El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Historia de la Colonia San Jose (Mi ciudad) (parte 2)

La religión
La iglesia de San José
La vida religiosa de San José comienza con la llegada de los inmigrantes piamonteses, suizos y saboyanos. La mayoría profesa el catolicismo, pero no se ha registrado el nombre de ningún sacerdote acompañante de los contingentes.
El grupo humano queda instalado en las tierras ofrecidas por el General Urquiza, privados de un sacerdote, pues los de Concepción del Uruguay vienen cuando pueden. Tampoco tienen local para
ejercer el culto. Lo cierto es que muy pronto es construido un edificio bastante precario, con paredes de barro y techo de paja, que sirve de escuela y para oficios religiosos. Está ubicado en la plaza, frente a donde tiempo después se construirá el definitivo.
Antes de finalizar el año 1857 se encuentra entre los colonos el Padre Lorenzo Cot ejerciendo su misión apostólica. El Padre Cot es el primer cura, actuando como Presbítero Delegado ad-hoc del Rdo. P. Domingo Ereño.
El edificio empleado para oficiar las misas, desgraciadamente, es destruido por un huracán en la noche del 11 de noviembre de 1860. Pronto se plantea la necesidad de otro edificio que sirviera como el anterior de iglesia y escuela.Al fin, tiempo más tarde, la nueva iglesia es levantada al norte de la vieja, más amplia y cómoda que la primera.
Allí se reúnen todos los fieles movidos por la misma fé y esperanza, con gran espíritu de solidaridad, elevando sus oraciones con fervor.
Puesto que no se cuenta con campana para llamar a los colonos que viven a distancia considerable, se acude al estruendoso sonido de las rejas de un arado, los que también cumplen con tan insólita misión.
Mientras el Padre Cot va a Europa en 1859 a buscar más inmigrantes, por orden de Urquiza, los fieles de la Colonia son atendidos por sacerdotes de Concepción del Uruguay. Al regresar el Prelado citado, continúa al frente del culto católico con algunos serios problemas, entre ellos fuertes entredichos con Francisco Crepy.
El sucesor del Padre Cot es el Padre Luis Degrossi, de origen italiano, con quien se hace un contrato provisional pues cuando se haga la paz en la Banda Oriental se irá para allá. Está desde el 4 de mayo de 1864 hasta octubre del mismo año. Unido al Sargento Mayor Pacheco y al estanciero Luis Hugues, los tres son acusados por Alejo Peyret como intrigantes y conspiradores.El 16 de julio de 1864 llega a la colonia el Padre Antonio Weber, avanzado en años y con dificultades idiomáticas para hacerse entender con los colonos.
En 1869 se designa al Pbro. Juan Francisco Mejat, francés, con sujeción al Párroco de Concepción del Uruguay. Le sucede el Presbítero Gerónimo Raviol, piamontés, a quien se le debe el ordenamiento de los documentos eclesiásticos, pues los anteriores no tuvieron mayor esmero en la conservación de actos, razón por la cual mucho material se perderá.
Luego, comienza la actuación del Presbítero Heldrado de Fazy, quien se hace cargo el Primero de enero de 1876. Procede de Piamonte.

Los cantores de la Iglesia
Tienen celebridad, pues son elegidos por sus condiciones vocales excepcionales. En el año 1876 se consulta al Obispo sobre el tema, que deja librado al Cura tal nombramiento. Entonces, la designación cae en la persona de Don Claudio Brelaz, como decano de los cantores. Este recibe una carta donde se le informa que es nombrado para esta tarea y, además, se le da el poder de decidir quiénes serán los que conformen con él el coro.
Diversos testimonios dan constancia de que Don Claudio Brelaz graba en pasta de cera el “Ave María” de Gounod.
Los cantores brillan en la fiesta de Santa Cecilia. El Consejo paga 25 pesos por ellos.

