Como toda gran ciudad, Buenos Aires, que ya de por si es mágica, tiene sus mitos y leyendas urbanos, llenos de misterio algunos, otros simplemente lindas historias que deberían conservarse como parte del colectivo porteño.


Cinco leyendas porteñas



La Casa (o el Castillo) de los bichos.

Buenos Aires


Queda en la calle Campana al 3200, casi junto a las vías del tren.

Allí se alza el enigmático “Castillo de los Bichos”, llamado así por las molduras con formas de animales. A principios del siglo XX perteneció a la familia italiana Giordano. Lucía, la única hija, conoció a un violinista, Angel Lemos y el romance no tardó en surgir. Se casaron el 1° de abril de 1911 y cientos de invitados disfrutaron del banquete.



fantasma



Hacia la madrugada, la pareja advirtió que el auto que los debía trasladar no estaba en la puerta, sino unos pasos más allá de la casona, cruzando las vías: un detalle que se convirtió en tragedia, ya que un tren los arrolló. Isabelino Espinosa, de la Junta de Estudios Históricos de Villa del Parque, cuenta que los ocasionales ocupantes de la casona salían despavoridos, asustados por los gritos desgarradores de una joven mujer y un violinista.


MitoLeyenda


misterio




Cinco leyendas porteñas




La Casa de Los Leones.

Buenos Aires


Está ubicada en la Avenida Montes de Oca 110.

Esta casona perteneció desde 1880 al millonario Eustaquio Díaz Vélez, hombre de negocios y emprendedor, descendiente del militar del mismo nombre que luchó por la independencia y contra Rosas.



fantasma



En la mansión se entremezclan pasadizos secretos y jaulas por la obsesión del propietario que usaba leones en lugar de perros.
En los jardines hay tres esculturas que los representan.
Una leyenda dice que en la fiesta de compromiso de su hija, un león quedó suelto y devoró a su pretendiente.
La joven Díaz Vélez, destrozada por la muerte de su prometido, se suicidó, al día de hoy dicen que se escuchan sollozos que le atribuyen a ella buscando su amor interrumpido.
Luego de la tragedia Díaz Vélez se deshizo de los animales y en su lugar construyó estatuas de leones que hoy se conservan en los jardines.
Una de las estatuas representa a un león atacando a un hombre.
Actualmente, este edificio alberga a VITRA (Fundación para Vivienda y Trabajo del Lisiado Grave), sede de la única escuela primaria y secundaria de toda la Argentina para discapacitados motores.



Mito

Leyenda




misterio




La Torre del Fantasma.

Cinco leyendas porteñas


Queda en Wenceslao Villafañe 385 , La Boca.


Alrededor de 1910 una acaudalada señora llamada María Luisa Auvert Aunard mandó construir este edificio con estilo catalán, para dedicarlo a rentas.
También mandó amoblarlo y adornarlo al estilo del lugar natal de su famlia, Cataluña.
Las plantas también fueron de esa región.
Al verlo terminado, le gustó tanto que se mudó para vivir en él.
Entre las plantas traídas de Cataluña crecieron unos hongos típicos de aquella zona, los cuales, algunos dicen, que son alucinógenos.
Sólo un año pudo habitar la señora ese lugar.
Los vecinos decían que se escuchaban gritos de susto de la mujer, que finalmente se fue a vivir a su estancia en Rauch.
Le dejó como encargo a una inmobiliaria que dividiera la casa en departamentos para alquiler.
Uno de los nuevos inquilinos fue una pintora llamada Clementina que montó su atelier en la torre de la casa.
Era muy atractiva y estimada en el barrio.



