Wichis

WICHIS


Reseña Histórica
"Hace algunos miles de años, los mataco-mataguayo deben haber ingresado al Gran Chaco desde las selvas cercanas al Amazonas, desarrollando su identidad cultural como parte de los 'chaquenses típicos'" Magrassi.
La llegada del español, quebró la continuidad histórica de esa cultura. El foco realista más sólido se estableció en el Alto Perú, pero siempre hubo, en el ánimo de los conquistadores, el interés por llegar al litoral atlántico y lograr una más segura comunicación con el viejo mundo.


Wichis


Ya a comienzos del 1500, Diego de Almagro había llegado hasta el sur del Chaco. La fundación de la ciudad de Salta por Diego de Lerma, fue un hito importante para consolidar el dominio de esas sabanas.

Pero las que recorrieron por primera vez el entonces territorio wichí fueron dos expediciones bolivianas, la del Mayor Gabino Acha en 1844 y la del Dr Daniel Campos. Según datos aportados por los mismos, se calculó una población indígena, integrada por distintos pueblos, de alrededor de 40000 personas. Fueron simples expediciones de exploración .
A esta política de expansión colonialista se sumó la presión ejercida por la consolidación del Estado Nacional(1853), que tuvo su punto culminante en 1880.

La violencia conquistadora iba dando paso a la violencia económica. Se necesitaba extender la frontera agropecuaria y utilizar mano de obra barata. El aluvión inmigratorio iba poblando el país.

En 1884 , la expedición del General Benjamín Victorica logra ese objetivo. Los aborígenes pierden su territorio, que pasa a quedar bajo la jurisdicción del estado, y se ven obligados a transformarse en 'trabajarores en relación de dependencia'. Para consolidar el dominio se establecieron 'fuertes militares' que controlaron las más de 6000 leguas de territorio chaqueño desde 1870 a 1917.

Una nueva expansión, en este caso más específicamente ganadera , se da en 1902 con la expedición de Domingo Astrada
Comienza además la explotación intensiva de los bosques que proveyeron de durmientes la construcción de la red ferroviaria, sumando al despojo territorial la destrucción y depredación de los recursos naturales.

En la actualidad el proceso continúa, unido a los desequilibrios ecológicos que produce la explotación petrolera.
Mucha sangre wichí regó esta avanzada blanca, aún siguen resistiendo y organizándose en defensa de sus derechos.

En nuestro país viven en las provincias de Salta, Formosa y Chaco. Es pueblo del monte, aunque en muchos casos se asientan en las periferías de centros poblados.

En la actualidad ocupan tierras marginales, montes deteriorados debido a la tala indiscriminada de árboles, la instalación de empresas petroleras, el sobrepastoreo del ganado etc que han producido la destrucción de riquísimos ecosistemas.

Organización Político-Social

Viven en comunidades situadas en las cercanías de centros poblados, en el monte, o sobre la ribera de los ríos Pilcomayo y Bermejo. Sus aldeas (Wet) están formadas por chozas colocadas en círculo.Solían construir sus chocitas con ramas, principalmente para tener sombra, guarecerse del viento y de la lluvia, propio de una cultura itinerante, de cazadores y recolectores, que se desplazaban siguiendo los ritmos naturales.
El uso de recursos y utilización del terreno está relacionado con el concepto de' territorio'." El territorio es el espacio sociocultural donde se producen y reproducen los recursos vitales para su existencia material y simbólica. Un espacio complejo donde se mezclan nociones tecnoambientales que informan sobre los sitios donde se encuentran los recursos y memorias sobre acontecimientos históricos de un tiempo, que, aunque pasado, continúa vigente hoy" (Carrasco -Briones).

Actualmente se están desarrollando programas de viviendas requiriendo la consulta de los pobladores sobre las caracteísticas de las mismas y el lugar donde desean construírlas.
Son sociedades igualitarias, no hay distinciones sociales. Tienen sus propios líderes tradicionales elegidos por la comunidad que conforman un sistema de jefaturas y cacicazgos y un Consejo de Ancianos.
Poseen su propia juridisprudencia, aunque se han visto obligados a " apropiarse del lenguaje jurídico " de la sociedad envolvente en el intento de recuperar los derechos de los que fueron despojados: la tierra, la identidad, la lengua etc. Comparten con otras etnias, el resurgimiento de la organización en la lucha por esos derechos. Participan con sus representantes en los espacios reconocidos por las leyes del aborigen.

