Cerebro triuno, Trinidad funcional y Astrología (parte 2)


_______________________________________


Aquí encontrarán la primera parte:
Cerebro triuno, Trinidad funcional y Astrología (parte 1)

_______________________________________



Hola, en primer lugar gracias por el interés y la buena acogida que tuvo la primera parte de esta exploración del arquetipo triuno. Agradezco mucho sus comentarios (tanto en T! como en Facebook).
En uno de estos comentarios me pidieron que ahondara un poco más en el ejemplo de Las brujas de Eastwick y voy a orientar esta segunda entrega en esa dirección



Un poco de cine y tv


Como recordarán habíamos establecido que nuestras tres encantadoras brujas formaban una trinidad funcional:

astrologia

La claridad con la que reconocemos los distintos componentes (y correspondientemente la redondez cinematográfica de la que hablábamos) surgen en buena medida de la construcción que hace cada una de las actrices de sus respectivos personajes. Por supuesto que el guion (y seguramente la novela original de John Updike, en la que el guion está basado) proporcionan la materia prima para esta construcción, pero el resultado final que observamos en pantalla va más allá de lo que puede ser establecido en un libreto. En ese sentido la "magia" comenzó durante el proceso del casting, cuando los responsables de seleccionar a las tres actrices terminaron eligiéndolas en función de si les parecía o no que tenían (dentro de sí mismas) lo apropiado para encarnar sus respectivos roles.
De hecho, es totalmente razonable pensar que elementos propios de la personalidad de cada una de ellas las ayudaron a lograr sus geniales caracterizaciones. Con esta idea en mente vamos a explorar las posibles correspondencias entres sus indicadores astrológicos (considerados desde la perspectiva de la trinidad funcional) y los personajes que les tocaron.

Aunque casi siempre es fácil conocer la fecha y el lugar de nacimiento de un personaje público (Wikipedia lo ha vuelto en verdad sencillo), no siempre disponemos de la correspondiente hora, y este último dato es indispensable para poder hacer un estudio verdaderamente significativo. Afortunadamente para nosotros en este caso disponemos de los datos completos de todo el reparto, por lo que podemos levantar las correspondientes cartas natales y proceder con el análisis. La fuente de estos datos (como de los de la gran mayoría de los ejemplos que veremos más adelante) es el Astrodatabank.
A diferencia de otras páginas similares, Astrodatabank incluye información detallada sobre el origen de los datos que ofrece y un índice de la confiabilidad de los mismos (la escala de Rodden o Rodden Rating. En el caso que nos ocupa este índice de confiabilidad es el más alto posible para Cher y Michelle Pfeiffer (Rodden Rating "AA" ) y el segundo más alto para Susan Sarandon (Rodden Rating "A" ).
Con estos datos tenemos:

Cerebro triuno

Aunque una carta natal es un esquema complejo (y no puede reducirse a factores aislados) es cierto que existe una jerarquía semántica entre sus componentes. La posición por signo del Sol, que es a la que nos referimos al hablar del signo de una persona, nos habla de su manera de estar en el mundo, mientras que el signo que se elevaba en el horizonte en el momento del nacimiento (llamado signo ascendente o simplemente ascendente) nos habla de su manera de ver el mundo. Esta combinación sería el punto de partida de la descripción astrológica de la personalidad. Como existen 12 signos hay 144 combinaciones posibles (12x12), pero desde el punto de vista de la trinidad funcional sólo nos interesa considerar las 9 que pueden darse entre los tres dinamismos (cardinal, mutable y fijo). Como dijimos en la primera parte a estas 9 combinaciones las llamamos dinatipos. En particular al dinatipo que se obtiene combinando el dinamismo del Sol con el del Ascendente lo llamaremos dinatipo vital. La pregunta que tocaría hacer ahora es ¿hay alguna relación entre los dinatipos vitales de las actrices y el dinamismo asociado a su correspondiente personaje? Como podemos ver:

