¿Es la locura el compañero secreto de la genialidad? El desorden Bipolar

Aunque hoy no se pueden realizar exámenes psicológicos a los que llevan tiempo fallecidos, los historiadores no dejan de especular sobre las condiciones de la salud mental de algunos genios fallecidos. Mediante la interpretación de sus cartas personales, sus obras y otras múltiples manifestaciones análisis se llevan a cabo. Resulta pues que, algunos de los más grandes genios del mundo han sido genios “locos”. De hecho, algunos científicos afirman que de la población general un porcentaje mucho mayor de los tipos creativos (poetas, pintores, músicos y similares) se han visto afectados por el trastorno bipolar. Algunas de las mentes más creativas de renombre, entre ellos los escritores Mary Shelley, Virginia Woolf y Ernest Hemingway, compositores de la talla de Irving Berlin y Sergey Rachmaninoff, y los pintores Paul Gauguin y Jackson Pollock se especulan que han sufrido a causa de la enfermedad.

A pesar de la evidencia de un vínculo entre genio y locura, nadie ha demostrado que existe ese vínculo. Sin embargo, los científicos de la Universidad de Toronto han descubierto que las personas creativas poseen poca o ninguna "inhibición latente", la capacidad inconsciente para rechazar estímulos sin importancia o irrelevantes. Desde la Universidad de Toronto, la profesora de psicología Jordania Peterson dice, "Esto significa que los individuos creativos permanecen en contacto con el extra de información en constante flujo desde el medio ambiente. La persona normal clasifica un objeto y, a continuación, se olvida de este, a pesar de que el objeto es mucho más complejo e interesante que lo que él o ella piensan. La persona creativa, por el contrario, está siempre abierta a nuevas posibilidades [fuente: Universidad de Toronto] ".

Echemos un vistazo a estos genios locos - los famosos pensadores y artistas que han experimentado una enfermedad mental. En primer lugar, vamos a inspeccionar el moderno caso de John Nash, cuya esquizofrenia ha sido sensacionalizada recientemente por la Academia de Hollywood.


Top Genio loco # 5

John Forbes Nash (1928-)

Los cinco Genios mas locos, ó... Los cinco Locos mas genios

La vida de John Forbes Nash ha inspirado una biografía y película de extraordinario éxito: "A beautiful mind", "Una mente maravillosa".

Fue un niño solitario, le gustaban mucho los libros y jugar muy poco con otros.
Desde niño, su comportamiento reveló su extraordinaria capacidad intelectual y sus dificultades para relacionarse con los demás. A lo largo de su vida, su mayor característica fue un egocentrismo que le incapacitó para comprender a los demás seres humanos y que le impidió relacionarse con éstos en términos de igualdad. A los catorce años Nash empezó a mostrar interés por las matemáticas y la química. Parece ser que influyó la lectura del libro de Eric Temple Bell, "Men of Mathematics" (1937).

Nash ganó una beca en el concurso George Westinghouse y entró en junio de 1945 para estudiar ingeniería química en el Instituto de Tecnología "Carnegie Institute" (hoy en día Carnegie Mellon). Sin embargo, empezó a destacar en matemáticas, y su profesor le convenció para que se especializara en ellas. En 1948 aceptó una beca de la Universidad de Princeton, para realizar sus estudios de doctorado en matemáticas. La carta de recomendación escrita por su profesor R. J. Duffin tenía sólo una línea: "Este hombre es un genio".

Economista estadounidense y profesor en la Princeton University de New Jersey. Obtiene el Premio Nobel de Economía en 1994, compartido con John C. Harsanyi y Reinhart Selten por sus análisis pioneros del equilibrio en la teoría de los juegos no cooperativos.
En Princeton trabajaban en ese momento genios como Einstein o Von Neumann, lo que hizo aumentar su ansia por destacar, por superarse a sí mismo y a los demás y por obtener reconocimiento. Inventó un juego matemáticamente perfecto, en el cual se basa el actual Hex. En 1949, propuso el sistema de equilibrio de mercados vigente en la actualidad, rebatiendo las teorías de Adam Smith.

A los 21 años en 1950, se doctoró con una tesina de menos de treinta páginas ¡!!! En la que expuso por primera vez su solución para juegos estratégicos no cooperativos, lo que desde entonces se llamó "El equilibrio de Nash", que tuvo un inmediato reconocimiento entre todos los especialistas. El propio Ejército de los EE UU adoptó tácticas basadas en sus principios en la llamada Guerra fría.

