17 de octubre de 1945 en Argentina







http://www.sosperiodista.com.ar/fotos/peronyeva.jpg








Recordamos el 17 de Octubre de 1945
--------------------------------------------------------------------------------

1945

Acosado en todos los frentes, el Presidente de facto, Edelmiro Farrell, levanta el estado de sitio en agosto, lo que permite grandes manifestaciones opositoras. A fines de Septiembre, un movimiento militar contra el gobierno es abortado en Cordoba. Esto le sirve como pretexto al Presidente Farrell para reinstaurar el estado de sitio, ocupar las universidades y practicar numerosas detenciones. A principios de Octubre, la guarnicion de Campo de Mayo le exige a Farrell el alejamiento de Peron de todos sus cargos (Vicepresidente, Ministro de Guerra y Secretario de Trabajo). El Presidente acepta y ordena la detencion de Peron en la isla Martin Garcia.

Pero un inesperado movimiento popular avanza sobre Buenos Aires el 17 de octubre. La gente ocupa la Plaza de Mayo y exige la liberacion de Peron. Una vez en libertad, Peron habla desde la Casa Rosada. Entonces, anuncia su retiro del Ejercito y su lanzamiento a la accion politica. Semanas mas tarde, despues de su casamiento con Eva Duarte, se dedica a la creacion del Partido Laborista. Esta agrupacion y la disidencia radical, llamada UCR junta Reorganizadora, apoyaran su candidatura presidencial.

La Movilizacion

Los seguidores de Peron iniciaron la movilizacion. La C.G.T. convoco a una huelga general para el 18 de octubre, mientras tanto algunos gremios y militantes politicos anticipaban manifestaciones.

En Berisso el Sindicato Autonomo de la Industria de la carne (cuya creacion habia sido respaldada por Peron), dirigido por Cipriano Reyes, durante la madrugada del 17 avanzo sobre la ciudad de La Plata y solicitaron al interventor la liberacion de Peron.

En Buenos Aires miles de personas provenientes de diferentes puntos del Gran Buenos Aires marcharon sobre la ciudad al grito de libertad para el lider, quien habia sido trasladado de la Isla Martin Garcia al Hospital Militar de Buenos Aires, por supuestos problemas de salud. Previo anuncio del Presidente Farrel desde el balcon de la Casa Rosada, Peron se dirigio a la multitud que lo aclamaba.

EVITA

Encabezo una gran campa·a de agitacion en los medios laborales (el movimiento de los descamisados, apelativo con el que se conocia al proletariado urbano que apoyaba masivamente a Peron), para conseguir la excarcelacion de su esposo que habia sido recluido en la isla de Martin Garcia a causa de un golpe militar. El 17 de octubre de 1945 y la masiva movilizacion de pobres y discriminados a Plaza de Mayo trajo aparejado no solo la liberalizacion de Peron, sino que sello el mas fuerte noviazgo de Evita con ese pueblo historicamente relegado. Asi fue como Eva se convirtio en Evita, y se puso al frente de la Secretaria de Trabajo y de la Fundacion que lleva su nombre, desde donde comenzara a forjar la leyenda que aun hoy perdura merced a sus politicas sociales plasmadas en derechos y no en la mera asistencia.

Cuando el Coronel Peron es destituido y llevado preso a la isla Martin Garcia, Evita, como empezo a llamarla el pueblo trabajo clandestinamente junto a los sindicatos en los preparativos del 17 de Octubre. El 22 de Octubre de 1945 se casan en el Registro Civil de Junin.

EL 17 DE OCTUBRE DE 1945.
Por: Martin Lucero

El 17 de Octubre de 1945 se desperto la gran masa anestesiada, eclosiono el alma silenciosa y silenciada del pueblo, las columnas de obreros se movilizaron espontaneamente con un unico objetivo: Rescatar al lider de los trabajadores argentinos, Juan Domingo Peron.

