ARGUMENTO:

El doctor Ariel ha fundado una institución cuya misión es llevar la felicidad en la medida de lo posible a distintos seres desdichados. Dicha institución está dirigida por Mauricio quien conocerá a Isabel y al Señor Balboa, personajes que influirán decisivamente en los acontecimientos que tendrá que vivir. El señor Balboa se dirige a Mauricio con la intención de que se haga pasar por su nieto. La vida del nieto verdadero ha estado llena de acontecimientos desastrosos que le han llevado a convertirse en un delincuente con antecedentes en varios países. Esta realidad le ha sido ocultada a la abuela, para evitar el dolor que supondría el conocimiento de esta vida. La ilusión mantenida por el abuelo se complica cuando al cabo de más de veinte años reciben el anuncio de la vuelta a España del nieto verdadero y casi simultáneamente el conocimiento por la prensa del fatal accidente que confirma la muerte del mismo. Una vez que Mauricio acepta la misión de hacerse pasar por su nieto, acompañado de Isabel como esposa, son llevados a casa por el propio señor Balboa. Se viven unos días de plena felicidad por el regreso al hogar del nieto perdido y ahora recuperado. Pero todo se complica con la llegada del auténtico nieto, que no ha muerto como ellos suponían en el accidente publicado por la prensa. La abuela se entera de la farsa que había habido, pero decide no rebelárselo a Mauricio ni a Isabel, en agradecimiento por los días felices que le hicieron vivir.

ESPACIO:

Al principio la historia se desarrolla en una oficina, donde también había fondos con telones. La otra parte de la obra se desarrolla en la espaciosa casa del señor Balboa y su esposa, la Abuela.

Citas en donde se aprecian las descripciones de los lugares:

“A primera vista estamos en una gran oficina moderna, del más aséptico capitalismo funcional. Archivos metálicos, ficheros giratorios, teléfonos, audífonos y toda la comodidad mecánica. A la derecha, del actor, la puerta de secretaría; a la izquierda, el primer término, la puerta de la dirección. Segundo término salida privada. La mitad derecha del foro está ocupada por una librería. La izquierda, en medio arco, cerrada por una espesa cortina, que al correrse descubre un vestuario amontonado de trajes exóticos y una mesita con espejo alumbrado en los bordes, como en un camarín de teatro. [...] redes de pescadores, un maniquí descabezado con manto, un globo terráqueo, armas inútiles, mapas coloristas de países que no han existido nunca; toda esa abigarrada promiscuidad de las almonedas y las tiendas de anticuario.”

“En la casa de la Abuela. Salón con terraza al foro sobre el jardín. Primera derecha, puerta a la cocina. Primera izquierda, a las habitaciones. Al foro derecha, un pequeño vestíbulo, en que se supone el acceso al exterior. A la izquierda, segundo término, una amplia escalera con barandal. Todo aquí tiene el encanto esfumado de los viejos álbumes y la cómoda cordialidad de las casas largamente vividas.”

“Ahí la cocina de leña; con la escalera de trampa que baja a la bodega. Allá el despacho del abuelo tallado en nogal, y la biblioteca hasta el techo. Los libros de la Abuela, abajo, en el rincón de cristales. Arriba, la sala grande de los retratos y un reloj suizo de carillón que suena como una catedral pequeña.” Pág. 67

El único cambio de espacio se produce cuando Mauricio decide irse unos días con su “esposa” Isabel, a la casa del señor Balboa. Por tanto los primeros hechos se produjeron en la oficina y luego en la casa de la Abuela.

El ambiente al que más referencia se hace durante la obra es a una rama de jacarandá que se asoma por el cristal de una de las ventanas. Cuando el nieto era pequeño le gustaba salir por la ventana, bajar por la rama del jacarandá y llegar hasta el jardín, para dormir al fresco de las noches.

Mauricio es un hombre joven, sonriente, cordial, simpático y una elegancia natural ligeramente bohemia. Es dadivoso, caritativo, comprensivo, profesional en su trabajo, crítico, embustero pero siempre con matiz positivo, para ayudar a los demás, tiene un gran carácter, es esperanzador, enérgico.

TIEMPO:

Aunque en la obra no se hace explícito el tiempo en que transcurren los hechos, por la fecha de su edición y los objetos que se encuentran en los escenarios se puede deducir que es aproximadamente de mediados del siglo XX.

PERSONAJES:

Personajes principales: la Abuela, Mauricio, Isabel, Sr. Balboa.

Personajes secundarios: Helena (secretaria), Amelia (mecanógrafa), Genoveva, Felisa (doncella), el Otro.

Personajes terciarios: El Pastor- noruego, el ilusionista, el cazador, el ladrón de ladrones

Relación entre los personajes: la Abuela es la esposa del Sr. Fernando Balboa, quienes tienen una criada llamada Genoveva y una doncella llamada Felisa.