Trinidad funcional

La respuesta es afirmativa.
Resulta interesante notar que la probabilidad de obtener un resultado como este en términos de puro azar es de:

dinamismos astrológicos

Como apuesta, no hubiese sido particularmente atractiva. La probabilidad de no encontrar correspondencias (en por lo menos una de las tres) era de un 83% contra un 17% de lograr el resultado que obtuvimos. Sin embargo aquí se impone hacer una reflexión que nos desvía un poco de nuestro tema, pero que simplemente resulta necesaria. Es importante que estemos claros en que el resultado anterior no demuestra nada, sólo muestra algo.
No demuestra nada porque toda fuerza probatoria derivaría del análisis estadístico de un número significativo de casos (en los que se mantuviera la misma tendencia), pero nos encontramos ante un evento singular y lo singular es incompatible por naturaleza con la aproximación estadística. No podemos repetir un hipotético "experimento Eastwick" una y otra vez, hasta satisfacer los criterios que permitirían hablar de demostración.
Sin embargo el ejemplo es bueno porque nos muestra el tipo de correspondencias de las que cualquier observador astrológico es testigo continuamente.
La confianza en la astrología deriva de una consistente acumulación de experiencias de este tipo, cada una ligada a un conjunto de elementos que las hacen impactantes (por su coherencia) e irrepetibles (por su singularidad).
Existe un impulso natural de registrar estas experiencias (de documentarlas). Es un impulso similar al que surge cuando, contemplando un paisaje, descubrimos algo único y llamativo y queremos compartirlo con otros. Si podemos llamamos a quien está cerca para que también lo vea, si no, tomamos una foto o, en última instancia, tratamos de grabarlo en la memoria para luego poder describirlo con detalle. Una experiencia documentada en este sentido no es en modo alguno una comprobación experimental de la astrología. Está más cerca del diario de un viajero que de las mediciones de un científico.

Una vez aclarado este punto, podemos seguir avanzando y compartir algunas experiencias documentadas surgidas de esta muy breve y personal exploración del universo del cine y la tv.

Lo primero es observar que, aunque las trinidades funcionales son muy comunes como parte de la estructura argumental, o como elemento organizador de las relaciones entre distintos personajes, es poco frecuente encontrarlas expresadas con una pureza equiparable a la de las brujas de Eastwick. También notamos que cuando esto sucede puede ser un factor importante en el éxito final del producto.
Esto último ocurrió sin duda con la tríada Kirk - Spock -McCoy de la serie original de Star Trek, y fue una de las razones por las que alcanzó, con el paso de los años, la condición de serie de culto de la que hoy goza.

Ciney televisión

Quienes han seguido lo dicho hasta aquí, y además estén familiarizados con este hito televisivo de los años 60's, no tendrán ningún problema en reconocer los correspondientes roles.
El Capitán Kirk (William Shatner) es el personaje enérgico, vital e impulsivo, envuelto recurrentemente en peleas y romances por todo el cuadrante alfa. El Señor Spock (Leonard Nimoy) es evidentemente el personaje estructurado y mental, la encarnación de la "lógica vulcana". Por último el Dr McCoy (DeForest Kelley) es el personaje empático, humanitario y sensible que completa la tríada.

Otro fenómeno triuno comparable al de Star Trek (e incluso con mayor éxito inmediato) fue el de Los ángeles de Charlie (especialmente las tres primeras temporadas):

Cerebro triuno, Trinidad funcional y Astrología (parte 2)

Por supuestos todos los ángeles eran chicas de acción, y todas ellas compartían sensibilidad e inteligencia (seguramente eso formaba parte de la cultura corporativa de la agencia Townsed ). Pero una vez que establecemos lo que tenían en común, saltan a la vista las características individualizadoras.

Sabrina (Kate Jackson)

astrologia

era la estratega del grupo. Apodada por los fans "smart angel" (el ángel inteligente) representaba el aspecto mental.

Kelly (Jaclyn Smith)

Cerebro triuno

era sin duda la más sensitiva y emocional (con una especial sensibilidad que la lleva a trabajar, en su tiempo libre, como voluntaria en un centro para niños autistas), además era la única con relaciones románticas serias. Adicionalmente su historia personal (huérfana) subrayaba el carácter emotivo del personaje.

Por último Jill (Farrah Fawcett) en la primera temporada y luego su hermana Kris (Cheryl Ladd) en las siguientes,

Trinidad funcional

representaron el aspecto de máxima energía. En el caso de Jill, el énfasis en la energía física quedaba claro en su condición de multitalentosa deportista (era el "athletic angel" ) y en el hecho de abandonar la agencia Towsend para buscar una actividad más desafiante y cargada de adrenalina en el mundo de las carreras automovilísticas. De hecho uno de los elementos que definían al personaje era su gusto por los autos deportivos y es famosa esta imagen de ella en el capó de su "muscle car". Por otra parte tanto ella como Kris (quien se ofrece como voluntaria para ocupar el puesto de su hermana, y hereda tanto su casa en la playa como el simbólico Mustang Cobra II), fueron (evidentemente) los ángeles de mayor carga sexual. Esto se enfatizó especialmente en el caso de kris, con su actitud lúdica y su capacidad de tomar fácilmente la iniciativa en ese terreno. La caracterización de ambas en términos de buena condición física, gusto por la experiencias intensas y fuerte sexualidad, nos ubica claramente en el vector visceral.