Organización Económica

Eran pueblos cazadores y recolectores, recorrían circuitos en su territorio, utilizando la naturaleza de acuerdo a los recursos propios del ciclo anual. Al ser despojados de sus tierras la mayoría se ha visto obligada a asentarse en las tierras más pobres depredadas por el hombre blanco. Muchos aún practican la recolección de frutos y miel del monte, cazan y pescan. Otros trabajan en obrajes madereros, en el desmonte o son cosecheros temporarios en campos ajenos .La recolección del fruto del algarrobo, tarea eminentemente femenina, constituye un recurso alimentario sumamente importante. Son crianceros de cabras que se crían a campo abierto, al pastar sin ningún control se alimentan de la poca vegetación que encuentran y también de los renuevos de los árboles. Los suelos quedan desnudos y el bosque envejece.

El avance de la educación formal en escuelas de modalidad aborigen, ha abierto para ellos tres salidas laborales: maestros aborígenes, enfermeros del monte y auxiliares contables. Son muy pocos los que han tenido a su alcance este tipo de capacitación.

Cultura

Cosmovisión - Sistema de pensamiento
Sistema de Creencias

Cada grupo social construye mundos sociales diferentes; la forma de ver y entender esas realidades, en constante cambio histórico, es lo que se define como cosmovisión.
El pueblo Wichí, como todos los pueblos, tiene su propia visión del mundo, de las leyes que lo rigen, de sus sistemas ético morales y de los sistemas clasificatorios que les ayudan a describirlo y comprenderlo. Viven en armonía plena con la naturaleza. El tema es sumamente complejo.
El mito de creación destaca que los hombres tuvieron origen terreste y las mujeres celeste. Cuando las mujeres cayeron del cielo incrustándose en la tierra, fueron desenterradas por las pezuñas de los animales.
Solamente destacaríamos que afirman la existencia de " un eterno principio de vida plena y verdadera" al que llaman 'Nilataj' y que comenzó creando un espacio activo : 'la tierra'. El es el autor de todo lo wichí, es decir de todo lo que participa de la vida plena: vegetales, animales, seres humanos. A medida que estos seres crecen van siendo más 'wichí'. Cuando declina su vitalidad comienzan a ser 'Ajot', hasta que mueren. Al morir siguen teniendo vida pero vida no plena , imperfecta.
Otro ser mítico sumamente interesante es 'Tojwaj' . Pícaro, travieso, a ratos bondadoso, a ratos malvado, vive, muere, vuelve a vivir, pasa de la forma animal a la humana. Es un personaje eminentemente culturalizador, lo ponen como principio de todo lo que saben hacer. La mitología lo considera el origen de los ríos.Según cuenta la leyenda en cierta ocasión quiso adornar su cabeza con las hermosas aletas del pez llamado dorado, y a pesar que estaba prohibido hacerlo, fue a pescarlo. Para ello tuvo que entrar al 'palo borracho' o 'yuchán ' donde estaban contenidas todas las aguas y los peces. Al quebrantar el tabú las aguas se derramaron y se formaron los ríos.
Es interesante destacar qué entienden por salud: para ellos era la relación libre entre sí y con la naturaleza, y tanto el malestar como la muerte integraban esa salud. Reconocen la capacidad para curar que tienen algunos integrantes de sus grupos, a los que llaman 'jaiawo`', efectúan sanaciones por ensalmo, preparan el cebil (alucinógeno de uso ceremonial). Son grandes conocedores de plantas medicinales.


cultura


Lengua

Junto con los chulupíes y los chorotes, forman la familia linguística mataco - mataguayo. Están en pleno proceso de recuperación yconservación de su habla, especialmente favorecido por la creación de escuelas de modalidad aborígen que alfabetizan en idioma materno.
En Formosa surgieron las primeras escuelas bilingües que alfabetizaron en lengua wichí y se dictaron los primeros cursos de formación de maestros aborígenes: inicialmente se desempeñaban como 'maestros auxiliares', luego se formaron maestros con secundario completo y actualmente, en Saenz Peña, Chaco, se forman maestros de nivel terciario.

