El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Actores Globales y Tradicionales de la Ruralidad.

Hola amigos de Taringa, hace un buen tiempo que no posteo nada, aquí quiero presentarles un pequeño articulo en lo que se refiere a los actores globalizados y los actores tradicionales en el área rural, es agradable su lectura por interés general y más aun para con los estudiantes de ciencias sociales !


Actores globalizados y actores tradicionales dentro en el ámbito rural.


Francisco Samaniego.

Resumen.

Mediante un abordaje descriptivo, se analizan los conceptos y factores que modifican en este tiempo a los nuevos representantes de la globalización en relación al contexto rural, especialmente con el actor rural en el Paraguay. La constante lucha por la tenencia de la tierra por parte de los actores foráneos y naturales es sin duda una constante dentro de la historia Nacional, y dentro de este nuevo escenario global persiste tal conflicto, pero resulta de sobre manera interesante identificar a los nuevos protagonistas actuales y poder entender cómo se realizan las relaciones entre los mismos. Dentro de la esfera de la información masiva y de las grandes transacciones financieras e innovaciones tecnológicas es importante para los países – como el caso del Paraguay – que comercialicen con sus recursos naturales o sean netamente agrarios, identifique quienes son los actores globales que ostentan posicionarse en primer lugar dentro de las relaciones con los actores tradicionales.

Los fuertes resultados de la globalización pueden traducirse en nuevos actores que imperen hegemónicamente a través de las instituciones y que provoquen nuevamente dentro de las relaciones una tendencia conflictiva por tener el control. Ubicando este análisis descriptivo dentro de la teoría del conflicto de Karl Marx asociamos que las disputas de los distintos segmentos de la sociedad (sociedad global o globalización) por los recursos disponibles o en este caso por los recursos agrarios ocasiona una tendencia de enfrentamiento y en donde el sistema global capitalista en función de las instituciones económicas puede influir en gran medida en las demás esferas de la vida social y llevando esto a un ámbito más amplio como el de la globalización, los grandes entes dominantes pueden hacer lo mismo, buscando maniobrar las políticas internacionales para aventajar y posicionarse por sobre la competencia, todo esto pasa a formar los procesos de globalización y de ajustes estructurales que desencadenan en los fenómenos que se manifiestan en la actualidad en el medio rural latinoamericano pueden relacionarse con la naturaleza de dichos procesos y con algunas de sus consecuencias, entre ellos se destaca la exclusión social que estarían generando.

Un factor importante para adaptarse en este nuevo siglo sería promover la socialización de la información e identificar los principales agentes de la ruralidad dentro del contexto global y tradicional para que de esta manera se pueda tratar de reducir cualquier tipo de conflicto que pueda desarrollarse dentro de las relaciones.

Actores globalizados y actores tradicionales dentro en el ámbito rural.

La palabra globalización simplemente fue llegando a generar uno de los debates más vehemente en la historia y siguen siendo título infaltable en muchos libros o artículos científicos y hasta de manifiestos, ya como antecedente podemos ver que Marx y Engels dentro del manifiesto comunista ya lo apreciaban de cierta manera “Espoleada por la necesidad de dar cada vez mayor salida a sus productos, la burguesía recorre el mundo entero. Necesitan anidar en todas partes, establecerse en todas partes, crear vínculos en todas partes” (Marx y Engels, 1975). Esta mirada crítica fue como una especie de premonición ya que el proceso ha propiciado la explotación de los habitantes de los países en desarrollo, ha ocasionado grandes alteraciones en su forma de vida y en cambio ha aportado pocos beneficios.

Existen otras definiciones de otros autores o teorías que entienden la concepción de la globalización de manera diferente, como por ejemplo lo hace Guiddens enfatizando que “La globalización se crea por la conjunción de una serie de factores políticos, sociales, culturales y económicos, fundamentalmente impulsada por la tecnología” (Guiddens, 2006). Según esto es casi inimaginable poder salirse de la esfera de la globalización ya que literalmente es acertado que cada vez vivimos más apretados en este mundo y como resultado de esto se hace más interdependientes las relaciones entre los seres humanos y los gobiernos de todo el mundo.
Según Glyn y Sutcliffe los procesos de globalización describen la expansión de las relaciones capitalistas de "mercado", o sea, la creciente mercantilización de numerosas esferas de la actividad económica, social y cultural que anteriormente no estaban incorporadas a él. Es en este sentido que también se refiere a la serie de “proceso” que ayuda y promueve a una integración de escala mundial, con la firme intención de estructurarse como un nuevo mercado global, entendemos así este nuevo “súper mercado” como "...más global, más interdependiente, y más abierto en cuanto a sus conexiones macroeconómicas mediante la integración de los patrones de producción y de consumo que surgen de una ramificación creciente de la división internacional del trabajo, la interacción de los mercados nacionales de bienes y servicios, de capitales, divisas y trabajo, y mediante la organización transnacional de la producción en el interior de las firmas..." (Bromley, 1996: 3 citando a Glyn y Sutcliffe, 1992). Con la llegada de la Globalización nacieron y se consolidaron las empresas, pasaron de ser grandes empresas nacionales a transnacionales en estos procesos de constitución y consolidación del mercado mundial. Rápidamente las Grandes empresas agroindustriales transnacionales incurrieron sobre las políticas que intervienen en el comercio exterior de productos de origen agropecuario, difundiendo de este modo sus esferas de dominio hacia la región Latino Americana y de la economía mundial.