Construcción de la nueva Iglesia
Es una necesidad que el Padre de Fazy contempla y califica de urgente pues el edificio está bastante deteriorado y su reparación es urgente; solicita que la Municipalidad tome providencias y le de un terreno con vista al poniente para hacer de nuevo las obras.
El Capellán manifiesta su deseo de solicitar a Doña Dolores C. de Urquiza la donación de un terreno para la Iglesia y dos escuelas, una para varones y otra para niñas. El 7 de septiembre de 1877 la señora viuda de Urquiza da su respuesta. El texto tiene su importancia pues revela el origen de los terrenos alrededor de la Iglesia de la Colonia, pero el Padre de Fazy no está de acuerdo en varios puntos.
Las notas se suceden, no se descansa pues es necesario conseguir un terreno para el nuevo edificio.
El Cura envía la solicitud el 10 de septiembre, junto con el plan, y el 25 del mismo mes se presenta en persona. Doña Dolores C. de Urquiza contesta el 18 de octubre. El 27 del mismo mes el Padre de Fazy envía una carta a la señora de Urquiza para agradecerle en nombre de los colonos católicos el favor con que se ha hecho merecedora para con este pueblo.
El municipal Crepy expresa que le parece imposible que la testamentaria no dejara un terreno aparente para edificar la Iglesia y formar la plazoleta de la misma. Discutido el asunto se acuerda elegir el paraje más conveniente para ubicar el templo, y se viese además a los vecinos que ofrecen el terreno para ese objeto.
El acuerdo con la municipalidad de Colón es el siguiente:
-Que la Iglesia y la casa parroquial necesitan reparación.
-Que la Iglesia no corresponde a la población.
-Que la Iglesia y casa parroquial no deben estar no deben estar fuera del centro, y en su vecindad, no hay solares disponibles.
-Que una comisión nombrada por la Municipalidad y compuesta por los municipales Pedro María Noailles, Francisco Crepy, Juan Vazon y Federico Bidal reconocen un paraje ideal sobre la plaza.
El 8 de mayo de 1878, el Obispo Don José María Gelabert y Crespo autoriza al Capellán de Fazy a bendecir la piedra fundamental de la nueva Iglesia, teniendo que levantar un acta de la ceremonia firmada por él y algunos vecinos respetables del lugar y remitir el archivo de la Curia.En los libros de Fábrica es asentado el costo de la misma piedra, o sea, 2,84 pesos. La bendición se hace el 29 de junio de 1878.
Historia de la Colonia San Jose (Mi ciudad) (parte 2)

El nuevo cementerio
El cementerio primitivo estaba ubicado a unos 200 metros al Norte de la Iglesia. Como los colonos no pagan por el derecho de sepultura, la Municipalidad de Colón no se siente obligada a realizar reparaciones en el cementerio de la Colonia, lo cual es reclamado por los vecinos. En 1875 se fija la cobranza de dos pesos fuertes para cada entierro con el fin de poder sostener al mismo; pero como la población va en aumento el lugar va quedando dentro del centro urbano. Entonces la Municipalidad de Colón ordena clausurar el cementerio de la Colonia. Los colonos no aceptan la medida, pues deben llevar sus muertos a Colón pasando delante de su propia Iglesia.
Ante las dificultades, de Fazy hace las gestiones para crear uno nuevo en un lugar más apropiado. Si bien el Obispo autoriza su bendición el 31 de diciembre de 1876, el Cura opina que al no haberse construido la Capilla y no haberse tomado disposiciones para la sepultura de los protestantes, la bendición debe postergarse. Se hace dos años después, el 25 de diciembre de 1878. El nuevo cementerio de la Iglesia de San José está situado a 900 varas hacia el Norte; se notifica de esto a la Curia de Paraná.
La puerta central, trabajada en hierro y construida en la región lleva el año impreso en la parte superior: 1878. A ambos lados del camino de entrada se reservan lugares para los vecinos que colaboraron desinteresadamente en su construcción, ya sea con piedras, maderas, acarreo de materiales, trabajo, etc.
En cuanto al viejo cementerio, el 22 de abril de 1894 se autoriza a los vecinos a cambiar las sepulturas de sus familiares enun plazo de dos meses para ubicarlos en el nuevo. Muchos no lo hacen por diversas razones quedando el local en abandono, transformándose en corralón municipal. Con el tiempo ese lugar es edificado en parte, levantándose ahí la plaza en honor a la Madre, calles Cettour y Mitre.


