El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Miceli y Peña: dos casos de seducidas y abandonadas.

Justo cuando la aristocracia intelectualoide oficialista le quiere enseñar al legendario caricaturista Hermenegildo Sábat sobre cómo defender al sexo femenino, dos damiselas que coqueteaban con la billetera K cayeron en desgracia casi al unísono. Pero de Florencia Peña...

...son todas joyas patricias de amor" (Música para pastillas – Los Redondos)


En el 2011, Felisa Miceli fue a verla a Hebe de Bonafini cuando estallaba el escándalo Schoklender – Fundación Madres de Plaza de Mayo – "Sueños Compartidos", para decirle que por los desmanejos de dinero de la entidad la que –como contadora- podía ir presa además de los hermanitos Sergio y Pablo era ella. La respuesta de Bonafini seca y contundente le mostró que su futuro no era el mejor. "Jodete", recibió como única y tajante respuesta.


Ahora lo comprobó en cuerpo y alma. A la condena por el dinero hallado en el baño se le suma que Schoklender la quiere arrastrar en su caída inminente.


Doña Felisa ya se dio cuenta que algunas personas en el sistema kirchnerista actúan en forma de llave térmica, saltan ellos y ellas para que no se electrocute el resto.


La ex funcionaria que solía dar largas caminatas por Parque Sarmiento dejó de hacerlas porque su rostro es conocido por todos y no le dicen piropos precisamente.


El affaire Florencia Peña y su video porno (el término hot bien utilizado es para situaciones donde no hay sexo explícito), tiene otras connotaciones.


Un ejemplo de cómo tienen que comportarse los que participan del Planeta Cristinista. Mariana Moyano, la panelista de 6 7 rocho, fue víctima de la violenta sensación de inseguridad cuando la asaltaron mal en su domicilio particular en septiembre pasado.


Aunque Moyano también parece una actriz que interpreta un libreto que ni ella cree, supo qué hacer cuando la entrevistaron en todos los medios de difusión a raíz del mal trance.


"Yo hablo con todos menos con Todo Noticias, Clarín, Canal 13 y Radio Mitre", dijo un tanto absurda (como siempre) pero siguiendo los paradigmas que le exige el modelo a sus empleados. Es decir, aprovechó la situación para distanciarse hasta en las desgracias del archi enemigo del gobierno.


Alguna vez la ex periodista y ahora legisladora Gabriela Cerruti, que fue una de las espadas en la gestión Aníbal Ibarra, caído en desgracia el entonces alcalde después de la masacre de Cromañón se pasó de un salto sin red a jugar con Jorge Telerman. Cerruti dijo entonces, cuando le cuestionaron su actitud panqueque (se da vuelta en el aire): "La fidelidad es una virtud sólo para las mascotas". Cumplió lo que el fallecido ex ministro de Menem Julio Mera Figueroa dijera hace 20 años: "Cuando entras en política, le tiras el honor a los perros".


Cuando Florencia Peña aceptó la propuesta de Tinelli de aparecer en la pantalla de Canal 13, aún dando cuenta que seguía definiéndose como kirchernista de la primera hora, entró en colisión con esos principios de los que hablaba Cerruti y Mera Figueroa. Se nos dijo que tuvo algunas advertencias extra oficiales para que se desvinculara de la "corpo" y rompiera el contrato de Bailar por un sueño.

Miceli y Peña: dos casos de seducidas y abandonadas.

Su primera salida en cámaras por el 13 fue la sentencia lapidaria, y se sabía que estaban buscándole "mugre" para pasarle la factura.


Se puede ser como Martín Sabattella, distanciarse mal de Kirchner como hizo hace tiempo casi repudiando a Néstor, pero hay que saber reptar para finalmente ser aceptado en la Corte del poder. Igual, hoy el ex intendente de Morón tiene los tiempos contados en el AFSCA, es otro fusible que salta en cualquier momento al estilo "se usa y se tira".


Si los abogados de Florencia Peña buscan al hacker que se le metió en la computadora (¿seguro estaba en la PC?, hay algunas dudas que pudiera haber estado en otro lado) e hizo público el video, van por mal camino echándole la culpa al técnico que le arregló la compu.


Frío, frío. El asunto vino por otro lado y difícilmente se atrevan a reconocer que la mano de obra que actuó en su caso está más por el lado de los operadores informáticos que trabajan para el gobierno que en un simple laburante al que quieren responsabilizar legalmente por el mágico hallazgo.

A Florencia Peña le cobraron caro haber trabajado para Canal 13, y más allá de esa tonta costumbre moderna de las figuras públicas de grabarse en situaciones de sexo y archivarlas en los sectores más vulnerables de la informática, el resto del personal al servicio kirchnerista ya sabe a lo que se atiene si trata con el "enemigo".


¿Una señal que es así de simple? El sitio web porno argentino más visitado se llama Poringa, de los mismos creadores de Taringa. Difundieron el video durante días y cuando se hizo público las consecuencias legales que podría aparejar difundirlo, lo sacaron al toque. Hace horas lo volvieron a subir. Como Taringa ya tiene problemas judiciales graves por las cuestiones de subir materiales sin pagar derechos autorales, no lo habría hecho de no tener algún aval de impunidad. ¿Los amigos del Ministerio de Justicia le dieron carta de impunidad a Poringa para que lo volvieran a subir? Mmmm

Igual no es para tanto. Desde que científicamente está comprobado que el sexo oral previene ciertas enfermedades femeninas, lo de Florencia Peña es más una difusión de teorías preventivas contra el tumor de garganta que unas simples tomas de intimidad caliente.

3 comentarios - Miceli y Peña: dos casos de seducidas y abandonadas.

@perro10malo +4
que la vieja chorra tambien tiene video peteando?
@sistem_of_a_down +2
puro humo y ganas de marketing, aca una mina de verdad

k
@Soybigoton +1
A la vieja no la toco ni con un caño.