Tanto Star Trek como Los ángeles de Charlie serían buenos ejemplos para tratar de repetir el análisis que hicimos con las brujas de Eastwick, pero en ninguno de estos casos disponemos de los datos completos de todos los actores y actrices. En Star Trek desconocemos la hora de nacimiento de DeForest Kelley y en el de los ángeles sólo tenemos los datos completos de Farrah Fawcett. Sin embargo, a pesar de estas carencias el resultado nuevamente fue notable:

dinamismos astrológicos

Como se puede observar en el cuadro, y a pesar de carecer de la mayoría de las horas de nacimiento, tenemos una correspondencia entre dinatipo del actor y dinamismo del personaje en 5 de los 7 casos. Esto se debe a que para Kate Jackson y Cheryl Ladd, aunque no sepamos sus ascendentes, bastó con el dinamismo del Sol para establecer un vínculo con el dinamismo del personaje. Los casos dudosos serían los de DeForest Kelley y Jackyn Smith, de los que simplemente no podemos afirmar o negar nada por falta de información. El dinamismo del Sol no coincide, pero nada sabemos sobre el dinamismo del ascendente. El resultado confirmó nuestras expectativas hasta donde los datos disponibles nos permitieron llegar, pero también nos ilustró sobre las dificultades que implica todo intento de generalizar algo que, en principio, fue una experiencia única (nuestro "caso Eastwick" inicial).
Por otra parte, teniendo en cuenta que cuando inicié la búsqueda no tenía idea de lo que iba a encontrar y que (considerados como eventos aleatorios independientes) la probabilidad de obtener 5 correspondencias era de apenas 5,3% (5/9, elevados a la 5), el resultado, aunque incompleto, no deja de parecerme (como diría el Sr. Spock) "fascinante".

Animado por este resultado seguí pensando en películas con trinidades funcionales claramente reconocibles, en las que además los actores se hayan adaptado con facilidad a sus personajes (ya que de nada nos serviría una trinidad funcional reflejada sólo en el guion, sin estar acompañada de una verdadera "química" entre los personajes tal como son encarnados por los actores).
Con un listón tan alto como el que nos dejaron las seductoras hechiceras, resultó en verdad difícil. Al final me vino a la mente esta entrañable escena de Cantando bajo la lluvia, por favor, tómense el tiempo para verla al menos una vez (son 3 minutos y 20 segundos de pura magia):


link: http://www.youtube.com/watch?v=YL0wxO_1opg

Aunque el género musical goza tanto de admiradores incondicionales como de implacables detractores, creo que hay un consenso más o menos generalizado en que esta película (y en particular esta escena) están entre las mejor logradas del género.
Todas las coreografías son de Gene Kelly (que comparte créditos como director del film)

Ciney televisión

y ya eso sería suficiente para identificarlo como el elemento estructurador de la tríada. Sin embargo creo que si nos quedamos sólo con las imágenes, sin utilizar este dato, llegaríamos a la misma conclusión.
Para poder percibir la trinidad funcional tenemos que traspasar la aparente uniformidad de los tres bailarines (producto precisamente de la detallada coreografía de Kelly) y enfocarnos en aquello que los individualiza.
Una forma de hacerlo es observar 4 veces la escena, fijándonos primero en el efecto de conjunto y luego concentrándonos en cada uno de los tres.
Luego de una observación de este tipo podremos notar que la mayor soltura y expresividad la tiene Donald O'Connor (que es quien luce más cómodo y natural en sus gestos)

Cerebro triuno, Trinidad funcional y Astrología (parte 2)

algo que (desde un punto de vista comparativo) por momentos hace lucir a Kelly entre rígido y exagerado. La ejecución de este último es rítmicamente perfecta, totalmente a la altura del gran bailarín que fue, pero carece del humor y la gracia de O'Connor (consumado comediante). Por otra parte su personaje (Cosmo Brown, que es el mejor amigo de Don Lockwood, interpretado por Kelly), se caracteriza por ser ocurrente y espontáneo. Los gestos de O'Connor lucen como propios mientras que los de Kelly sugieren más la idea de una máscara teatral sostenida por la técnica y dominada a través de múltiples ensayos.