La educación
Hay que caminar cerca de tres kilómetros para llegar a la escuela del pueblo. El camino se encuentra cubierto de blanca
escarcha, cortesía del invierno, que se vuelven añicos al ser pisados, o a causa de los rayos del sol. También es blanca la leche que se toma antes de partir, igual que el guardapolvo lavado en las aguas puras del arroyo y alisado amorosamente con almidón poniendo en la plancha las mejores brasas de la cocina.
Los chicos toman las carteras de doble manija, colocando dentro pizarra, cuaderno y un pedazo de pan, y forman grupos para ir hasta el colegio, cruzando muchos de ellos chacras o campos para acortar el camino. Caminan rápido los mayores aunque siempre hay alguno de los hermanos que espera al más pequeño, incapaz de seguir el ritmo de los otros. El frío no se siente todavía porque es temprano. Casi todos llevan zapatillas para cambiarse las rotas que se usan solo en la Colonia; estas se dejan escondidas entre las malezas para tenerlas al regreso así no se gastan las nuevas que hay que cuidar y evitar que se destrocen pues no siempre hay dinero para comprar otro par.
La entrada a la escuela bajo el sonido de la campana tiene emociones extrañas y opuestas; una justa armonía y equilibrio se produce al recibir el saber y aprehenderlo en su raíz, la ansiedad intelectual se convierte en un juego del cual se disfruta intensamente y es imposible saciar.
La enseñanza es intensa y as exigencias y disciplina son férreas, pero lo notable del aprendizaje es el interés de los padres en conocer el contenido del mismo. Entonces se produce el sorpresivo paralelismo del conocimiento escolar y la sabiduría práctica de la experiencia paterna.
Pero los bemoles no están ausentes del pentagrama trazado por el suspiro de los seis días de la semana con tarea escolar. Se llega del campo con las mejillas sonrosadas por el largo caminar, el brillo radiante en la mirada y la alegría propia de quien gusta de loque hace. Se deben de soportar las burlas de los habitantes de la villa, sea por el hecho de ser hijos de inmigrantes y vivir en la Colonia, como el de no tener calzados como los de la mayoría, que solo pueden conseguirse en una tienda de Buenos Aires.
La mañana vivida en la escuela se convierte así en una sucesión de situaciones opuestas de las cuales afloran el amor sincero y sin medida de la maestra, esa mujer sublime que ve por los ojos de sus alumnos y brinda su enseñanza a todos por igual, castiga y premia, modela y forja como a sus propios hijos. Ella sonríe largamente viendo el futuro de sus hijos con un poco de su arcilla y mucho de su cariño. Con esta sensación grabada con profundidad, el regreso a casa se hace más tierno y tan dulce que no importa que el pan no alcance, la zapatilla esté rota de nuevo y otra vez haya que remendarla para poder disfrutar mañana de ese encuentro tan fortificante con el saber y su entorno.

Instituciones Educativas
Escuela N° 5 “Nicolás Rodríguez Peña”
Se encuentra ubicada en el radio céntrico de la ciudad de San José, sobre calle Sarmiento, entre Urquiza y Centenario, a una cuadra de la plaza principal. Por su matrícula se encuadra entre las de primera categoría; posee veintidós secciones de 1° a 6° año y cinco salas de Jardín de Infantes, dos para niños de cuatro años y tres para niños de cinco. Esta escuela es la continuadora de la acción educativa de la primera institución fundada en 1861 en la Colonia San José.
En ese entonces, los colonos ya instalados se plantean el problema de la educación como necesidad vital y social. No es suficiente la educación espontánea y natural, solo la educación sistemática va a llenar el vacío que se acentúa con el crecimiento de la población. Es imprescindible la existencia de un establecimiento dedicado a la tarea sistemática de educar. Es así que en un galpón con techo de pajas, local que también es utilizado como capilla, la ansiada escuela se pone en funcionamiento el 1° de abril de 1861. Con el aumento de la población escolar se recurre a las habitaciones y locales cedidos o alquilados por el vecindario hasta llegar al edificio público que hace más agradable y eficiente la actividad educativa. El edificio actual comienza a construirse a fines del siglo XIX.Con el correr de los años y el aumento de la población estudiantil las instalaciones se van ampliando con la construcción de nuevas aulas, sanitarios, casa-habitación para el director, patio deportivo,
salón de usos múltiples, cocina y comedor escolar, aunque a pesar de todo esto el aspecto arquitectónico de la institución no ha variado.
Es propósito del personal directivo y docente de este establecimiento continuar atendiendo a la diversidad, apoyándose en las variadas técnicas que aportan las nuevas corrientes pedagógicas con miras a un nivel óptimo y actualizado.
san jose