Arte y artesanías

Debido a la acción del hombre blanco, de las sectas religiosas, de la escuela común no modalizada y de otras organizaciones, han ido perdiendo parte de su rico bagaje cultural.
Tallan con suma habilidad la madera de palo santo No sólo hacen utensillos de uso doméstico (fuentes, morteros, cubiertos, mates etc) sino también trípticos, Cristos, esculturas de animales del monte de innegable valor artístico.
Las mujeres tejen con fibras de chaguar ,una bromeleácea que recogen en el monte. Descortezan sus hojas, las machacan para separar las fibras. Las fibras así obtenidas se lavan e hilan a mano, sobre el muslo de la tejedora. Luego se tiñen con productos naturales del monte y se ponen a secar. Finalmente se tejen con agujas en telares a ras del suelo.
Es tarea femenina, además, una alfarería utilitaria, que también venden


Wichís: cuando el relativismo cultural se llama abuso



Un hombre de 24 embaraza a una niña de 9.La madre de la niña, pareja del hombre, lo denuncia y es detenido. Pero al poco tiempo la comunidad wichí a la que pertenecen todos los protagonistas reclama la libertad del acusado porque la costumbre ancestral convierte en normal tener relaciones con niñas. El caso, que finalmente se resolvió por enjuiciar al agresor por violación, abrió un debate dentro de las comunidades indígenas, que enfrenta el relativismo cultural con los derechos más elementales.

