Tres tristes tiranos
Definición del rey Alfonso X el Sabio de Castilla

TIRANO: Es aquel que se apodera del reino o tierra por la fuerza, por engaño o fraude o traición y al que gobierna a un Estado sin Justicia y a medida de Su voluntad. El tirano según dice la misma ley, ama su bien más que el común de todos, aunque sea en daño de la tierra por que vive siempre en recelo de perderla y usa de su poder contra los del pueblo en tres modos:

1.-Procurando que sean necios y cobardes para que no se levanten contra él ni se opongan a su voluntad.

2.- Introduciendo desafecto y desconfianza de unos a otros parara que no hablen contra él, temeroso de la falta de fe y secreto.

3.- Haciéndolos pobres y metiéndolos en tan grandes hechos que no puedan acabarse, para que siempre atentos a su mal nunca piensen cosa contra su señoría. Sobre todo procuran los tiranos, destruir a los poderosos y sabios, prohibiendo en sus tierras cofradías y ayuntamientos de hombres, indagar lo que se hace o dice en ellas , fiar mas su consejo y guarda en los extranjeros acomodados a su gusto que en los naturales apremiados a servirle.

El que use pues de su poder en cualquiera de estos modos, aunque haya obtenido el reino por elección de todos los ciudadanos puede llamarse tirano, pues se torna injusto en su dominación”
.

Falaris

FALARIS


Fue tirano de Agrigento (Sicilia) entre los años 570 -544 a.c. La palabra “tirano” no tenía una connotación negativa en Grecia antigua, sino que el tirano era aquel que ejercía un poder de facto y no todos fueron malos gobernantes ni les faltaba el apoyo del pueblo. Pero Falaris se hizo célebre por su crueldad y lo sanguinario de sus castigos una vez que estuvo en el poder. Se le atribuye también la práctica del canibalismo.

justiniano


Su más conocida crueldad fue la aplicación temprana del martirio del Toro de bronce que luego se conoció con su propio nombre y fue utilizado durante toda la antigüedad y la edad media.
Los gemidos lanzados por la víctima debían producir desde el interior del toro ardiente un sonido semejante al mugido del animal verdadero. Phalaris, dice la tradición, mandó hacer la primera prueba arrojando en el interior del toro al propio inventor, Perilo. En algunos modelos les ponían tubos, colocados en el interior de la garganta de la figura, para lograr mejor sonido y más realismo en el mugido. También algunos disponían de salida de aire especial, para que el humo saliera mezclado con incienso o diferentes aromas y, al parecer, era costumbre coger los huesos calcinados para hacerse pulseras o adornos.


dictadores

tiranos


A Falaris se le atribuye una muerte tan violenta como las que él mismo hacía padecer. Al parecer perdió el favor del pueblo y fue derrocado luego de haber gobernado durante 26 años. Como era de esperarse murió dentro de su artilugio favorito.

Hay quienes niegan la veracidad de estas habladurías y hablan de Falaris como de un gobernante justo y capaz.


bokassa

JUSTINIANO I

Tres tristes tiranos


Emperador romano – bizantino desde el 1 de agosto de 527 hasta su muerte el 14 de noviembre de 565. Su gobierno fue largo e importante: conquistó territorios en Europa y Asia y con el dinero conseguido embelleció Bizancio, construyo la Catedral de Santa Sofía y compiló el Digesto, obra cumbre del derecho romano. Desde su despacho, del que nunca salía, gobernaba sobre millones de personas, sin ser carismático en absoluto. Podía ser afable, pero era pusilánime y celoso, así como excesivamente cruel en sus castigos a opositores políticos y religiosos no-cristianos.

Su reinado fue próspero y estable gracias a las conquistas sobre los “infieles” hasta el año 542 cuando un brote de peste mató a una gran parte de la población de Bizancio. Su propia mujer, la emperatriz Teodora (una ex bailarina y prostituta). Justiniano también enfermó, pero sobrevivió y su carácter se hizo sombrio. No dormía, vagaba por su palacio durante las noches y se le atribuían poderes sobrenaturales relacionados con la magia. Se contaban historias sobre que era, en realidad, el mismísimo demonio, pues se hizo muy cruel hacia el final de su reinado. Observaba el martirio de “herejes” no cristianos en ejecuciones públicas.

