importa, comercializa e instala el sistema de recuperación, cuyo nombre o logo identificaba los vehículos utilizados y vestimenta del personal. - (CNTrab., sala III, mayo 19-1999. - Ponce de León, Rodolfo G. c. Telecard S.A. y otro).



C) Servicios de limpieza



10. La limpieza en una planta que se dedica a la fabricación de golosinas destinadas a ser ingeridas, es indispensable para el cumplimiento de los fines de la misma y por lo tanto debe considerarse solidariamente responsable en los términos del art. 30 L.C.T. - (CNTrab., sala IV, marzo 14-2000. - Romero, Gerardo M. c. Emsel S.A. y otro).



11. Las tareas de limpieza y de jardinería que el trabajador realiza en una empresa de servicios de radiocomunicaciones móviles celulares, servicios de telecomunicaciones y actividades conexas en un área múltiple, no comprometen la responsabilidad solidaria de ésta, ya que no hacen a su actividad normal y específica. - (CNTrab., sala X, junio 16-2000. - Quisbert, Juan A. c. López, Fernando y otro).



D) Transporte



12. El transporte no es una de las actividades principales y específicas de la tabacalera, aun cuando ésta pudiera ejercer algún poder de supervisión o condicionamiento sobre aquél, respecto de la forma en que se cumplía la entrega de la mercadería, por lo que no se configura el extremo contemplado por el art. 30 de la L.C.T. - (CNTrab., sala V, agosto 31-2000. - Pereyra, Miguel A. c. Paradiso Transporte S.R.L. y otros).



E) Vigilancia



13. En una empresa cuya actividad principal es la telefonía celular la tarea de vigilancia es secundaria y accesoria, sin que integre su objeto principal ni sea un complemento imprescindible para su giro comercial. - (CNTrab., sala V, agosto 31-2000. - González, Aníbal c. Catexis S.R.L. y otro).



14. La tarea de vigilancia y contralor de boletos de ferrocarril, más allá de que se lleve a cabo por la propia empresa vial u otra contratada por ésta, hace al objeto de su actividad, que si bien consiste en el transporte de personas y/o cosas por medios ferroviarios, para ser llevada a cabo es necesaria la venta del boleto y el consiguiente control para evitar el ingreso sin el mismo. - (CNTrab., sala VII, agosto 30-2000. - Castillo, Mirta N. c. Organización Centauro S.A. y otro).



F) Varios



15. Si la codemandada no realiza una actividad minera concreta, ni exploración o explotación en la zona de reserva que fue cedida a esos efectos, la circunstancia que por sus estatutos tuviera aptitud para hacerlo es irrelevante a los efectos del análisis de los presupuestos de operatividad de la solidaridad del art. 30, L.C.T. - (CNTrab., sala VIII, marzo 10-2000. - Pasin, Marcelo E. c. Comal S.A. - Corporación Minera del Alder S.A. y otro).



16. La actividad normal y específica del establecimiento comprende no sólo la principal, sino también las secundarias de aquélla, con tal que se encuentren integradas habitual y permanentemente al mismo y con las cuales se persigue el logro de los fines empresariales (en el caso, los servicios de fileteado para una empresa pesquera). - (SC Buenos Aires, octubre 19-1999. - Morello, Víctor H. y otros c. Giuliano, Luis y otra).



ESTATUTOS PROFESIONALES Y RELACIONES ESPECIALES



Ejecutantes musicales



1. Si bien la L.C.T. no excluye a los ejecutantes musicales de su ámbito de aplicación, la ley 14.597 ha establecido un régimen distinto, donde el contratista principal queda liberado de toda responsabilidad por antigüedad, despido, enfermedades inculpables, jubilación, vacaciones y demás cargas sociales, mediante un aporte global sobre el monto de las planillas de sueldos, que se hará en ocasión del pago de éstos y que será fijado por la reglamentación a dictarse. - (CNTrab., sala III, noviembre 19-1998. - Martín, Alejandro c. Chauque, Adrián C. y otros).



2. En relación con quien debe ser considerado contratista principal, la ley 14.597 sólo aporta imprecisiones. La regulación parece estar dirigida al vínculo que el grupo o el individuo establecen con aquel que posibilite su actuación pública. - (CNTrab., sala III, noviembre 19-1998. - Martín, Alejandro c. Chauque, Adrián C. y otros).



3. Los ejecutantes que integran un conjunto musical establecen vínculos en dos planos diferentes, ya que colectivamente se relacionan con un contratista en los términos del art. 5º del estatuto, mientras entre sí se encuentran, en principio, en un plano de igualdad. - (CNTrab., sala III, noviembre 19-1998. - Martín, Alejandro c. Chauque, Adrián C. y otros).



4. Si bien la relación interna del grupo musical podría asociarse a una cooperativa o una sociedad de hecho, donde cada uno de los integrantes aporta personalmente su capacidad artística y laboral para obtener un fin común, éstos no necesariamente se encuentran en condiciones de igualdad. La diferencia entre ellos no surge de la función, el protagonismo o la permanencia dentro del grupo sino a partir de que alguno o algún grupo de ellos ejerza, respecto de los demás, un poder de dirección que resulte cercano a la dependencia. - (CNTrab., sala III, noviembre 19-1998. - Martín, Alejandro c. Chauque, Adrián C. y otros).



5. No dándose las previsiones de la ley 14.597 en tanto quedó probado que la accionada y su representante contrataban a los músicos pagándoles un importe fijo cualquiera fuera el resultado de las actuaciones, y no alegado que se abonara el aporte del art. 10 de dicha norma, cabe analizar la situación en los términos de la L.C.T., si aquéllos invocaron que los unía a los accionantes un vínculo eventual y, en subsidio, el art. 247, L.C.T. - (CNTrab., sala III, noviembre 19-1998. - Martín, Alejandro c. Chauque, Adrián C. y otros).



6. La función relevante de la cantante frente a quienes la secundaban como músicos no es suficiente para constituirla en empresaria si era el representante de ésta, citado como tercero, quien tenía a su cargo la contratación, los arreglos para que el espectáculo se llevaran a cabo y los pagos a los ejecutantes. - (CNTrab., sala III, noviembre 19-1998. - Martín, Alejandro c. Chauque, Adrián C. y otros).

0 comentarios - Derecho - Jurisprudencia Laboral - Reseñas