Por su parte, el aporte específico de Debbie Reynolds es la chispa, la energía vital con la que se entrega al baile.

astrologia

Carece de la expresividad de Brown o del juego de máscaras de Kelly, siendo más "ella misma" a lo largo de la escena. Por supuesto que con "ella misma" quiero decir su personaje, Kathy Selden: una chica impulsiva, enérgica y alegre que busca abrirse paso en Hollywood (la misma que al comienzo de la película conduce el automóvil al que salta Don Lockwood huyendo de sus fans, y que más tarde vemos salir de un pastel como bailarina en una fiesta). Además es fácil notar su papel de iniciadora de la acción al comienzo de la escena y los varios momentos en los que retoma ese rol durante su desarrollo.

Con todo lo anterior creo que podremos estar de acuerdo con esta distribución:

Cerebro triuno

En cuyo caso tenemos que la correspondencia entre dinatipos vitales y dinamismo del personaje vuelve a ser tan perfecta y completa como con la de las brujas de Eastwick:

Trinidad funcional

Pero en este caso hay algo más que podemos agregar. A pesar de que la identificación del personaje de Reynolds con el polo de energía es en verdad muy sólida, Kathy Selden está condenada a encarnar la visceralidad de una manera "inocente". Es atractiva y chispeante pero está casi desprovista de carisma sexual. En ese sentido, y considerando la película como un todo, su "otra mitad" estaría representada por Cyd Charisse, quien aparece en un papel sin nombre, como la compañera de baile de Kelly en esta otra memorable escena:


link: http://www.youtube.com/watch?v=7YWBOfsXsDA

La carga de visceral energía sexual es evidente y permite incorporar en la película los aspectos "oscuros" de lo femenino que han sido concienzudamente excluidos de Kathy. En ese sentido (es decir, considerándola como la mitad en la sombra del aspecto visceral) resulta curioso observar que nuevamente tenemos la correspondencia dinatipo - dinamismo:

dinamismos astrológicos


Aunque (al igual que me ocurrió en el caso de Star Trek y Los ángeles de Charlie) no sabía con qué me iba a encontrar cuando comencé el recorrido, los resultados simplemente sobrepasaron cualquier expectativa que pudiera tener.

Como me sentía satisfecho con lo encontrado hasta este punto tuve la intención de dejar el post hasta aquí. Pero justo esta semana me tocó preparar una clase sobre la imaginaria carta natal de James Bond (trabajar sobre cartas natales de personajes imaginarios es un excelente ejercicio para adquirir soltura en el uso del lenguaje astrológico) y al hacerlo recordé a Sean Connery y pensé en una película suya que, en un género muy diferente, también expresa con redondez la trinidad funcional. Creo que no es difícil adivinar que hablo de La Roca,

Ciney televisión


Se trata de una muy digna película de acción de 1996, en la que Sean Connery encarna el aspecto visceral, Nicolas Cage el aspecto emotivo y relacional, y Ed Harris el mental. Por supuesto que al ser una película del género de acción habría elementos para asignar a los tres al aspecto visceral, pero si observamos con cuidado los personajes (y las actuaciones que les dan vida) las dudas rápidamente desaparecen.

El más claro de todos es Ed Harris, que hace el papel del general Francis Hummel.

Cerebro triuno, Trinidad funcional y Astrología (parte 2)

Este personaje está convencido de que el gobierno de los Estados Unidos le ha fallado a un gran número de soldados de las fuerzas especiales fallecidos en combate en misiones secretas. A estos soldados no se les da el debido reconocimiento y sus familias no reciben ninguna compensación o ayuda. Para cambiar esta situación roba junto con sus hombres 15 misiles con gas nervioso y toma 81 rehenes en la isla de Alcatraz (ubicada frente a la bahía de San Francisco y que ha sido convertida en museo luego de décadas como prisión de máxima seguridad). Exige entonces el pago de 100 millones de dólares (suma que él se encargaría de repartir entre las familias de los fallecidos) o de lo contrario lanzará los misiles contra la ciudad (lo que puede significar millones de muertes). Al ser un general (figura organizadora por excelencia) y concebir el elaborado plan que sostiene la historia, tenemos que asociarlo naturalmente al aspecto mental y estructurador. Además sus motivos (honor, lealtad, valores militares) son de tipo abstracto y el estilo de la actuación refuerza esta imagen.
.
Por su parte Nicolas Cage hace el papel de Stanley Goodspeed

astrologia

un experto del FBI (con una notable formación como bioquímico, pero con muy poca experiencia como agente de campo) que es llamado a colaborar en la operación comando que se pone en marcha para tratar de neutralizar a Hummel y a sus hombres. Las respuestas afectivas del personaje son extremadamente evidentes. Además esta orientación afectiva se enfatiza por el hecho de estar enamorado (una de sus principales motivaciones es poder regresar con Carla, su prometida, que hace poco le ha revelado que está embarazada).