Falaris


Murió Justiniano viejo y sólo, aunque en la cúspide del poder terreno. Con el murieron también los emperadores romanos tal y como los había conocido la antigüedad.


justiniano

Jean-Bédel Bokassa


También conocido como Emperador Bokassa I (22 de febrero de 1921- 3 de noviembre de 1996). Bokassa nació en Bobangi, Congo francés, en la actual República Centroafricana, por ese entonces parte del África Ecuatorial Francesa. Su padre era un líder tribal. Bokassa se unió a las Fuerzas Francesas Libres y terminó la Segunda Guerra Mundial como sargento mayor condecorado con la Legión de Honor y la Cruz de Guerra.

dictadores


Gobernó la República Centroafricana desde 1966, primero en calidad de dictador militar. El 4 de diciembre de 1976 fue proclamado Emperador del Imperio Centroafricano.La ceremonia, copiada de la coronación de Napoleón I.

tiranos

El Emperador justificó el establecimiento de la monarquía constitucional argumentando que al crear una monarquía ayudaría al país a "desmarcarse" del resto del continente y a obtener el respeto del mundo. Fue necesario invertir más de 20 millones de dólares en la coronación del soberano, a la que asistió el pueblo. Estuvo presente un representante especial de la Santa Sede, aunque no hubo presencia de las casas reinantes extranjeras en el evento. El Emperador contaba con el apoyo de sectores populares, que aún añoran su régimen. Muchos pensaron que Bokassa estaba loco, y se le comparó con el dictador africano, Idi Amin, por sus egocéntricas extravagancias.Como mandar la instalación de un baño de oro en su palacio y muchas otras. La prensa rumoreaba que ocasionalmente comía carne humana, el mismo crimen inhumano que se le atribuía a Falaris .

bokassa

Francia apoyaba al gobierno de Bokassa. El presidente Valéry Giscard d'Estaing era amigo y fiel defensor del emperador, y suministró al régimen importante ayuda económica y militar. En respuesta, Bokassa llevaba frecuentemente a d'Estaing a excursiones de caza en África y proveía a Francia de uranio, mineral vital para el programa de armas nucleares francés. Con el tiempo, la prensa francesa se fue volviendo cada vez más crítica de la cercana relación entre d'Estaing y Bokassa, particularmente después de que se revelara que el emperador asiduamente daba diamantes como regalo al presidente. El monumento conmemorativo del régimen monárquico aún se conserva.

Tres tristes tiranos

Bokassa fue recibido con honores de jefe de estado en Buenos Aires por el dictador Jorge Videla.[/align]

En enero de 1979 el apoyo francés a Bokassa disminuyó considerablemente después de que disturbios en la capital Bangui llevaran a una masacre de civiles por parte de las fuerzas armadas.
En la década de los 80, Jean-Bedel Bokassa, Emperador de África Central, fue derrocado. Después de trece años de dictadura fue acusado de genocidio y de canibalismo. Los testigos que entraron en su suntuoso palacio declararon haber encontrado en los congeladores cadáveres humanos a los que les faltarían algunos miembros.
El Emperador Bokassa escapó a Costa de Marfil, y posteriormente vivió exiliado en París.pero volvió de su exilio en Francia el 24 de octubre de 1986. Fue arrestado y juzgado por traición, asesinato, canibalismo y apropiación indebida de fondos estatales. Durante el juicio fueron levantados los cargos de canibalismo, que no pudieron ser demostrados. El tribunal republicano condenó al Emperador a muerte el 12 de junio de 1987. La sentencia fue conmutada a cadena perpetua en febrero de 1988, pero sería reducida posteriormente a veinte años.

Tuvo 17 esposas (a pesar de que prohibió la poligamia) y más de 50 hijos. Este sanguinario y falso remedo caricaturesco de Napoleón murió víctima de un ataque cardíaco el 3 de noviembre de 1996.


Falaris


justiniano