En teoría de juegos, se define el equilibrio de Nash como un modo de obtener una estrategia óptima para juegos que involucren a dos o más jugadores. Si hay un conjunto de estrategias tal que ningún jugador se beneficia cambiando su estrategia mientras los otros no cambien la suya, entonces ese conjunto de estrategias y las ganancias correspondientes constituyen un equilibrio de Nash. Von Neumann y Oskar Morgenstern habían ya ofrecido una solución similar pero sólo para los juegos de suma cero. Para la descripción formal del problema y su solución, Nash utilizó funciones de respuesta mejor y el teorema del punto fijo de los matemáticos Brouwer y Kakutani.

En los años siguientes publicó nuevos escritos con originales soluciones para algunos problemas matemáticos y de la teoría de juegos, destacando la "solución de regateo de Nash" para juegos bipersonales cooperativos. Propuso también lo que se ha dado en llamar "el programa de Nash" para la reducción de todos los juegos cooperativos a un marco no cooperativo.

A los veintinueve años se le diagnosticó una esquizofrenia paranoica que lo dejó prácticamente marginado de la sociedad e inútil para el trabajo científico durante dos décadas.Comenzó a tener delirios de grandeza y aducía que las cifras más importantes del mundo habían ido a buscarlo. Después de pasar unos 30 años luchando contra el desorden y “perdiendo tiempo” entrando y saliendo de los hospitales, tuvo una importante recuperación en el decenio de 1980. En 1994, John Nash recibió el Premio Nobel en Ciencias Económicas por su trabajo con principios de la teoría de juegos

Estas fueron sus palabras

Ahora parece que he vuelto a pensar racionalmente de nuevo, en el estilo característico de los científicos. Sin embargo eso no es algo de lo que haya que alegrarse como si alguien con alguna limitación física hubiera recuperado su buena salud. Un aspecto de esto es que la racionalidad del pensamiento impone un límite al concepto que tiene una persona de su relación con el cosmos. Por ejemplo, un no-zoroastriano podría considerar a Zaratustra simplemente como un loco que arrastró a millones de ingenuos seguidores a un culto de adoración ritual del fuego. Pero sin esa "locura" Zaratustra habría sido solo otro de los millones o billones de individuos que han vivido y después han sido olvidados.

John F. Nash, Autobiografía tras la concesión del Premio Nobel, 1994



Top Genio loco # 4

Vincent Van Gogh (1853 - 1890)

locura

Pinturas, como "La noche estrellada" son rápidamente reconocibles por su singular pincelada y de expresión. Sin embargo, no fue hasta después de su muerte que Van Gogh ganó popularidad. Ahora es considerado como uno de los más grandes pintores de la historia.

Recibió los mismos nombres -Vincent Willem- que se impusieran a un hermano que nació muerto justo un año antes que él, el mismo día 30 de marzo; como si fuera un presagio de su original y atormentada existencia. El primer paisaje que vio seguramente fue el de la tumba de su hermano, ya muerto.

Fue muy temperamental desde su infancia y siempre buscó la muerte, pero a través de la vida. Durante la infancia asistió a la escuela de manera discontinua e irregular y, aunque no fue buen estudiante, allí fue donde empezó a aficionarse a la pintura
En 1881 empezó su etapa de pintar de forma regular y empezó retratando a campesinos, que según decía eran lo único natural que quedaba ante la irrupción de la sociedad industrial. Una de estas obras fue la llamada "Los comedores de patatas".

En 1888 se instaló en Arlés al sur de Francia, con la intención de crear un taller de artistas en su casa, llamada la casa amarilla, el color favorito de Vincent, a tal punto que, en sus últimos días llegó a comer pintura amarilla. El único que atendió a su petición del taller fue Paul Gauguin, que se desplazó hasta allí. Vincent le hizo un cuadro de bienvenida, "La Habitación" y pasaron juntos una temporada, en la cual los desórdenes mentales de Vincent impidieron que la relación se mantuviera. En la tarde del 23 de Diciembre de 1888 Van Gogh y Paul Gauguin tuvieron un altercado en el cual se dijo que Van Gogh amenazó a Gauguin con una navaja. Más tarde esa noche Van Gogh volvió a la "Casa Amarilla" en Arles donde él vivía y se mutiló. Sosteniendo la navaja abierta en su mano derecha, rebanó su oreja derecha, comenzando arriba en la parte de atrás y descendiendo de forma que toda la parte inferior de la oreja fue cortada de un tajo. Esto dejó parte de la porción superior de la oreja asida como una horrible solapa de carne. Van Gogh luego envolvió la oreja en un paño y se las arregló para ir a su burdel favorito donde le presentó este "regalo" a una prostituta.