Creo que quienes han visto la película coincidirán con estas apreciaciones de Ed Harris como el personaje estructurado y Nicolas Cage como el afectivo, pero si no la han visto les sugiero que se tomen el tiempo de observar la siguiente escena, fijándose especialmente en el lenguaje (tanto verbal como corporal) del general Hummel a partir del minuto 1:30, y en las reacciones emocionales de Goodspeed, a partir del minuto 4 y hasta el 5:10 (el resto del clip también ayuda a captar la esencia de los personajes, pero no es necesario verlo completo):


link: http://www.youtube.com/watch?v=pAR-EEKBGrs

Ahora sólo nos faltaría establecer la afinidad del personaje de Connery con el aspecto visceral. En ese sentido puede surgir una resistencia debido a la edad, ya que normalmente no asociaríamos el aspecto de la acción y la energía con un personaje que está en sus sesentas. Sin embargo lo primero es darnos cuenta de algo que salta a la vista de inmediato: el capitán Jonh Mason es en realidad una excusa que le permite a Connery encarnar una vez más al legendario James Bond.

Cerebro triuno

Efectivamente el personaje está construido punto por punto sobre la figura de este ícono. Se trata de un espía británico que ha estado en prisión durante 30 años, acusado de robar secretos de estado en norteamérica. En sus tiempos se destacó por múltiples hazañas y recurren a él por ser el único hombre que alguna vez logró escapar de Alcatraz, por lo que quieren que les diga cómo lo hizo, y así usar su misma ruta para introducir un grupo de comandos en la isla. A lo largo de la película su pragmatismo, sus reflejos, sus habilidades, todo recordará a Bond. Por supuesto que se trata de un Bond envejecido, pero sigue siendo el mismo héroe de acción, elegante y sexualmente carismático. En particular hay una escena (de menos de un minuto) que da claramente el tono visceral de su personaje y establece distancia tanto con el aspecto estructurado del general como con las respuestas emocionales de Goodspeed. No la encontré subtitulada así que les hago un resumen de los diálogos:

Mason le está contando a Stanley que Alcatraz fue un fuerte durante la guerra civil norteamericana y éste le interrumpe con sarcasmo: "¡No me digas! A mí también me gusta la historia. Quizás, cuando todo esto termine podríamos ir juntos a la tienda de recuerdos. ¡Pero ahora me interesa hallar varios cohetes!" Mason de inmediato le pone el arma en la cara y le dice con calmada firmeza: "No me tientes", una vez que sus palabras han hecho efecto agrega sin traslucir emoción "Vamos a la morgue", y continúan avanzando. Llegan entonces al punto en el que entrarán en acción y le pregunta a Goodspeed "¿Estás listo?", a lo que este contesta "Haré mi mejor intento". Estas palabras hacen reaccionar a Mason que despectivamente lo increpa diciéndole "¿Harás tu mejor intento? Los fracasados se quejan y dicen que harán su mejor intento. Los triunfadores van a casa y tienen sexo con la reina de la promoción ", (en inglés suena aún más visceral "winners go home and fuck the prom queen"). A lo que Stanley contesta "Carla fue la reina de la promoción" y Mason, cambiando instantáneamente su expresión pregunta (con un interés que deja traslucir un guiño de lujuria), "¿De veras?". Stanley amartilla el arma y responde "Sí".

Aquí tienen la escena:


link: http://www.youtube.com/watch?v=qD5GtohtRYU

Creo que en este punto estaremos de acuerdo en que esta sería la distribución natural de los personajes en la tríada:

Trinidad funcional

Y al hacer el correspondiente análisis tenemos que:

dinamismos astrológicos

Obteniendo (por tercera vez) una correspondencia perfecta.