Obligado a renunciar por la oligarquia y preso en la isla Martin Garcia el pueblo se organizo y salio a las calles. Las columnas obreras empezaron a poblar la ciudad, el rumor del pueblo fue creciendo y agigantandose, la multitud coreaba una cancion popular: "yo te dare, te dare Patria Hermosa, te dare una cosa, una cosa que empieza con P, ¡Peron!". Y aquel Peron resonaba como un ca·onazo, el ca·onazo del pueblo que venia a rescatar a su lider, las grandes masas populares se decidieron a dictar el veredicto lapidario ante la crisis politica producida por la obligada renuncia del lider de los trabajadores.

Los trabajadores abandonaron las fabricas, los surcos, los yerbales, las chacras, los servicios de transporte. Grupos compactos de trabajadores fueron atravesando los puentes que unen Avellaneda con Buenos Aires y se dirigian hacia el centro de la ciudad. Sus gritos y voces despiertan el panico de los habitantes, los comerciantes bajan las cortinas de sus negocios.

Venian de las usinas de Puerto Nuevo, de los talleres de Chacarita y de Villa Crespo, de las manufacturas de San Martin y Vicente Lopez, de las fundiciones y acerias del riachuelo, de las hilanderias de Barracas. Brotaban de los pantanos de Gerli y Avellaneda o descendian de las Lomas de Zamora. Hermanados en el mismo grito y en la misma fe, iban el peon de campo de Ca·uelas y el tornero de precision, el fundidor y el mecanico de automoviles, el tejedor la hilandera y el empleado de comercio.

El sector centrico de la ciudad era irreconocible. Buenos Aires era ocupada por centenares de miles de trabajadores enfurecidos.

Las manifestaciones obreras confluian en la Plaza de Mayo y, rendidos por la marcha, numerosos manifestantes refrescan sus pies en las fuentes de la plaza, como un duro mensaje a quienes observan horrorizados desde los balcones "la conquista de Buenos Aires".

Otros llegan montados en caballos, agrupados en camiones, trepados al techo del tranvia, amontonados en colectivos que debieron cambiar su recorrido y dirigirse hacia Plaza de Mayo con carteles improvisados brindando su apoyo y exigiendo a las autoridades la inmediata liberacion de Peron.

Esa gigantesca concentracion obrera inauguraba el 17 de Octubre, era la union entre el pueblo trabajador y su lider, Peron, era el subsuelo de la Patria sublevado, era el cimiento basico de la Nacion que asomaba y que inscribia un nuevo capitulo en la historia Argentina.

Con improvisadas antorchas hechas con ejemplares de "La Prensa" retorcidos en llamas los trabajadores iluminaron esa maravillosa noche, hasta que se asomo al balcon el lider rescatado por su pueblo, y sellando un pacto de lealtad eterna, Peron los llamo por primera vez por su nombre: ¡Trabajadores!

Fragmento del libro "Peron y el 17 de Octubre", seleccion de ensayos y recopilacion de discursos publicado por la Biblioteca del Congreso de la Nacion, 2002

DISCURSO DEL GRAL. J. D. PERON
Fuente: Presidencia de la Nacion, Subsecretaria de Informaciones, Direccion General de Prensa.

Este 17 de octubre fue un dia con historia propia, una historia que habia comenzado pocos dias antes con el desplazamiento de Peron de sus cargos en el gobierno, con su detencion y traslado a la isla Martin Garcla. Era el resultado de la reaccion de lospoderosos cuyos intereses habian sido tocadospor la accion de Peron enfavor de los bumildes. La reaccion de los due·os de todo, que no esperaban que elpueblo sepusiera en movimientopara defender sus derechos.