Fecha: 13/12/2007 19:11:00 08:56




Este hombre va a ser juzgado por violación. En Salta, eso ya no se discute”, dice la abogada Verónica Spaventa, seguidora del caso de la nena de 9 años abusada por José Fabián Ruiz, su padrastro, en la comunidad wichí Lapacho Mocho, Salta. El acusado llegará a juicio después de dos intervenciones del máximo Tribunal de Justicia de Salta, ya que al principio se lo había sobreseído alegando que las relaciones sexuales a temprana edad son corrientes en la cultura wichí.
Spaventa, integrante del posgrado de especialización en estudios de género de la Universidad de Salta, se explica: “Desde lo técnico, la sentencia no está mal, pero es acorde con la posición que la Corte Suprema de Justicia salteña toma en los casos donde tiene que jugarse. Porque la gran discusión es si las niñas tienen o no capacidad para decidir iniciarse sexualmente con el marido de la madre. Por eso, este fallo lo que hace es silenciar la posición de género”.
El caso estalló públicamente cuando el pequeño cuerpo de la víctima empezó a darle un lugar cada vez más grande al bebé que le crecía adentro. Su maestra no consideró natural lo que pasaba y así llegó esa historia íntima a convertirse, dos años atrás, en denuncia por violación. En este tiempo, mientras la Justicia terminaba de juzgar si el hecho era o no una costumbre comunitaria y eso lo volvía impune como delito sexual, muchas voces salieron al encuentro. Mejor dicho: al cruce. Una fue la de Octorina Zamora, líder wichí. Zamora se acercó al Inadi para denunciar lo que luego esa institución acusó de tratamiento “discriminatorio hacia la mujer y niñas wichí, sexista, estereotipado, racista y violatorio de los derechos humanos fundamentales”. Pegado a este dictamen del Inadi fue que la Corte emitió su sentencia. Una sentencia que si bien no deja impune el caso, le niega la connotación de violencia sexista que toda violación desnuda, y que la ley 25.087 de Delitos contra la identidad sexual, alineada con los conceptos defendidos por la Cedaw, explicita.
Esta historia es una más de las que ponen en evidencia la revictimización que padecen las mujeres originarias ante la violación de sus derechos. Incluso en esta coyuntura, en la que las etnias ganan protagonismo político, el feminismo indígena se fortalece y todas y todos pelean para frenar los desmontes. Hoy, el 50% de los habitantes de comunidades aborígenes son niñas, niños y adolescentes, y su identidad está contaminada, además, por las consecuencias que genera la llamada indigenización de la pobreza. Embarazo infantil y adolescente, estupro, explotación como “mulas” que cruzan droga en la frontera y prostitución infantil (exacerbada por la erotización de “la indiecita”) invaden su cuerpo, su sexualidad, su futuro.
El reciente fallo de la Corte salteña no sería tan grave en contraste con uno de 2002, también público y polémico, emitido en Bariloche. Un hombre mapuche que tuvo hijos con sus dos hijastras, menores de edad, fue absuelto en nombre de la diversidad cultural y el desconocimiento de la legislación vigente. El juez no tuvo en cuenta la falta de educación de las denunciantes pero sí que saludaban al acusado con un piquito y que no querían que marchara preso.
En Lapacho Mocho tampoco se puede hablar más del caso que hizo encarcelar a Ruiz. “Al final, esa nena sufre violencia de ambos lados –analiza Viviana Figueroa, abogada de origen quechua, de la Juventud Indígena Argentina–. Al judicializarse el caso, ella también siente el rechazo de su gente. La pregunta fue por qué en primera instancia la madre no habló con las autoridades de la comunidad. Porque la nuestra es una sociedad comprometida. En las asambleas se tratan esos temas, pero la decisión de las autoridades ya no tiene valor, por eso se sale a buscar una solución afuera. A la vez, tenemos una gran falencia en el sistema judicial por no contar con traductores o por la falta de infraestructura. Cuando nosotras queremos denunciar al hombre blanco, porque a diario hay violaciones, nunca nos la toman.”
Salta la india
Wichí, kollas, chorotes y tobas vuelven a Salta una de las provincias con mayor población aborigen. En ella, el 31% de las mujeres de 15 a 19 años ya tuvo su primer hijo y el 72% de las que tienen entre 20 y 24 sabe de cambiar pañales, según el informe Los aborígenes en Salta, elaborado por la Universidad de Salta y el Conicet.
Por eso, cuando hablan de sus pares las mujeres de los pueblos originarios se refieren también a las que tienen menos de 20. Mujer se es a partir de la primera menstruación: semejante sello de sangre sería garantía del desarrollo biológico y emocional necesario para sostener todo lo que viene después, como ser madre según la menarca y no lo qué diga el DNI, muchas veces gestionado un par de años después del nacimiento de su titular. Todo lo contrario a lo que bregan los tratados internacionales que remarcan la necesidad de brindarles a niñas y adolescentes una especial atención incluso respecto a sus derechos sexuales, y no sólo en relación al mundo adulto sino también entre sí.
“Hoy, un montón de niñas son madres y quieren estar a cargo de sus hijos. A veces, hasta los ocultan porque a ver si de Minoridad se los sacan... –cuenta Figueroa–. Cuando la ley analiza los casos, juzga como violación algo que la pauta cultural dice que depende del desarrollo de la persona, no de la edad. Si quieren que respetemos las leyes, que nos enseñen cuáles son. Ahí está el conflicto.”