Llamaron a la policía y Van Gogh fue posteriormente hospitalizado. El tejido dañado de la oreja fue puesto en un frasco con alcohol en caso que se necesitara como prueba. Algunos meses después fue desechado.

Regresó a Arlés junto con un amigo para ir a su casa, en donde descubren que sus cuadros estaban cubiertos por el moho y rasgados por los envidiosos vecinos lo que provocó otra depresión al artista. Los últimos años de Van Gogh estuvieron marcados por sus permanentes problemas psíquicos, que lo llevaron a ser recluido en sanatorios mentales de forma voluntaria, entre los que se encontraba el asilo de Saint-Remiy, donde realizó los cuadros de cipreses y La noche estrellada, expuesta en los independientes en 1889. En el sanatorio de Saint-Rémy-de-Provence le es habilitada una habitación para que siga pintando. Aquí empezó una frenética vida artística inspirándose en Rembrandt. En mayo de 1890 un amigo de Theo, el doctor Paul Gachet, le invita a que le haga diversas consultas y, como Vincent no tiene dinero, le paga haciéndole un retrato. Durante los últimos treinta meses de vida llegó a realizar 500 obras y en sus últimos 69 días firmó hasta 79 cuadros.

Pero la estrecha relación con su hermano, quien sostenía a Vincent económicamente, lo alentaba moralmente. Su comportamiento agresivo y solitario le hacía ser un paria en los diferentes sitios donde habitaba y vivir una existencia de frustraciones amorosas al ser rechazado por cada una de sus pretendidas.

Inmediatamente después de acabar su inquietante ‘Cuervos sobre el trigal’ se disparó un tiro en el estómago el 27 de julio de 1890. A pesar de su herida se arrastró de vuelta a casa donde murió el 29 de julio de 1890 dos días después en brazos de su hermano Theo, "Yo arriesgué mi vida por mi trabajo, y mi razón siempre fue menoscabada": éstas son las palabras de Vincent en su última carta dirigida a su amado hermano Theo encontrada en su bolsillo el 29 de julio de 1890. Realizó cerca de 750 cuadros y 1600 dibujos.

La vida Van Gogh fue una tortura. También supuestamente bebió trementina. Los Autores D. Jablow Hershman y el doctor Julian Lieb proponen en su libro " La creatividad y la depresión maníaca ", que Van Gogh sufría un trastorno bipolar. En su libro "Tocando el fuego," La doctora Kay Redfield Jamison llega a la misma conclusión. También se analiza de Van Gogh el arte en relación a su enfermedad mental. Por ejemplo, se señalan que las típicas pautas estacionales de la psicosis y estados de ánimo se suman en Van Gogh con la productividad, que también variaban según la temporada. Otros piensan que sufría de esquizofrenia.



Top Genio loco #3

Edgar Allan Poe (1809 - 1849)

poe

Más conocido por su poema "El Cuervo", el escritor Edgar Allan Poe escribió historias de horror compulsivas y historias de detectives. Puso gran énfasis en la forma y la estructura en sus cortas y tensas historias. Su cuento "Los asesinatos en la Calle Morgue", publicado en 1841, a menudo se denomina la primera historia moderna de detectives.

A pesar de su habilidad como escritor, es bien sabido que Poe tenía un problema con el alcohol, y sus cartas revelan que luchó contra pensamientos suicidas. Las causas y circunstancias en torno a su muerte a los 40 años de edad se desconocen, pero quizás tienen que ver con una insuficiencia cardíaca o debido a su adicción a la bebida. Sobre la base de la interpretación de las cartas de Poe, Kay Redfield Jamison especula que Poe era un maníaco-depresivo, una condición conocida hoy como trastorno bipolar. En su libro, ella afirma que la creatividad de Poe es como una primavera en sus estados de manía. “De la mente enferma surge un "cósmica" perspectiva que permite un zumo de flujo creativo”, escribe.

Edgar Allan Poe puede haber visto una relación entre creatividad y enfermedad mental, en sí mismo. Él escribió:

" Los hombres me han llamado loco; pero aún no está determinada la cuestión de si la locura es o no la más excelsa inteligencia, si mucho de lo que es gloria, si todo aquello que es profundo, no brota de la enfermedad del pensamiento, de modos de pensar exaltados respecto del intelecto general. Aquellos que sueñan de día son conocedores de muchas cosas que se les escapan a los que únicamente sueñan de noche."

