Recientemente le fue concedido el Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea, y una vez más se cuestionan las consideraciones para otorgar el galardón. Una región con un repertorio de invasiones y genocidios, no puede ser considerada para un mérito por la paz, precisamente en momentos cuando la región del llamado viejo mundo, se encuentra inmersa en una crisis producto del sistema capitalista que obedece a las normativas del mercado. Setenta y cinco millones de jóvenes de entre 15 y 24 años están desempleados en el mundo según Naciones Unidas, parte de ese gran número componen los países de la Unión Europea.

Un reciente estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), publica que en España el desempleo ha alcanzado la cifra record de 24,5 %. no menos grave se encuentra Grecia, con un 22,3 %, los dos países con las cifras más altas de toda la Unión Europea.

En la actualidad, la sorpresa no debería ser un elemento considerado para entender la premiación, basta solo con revisar los ya otorgados premios de la paz en el pasado para entender cual será el accionar de esta organización internacional.

1906: Premio Nobel de la Paz para Theodore Roosevelt por instigar a Panamá para separarse de Colombia y así lograr la construcción del canal de Panamá bajo la tutela de Estados Unidos. Durante su presidencia en 1903, establece en Cuba la base militar de Guantánamo bajo un acuerdo a perpetuidad entre las dos naciones. En 1904 ordena la intervención a República Dominicana para evitar la expansión de las potencias europeas sobre América latina y el Caribe, sobre ese particular, es tristemente recordado el “Corolario de Roosevelt”, una alteración sustancial a la “Doctrina Monroe”, en la que considera a América Latina como territorio clave para expandir los intereses de comerciales de los Estados Unidos en la región. Es interesante destacar, que bajo esta enmienda, Roosevelt afirma que si un país Latinoamericano y del Caribe situado bajo la influencia de EE.UU., amenazaba o ponía en peligro los derechos o propiedades de ciudadanos o empresas estadounidenses, el gobierno de EE.UU. Estaba obligado a intervenir en los asuntos internos del país “Desquiciado” para reordenarlo.
Estaba en contra de la igualdad entre hombres y mujeres, consideraba inferiores a negros, asiáticos y minorías amerindias (indios americanos), Otros aspectos considerados para entregarle el premio nobel de la paz.

1912: Premio Nobel de la Paz para Elihu Root, responsable de la ampliación de la West Point ( Academia Militar de los Estados Unidos), Secretario de Guerra durante la presidencia de William McKinley y secretario de estado del premio Nobel de 1906, Theodore Roosevelt. Lo único rescatable de este señor, es su fecha de nacimiento, 15 de febrero, el mismo día pero de 1819, Simón Bolívar instala el Congreso de Angostura y pronuncia uno de los discursos de mayor relevancia en la historia americana, el discurso de Angostura.

1919: Premio Nobel de la Paz para Thomas Woodrow Wilson, autor del “idealismo wilsoniano”, que marca su gestión por el intervencionismo en Iberoamerica, con la que aseguraba que los gobiernos “interesantes” en el extranjero debían ser depositados en manos de “buenos”, aunque estos solo fueran más que una representación minoritaria de la población. Entre sus logros, destaca en 1914, bajo su idealismo wilsoniano, la invasión a México con el fin de hacer dimitir al general Víctor Huerta. En Haití para 1915, una vez asesinado el presidente Jean Vilbrun Guillaume Sam, ocupa militarmente ese país para salvaguardar los intereses comerciales de los Estados Unidos, en la conocida guerra de las bananeras.

En 1916, se produce la primera invasión estadounidense a la República Dominicana, El segundo capítulo de la guerra de las bananeras, con el fin de “restaurar el orden”, los economistas de la época la denominaron “la danza de los millones”, motivada por el alza en los precios de la azúcar. Además, es necesario destacar que Woodrow apoyó a la creación del segundo Ku Klux Klan, a tal punto, que en la película “El nacimiento de la nación”de 1915, se emplea como presentación, las siguiente cita de Wilson : ”Los hombres blancos fueron provocados por un mero instinto de supervivencia...hasta que finalmente surgió un gran Ku Klux Klan, un verdadero imperio del sur, para proteger al territorio sureño”

1953: Premio Nobel de la Paz para George Catlett Marshall, fue el Jefe del Estado Mayor del ejercito Estadounidense durante la segunda guerra mundial. Autor del Plan Marshall, que buscaba frenar la expansión del comunismo en Europa. Antecedente fundamental para la creación de la nefasta OTAN. También, participó en la Guerra filipino-estadounidense, en la que perecieron cerca del millón de filipinos, un poco más del 10 % de la población. Evento conocido como el genocidio filipino.

1973: Premio Nobel de la Paz para Henry Kissinger, Secretario de Estado durante la presidencia de Richard Nixon, responsable de la ejecución de la Operación Condor enmarcada en la doctrina Truman, nefasto episodio en la historia sur americana que, mendiante la CIA (Agencia Central de Inteligencia) coordinó operaciones con las cúpulas militares de; Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Brasil. Llevando a cabo "el seguimiento, vigilancia, detención, interrogatorios con apremios psico-físicos, traslados entre países y desaparición o muerte de personas consideradas por dichos regímenes como 'subversivas del orden instaurado o contrarias al pensamiento político-ideológico opuesto, o no compatible con las dictaduras militares de la región'".