Mauricio es el director de la oficina, Helena es su secretaria, Amelia es la mecanógrafa de Helena. Isabel es una chica que fue citada hasta ese lugar, acaba haciéndose pasar por esposa de Mauricio, y éste, como nieto del Sr. Balboa y la Abuela. El Pastor-noruego, el ilusionista, el cazador y el ladrón de ladrones son actores que aparecen entre los telones y las oficinas, generalmente hablando solos, o con las personas que allí se encuentran. El Otro es el verdadero nieto al regresar del Canadá.

Citas en las que se aprecia la relación que hay entre los personajes:

“Al levantarse el telón la Mecanógrafa busca afanosamente algo que no encuentra en los ficheros. [...] Entra Helena, la secretaria, madura de años y de autoridad [...]

“Isabel.- Porque ese pescador noruego que acaba de salir, cuando entró no era noruego ni pescador. Era un pastor protestante.”

“(Se abre la primera izquierda y aparece el Director, que dice severamente, con una autoridad tranquila.)

Director.- ¿No lo ha oído, Helena? Deje libre el paso.

Helena (se inclina respetuosa).- El señor Director. (Se aparta.)”

“Genoveva, más que criada, amiga y confidente de la señora, dispone en la gran mesa los platos y cubiertos de una cena para dos. Felisa, doncella, baja la escalera con unas cortinas.”

“Felisa.- Señora, señora... ¡Ya están ahí!

Abuela.- ¡Salga a abrir, Felisa! ¡Pronto! (Detiene a Genoveva) Usted no. Aquí conmigo. Sé que voy a ser fuerte, pero por si acaso.”

¿Cómo caracteriza el autor a los personajes?

- por lo que dicen y hacen (caracterización indirecta),

- por lo que de ellos dice el narrador (caracterización directa).

Los personajes son caracterizados directamente, con acotaciones que el autor nos ofrece sobre ellos. El personaje de Mauricio también está caracterizado indirectamente cuando Isabel le dice como es su forma de ser y las cosas que admira de él.

¿CÓMO ESTÁ HECHO EL RELATO?

Estructura:

La historia se puede dividir en dos partes bien diferenciadas. La primera parte transcurre en el estudio de Helena y luego en el de Mauricio, en donde se presentan algunos actores para hablar con ellos, y también Isabel y el Sr. Balboa. El Sr. Balboa convence a Mauricio de que le ayude y este pide ayuda a Isabel, que es una novata. La segunda parte en que se divide la historia, es con los personajes en otro ambiente, en la casa de la abuela. A la llegada de su “nieto” y su “esposa” todo es bien fingido, la abuela está emocionada de volver a ver a su nieto después de veinte años. Lo que no sabe es que el que le ha estado enviando cartas todo ese tiempo fue su marido haciéndose pasar por su nieto, que nunca más se interesó en sus abuelos. Siete días dura la farsa, hasta que llega el verdadero nieto, el “Otro”, pidiendo dinero a su abuelo, porque está involucrado en negocios ilegales. Su abuelo le niega el dinero, y el Otro amenaza con contar toda la farsa a la abuela. De todas formas ella consigue enterarse y su nieto le pide dinero, ella se lo niega porque no vuelve arrepentido ni con ganas de verlos, sino solo con el interés del dinero. La Abuela le confiesa a su marido que ya sabe toda la verdad, pero deciden no decirle nada a Isabel ni a Mauricio porque les está muy agradecida por los días felices que le hicieron pasar.

Narrador: ¿Quién cuenta la historia?

- un personaje que interviene en la acción del relato,

- alguien que no interviene en la acción.

Al tratarse de una obra de teatro, las acotaciones son por parte de un narrador ajeno a los hechos, que es el propio autor. La historia es dialogada por los propios personajes.

Acotaciones:

“Entra primero Mauricio, que se detiene un momento en el umbral. Después el señor Balboa a Isabel, con equipajes de mano; y finalmente la doncella con algunas maletas, que deja, volviendo a buscar el resto.” Pág. 64

Diálogo:

“Mauricio.- Siete noches te he sentido dormir a través de mi puerta. No eras mía, pero me gustaba oírte respirar bajo el mismo techo. Tu aliento se me fue haciendo costumbre, y ahora lo único que sé es que ya no podría vivir sin él; lo necesito junto a mí y para siempre, contra mí propia almohada. En tu casa o en la mía, ¡qué importa! Cualquiera de las dos puede ser la nuestra. Elige tú.

Isabel.- ¡Mauricio...! (Se echa en sus brazos.)”

¿Cómo cuenta la historia?

- de manera subjetiva,

- de manera objetiva.

La historia se cuenta de forma objetiva, a través de un narrador omnisciente que es el propio autor, quien hace las acotaciones y lo sabe todo sobre los personajes y sobre el escenario en el que se desenvuelven.


