Las cosas de las que nos venimos a enterar, ¿no? Así nos lo cuenta Juan Röhl en sus 501 pequeñas historias:

D'Artagnan y los Tres Mosqueteros existieron realmente


A los cientos, por no decir miles, de lectores que en alguna época de su vida han leído la novela Los Tres Mosqueteros, obra maestra de aquel gigante de las letras francesas que fue Alejandro Dumas, les interesará quizás enterarse de que los cuatro héroes que en ella figuran, cuyas caballerescas aventuras y emocionantes peripecias se quedan grabadas para siempre en la mente de quienes las llegan a leer, existieron en realidad, aunque alterados sus nombres y falseadas sus andanzas gracias a la inagotable inventiva de su padre intelectual.

Literatura

Charles de Batz-Castelmore, llamado D'Artagnan, nació en el Bears en 1625, guerreó bajo las órdenes de Turenne y fue él quien procedió a arrestar en 1661 al Superintendente Nicolás Fouquet por orden de Luis XIV, hecho de honda repercusión histórica. Diez años más tarde, fue igualmente D'Artagnan quien hizo preso a Lauzun, el aventurero duque esposo de la "Grande Mademoiselle", prima hermana del rey. En 1659 contrajo matrimonio con Carlota Ana de Chanlecy de la que tuvo diez hijos. Después de haber sido Gobernador de Lille, DÁrtagnan murió en el sitio de Maestrich en 1673. El historiador francés Gustavo Lenotre, de la Academia Francesa, ha publicado varios estudios históricos sobre este personaje.

alejandro dumas

Athos, cuyo nombre completo era Armando de Sillegur d'Athos d'Autevielle, era de origen bearnés. murió en 1643 a consecuencia probablemente de un duelo, pues fue encontrado tendido en una calle de París herido de muerte de una estocada. Porthos se llamaba en realidad Isaac de Portou, nació en Pau y según parece sus descendientes existen todavía. En cuanto a Aramis -Henrique de Aramitz, en realidad- era "escudero abate laico" del pueblo de Aramitz en el valle de Bareton, cerca de Oloron. Se casó con Juana de Bearn-Bouasse, de quien tuvo cuatro hijas.

los tres mosqueteros

No sabemos si los lectores, al saber que los cuatro héroes de la novela, a quienes corrientemente se les tiene como hijos de la fantasía de Dumas, fueron personajes de carne y hueso y existieron en realidad, sufrirán una desilusión al darse cuenta de que el joven y apuesto D'Artagnan fue en verdad un militar quizás mofletudo y barrigón, con una prole de diez hijos, o si por el contrario se les afianzarán más en la imaginación las figuras legendarias que se habían forjado en sus sueños juveniles.




NO SE ADMITEN "COMENTARIOS" CON IMÁGENES.