Lo que la ley condena es el despertar sexual prematuro y el sometimiento por parte de un adulto...
–Es fácil opinar desde afuera. Porque no vamos a decir que afuera no hay violencia contra las niñas. Esto también tiene que ver con cuestiones de subsistencia. Un pueblo de 400 personas es un pueblo que se va a extinguir. ¿Qué va a decir la comunidad? “Tengan hijos”, porque eso tiene que ver con nuestra permanencia. Ahora las hermanas indígenas están utilizando anticonceptivos, pero muchos piensan que es otra manera de exterminarnos. Es necesario hacer un debate al respecto.
Pero el debate es eterno y aparentemente arbitrario siempre que es atravesado por la cuestión del relativismo cultural. Algo similar a lo que pasa cuando se discute sobre tantas otras prácticas que encarcelan libertades individuales, como la mutilación genital femenina, el uso del velo islámico... No por nada el movimiento de mujeres convirtió este tema en una de sus banderas, discutiendo si en nombre de las costumbres ancestrales no se esconden relaciones de poder totalmente desfavorables para las mujeres.
Lo que lamenta Octorina Zamora, la única dirigente aborigen que alertó públicamente sobre el caso de Lapacho Mocho, es que la autoridad judicial no “baje” para charlar, de primera mano, con la gente de las comunidades.
¿Por qué? ¿Qué tienen para decirles?
–Que tenemos normas de vida ética. Por ejemplo, si una mujer se casa con un tipo que abusaba de su hija, lo probable es que la familia lo mate. Para evitar esa medida extrema, se pide una mediación que lo expulsa de la comunidad. Eran fuertes los castigos, igual que en el tema del incesto o de la infidelidad.
No es casual que, en su relato, a Zamora se le mezclen el presente y el pasado: no sabe bien cuándo se corrompieron las costumbres que permitían que las comunidades sigan siendo una burbuja que sobrevivía al paso del tiempo con química propia. Quizá, supone, la penetración cultural o la pobreza o el alcoholismo o la reconquista hecha por las nuevas religiones y los partidos políticos minaron las consecuencias. De todas formas, la lista de tradiciones sigue, y le importa aclarar que las relaciones incestuosas van en contra de su cosmovisión, igual que el abuso sexual, la violencia familiar, el abandono de hijos e hijas. Incluso los antropólogos que analizaron al pueblo wichí a pedido de la Corte salteña advirtieron que ni la bigamia ni el matrimonio “privignático” (relaciones sexuales entre varones con las y los hijos de sus concubinas) son naturalizados.
¿Este cuerpo es mío? ¡si!
“Hay muchas pautas que hemos ido perdiendo a medida que estamos insertos en la otra cultura, como el respeto hacia el cuerpo de una”, dice Dora Salteño, de la etnia mocoví, jefa comunal de Colonia Dolores, Santa Fe. En esta comunidad sí se habla de derechos sexuales y reproductivos: de 25 nacimientos de madres adolescentes que había por año, lograron bajar la cifra a 4. También tienen acceso, ahora, a controles ginecológicos.
¿Cómo reacciona la comunidad, por sus valores, ante el uso de anticonceptivos?
–Valoran que no haya tantos chicos. No queremos tener un pueblo para mendigar.
Colonia Dolores –primer municipio mocoví argentino– tiene la autoestima alta. Acaba de cumplirse un año del “rescate” de Violeta (9), otra pieza del mismo rompecabezas: fue violada por un vecino, una médica hizo la denuncia y las autoridades judiciales, además de detener al violador, la trasladaron a un orfanato. Es decir: se manejó la situación según la obsoleta Ley de Patronato. Violeta fue entregada en adopción, y lloraba tanto en la nueva casa en Recoleta, Buenos Aires, que le tocó en suerte, que la madre adoptiva decidió “devolverla” a Santa Fe. Los mocovíes, ante la indiferencia del sistema judicial, recurrieron a los medios para denunciar el caso y “recuperarla”.
“Como víctima de abuso, fue castigada. No había un peligro inminente para la nena, pero la comunidad pasó a ser sospechosa –relata Laura Munzo, psicóloga de la Defensoría del Pueblo santafesina–. Como si esta comunidad santafesina con 110 muertos por año por inseguridad se mostrara protectora. Ellos en ningún momento quisieron ocultar la situación de abuso. Al contrario, creyeron que las instituciones iban a proteger a quien tenían que proteger.”
Ni apocalípticas ni integradas, las nuevas generaciones de los pueblos originarios empiezan a ensayar experiencias muy chiquitas pero simbólicas del ejercicio de una tercera posición en el ejercicio de sus derechos.
En este marco, qué es el VIH, cómo integrarse y, a la vez, cómo defenderse de lo desconocido es lo que preocupa a las y los jóvenes mapuches, estudiantes secundarios y universitarios, que participaron de una capacitación que el FEIM (Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer) organizó en Bahía Blanca. “Ellos cuentan que las comunidades tienen prácticas que son menos promiscuas, más saludables –repasa Mabel Bianco, presidenta de la ONG–. Por eso, justamente, quieren incorporar el profiláctico: para evitar ser diezmados, como pasó con la sífilis, y para preservar su etnia.”
Fuente: Página/12



Nany_skap

Fuentes de Información - Wichis

Dar puntos
25 Puntos
Votos: 3 - T!score: 8.5/10
  • 0 Seguidores
  • 6.012 Visitas
  • 1 Favoritos

1 comentario - Wichis

@laquenosfaltaba Hace más de 5 años +1
en el dia de hoy Wichis de Rivadavia Banda Norte fueron reprimidos por la policia, cuando reclamaban por trabajo frente a la intendencia