El crecimiento de las grandes empresas transnacionales fue acompañado por un proceso revolucionario colosal y veloz en la composición orgánica del capital y los medios de comunicación, tanto así que las competencias desmedidas fueron haciendo que las más grandes literalmente devoren a las más chicas, haciéndose unos pocos los imperiosos totales del mercado, esto no solo se delimito a las competencias meramente tecnológicas sino que rápidamente dirigieron sus miradas al sector de productos agropecuarios, “Seis corporaciones comercializan el 85% del comercio mundial de granos –Cargill (EE.UU.), Continental (EE.UU.), Mitsui (Japón), Louis Dreyfus (Francia), André/Garnac (Suiza) y Bunge y Born (Brasil)” (Giarraca, 2000).

En cuanto a los países de la región latino americana el actor fundamental siempre fue y ha sido el campesino agricultor, esto lo definimos a partir de que lo vemos como “quien se dedica a la producción agrícola, tiene control sobre la tierra y produce para la subsistencia” (Eric Wolf, citado por Palau & Heikel, 1987). Se hace necesario entender el modo en que el campesino se relaciona con la tierra, como produce y que produce y como se adapta dentro de las relaciones económicas de su entorno.

Dentro del informe de la Fundación Moisés Bertoni, denominado Diagnostico Rurales Participativos – Una aproximación a la realidad campesina en seis comunidades podemos recoger con aciertos la siguiente información; “El campesino trabaja la tierra para producir para la subsistencia, empleando para ello la fuerza familiar de que dispone, pero cuando la producción agrícola no es suficiente para el sustento el campesino vende su fuerza de trabajo a otras fincas, o a otras zonas, convirtiéndose en un asalariado temporal”, entendemos según esto que la fuerza de trabajo campesina es relativa a su satisfacción de necesidad, mientras exista una carencia que motive a accionar la fuerza de trabajo, esta acción se corresponderá, si hacemos una lectura comprensiva de esta lógica de autoabastecimientos y de trabajo de la tierra hacia la necesidad humana, podemos ubicar a los campesinos agricultores como actores tradicionales del ámbito rural, puesto que para el ser humano siempre tuvo una necesidad de alimentarse o de auto abastecerse ya sea por tradición o por necesidad y no necesariamente por ubicarse en las relaciones de mercado por encima de otras competencias, esto se hace más pronunciado aun cuando la misma producción no abastece, solo entonces se determina vender la fuerza de trabajo para complementar con el trabajo propio de la unidad familiar, esto es, de forma temporal, pudiendo del mismo modo hacerse de forma inversa, si la fuerza de trabajo de unidad familiar no es suficientes para los trabajos agrícolas un campesino puede comprar la fuerza de trabajo temporal de otros campesinos.

Siguiendo la temática de la lógica campesina, producir o accionar la fuerza trabajo para el autoabastecimiento, comprendemos que si el campesino tiene un trabajo asalariado pierde su condición de campesino, porque como lo adelantábamos más arriba con la definición de Eric Wolf, el elemento fundamental es dedicarse a la tierra y tener el control de la misma produciendo para la subsistencia, en otras palabras una economía rural campesina se puede definir como aquella en donde existe la característica fundamental de la no aplicación de salarios y excedentes de la producción de forma permanente. Sin embargo resultaría muy arriesgado afirmar que dentro de esta lógica rural campesina no tenga ninguna relación con la economía aun cuando no exista salario ni excedente de productos sobre todo dentro del ámbito de la globalización capitalista, las relaciones entre ambas economías hace que una sea la subordinada que en este caso sería la campesina, esta mantiene las vinculaciones necesarias para vender sus excedentes y adquirir lo que no se produce.