El 3 de octubre de 1849 en la ciudad de Baltimore se celebraban unos comicios. Poe como un vagabundo más, se acercó a esta población para recibir el dinero que la chusma de borrachines recibían a cuenta de ciertos partidos por depositar un voto a su favor. El dinero que posiblemente necesitase el autor para emborracharse no lo llegó a cobrar nunca. Fue hallado semiconsciente tirado en la calle. Llevaba puestas ropas harapientas que ni siquiera eran suyas. Fue ingresado en el hospital y cuatro días más tarde falleció en medio de terribles delirios e incesantes imágenes de terror que acosaban su mente agotada.

El tío de Poe declaró a su muerte: "Había conocido tanto dolor y tenía tan pocos motivos para sentirse satisfecho con la vida que este cambio apenas puede considerarse una desgracia"

Edgar Allan Poe vivió una vida tortuosa marcada por el dolor, dolor que nacía de su alma melancólica y depresiva y que intentó calmar mediante las drogas y el alcohol. Por su puesto no solo no lo consiguió, sino que logró perderse para siempre en algún paraje escalofriante de los nacidos de su mente. Murió con tan solo 40 años y nos dejó páginas y páginas de horror, impregnadas en su sudor alcohólico y su sangre envenenada.

Para ser justos con el miedo que brota de cada página de los relatos de terror de Poe, deberíamos mencionarlos todos. Cualquiera de ellos es capaz de ponerle los pelos de punta y de erizarle la piel al lector más curtido.



Top Genio Loco # 2

Ludwig van Beethoven (1770 - 1827)

nash

La noche del 16 de diciembre de 1770 una tremenda tempestad se desencadenaba de las Siete Montañas y descargaba su furia sobre la ciudad de Bonn, (Alemania), a las orillas del Rhin; el viento helado azotaba las puertas y ventanas de las casas, en tanto que la lluvia caía pertinaz y torrencialmente.

En una pequeña bohardilla nacía un niño al que su padre, llamado Johann Beethoven, llevaría a bautizar al día siguiente a la iglesia de San Remigio, imponiéndole el nombre de Ludwig, el mismo que tenía su abuelo.

Su lucha interna está documentada en cartas a sus hermanos, donde habló de su coqueteo con el suicidio. Los autores Hershman Lieb y proponen en su libro que Beethoven probablemente también sufrio de trastorno bipolar. Además, Francois Martin Mai trae la posibilidad de que específicamente sufrido de la depresión bipolar en el libro "Diagnóstico de genio". Mai sostiene que, a pesar de sus tendencias hacia la depresión, Beethoven había períodos de intensidad y vigor en consonancia con el trastorno bipolar. Exámenes y pruebas de Beethoven a su pelo recientemente revelaron un peligrosamente alto contenido de plomo [fuente: Walsh]. Esto podría haber provocado no sólo su enfermedad mental, sino también las enfermedades digestivas de la cual a menudo se quejó.

Alcanzó un éxito considerable. Sin embargo, ya Beethoven había experimentado los síntomas de su penosa enfermedad, la sordera, desde 1796. A todos los sufrimientos que había sentido, añadía la tortura física y psicológica de ir perdiendo el sentido más necesario para su profesión.

El mismo año escribió en su Diario Intimo: "¡Valor! A pesar de todas las flaquezas del cuerpo, mi genio triunfará... ¡Veinticinco años! Los tengo ya, y es necesario que en este año el hombre se revele todo entero".

Entre 1796 y 1800 compone más de 90 obras, entre las que están la 1a sinfonía (además de la llamada "cero" o "Jena" de dudosa autenticidad), 3 conciertos para piano, seis cuartetos, el Septuor, variaciones, Sonatas (incluyendo la Pathetique), etc. Beethoven decía: "Vivo en medio de la música; en cuanto termino algo, comienzo otra cosa. En la forma que ahora escribo, hago o menudo tres o cuatro cosas a la vez". El genio afloraba con fuerza, aunque "ya el dolor había llegado a su puerta; se había apoderado de él para nunca más dejarlo".

Se señala el año de 1801, como el de la iniciación de lo que se ha llamado el segundo periodo de la obra de Beethoven. Etapa de su vida en que alternaba días felices, con los sufrimientos más despiadados; las esperanzas más sonrientes con los desengaños mas desalentadores; el optimismo y el pesimismo, todo ello dentro de la taladrante realidad de una sordera progresiva e incurable. De 1801 data su pasión por Giulietta Guicciardi, a quien inmortalizo con la dedicatoria de su Sonata "Quasi una fantasia", que será más tarde sobrellamada "Claro de Luna". Pero de este ultimo año, (6 de octubre) fue su "Testamento de Heiligenstadt", en el que declara: "La experiencia de estas cosas me puso pronto al borde de la desesperación y poco faltó para que yo mismo hubiese puesto fin a mi vida. Sólo el arte me ha detenido. ¡Ah! Me parecía imposible abandonar este mundo antes de haber realizado todo lo que me siento obligado a realizar. ¡Oh Dios, Tú miras desde lo alto en el fondo de mi corazón, y lo conoces, sabes que en él moran el amor a los demás y el deseo de hacerles el bien! Vosotros, hombres, si leéis un día esto, pensad que habéis sido injustos conmigo... ".