Otro elemento para otorgar dicho premio, fue el golpe de estado al Presidente Salvador Allende en el año 1973, el primer presidente socialista elegido en elecciones democráticas. No se le puede restar méritos a Kissinger en sus esfuerzos por promover asesoría militar en Colombia, mediante la CIA para lograr difundir técnicas encubiertas hacia los lideres sindicales de oposición. Angola, Rhodesia, Sáhara Occidental, Indonesia y Timor Oriental, lamentablemente formaron parte de la larga lista de los planes intervencionistas de Kissinger. No podemos dejar fuera, las innumerables violaciones a los derechos humanos del premio nobel y las instigaciones a los genocidios sistemáticos a distintos grupos políticos.

1974: Premio Nobel de la Paz para Eisaku Sato, por su firme defensa de la entrada de Japón en el Tratado de no proliferación nuclear. En 2010, el gobierno japones desclasificó documentos secretos que dejan en evidencia acuerdos firmados entre los Estados Unidos y el gobierno japones, en los que Sato pedía a los estadounidenses que lanzaran un ataque nuclear preventivo sobre China comunista en caso de una guerra. Contradicciones de la vida, todo un misterio de la ciencia.

1996: Premio Nobel de la Paz para José Ramos-Horta. En 2003 apoyó la invasión estadounidense a Irak.

2006: Premio Nobel de la Paz para el Banco Grameen, lo que comenzó como una instancia de apoyo, con micro créditos a título personal, luego de la hambruna de 1974 para los habitantes de Jobra en Bangladés, se ha convertido en una instancia cuestionable, tal y como lo reflejó un documental de investigación “Uppdrag granskning” (mandato revisión) en febrero de 2011, en el que se presenta un estudio sobre la relación entre los micro créditos del Banco Grameen y casos de explotación de familias pobres en los que para devolver el crédito, se les obligaba a vender sus últimas posesiones llevando a la extrema humillación y, en los peores casos, al suicidio Ha tenido también las críticas del antiguo Primer Ministro de Bangladés, Sheikh Hasina, quién afirmo: "No hay diferencia entre usureros como Yunus y gente corrupta”

2009. Premio Nobel de la Paz para Barack Hussein Obama, el primer afroamericano electo como presidente de los Estados Unidos. Lo que representó una esperanza para el pueblo norte americano, terminó siendo la crónica de una muerte anunciada, toda una estrategia mercado que gobierna en EE.UU. Las promesas electorales apuntaban a un viraje en la política internacional del país, pero finalmente Barack terminó quitándose la mascara para revelar la verdadera cara del imperialismo. Entre los méritos que acumula Obama, destacan: la reducción de las tropas en Irak y el aumento de tropas militares en Afganistán, que incluyen ataques contra civiles y una campaña de reordenación del medio oriente para preservar los intereses económicos de EE.UU.

Además, durante los dos primeros años de gestión de Barack, aumentó la cooperación militar con Israel. Parte de la ayuda militar aumentó en el 2010 para financiar el blindaje de misiles de defensa israelíes. La intervención militar en Libia, es otra creación del presidente norte americano, en 2011, las tropas de los Estados Unidos, tomaron el liderazgo de las operaciones contra el gobierno de Muhamar el Gadafi, bajo una nueva estrategia de intervencionismo, apoyando a “rebeldes” y esperando el momento preciso para dar el golpe fulminante sobre un estado soberano. Casualmente, luego de la intervención, las principales transnacionales petroleras (de Francia, Italia y Estados Unidos) celebraron sendos acuerdos con el gobierno de transición.

Bajo la misma premisa, de libertad y lucha contra el terrorismo, en mayo de 2011, el presidente anuncia el éxito de la “operación gerónimo”, en la que se acabó con la vida de Osama Bin Laden y se sustrajeron documentos, discos duros, memorias USB y computadoras. Curiosamente no se han difundido pruebas contundentes sobre la supuesta operación. Según un artículo del The New York Times, Obama ha continuado la guerra contra el terrorismo de su antecesor George W. Bush mediante ataques con drones contra supuestos dirigentes y militantes de Al Qaeda y grupos yihadistas asociados en Yemen, Somalia y Pakistán.

Según la misma organización, Cada año, desde 1901 el Premio Nobel ha sido galardonado por sus logros en física, química, fisiología o medicina, literatura y la paz. El Premio Nobel es un premio internacional administrado por la Fundación Nobel en Estocolmo, Suecia. En 1968, el Banco de Suecia estableció el Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel, fundador del Premio Nobel. Cada premio consiste en una medalla, un diploma personal y un premio en efectivo.

El poder del mercado determina las nominaciones y los galardones otorgados cada año, los intereses de los explotados, del común, jamás serán reconocidos por esta decadente organización, por ello, no hace falta el mérito de un ente sin credibilidad, nosotros, los habitantes del mundo, seguimos luchando contra el cerco mediático que exalta lo políticamente incorrecto y sentencia a la esperanza de los pueblos..