Colegio Niño Jesús
El Colegio Niño Jesús es fundado un 11 de junio de 1891, cumpliendo desde entonces una obra apostólica y educativa difícil de sintetizar.
En sus orígenes, en Francia, los colegios nacen en respuesta a una necesidad, a un llamado de la Iglesia a fin de rehacer la fe de los jóvenes, quienes después de atravesar los años de revolución han recibido poco y nada de instrucción religiosa; con este mismo fin se fundan los colegios en la Argentina.
La Congregación del Niño Jesús iniciada en el Puy, Francia, durante el siglo XVII, llega procedente de Aurillac a la Argentina y se radica en Pigüé, colonia francesa, en el año 1888.
El litoral argentino es el segundo destino, pues en tierras entrerrianas, unos treinta años antes, se había sentado una colonia agrícola constituida en su mayoría por familias suizas, francesas e italianas que deseaban una educación católica para sus hijos.
Los padres Lazaristas vienen a realizar una misión en el pueblo y el párroco Javier Beroard les comunica su inquietud de contar con un Colegio d Hermanas en su parroquia. Aquellos, que conocen a la congregación del Niño Jesús les proponen a las Hermanas la fundación de una casa en la Colonia San José. Llega la Superiora Madre María Aloysia acompañada de otras cuatro religiosas cuyos nombres marcan el comienzo de este colegio.
Los comienzos son difíciles y de no ser por la confianza en la divina providencia y la colaboración desinteresada de vecinos que prestan casa y local para aulas y vivienda de las hermanas, no se podría haber concretado la obra. Pasado tan solo un año de la fundación concurren 120 alumnas, lo que explica la acogida que tienen en la sociedad.
La educación integral es el objetivo desde el inicio. Enseñan a bordar, coser, tocar un instrumento musical y pintar, como complemento de las nociones de cálculo, escritura, lectura y ciencias. A los duros comienzos le suceden una serie de obras que en contados años dan sus frutos superadores logrando organizar la escuela de instrucción primaria.
En el Centenario de la Colonia se reabre el Ciclo Básico adscrito a la Escuela Normal Nacional de Concepción del Uruguay y la incorporación del Instituto a la Enseñanza Oficial, que pasa a depender del Servicio Nacional de Enseñanza Privada. Se satisface así la necesidad de contar con una escuela secundaria. En 1965 se reciben las primeras Maestras Normales Nacionales y a partir de 1967 agrega el título de Maestra de Hogar Agrícola. En 1977 comienza a funcionar la sala de jardín de 5 años.
Hoy el Colegio Niño Jesús no es ajeno a los acontecimientos de la sociedad contemporánea que prioriza el valor de lo efímero, del consumismo y el poder como principios fundamentales. Sin embargo permaneces indemne como ícono de nuestro presente, enarbolando los valores de la fe, la educación y el servicio apostólico.
monografia

