epespad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Los lugares abandonados más increíbles del planeta

El Cristo del abismo, en Italia

Los lugares abandonados más increíbles del planeta
Planeta
Los lugares abandonados por el hombre pueden ser también bellísimos objetivos turísticos. En internet hay una cierta moda por recuperar, al menos para placer de nuestros ojos, espacios que por una u otra razón hemos dejado a solas, perdidos en la inmensidad del océano o de los continentes. Esta semana, por ejemplo, ha causado sensación en la red una recopilación publicada en Buzzfeed sobre los 33 lugares abandonados más bellos del planeta. Buzzfeed es una web que se alimenta de contenido viral, muy popular. Y sí, las ruinas modernas parece que lo son. Millones de personas han visto estas imágenes. Y no son un ejemplo aislado. Otros muchos aficionados recorren el mundo para fotografiarlas. Incuso hay varios grupos específicos en la red social Flickr. Aquí recogemos algunos de esos ejemplos de bellezas perdidas y, ahora, recuperadas por un tipo de turismo que busca de lugares diferentes.

Quizá los más populares de estos espacios son los llamados Cristos del Abismo, estatuas de Jesucristo en el fondo del mar. Uno de ellos está en la bahía de San Fruttuoso, Liguria (Italia). Fue colocado en el verano de 1954, a unos 17 metros de profundidad, y mide 2,5 metros. «Il Cristo degli Abissi» fue creada por Guido Galletti a partir de una idea del submarinista italiano Duilio Marcante. Cada verano, decenas de buceadores acuden a esta catedral bajo el agua, entre ellos Luca Smecca (en la fotografía). Hay otra estatua frente a la costa de St. George, en el Caribe. Y una tercera, entre otras, en Malta, a unos 25 metros de profundidad, al parecer dejada allí para conmemorar la visita a Malta del Papa Juan Pablo II en 1990.

La casa del Partido Comunista búlgaro

lugares
hermosos


Este monumento del comunismo en Bulgaria es un símbolo de la caída de un sistema en todos los países del antiguo bloque soviético. Este edificio, en concreto, situado en el Parque Nacional de Buzludja, se construyó en 1981 con motivo del congreso celebrado por los socialistas búlgaros. Tras la caída del Muro y del gobierno de Todor Zhivkov, veinte años después de su inauguración, el monumento fue abandonado.
Desde el exterior, tiene el aspecto de un platillo volante, solitario, en la cima de una colina de 1.441 metros. Costó en su momento entre 7 y 10 millones de euros, según las fuentes, recolectados de forma voluntaria (y también obligatoria) por el Gobierno. El interior estaba en parte cubierto de mármol, y las escaleras decoradas con vidrio rojo. Por supuesto, por todas partes colgaban cuadros de Marx, Engels, Lenin y Todor Zhivkov.


La isla Hashima (o Gunkanjima), en Japón

increibles
abandonados
Los lugares abandonados más increíbles del planeta

Hashima, o Gunkanjima (isla del acorazado), es una de las 505 islas deshabitadas de la prefectura de Nagasaki, en Japón. Tiene 480 metros de largo por 150 de ancho. Y tuvo sus buenos tiempos, cuando vivían los trabajadores del carbón y era uno de los lugares con más densidad de población del mundo. Estuvo habitada entre 1887 y 1974. Recientemente se ha hecho muy popular como uno de los escenarios más llamativos de la última película de James Bond. Era la guarida de Javier Bardem. El motivo del abandono de esta isla fue económico. Se cerró la mina. La Corporación Mitsubishi había construido en 1916 el primer bloque de apartamentos. Desde 2009, está abierta a las visitas turísticas. Al cabo, solo la separan 24 kilómetros de Nagasaki, unos 50 minutos en barco. Varias empresas operan tours guiados. Suelen tardar unas tres horas, incluyendo una de estancia en la isla. La excursión sale por unos 40 euros. Una ruta en busca de una isla fantasma.


