El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

la vida y muerte de las estrellas

Uno de los descubrimientos más grandes de la ciencia moderna ha sido que las estrellas (como las personas) viven solamente un período de vida cuantificable y luego mueren. A pesar de que las vidas de las estrellas son enormemente mayores que el lapso de la vida humana, nosotros, los humanos, podemos conocer acerca de la historia de la vida de las estrellas estudiándolas en las diferentes etapas de su ciclo de vida, desde el nacimiento hasta la muerte. Para ello se hace lo mismo que haríamos si tuviéramos que estudiar el ciclo de vida de los humanos en apenas dos o tres días, o bien, en dos o tres horas. El truco sería examinar tantos humanos de diferentes tipos como sea posible y luego deducir las etapas diferentes en nuestras vidas. Por ejemplo, podríamos visitar una sala de maternidad, y ver a los humanos justo antes o después de nacer. Podríamos, incluso, ver un nacimiento en progreso. En el mismo hospital, podríamos ser testigos de las etapas justo antes y después de la muerte. Al salir a la calle podríamos observar gente de diferentes edades: niños con sus padres, viejos con sus niños, adolescentes y adultos en varios grupos.

la vida y muerte de las estrellas


De la misma manera, los astrónomos deben examinar muchas estrellas buscando encontrar por lo menos una en cada etapa de la vida de las estrellas. Y haciendo exactamente eso, se han encontrado estrellas jóvenes, incluso cerca, podríamos decir, de la “sala de maternidad” de gas y polvo donde están naciendo. También se han observado estrellas como nuestro propio Sol, que están en la estable, en la etapa “adulta” de sus vidas. Y a propósito, aprovechemos la ocasión para hacer la salvedad, de que debe saberse que un buen número de estrellas cercanas, similares al Sol, están rodeadas de uno o más planetas, de la misma manera como lo está el Sol nuestro.

Muerte



También se han visto estrellas gigantes rojas, en la llamada “crisis de la mediana edad”, que equivaldría al climaterio o menopausia en la vida de la mujer o la andropausia en el caso del hombre. Estas estrellas rojas se aprecian como si estuvieran hinchadas debido a los cambios profundos que se operan dentro de una estrella cuando alcanza la mediana edad. Y se han estudiado también cadáveres estelares llamados enanas blancas y estrellas de neutrones, observándose los efectos posteriores de la muerte estelar.
El lento proceso de la vida y muerte estelar se ha deducido de agrupaciones de estrellas llamadas “racimos de estrellas”, que son aquellas que han nacido juntas y viven sus vidas como un grupo. Un buen ejemplo de tales grupos es el hermoso racimo de las Pléyades, que pueden ser vistas en el cielo durante el otoño y el invierno. En tal racimo, estrellas diferentes pasan a través de sus vidas a etapas diferentes, y nosotros los humanos, con los instrumentos ópticos que hemos inventado, como los telescopios, y otros que captan ondas de sonido, como los radares, hemos podido encontrar, observar y estudiar en estos racimos de estrellas, estrellas que comenzaron juntas, pero que ahora están en diferentes etapas de sus vidas.

4 comentarios - la vida y muerte de las estrellas

MICHAELMOREIRA
estrellas
santypolo2003 +2
a la gente ignorante obviamente no le va a importar