VOCABULARIO Y CONOCIMIENTOS ADQUIRIDOS:

Pueriles: infantiles, inocentes, ingenuos, cándidos.
Opio: narcótico, estupefaciente.
Fieltro: paño, tela, sombrero.
Dogal: cuerda, soga, horca.
Catecúmenos: Novato en cualquier actividad.
Cablegrama: telegrama.
Carillón: campanario, campanil.
Inexorable: inapelable, infalible.

En Los árboles mueren de pie hay un problema moral muy claro: ¿se debe mentir para realizar obras buenas, o decir la verdad causando perjuicios?
Los personajes a su vez representan a otros, con el fin de una simulación, de una ficción con un fin justificado.

TEMA:

La farsa como método para hacer feliz a alguien.

¿Qué pretende el autor comunicarnos?

El autor nos hace llegar, a través de su obra, a una conclusión desalentadora pero muy real: una farsa puede tener consecuencias peores que la realidad (por muy dura que sea), si no sabemos utilizarla correctamente.

Esta obra de teatro es del género teatral.

EL GÉNERO TEATRAL:

El término “teatro” (drama) se utiliza para designar aquellas obras literarias concebidas para representar ante un público una acción que varios personajes(encarnados por los actores) llevan a cabo mediante el diálogo. En una obra teatral es preciso diferenciar dos realidades:
-El teatro como texto literario, creado y escrito por un dramaturgo y dirigido a un público en general.
-El teatro como espectáculo, como representación, es decir, como ejecución escénica llevada a cabo por un director (que adapta a sus inquietudes estéticas el texto del autor) con la finalidad de que sea captado por un público concreto que asiste a la representación: el espectador. A diferencia de otras formas literarias, en el discurso dramático no hay intermediarios (“yo lírico”, “narrador”) entre el espectador y el desarrollo de la acción teatral.
Elementos del universo dramatico:
LA ACCIÓN: es la serie de acontecimientos producidos en función del comportamiento de los personajes.
-Presentación, tanto de personajes como de motivos temáticos.
-Desarrollo de las oposiciones previstas.
-Intensificación del conflicto que conduce al
-Clímax o momento culminante del desarrollo dramático, que desemboca en el
-Desenlace o solución del conflicto planteado.
-EL TIEMPO:
Actos: se establecen en función del tiempo y del desarrollo de la acción. La distinción entre los actos y el paso de uno a otro en la representación se señala de diversas maneras: caída del telón, intervención del color, cambio de luces, etc.
Cuadros: se establecen en función de los cambios espacio, de ambiente o época. A cada cuadro le corresponderá, por lo general, un cambio de decorado.
Escenas: se corresponden con los períodos de tiempo y el lugar en los que intervienen los mismos personajes. El paso de una escena a otra viene determinada por la entrada o salida de alguno de los personajes.
- LOS PERSONAJES: llevan a cabo la acción dramática a través del diálogo. Atendiendo a su importancia en el desarrollo de la acción, los personajes pueden ser:
- Protagonista (s). Es el personaje principal que lleva el peso de la representación.
- Antagonistas. Son los personajes de la obra que están en conflicto u oposición(generalmente con el protagonista)
- Personajes secundarios. Son los que, con sus acciones, ayudan o se oponen a los personajes principales.
-CONSTITUYENTES FUNCIONALES DE LA ACCIÓN DRAMÁTICA:
El diálogo: es el elemento esencial de la obra dramática, ya que los personajes no pueden existir más que a través de su palabra. Al lado del diálogo cobran mucha importancia los silencios (informaciones que ocultan los personajes pero que son fácilmente deducibles por el espectador)
El monólogo: es el discurso de un personaje que, al no dirigirse directamente a un oyente que se encuentre sobre el escenario, no aguarda respuesta.
El aparte: son palabras dichas en voz baja y con disimulo que sólo puede oír el espectador. Es un recurso empleado fundamentalmente en las comedias.
El coro: es una especie de personaje colectivo que puede desempeñar diferentes funciones: ser la conciencia o los recuerdos del personaje que habla; predice acontecimientos que ocurrirán más tarde; actúa como narrador o refleja reflexiones del autor; encarna a una comunidad.
Las acotaciones: son los textos destinados a describir el escenario dramático, las acciones, los gestos de los personajes, etc. No debe ser pronunciado por los actores y en el texto dramático va con diferente letra que el texto propiamente dicho.
La mímica: aunque el componente lingüístico constituye una parte esencial en la obra teatral, no es el único. Los gestos son elementos de refuerzo expresivo con los que el actor matiza aquello que dice para hacerlo más verosímil.
Otros constituyentes son: el vestuario, la escenografía, la luminotecnia y la música.

Eso es todo, ojalá que les sirva