Estudio de la divergencia en Columna

Cuando a menudo en la radiología convencional nos enfrentamos con la desproyección de una imagen en forma involuntaria, es sin duda causa de la divergencia en la emisión del haz fuente. Si bien el punto focal puede ser dirigido, al menos parcialmente, el resto de la emisión en un disparo nos da notable diferencia en centímetros de dimensiones, posición y densidad de las partes examinadas. En el ej. que a continuación se desarrolla se puede comprender bien la teoría de dicha divergencia.
Cuando tomamos una teleradiografía de columna completa o espinograma, ubicamos el tubo emisor a una distancia tal que los rayos nos permitan abarcar la superficie total de la magnitud del chasis en su altura =90 cm. (a), generalmente olvidando que sólo estamos tomando la distancia real respecto del punto focal y no del resto de la espina. O sea, si nos encontramos a 1.80 m del estativo mural, con el rayo apuntando en forma perpendicular al objetivo, podemos estar seguros que sólo estará a 1.80 m del punto focal la mancha focal (b). Es decir, un punto meramente perpendicular (c), digamos como ej. a la altura de L1. Pero la distancia que nosotros tendremos en el extremo superior del chasis, casi a la altura de C1 (d) será de 1.85 m, siempre calculando desde la mancha focal. Esta es entonces conclusión básica para testificar la desproyección de la estructura a estudiar, deduciendo que el ángulo que se forma al partir el rayo es de 18º (e) y no de 0º (perpendicular) y el que impacta en la película de 72º (f) y no de 90º (g).
Veamos detalladamente que hay detrás del tele espinograma convencional analizando el siguiente gráfico:

Para radiólogos... teoría de la divergencia.

Ahora bien, qué sucede si nuestro espinograma o medición de miembros inferiores es tomado a una distancia distinta de la anteriormente calculada (1, 80 m) y deseamos calcular la desproyección de sus estructuras.
Pues entonces acudimos a 2 reglas matemáticas exactas que son:

1) El teorema de Pitágoras. Mediante la aplicación de la fórmula hip2 = a la suma del cuadrado de sus catetos obtendremos cual es la distancia que separa la mancha focal de cualquiera de los extremos del objetivo y su imagen especular simétrica al otro lado del chasis.

Columna

2) La suma de los ángulos internos de un triángulo es siempre de =180º.

radiologia

La pregunta que puede y debe surgir de lo expuesto es:
¿Cómo calculo el ángulo de dispersión y cómo el superior o el inferior del haz que impacta?
No es tan sencillo:
Sólo sabemos que el haz perpendicular forma 90º, es decir que para formar 180º, que sería el total de la suma de los ángulos internos de nuestro triángulo, debemos repartir los 90º restantes en 2. Y esa proporción se obtiene de la siguiente manera:

Divergencia

La explicación que acabamos de leer intenta revelar y detallar algunos de los inconvenientes con los que lidiamos a diario a veces a conciencia y quizá aprovechando la partida y en ocasiones sin darnos cuenta de los desperfectos de la divergencia en la toma de radiografías.

También hay otro factor que debemos contemplar en el estudio de la desproyección y es la búsqueda de la imagen.
Cuando el haz de rayos atraviesa la estructura y lleva la información a la película, éste recorre en la dirección de la que provienen centímetros que colaboran con la deformidad del estudio.
Esto podemos observarlo muy claramente en la incidencia de Ferguson, en la que angulando el rayo podemos ver claro el espacio L5-S1 pero no las vértebras participantes, ya que deberíamos angular también el chasis.
Por otra parte, existe la forma de hacer que esta desproyección de imágenes juegue a nuestro favor y favorezca el diagnóstico en ciertos casos. Alguna de las formas ya las conocemos y las usamos.
El ejemplo más claro es el de la columna cervical. En su adquisición usamos la divergencia del haz de rx para visualizar estructuras detrás del maxilar inferior (C1-C2).

NOTA: Quizá a la vista rápida no resulte haber una deformidad en las vértebras o estructuras superiores e inferiores de nuestra placa espinográfica en posición frente, pero a no dejarse engañar, basta con ver el cráneo se muestra muy similar a la posición de SPN y la pelvis aparece como una Outlet View de caderas. Lo mismo ocurre en nuestro espinograma en su toma de perfil, ya que podemos observar notoriamente la separación que existe entre ambos conductos auditivos (derecho e izquierdo) y la separación entre caderas.

Esperando que estas palabras y reflexiones hallan sean de utilidad no queda más que decir:
Suerte colega en la búsqueda de la excelencia y la lucha contra la mediocridad.








Gustavo H. Alderisio
Técnico Radiólogo
M.N. 7759 – M.P. 2244