Con esta última película (y en particular con el análisis de la estructura de Sean Connery) se me ocurrió otra idea: revisar desde este punto de vista una lista de actores de acción. Independientemente del tema de las trinidades funcionales, resulta natural esperar (dadas las especificidad del género) que entre quienes se han destacado en este tipo de papeles exista un predominio del dinamismo cardinal. En wikipedia podemos encontrar una lista de este tipo:
http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_action_film_actors
Aunque no es muy grande y tiene notables omisiones (no entiendo cómo pueden faltar personajes como Errol Flynn o Yul Brynner) junto con algunos casos dudosos (me cuesta calificar a Antonio Banderas como como actor de acción) es un punto de partida que ofrece cierta base objetiva. De los 63 nombres de esta lista, sólo tenemos los datos de nacimiento de 29, así que es sobre este grupo que podemos trabajar. Para hacer más completo el análisis agregué también el dinamismo de la Luna (de similar importancia que los del Sol y el Ascendente). Aquí tienen los datos que obtuve:

Ciney televisión


Nuevamente el resultado fue coherente con la suposición inicial:

Cerebro triuno, Trinidad funcional y Astrología (parte 2)

En la primera fila tenemos el número de dinatipos vitales consistentes con cada uno de los tres dinamismos. El valor de referencia (establecido por la probabilidad asociada si consideramos aleatorio todo el procedimiento) es de alrededor de 16 aciertos por dinamismo. Como podemos ver el dinamismo fijo obtuvo 14 y el mutable 13, ambos valores por debajo de la media, mientras que el dinamismo cardinal se ubicó holgadamente por encima, con 20 aciertos.
Si en lugar de contar el número de dinatipos coherentes simplemente contamos el número de veces en las que aparece un dinamismo (ya sea en el Sol o en el Ascendente) el resultado es similar. Con un valor esperado de alrededor de 19 apariciones por dinamismo, los valores fijo y mutable estuvieron por debajo (16 y 18 respectivamente) mientras que valor cardinal alcanzó 24.
Por último, al repetir el conteo incluyendo a la Luna la tendencia se mantuvo (con un valor promedio esperado de 29, el dinamismo fijo llegó a 24, el mutable a 26, y el cardinal se ubicó nuevamente por encima, con 37).

Como ya lo aclaré, nada de lo dicho puede entenderse como una demostración experimental de la astrología (ni tiene tampoco la intención de serlo). Una golondrina no hace verano y 29 actores no hacen estadística.
Pero cuando lo llevo todo a la escala personal, no puedo dejar de sentirme maravillado, y tengo que agregar esta indagación en el mundo del cine y la tv a la lista de aquellas experiencias que refuerzan mi confianza en la astrología (y mi fascinación por ella).
Piensen en esto, cuando comencé a indagar en los actores y actrices de Las brujas de Eastwick, Star Trek, Los ángeles de Charlie, Cantando bajo la lluvia y La Roca, no tenía idea de lo que iba a encontrar, y si no existiera ninguna relación entre los dinatipos de los actores y los dinamismos de sus personajes, la probabilidad de hallar 15 correspondencias era comparable a la de ganarse la lotería. Luego, al hacer la lista de actores de acción, encontrar que no sólo predomina el dinamismo cardinal (que era lo esperado), sino que además lo hace con holgura, confirmó ampliamente lo que al comienzo fue sólo algo a medio camino entre una intuición y una conjetura.
Por todo esto, y entendiendo que no son comprobaciones experimentales, no puedo dejar de valorar estas experiencias que, por lo menos, me sirven para mostrar a otros qué es lo que observamos quienes continuamente observamos la realidad desde esta plataforma simbólica.
Y con esta última idea cierro por hoy.

Como en estos dos primeros materiales nos hemos limitado a ejemplos provenientes de la cultura occidental, en cuanto tenga nuevamente la oportunidad de sentarme a escribir espero explorar algunas trinidades funcionales pertenecientes a otras tradiciones. Esto último me parece importante ya que la universalidad es una de los rasgos distintivos de un arquetipo.
Gracias por la atención y hasta la próxima entrega.

- * -
Fin del post
-*-


astrologia

- Sígueme si quieres estar al tanto de las futuras entregas de esta exposición.

- Preparar estos materiales lleva tiempo y los puntos y comentarios son un incentivo para continuar con el esfuerzo de hacerlos.

- Todos pueden comentar, pero los comentarios ofensivos, de mal gusto o sencillamente inatinentes serán eliminados.

- Gracias por visitar el post y los invito a visitar estos otros:


Cerebro triuno, Trinidad funcional y Astrología (parte 1)

El simbolismo planetario en el siglo XV