En 1826, Beethoven fue operado para curarlo de hidropesía; no volvió a mejorarse. Cerca de las seis de la tarde del 26 de marzo de 1827, exhalaba su último aliento: en ese momento estallaba una violenta tempestad sobre la ciudad de Viena. Podría decirse, sin que queramos con esto recurrir a una metáfora vulgar, que el rayo que anunció su nacimiento, extendía, a su muerte, los truenos de su música inmortal.

Más de veinte mil personas se reunieron para acompañarlo a su última morada. Grillpazer, al terminar la oración fúnebre, dijo: "Éste por quien llevamos luto, se encuentra desde ahora en adelante, entre los grandes de todos los tiempos. Recordemos esta hora y pensemos: estábamos allí cuando le enterraron, y, cuando él nos dejó, lloramos"



Top Genio loco #1

Sir Isaac Newton (1642 - 1727)

genios

Sir Isaac Newton, (4 de enero, 1643 NS – 31 de marzo, 1727 NS) fue un científico, físico, filósofo, inventor, alquimista y matemático inglés, autor de los Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, más conocidos como los Principios, donde describió la ley de gravitación universal y estableció las bases de la Mecánica Clásica mediante las leyes que llevan su nombre. Entre sus otros descubrimientos científicos destacan los trabajos sobre la naturaleza de la luz y la óptica (que se presentan principalmente en el Opticks) y el desarrollo del cálculo matemático.

Newton fue el primero en demostrar que las leyes naturales que gobiernan el movimiento en la Tierra y las que gobiernan el movimiento de los cuerpos celestes son las mismas. Es, a menudo, calificado como el científico más grande de todos los tiempos, y su obra como la culminación de la Revolución científica.

Entre sus hallazgos científicos se encuentran los siguientes: el descubrimiento de que el espectro de color que se observa cuando la luz blanca pasa por un prisma es inherente a esa luz, en lugar de provenir del prisma (como había sido postulado por Roger Bacon en el siglo XIII); su argumentación sobre la posibilidad de que la luz estuviera compuesta por partículas; su desarrollo de una ley de conducción térmica, que describe la tasa de enfriamiento de los objetos expuestos al aire; sus estudios sobre la velocidad del sonido en el aire; y su propuesta de una teoría sobre el origen de las estrellas.

Con numerosas y trascendentales contribuciones a la física y la mecánica, Sir Isaac Newton es universalmente conocido como un brillante pensador. De hecho, las encuestas entre el y Einstein muestran un público acuerdo que incluso supera a Einstein en influencia [fuente: La Real Sociedad]. Algunos de sus notables contribuciones incluyen la invención de cálculo, explicando "la gravitación universal," el desarrollo de leyes del movimiento y la construcción del primer telescopio de reflexión.

A pesar de sus muchos logros, Newton sufría de tendencias psicóticas y cambios de humor (incluso períodos tremendamente entusiastas), [fuente: Enciclopedia Britannica, Salas]. Hershman y Lieb también teorizan en su libro que probablemente Newton sufría de trastorno bipolar [fuente: acabar con el estigma]. Además, sus cartas delirantes prestan credibilidad a la teoría de que era esquizofrénico [fuente: Glover]. El padre de Newton murió antes de que él naciera, y Newton fue separado de su madre entre las edades de dos y 11. Su trastorno mental podría haber sido un resultado de esta prolongada experiencia traumática infancia [fuente: Enciclopedia Británica]
Padeció durante sus últimos años diversos problemas renales, incluyendo atroces cólicos nefríticos, sufriendo uno de los cuales moriría -tras muchas horas de delirio- la noche del 31 de marzo de 1727 (calendario gregoriano). Fue enterrado en la abadía de Westminster junto a los grandes hombres de Inglaterra.
Estas son sus palabras
«No sé cómo puedo ser visto por el mundo, pero en mi opinión, me he comportado como un niño que juega al borde del mar, y que se divierte buscando de vez en cuando una piedra más pulida y una concha más bonita de lo normal, mientras que el gran océano de la verdad se exponía ante mí completamente desconocido.»