Instituto San José D-46
Este instituto surge en una época diferente a la que hoy vivimos. En un primer momento, el único establecimiento secundario es el Colegio Niño Jesús, pero solo admite a chicas, por lo que si los jóvenes desean seguir sus estudios deben viajar a Concepción del Uruguay como sitio más cercano; pero de todos modos no se puede dejar de lado la necesidad de una institución secundaria mixta en la ciudad. Los maestros y algunos padres se inclinan por una orientación comercial pues se ve en ese rubro una pronta posibilidad de trabajo. Poco a poco la idea va prendiendo y se empiezan a hacer las gestiones correspondientes. A las primeras inquietudes se le adhieren rápidamente espíritus fogosos y luchadores que ponen toda su fe en la empresa educativa: profesionales, educadores, comerciantes y tantos otros que trabajan incansablemente sin dejar su nombre.
Muchos obstáculos se interponen, pero son superados y a la fecha del 13 de marzo de 1961 nace el Instituto San José D-46, también denominado Instituto Comercial. El 14 de noviembre de ese mismo año, por Disposición 0402 del Servicio Nacional de Enseñanza Privada se lo reconoce como Instituto de Enseñanza Privada incorporado a la Enseñanza Oficial. Durante muchos añoslos docentes dictan sus cátedras ad-honorem; se tarda mucho en lograr el reconocimiento económico, pero nadie pone objeción. Son ellos la Sra. María Margarita Esteva de Rey (primera directora), la Prof. Mercedes Vanerio (Secretaria) y Laura I. Rocha (Preceptora). El equipo de profesores es integrado por Aída Giménez, María Elena Gerardo, Celia Vernaz, María Concepción Bravo, María Esther Bonato de Marsó, Omar Oxley y Aniceto Sánchez Núñez.
En sus primeros años el Instituto Comercial funciona en la escuela N° 5 y una parte de sus cursos en “la aceitera”, donde actualmente se encuentra ubicado el Hogar Maternal. Más tarde se traslada al Colegio Niño Jesús y luego a la escuela N° 83. En el año 1999, con el esfuerzo de alumnos, ex alumnos, padres, profesores y amigos se logra finalizar la construcción propia y definitiva. Las asignaturas no son las mismas que al principio mas el Instituto mantiene firmes sus objetivos de desarrollar una formación humanística integral y actualizada que permita la más amplia inserción del joven en la vida comunitaria.
Con la sanción de la Ley Federal de Educación se modifica la estructura de los niveles. El primario y secundario se reemplazan por la Educación General Básica y la Educación Polimodal. En la actualidad el Instituto San José abarca E.G.B. 3 y Polimodal en dos orientaciones: Ciencias Naturales y Economía y Gestión de lasOrganizaciones; ambos se implementan luego de realizar un seguimiento de los estudios que siguen los alumnos al finalizar la enseñanza media. El papel de la Educación Polimodal no es formar para un puesto de trabajo, sino brindar las capacidades básicas para una adaptación adecuada al proceso productivo.
La intervención del Instituto en la sociedad es destacable. Sus alumnos realizan anualmente pasantías en diferentes instituciones tales como la Municipalidad o el Hospital y en comercios privados como farmacias, veterinarias, estudios jurídicos y contables, etc. Dichas pasantías permiten afianzar los conocimientos impartidos en sus aulas. Participan en el Senado Juvenil con la presentación de un proyecto “Creación de un Banco de Sangre en el Departamento Colón”, trabajo que es elevado a la Cámara de Senadores Provincial. En el año 2001, alumnos de 9no Año presentan una monografía en el concurso anualque organiza la Federación Argentina de Museos y obtienen una mención. Anualmente docentes y alumnos participan en la Fiesta Nacional de la Colonización, campamentos educativos, concursos de cuentos y poesías, eventos deportivos intercolegiales, viajes de estudios, actividades de integración con Hogar de Ancianos y Hogar Maternal, etc. Anualmente docentes y alumnos del último ciclo visitan las Universidades de Concepción del Uruguay y Gualeguaychú para conocer in situ las carreras que allí se dictan. Asimismo se realiza un test vocacional y actividades de orientación.
El espíritu que anima a esta institución es el esfuerzo que inspiró a los pioneros fundadores de la Colonia: “Progresar gracias al esfuerzo propio”. Sin estridencias y sin desmayo, la gente del Comercial continúa así hasta el presente.
Hoy, próximo a arribar a sus cincuenta años de vida, sus fundadores, los que aún viven y los que ya no están, pueden descansar tranquilos. La posta está en buenas manos y los ideales permanecen intactos.
colonia san jose

Instituciones deportivas
Tiro Federal de Villa San José
El tipo de prácticas deportivas realizadas en la institución son: tiro con pistola, con carabina y armas neumáticas. Dispone de una Escuela de tiro, donde ingresan alumnos desde los ocho años, de la que han egresado deportistas que han participado de competencias internacionales como Barcelona (España), La Habana (Cuba), Cruz de la Sierra (Bolivia) y Brasil.
Está afiliado a la Federación Argentina de Tiro, a la Federación Entrerriana de Tiro, inscripto en la Dirección de Deportes de la provincia de Entre Ríos. En 1859 se funda la Sociedad de Tiro Suizo en la colonia San José. Al comienzo las prácticas se realizaban a campo abierto sin defensas laterales.
Luego de trasladarse varias veces de terreno, en 1890 la Comisión Directiva adquiere finalmente un terreno para su emplazamiento. Es el Primer Polígono de Tiro del País. Cuenta con Personería jurídica acordada en el año 1902 por decreto sin número.
Colaboró con la defensa nacional, instruyendo a ciudadanos aptos para defender la Patria. Para el desenvolvimiento de su actividad, contaba con el apoyo del Ejército Argentino. En 1911 se inicia el traslado, constándose en actas que en 1913 quedan aprobadas las primeras obras de carpintería.
En 1927 año en que se celebró la federalización de la institución la obra se hallaba casi concluida. En 1933 se construye un polígono especial para la práctica de tiro de pistola. En 1942/43 se construye el cerco perimetral y otros elementos que contemplan el entorno y el acceso. Un jardín bordeado por alambrado artístico y un cerco de ligustrina, una pérgola y un cartel que reza "Aquí se enseña a defender a la patria" componen el acceso al edificio de un solo cuerpo. Consta de tres habitaciones de zinc revestidas en madera lustrosa, techadas con el mismo material de color rojo oscuro.Una gruesa baranda de hierro separa la zona del tirador de la de los espectadores; a la izquierda se encuentra la sala de tiro con pistola y en lado opuesto la de armas. Al fondo grandes ventanales las vinculan con el campo de tiro limitado por paredones de ladrillo común que contienen los fosos y los parabalas. Cuenta con trece líneas a cincuenta metros; cinco a ciento cincuenta; cuatro a doscientos y siete a trescientos.
La puerta principal es de madera y ostenta el distintivo de la Institución, el cual lleva las iniciales y la cruz Suiza que recuerdan su origen. En 2009 el Tiro Federal Argentino cumple 150 años y se están organizando diferentes actividades para tal acontecimiento.
monografia san jose