Buenos Aires




Era hija de una familia de Venado Tuerto que estudiaba Historia del Arte en Buenos Aires.
Algunos de sus cuadros fueron expuestos en galerías importantes de la ciudad, por lo que una periodista llamada Eleonora, especializada en arte, la visitó para hacer un reportaje. En su atelier de la torre Eleonora tomó varias fotos de sus pinturas, en especial de una que Clementina estaba terminando y a la que le despertaba mucha expectativa.



fantasma


Después de la entrevista se producen unos hechos misteriosos. Cierta noche un extraño suceso ocurrió, los vecinos escucharon gritos que provenían de la torre y posteriormente, Clementina se suicidó arrojándose desde la torre.
Cuando Eleonora pudo reveló las fotos que había tomado en el atelier con horrible sorpresa vió en la fotografía del cuadro inconcluso tres figuras que se asemejaban a duendes que ella no había visto aquel día.
Eso la decidió a investigar la muerte de Clementina, para lo cual viajó a Rauch a entrevistarse con la señora Auvert. Esta le contó una increíble historia o leyenda catalana según la cual los hongos que crecieron en sus plantas estaba habitados por unos duendes llamados follets que le hicieron la vida imposible mientras duró su estancia en la casa de la torre.
Actualmente los vecinos dicen oir pasos en la torre y que les desaparecen objetos que vuelven a aparecer mucho tiempo después.
Cierto o no, ya forma parte de las leyendas urbanas de Buenos Aires, y la verdad es que la casa se presta, no?


Mito
Leyenda



misterio




Iglesia de Santa Felicitas


Cinco leyendas porteñas



Está ubicada en el barrio de Barracas.

Es una construcción de estilo neorrománico, donde se destacan las figuras angelicales de mármol dispuestas en simetria.
La Iglesia de Santa Felicitas es obra del arquitecto Ernesto Bunge, y es uno de los edificios de mayor influencia alemana de la Argentina, de estilo Bismarckiano.



Buenos Aires



Joven y bella, Felicitas Guerrero se casó en 1862 con Martín de Alzaga, un hombre mayor y acaudalado.
Al año siguiente, y después de perder a su único hijo, Felicitas quedó viuda.
Tenía apenas 26 años, una de las fortunas más grandes de la Ciudad y muchos pretendientes.
Uno de ellos, Enrique Ocampo, supo que un rival, el estanciero Samuel Sáenz Valiente, era el verdadero amor de la dama.
Enfermo de celos, Ocampo le disparó a Felicitas un tiro por la espalda y al instante se suicidó.
Los Guerrero mandaron construir en homenaje a su hija una capilla. Está en Isabel La Católica, entre Pinzón y Brandsen.
Es una historia trágica de amor que dio lugar a muchos mitos. Los vecinos dicen que cada 30 de enero, fecha de su muerte, aparece el fantasma de Felicitas, que vaga ensangrentado.
“Muchas mujeres cuelgan cintitas de la reja, porque si uno se agarra fuerte conseguirá el amor de su vida, y si ya lo tiene, lo conservará. Es una de las historias preferidas por las chicas, que corren a agarrarse de las rejas apenas la escuchan”, dice la leyenda.



fantasma


Mito



Leyenda




misterio



El Hospital Borda.

Solaris, el ser de otro planeta que llegó al Hospital José T. Borda e iluminó a los internos con sus "fiestas energéticas” también alimenta los mitos porteños. Durante su estadía en el neuropsiquiátrico, Solaris –a quien describen como alguien delgado, de ojos grandes, muy blanco y completamente lampiño– se reunía con alrededor de 50 internos para recitar un mantra. Durante el rito, los testigos afirman que parecía iluminarse.
Si bien los médicos tienen argumentos para explicar este caso, hay hechos oscuros.
Aparentemente, Solaris –quién desapareció un 25 de diciembre– dejó escritos indescifrables que, a pesar de ello, tienen coherencia interna.
Además, cuentan que el grupo sanguíneo de este hombre que decía ser un alien no encaja con ningún patrón conocido.


Cinco leyendas porteñas



Buenos Aires


La película Hombre Mirando al Sudeste, dirigida por Eliseo Subiela en 1986, está basada en esta historia.




fantasma