Si existen excedentes en la economía rural campesina con la cual ingresa a las relaciones económicas con la economía capitalista, esto no significaría que la intención sea generar ganancia sino el intercambio neto de aquello que no produce y que es para el consumo de la unidad familiar, no sería para atesorar ni forjar más excedente. Es aquí en donde radica la importancia de entender como se forman esas relaciones entre los actores tradicionales rurales y los actores de una sociedad globalizada, que se determina a partir de esto, y cómo influye en cada una de las partes ya que es inevitable que el campesino entre a “ formar parte de una formación social más amplia, y se articula al modo de producción dominante, el capitalista, pero sin formar parte de las clases fundamentales de ese modo de producción”, (Palau & Keitel, 1987).

Reflexión final.

Dentro de la nueva esfera global no existe una vacilación en afirmar que las grandes empresas son los principales actores globales porque tienen una serie de ventajas que les permiten dominar los mercados mundiales y posicionarse en ellos. No sólo se trata de la posibilidad de disponer de fuentes financieras, de financiamientos cruzados para diversas actividades, sino también de ejercer una creciente integración vertical a lo largo de las respectivas cadenas agroindustriales, como por ejemplo, una firma como Cargill tiene una participación importante a nivel comercializadora de granos y alimentos balanceados en todo el mundo incluyendo en nuestro País.

También no hay una duda en afirma que el actor tradicional en lo rural es el agricultor campesino, que por la lógica de la economía rural campesina, la familia es la unidad productiva por excelencia y que su producción hace una estrecha relación con su consumo, además de integrarse al sistema capitalista con la intención de adquirir todo aquello que no produce pero es de consumo familiar, su propia necesidad de autoabastecerse y producir hace que históricamente se identifique como un actor tradicional en lo rural, ya que lo ha hecho siempre y sin intención de generar excedente ni imponerse en los mercados.

La instauración de pautas, estructuras, tendencias y nuevas formas organizativas que transforman profundamente las relaciones rurales es una realidad por parte de los actores globales y sus consecuencias se hacen presenten con las exclusiones sociales y al empobrecimiento e incluso la desaparición de los tradicionales actores del medio rural.

Ya lo anunciaba McMichael, Phillip en su preparado para la Conferencia Internacional sobre la Cuestión Agraria, Wageningen, mayo de 1995 “En un mundo en el que rápidamente se hacen evidentes los límites de los paradigmas industriales estamos redescubriendo el hecho histórico de que el control de la tierra” que siempre ha sido un elemento “fundamental de la ecuación política, tanto dentro y entre estados, por una parte, como mediante la construcción y reconstrucción” de las relaciones mundiales. La forma en que McMichell pone énfasis en redescubrir el valor del control de la tierra es por demás interesante ya que mucho tiempo ha predominado dentro de la cultura Latino Americana el sesgo de que somos solo una región sub desarrollada por ser la abastecedora de recursos primarios o de materias prima a los países industrializados del primer mundo.
Ante esta colosal forma de crecimiento de los grandes actores globales resulta imperioso proteger a los actores tradicionales, proteger al campesino agricultor, entender su forma de relación con la producción y articular mecanismos para su relación con la esfera global y más aun con las relaciones con las grandes empresas, la intención hegemónica de dominación del mercado por parte del sistema capitalista hace que estos actores tradicionales corran el peligro de desaparecer incluso dentro de sus propias tierras de donde son autóctonos provocando grande daños a las relaciones de economía interna.

Bibliografía.

Bromley, Simon (1996). "Globalization", en Radical Philosophy (Londres) Nº 80, Noviembre/Diciembre, pp. 2-5.
Fogel Ramón (2005) Estructura Social y Procesos Políticos, Asunción, CERI
Fogel Ramón (2010) Los pueblos Guaraní en la formación de la Nación Paraguaya, Asunción, CERI
Guidenns, Antonhy (2006).Sociología, Madrid, Alianza Editorial S.A.
http://www.bancomundial.org/temas/globalizacion/cuestiones1.htm
http://www.mbertoni.org.py/documentos/diagnosticosrurales.pdf
Macionis, John J., Plummer Ken (1999).Sociología, Madrid, Prentice Hall
McMichael, Phillip, "The agrarian question revisited on a global scale", preparado para la Conferencia Internacional sobre la Cuestión Agraria, Wageningen, mayo de 1995.
NORMA GIARRACA (COMP) Una Nueva Ruralidad en América Latina? – CLACSO – Buenos Aires, 2000
Palau Viladesau, Tomás & Heikel, María Victoria “Los campesinos. El Estado y las empresas en la frontera agrícola” BASE/PISPAL Asunción, 1987

0 comentarios - Actores Globales y Tradicionales de la Ruralidad.