Sin embargo, ese miercoles, desde las 8 de la ma·ana, peque·os grupos de personas comenzaron a dirigirse hacia Plaza de Mayo. Eran mirados con estupor y con cierto desprecio. No era la clase de gente, la de traje y sombrero, que habitualmente circulabapor el lugar. A primeras horas de la tarde, la Plaza de Mayo estaba cubierta por una multitud enfervorizada que reclamaba la libertad de Peron yponia '7aspatas en la Juente". Ya era tarde. El gobierno, sorprendido y atemorizado, traslado al coronel desde Martin Garcia al Hospital Militar. Y cuando a grito herido aquella masa sudorosa de trabajadores hizo saber que no se moveria de alli sin ver satisfecho su reclamo, a las 22.25 Peron arribo a la Casa de Gobierno y, casi . cercana la medianoche despues de ser ovacionado durante 15 minutos, se dirigio a la multitud, Habia triunfado. Y el paro previsto por la central obrera para el 18, se transformo en "San Peron ".

En aquel 17 caluroso, pesado, con presagio de una tormenta que no se desato, la historia argentina daba vuelta tina pagina esencial.

"Trabajadores:

Hace casi dos a·os, desde estos mismos balcones, dije que tenia tres honras en mi vida: la de ser soldado, la de ser un patriota y la de ser el primer trabajador argentino.

Hoy, a la tarde, el Poder Ejecutivo ha firmado mi solicitud de retiro del servicio activo del Ejercito. Con ello he renunciado voluntariamente al mas insigne honor a que puede aspirar un soldado: llevar las palmas y los laureles de general de la Nacion. Lo he hecho porque quiero seguir siendo el coronel Peron y ponerme con este nombre al servicio integral del autentico pueblo argentino.

Dejo, pues, el honroso y sagrado uniforme que me entrego la Patria, para vestir la casaca del civil y mezclarme con esa masa sufriente y sudorosa que elabora en el trabajo la grandeza del pais.

Con esto doy mi abrazo final a esa institucion que es el puntal de la Patria: el Ejercito. Y doy tambien el primer abrazo a esta masa inmensa que representa la sintesis de un sentimiento que habia muerto en la Republica: la verdadera civilidad del pueblo argentino.

Esto es pueblo; esto es el pueblo sufriente que representa el dolor de la madre tierra, al que hemos de reivindicar. Es el pueblo de la Patria, el mismo que en esta historica plaza pidio frente al Cabildo que se respetara su voluntad y su derecho.

Es el mismo pueblo que ha de ser inmortal, porque no habra perfidia ni maldad humana que pueda someter a esta masa grandiosa en sentimiento y en numero.

esta es la verdadera fiesta de la democracia, representada por un pueblo que marcha a pie durante horas, para llegar a pedir a sus funcionarios que cumplan con el deber de respetar sus autenticos derechos.

Muchas veces he asistido a reuniones de trabajadores. Siempre he sentido una enorme satisfaccion, pero desde hoy sentire un verdadero orgullo de argentino porque interpreto este movimiento colectivo como el renacimiento de una conciencia de los trabajadores, que es lo unico que puede hacer grande e inmortal a la Nacion.

Hace dos a·os pedi confianza. Muchas veces me dijeron que ese pueblo, por el que yo sacrificaba mis horas de dia y de noche, habria de traicionarme. Que sepan hoy los indignos farsantes que este pueblo no engana a quien no lo traiciona. Por eso, se·ores, quiero en esta oportunidad, mezclado con esta masa sudorosa, es? 27 trechar profundamente a todos contra mi corazon, como lo podria hacer con mi madre.

Desde esta hora, que sera historica para la Republica, que sea el coronel Peron el vinculo de union que haga indestructible la hermandad entre el pueblo, el ejercito y la policia; que sea esta union eterna e infinita para que este pueblo crezca en esa unidad espiritual de las verdaderas y autenticas fuerzas de la nacionalidad y del orden; que esa unidad sea indestructible e infinita para que nuestro pueblo no solamente posea la felicidad sino tambien sepa defenderla dignamente. Esa unidad la sentimos los verdaderos patriotas, porque amar a la Patria no es amar sus campos y sus casas, sino amar a nuestros hermanos. Esa unidad, base de toda felicidad futura, ha de fundarse en un estrato formidable de este pueblo, que al mostrarse hoy en esta plaza, en numero que pasa de medio millon, esta indicando al mundo su grandeza espiritual y material.