Club Social y Deportivo San José
El Club Atlético San José es fundado el 28 de mayo de 1920. Su primer presidente es el doctor Laurindo Rocha y entre los socios fundadores se puede mencionar a los señores: Manuel Magariños, Alfredo Arrechea, Raúl Ciocca, Emilio Salone, Camilo Goñi, Juan Aristegui, Federico Conti, Angel Bernasconi, Juan Allois, Manuel Rocha, Juan Masseilot, Pedro Rougier, Julián Naya y Carlos Sellanes.
Su campo de deportes se ubica en la calle Mitre al 2200, que posteriormente pasará a ser propiedad del Sr. Mario Treboux. Sus colores originales son amarillo y negro distribuidos uniformemente en franjas verticales, para posteriormente cambiar por blanco y rojo. De su seno surgen valores futbolísticos de la talla de Celso y José María Izquierdo, Julián Naya, Juan Aristegui y los hermanos Evequoz que honran el deporte por su capacidad y caballerosidad.
En el año 1944 se llega a la unificación con el “Lawn Tennis”. Esta institución tiene su cancha de polvo y ladrillo donde tiempo después funcionará Obras Sanitarias Municipal, posee también una cancha de básquet. Su presidente es el doctor Juan de Dios Antón a quien acompañan los señores Alberto Decurgez, Hernando Maxit, Carlos Kertchen, Diego Delaloye, Jorge Maxit y otros, siendo sus colores la camiseta verde botella y pantalón blanco.
El 20 de noviembre de 1944 la fusión de estas dos instituciones da origen al Club Social y Deportivo San José. Posteriormente se suma a ellas el Club de Ajedrez, que es una agrupación a aficionados de este deporte entre los que se puede mencionar a Juan Mauch, José Oyarbide, Hussain Alí Hassan, Juan Bard, Juan Alfonso Hueter y otros.La distribución de cargos de la primera comisión directiva se efectúa el 10 de marzo de 1945, siendo nombrado Presidente el doctor Arsenio Morelli; Vicepresidente el Presbítero Miguel Seib; Secretario general el señor Justo Machuca; Secretario de actas el señor Pedro Errecart; Tesorero el señor Máximo Conde; Pro-secretario señor Eulogio Giménez. Como Vocales titulares: Juan de Dios Antón, Nicolás Tavella, Juan José Arrechea, Hugo Creppy Duprat, Gino Recci, José María Parroise; y como Vocales suplentes: Juan Alfonso Hueter, Justo Cettour, Diego Delaloye y Sandalio Favre.
En la primera reunión ordinaria celebrada en el Club se recibe el ofrecimiento del señor Luis María Arrechea para la venta de sillas, mesas y demás implementos que posee en su bar. La asociación puede llevarse a cabo gracias a que un grupo de socios aporta la suma necesaria, la que se devolverá cuatro años más tarde sin que ninguno de ellos reclame ni cobre intereses.El 5 de agosto de 1945 el club inaugura su nueva sede en un local propiedad de la familia Premat. Poco a poco se compran muebles, vitrinas, un equipo sonoro y una radio que posibilita escuchar los informativos y partidos de fútbol de Buenos Aires. Tres años más tarde, la adquisición de una heladera eléctrica aumenta la venta de bebidas de las familias que concurren a “La terraza”, donde se organizan reuniones y vermuts danzantes.
En diciembre de 1961 comienzan a organizarse rifas y otros beneficios con el fin de recaudar fondos para comprar el edificio que ocupaba la sede social, los cuales van siendo depositados en cuentas en el banco Nación de Colón y en la cede local del Banco Popular de Concordia. El 29 de marzo de 1967 se logra a compra anhelada, siendo pagado el 50% en efectivo y el resto al firmarse la escritura en el mes de septiembre.
Historia de la Colonia San Jose (Mi ciudad) (parte 2)

Jockey Club de San José
El 28 de marzo del año 1957, a tan solo unos pocos meses del centenario de la Colonia San José, un grupo de vecinos se reúne con el fin de fundar una “sociedad” cuyo objetivo principal sería “el mejoramiento de la raza caballar y fomentar toda clase de ejercicios físicos”. También tienen en mente la construcción de pistas y otras instalaciones con el propósito de que ese lugar se convierta en un centro social que brinde a sus socios otras posibilidades de recreación.
Primeramente se conforma una Comisión Directiva provisoria que tiene como presidente al señor Hugo Vernaz, acompañado por destacadas personas que se convierten en pioneros de esta institución: Laurindo Cabral, Amado Sigot, Alcides Favre, Julio Morend, Vicente Fernández, Ismael Contini, Alcides Rocha, Lucas y Aurelio Pent, Bernardo Marsó, Pedro Errecart y Sebastián Alcoba entre otros.
El 23 de noviembre de ese mismo año, los asociados pro-formación del Jockey Club San José, convocados por la Comisión Directiva Provisoria, se reúnen para dar lectura, analizar y aprobar el estatuto que consta de cincuenta artículos, y a los que se le agrega el que expresa: “a partir de la fecha queda fundado el Jockey Club de San José, Sociedad Hípica y Deportiva”.A lo largo de los años la institución ha transitado siempre por la senda del éxito. Su edificio propio en calle San Martín N° 1455 es lugar de contención de muchos sanjosesinos. Sus representantes, mujeres y hombres del deporte blanco, tal como se lo identifica, son los encargados de engalanarla con trofeos de importantes campeonatos zonales, provinciales y nacionales.
La actividad deportiva, social y cultural de la actualidad está sostenida por una comisión directiva responsable y pujante, que preside actualmente el señor Roberto Varona, a quien acompañan Elis Bondaz como Vicepresidente, José Cruz como Secretario, Luis Bonnin como Pro secretario, Neris Varona como Tesorero y Eduardo Seijas como Pro tesorero. Son vocales los señores Alfredo Woeffray, Nazareno Muhss, Hugo Benay, Jorge Jourdan, Juan Ramírez, Omar Martínez, Oscar Ferreyra, Carlos Maillet, Raúl Hauteville, Miguel Benítez. La comisión revisora de cuentas está integrada por Raúl Martínez y Jorge Reibel.

Club Social y Deportivo Santa Rosa
Está situado sobre la calle Mitre, al Norte de la ciudad. Toda la zona de sus alrededores recibe la influencia del Figorífico Vizental, que da un movimiento económico de gran importancia para las familias que allí habitan. Como una consecuencia, la población crece
rápidamente, dando lugar a un proyecto deportivo interesante para varios amantes de estas actividades: crear un club que pueda satisfacer las ansias de tantos jóvenes es la aspiración de muchos. Así es que se llama a asamblea y el 29 de octubre de 1965 surge la institución con el nombre de “Club Social y Deportivo Santa Rosa”.
Imponer el nombre no es nada fácil, pues algunos se inclinan por el del barrio del frigorífico y otros por el de la Capilla cercana, nombre que finalmente prevalece. Por eso el escudo lleva sus colores: el rojo de las rosas que corona la virgen y que significa amor, coraje, pasión, emoción, sacrificio, triunfo, y el blanco, expresión de luz, transparencia, pureza, esperanza.
Los señores Alcides Rocha y Aníbal Migueles se hacen presentes en la Liga Departamental de Fútbol de Colón y solicitan la afiliación del nuevo club. Después de cumplir con todos los trámites exigidos son aceptados y se nombra como primeros delegados a los Señores Arturo Pardo y Telmo Follonier, lo cual posibilita intervenir en el Torneo Oficial de ese año.
En cuanto al local, se compra primeramente un terreno a la Sucesión Fornay y por medio de beneficios diversos se puedehacer la primera edificación. Luego surge el estadio, pero debido a las exigencias múltiples que se piden para su funcionamiento, se plantea la necesidad de uno mejor.
La construcción se inicia en 1986 y, tras nueve años de trabajo, se inaugura el 27 de marzo de 1994 bajo el nombre “Juan H. Hermosid” en homenaje a un gran colaborador de la institución.
A lo largo de su vida el club ha obtenido numerosos triunfos futbolísticos, tanto a nivel local como provincial. Pero en la institución no solo se practica este deporte, sino también bochas y jockey y posee un gimnasio equipado especialmente para la formación de deportistas.
Los proyectos a futuro son terminar la cancha de fútbol con su correspondiente iluminación y la construcción de las tribunas.
san jose