(Elpueblo pregunta: ¿Donde estuvo? ¿Donde estuvo?...

Preguntan ustedes donde estuve. Estuve realizando un sacrificio que lo haria mil veces por ustedes.

No quiero terminar sin enviar un recuerdo cari·oso y fraternal a nuestros hermanos del interior que se mueven y palpitan al unisono con nuestros corazones, en todas las extensiones de la Patria. A ellos, que representan el dolor de la tierra, vaya nuestro cari·o, nuestro recuerdo y nuestra promesa de que en el futuro hemos de trabajar a sol y a sombra para que sean menos desgraciados y puedan disfrutar mas de la vida.

Y ahora, como siempre, de vuestro Secretario de Trabajo y Prevision, que fue y que seguira luchando a vuestro lado por ver coronada la obra que es la ambicion de mi vida, la expresion de mi anhelo de que todos los trabajadores sean un poquito mas felices.

(Elpueblo insiste: ¿Donde estuvo?_)

Se·ores: ante tanta insistencia les pido que no me pregunten ni me recuerden cuestiones que yo ya he olvidado, porque los hombres que no son capaces de olvidar, no merecen ser queridos ni respetados por sus semejantes. Y yo aspiro a ser querido por ustedes y no quiero empa·ar este acto con ningun mal recuerdo.

Ha llegado ahora el momento del consejo. Trahajadores: unanse, sean hoy mas hermanos que nunca. Sobre la hermandad de los que trabajan ha de levantarse en esta hermosa tierra, la unidad de todos los argentinos. Diariamente iremos incorporando a esta enorme masa en movimiento a todos los discolos y descontentos, para que, junto con nosotros, se confundan en esta masa hermosa y patriota que constituyen ustedes.

Pido tambien a todos los trabajadores que reciban con cari·o mi inmenso agradecimiento por las preocupaciones que han tenido por este humilde hombre que les habla. Por eso les dije hace un momento que los abrazaba como abrazaria a mi madre, porque ustedes han tenido por mi los mismos pensamientos y los mismos dolores que mi pobre vieja habra sufrido en estos dias.

Confiemos en que los dias que vengan sean de paz y de construccion para el pais. Mantengan la tranquilidad con que siempre han esperado aun las mejoras que nunca llegaban. Tengamos fe en el porvenir y en que las nuevas autoridades han de encaminar la nave del Estado hacia los destinos que aspiramos todos nosotros, simples ciudadanos a su servicio.

Se que se han anunciado movimientos obreros. En este momento ya no existe ninguna causa para ello. Por eso les pido, como un hermano mayor, que retornen tranquilos a su trabajo.
Y por esta unica vez, ya que nunca lo pude decir como Secretario de Trabajo y Prevision, les pido que realicen el dia de paro festejando la gloria de esta reunion de hombres de bien y de trabajo, que son las esperanzas mas puras y mas caras de la Patria.

He dejado deliberadamente para lo ultimo recomendarles que al abandonar esta magnifica asamblea, lo hagan con mucho cuidado. Recuerden que ustedes, obreros, tienen el deber de proteger aqui y en la vida a las numerosas mujeres obreras que aqui estan.

Finalmente, les pido que tengan presente que necesito un descanso, que me tomare en Chubut para reponer fuerzas y volver a luchar codo con codo con ustedes, hasta quedar exhausto, si es preciso.
Pido a todos que nos quedemos por lo menos quince minutos mas reunidos aqui, porque quiero estar desde este sitio contemplando este espectaculo que me saca de la tristeza que he vivido en estos dias".



DOCUMENTAL :

http://es.arcoiris.tv/modules.php?name=Downloads&d_op=getit&lid=461&ext=_big.wmv
comenten