Club Atlético Liverpool
Tiene su sede en El Brillante, en calle Presidente Perón y Dr. Bard. Su historia es narrada por un grupo de antiguos simpatizantes que hablan de esta institución deportiva con mucha admiración y sentimiento.
Existía en la zona el Club Olimpia, donde los amantes del fútbol compartían el deporte. Por un problema interno, a fines del año 1945, algunos jugadores fueron desafectados. Entre ellos estaban Perroni, los hermanos Arce y Tamborena, quienes decidieron formar un nuevo Club.
La propuesta tiene éxito rápidamente y reunidos los simpatizantes surge como tema primordial decidir qué nombre llevará la nueva institución. Es muy importante conocer el origen del mismo, pues aún ahora se preguntan qué relación hay con aquella ciudad inglesa para que el flamante Club lleve esa denominación. En un principio, los interesados proponen tres nombres. Unos quieren llamarlo Racing, otros Defensores del Brillante, y los Tamborena quieren ponerle Liverpool, nombre que habían visto pintado en un barco anclado en un puerto de la República Oriental del Uruguay. Al final se decide a través de un partido de fútbol que los Tamborena ganan por 12 a 11.
A principios de 1946 se realiza la primera reunión para formar la Comisión Directiva en el bar de la señora René Segovia. Se elije como presidente a Julio Piñeiro.
En el comienzo, el club participa de campeonatos interbarriales. Recién en 1956 cuando se afilia a la Liga Departamental comienza a jugar en la división “B”, y en 1961 asciende a la “A”. Desde entonces se mantiene en la Primera División. En el año 1994 llega a ser campeón Departamental, y en el 2006 obtiene el torneo clausura.
Es de hacer notar que el Club Liverpool recibe una delegación francesa presidida por Pierre Marechal. La institución es distinguida con varios obsequios que los visitantes entregan a sus autoridades.

Club Deportivo Calle Ancha
Se establece como fecha de su fundación el 4 de marzo del año 1994. Nace en una tarde de febrero cuando Juan Carlos Spiazzi, ex arquero de Defensores de Colonia Nueva en la Liga Rural, sugiere entre sus allegados la posibilidad de hacer una canchita de fútbol para “despuntar” el vicio.
La cancha comienza a tomar forma en los campos de doña Juana Perroud de Spiazzi, zona arenosa de chircas y espinillos que son desbrozados por la mano del hombre. El Municipio local colabora nivelando el terreno, el que luego de la colocación de los arcos queda apta para jugar. El 4 de marzo, debajo de una cantina improvisada, se reúnen amigos y gente de Colonia Nueva al Sur y se constituye la primera comisión directiva integrada por: Don Justo José Spiazzi, Juan Carlos Spiazzi, Daniel Reiriz, Alcides Spiazzi, Luis María Varona, Oscar Varona e Isabel Oradini. Se decide ponerle el nombre de Deportivo Calle Ancha haciendo alusión a la calle que cruza paralela a la cancha.
En 1995 logran la iluminación artificial del predio, crean una escuelita de fútbol infantil y comienzan con la construcción de un tinglado con los beneficios obtenidos del trabajo constante de hombres y mujeres que forman parte de la institución.
Entre 1994 y 2002 el club participa en la Liga Rural. Numerosos técnicos han dirigido el plantel que cuenta a lo largo del tiempo con jugadores que se destacan por su destreza y habilidad. A partir de 1997 comienza a trabajar el equipo de fútbol femenino con brillante actuación por parte de sus jugadoras, una de las cuales, Gabriela Bosson, ha incursionado en conjuntos de nivel nacional.
En el año 2000 el equipo comienza a jugar la “Liga de Veteranos” de la que se consagra campeón cuatro años más tarde. El 10 de octubre de 2005 el club finalmente inaugura el estadio “Juan Carlos Spiazzi” llamado así en honor a uno de sus socios fundadores hoy fallecido.
Dos veces la institución sufre la pérdida de su red lumínica, una por causas naturales y la otra por robo. Además una fuerte tormenta le provoca la pérdida total del tinglado que se reconstruye con el esfuerzo y la colaboración de socios, vecinos, y del municipio local.Hoy cuenta con más de 100 afiliados y un nuevo tinglado donde realiza espectáculos bailables cuyos beneficios permiten solventar gastos de mantenimiento. Participan en la Fiesta Nacional de la Colonización y en los Corsos Sanjosesinos. Su idea es seguir creciendo en lo social y avanzando en sus obras.


Monografia realizada en 2008

Primera parte

monografia
colonia san jose

0 comentarios - Historia de la Colonia San Jose (Mi ciudad) (parte 2)