Beelitz-Heilstaetten, una ciudad médica en Alemania

Planeta
lugares
hermosos
increibles

Beelitz-Heilstätten, un distrito de la ciudad de Beelitz, al suroeste de Berlín, cerca de Postdam, es un complejo hospitalario de unos 60 edificios, en su mayor parte abandonado. Otro territorio fantasma que, como suele ocurrir en estos casos, funciona a las mil maravillas como escenario de rodajes de películas. En estas paredes quizá reconozcan alguna secuencia de «El Pianista». Originalmente, fue un hospital para los trabajadores de la Berlín Insurance Corporation, y en la Primera y la Segunda Guerra Mundial, un sanatorio para los soldados alemanes. Se dice que aquí estuvo incluso Hitler, en 1916, para recuperarse de las heridas que sufrió durante la batalla del Somme, una de las más sangrientas de la contienda. Tras el fin de la segunda gran guerra y la división de Alemania (1945), el complejo quedó en manos de la entonces URSS, hasta 1955. Los rusos se marcharon, y algunos edificios se destinaron a museos o centros de rehabilitación, pero la mayor parte del complejo quedó en total abandono.


Kolmanskop, Namibia

abandonados
Los lugares abandonados más increíbles del planeta

Otra ciudad minera abandonada, esta vez en el desierto de Namibia. Su existencia se debe a un trabajador llamado Zacarías Lewala, que encontró un diamante y se lo mostró a su jefe alemán. En 1908, se abrió una mina de diamantes y se fundó la pequeña ciudad de Kolmanskop. Fue un boom parecido al de aquellos poblados de la fiebre del oro en Alaska. Tenía casino, escuela, hospital y mansiones de estilo centroeuropeo. Dicen que fue la primera localidad africana en disponer de un aparato de rayos x, para vigilar que los mineros no ingirieran diamantes para su posterior extracción ilícita de la mina. La arena del desierto ha ido devorando poco a poco el recinto hasta crear uno de los lugares fantasma más fotogénicos del planeta, a dos kilómetros de la ciudad de Lüderitz. El gobierno namibio cobra una tasa por la visita, y también hay rutas guiadas.

Teatro Lawndale, Chicago

Planeta
lugares

El Teatro Lawndale, en Roosevelt Road, Chicago, fue inaugurado en 1927 con 2.200 butacas y un aspecto parecido al de una catedral. Era una obra del arquitecto William P. Whitney. Allí se proyectaron películas mudas, en la primera etapa; se representaron obras de teatro; y, al cabo, durante algún tiempo, también fue una iglesia. Es una leyenda entre los aficionados al arte de la ciudad. Cerró en 1963. Ahora es una belleza en proceso de descomposición, según la definición de Roger Ebert, un escritor local, en un ensayo publicado en el Chicago Magazine.


Hotel El Salto del Tequendama, Colombia

hermosos
increibles

El Salto del Tequendama, a 30 kilómetros de Bogotá, siempre ha sido una importante atracción turística. Cerca se halla el hotel del Salto, inaugurado en 1927 precisamente para acoger a los viajeros que acudían a ver la cascada. Tenía un estilo afrancesado, en cierta forma aristocrático. Su construcción, al borde de un precipicio, también era muy original en la época. Cerró en los años 90. A final del año pasado se habló de una iniciativa para rehabilitarlo, pero aún no sabe si ese proyecto saldrá adelante.

Fortalezas Marinas Maunsell, Reino Unido

abandonados
Los lugares abandonados más increíbles del planeta

Otro clásico entre los lugares fantasmas, abondanados por el desuso, porque se pasaron de moda, porque ya solo sirven para alimentar los recuerdos. Las Fortalezas Marinas Maunsell eran pequeñas torres fortificadas construidas durante la Segunda Guerra Mundial. Su misión era controlar que los alemanes no pusieran minas en los estuarios de los ríos Támesis (cerca de Londres) y Mersey (cerca de Liverpool). Eran construcciones de hormigón, que incluían dos cañones de artillería y otros dos antiaéreos. Allí están desde 1942. Después de la guerra han tenido usos pintorescos, como antena de emisoras piratas, en los años 60, en plena época del monopolio de la BBC, o como sede de un país inventado, una micronación llamada Sealand.

Craco, Basilicata, Italia


Planeta
lugares

Craco fue antes Graculum o Cracum. Tiene un origen prerrománico, y su historia está llena de avatares, de reyes, nobles y arzobispos. Se halla en la región de Basilicata, al sur de Italia, y permanece abandonado desde 1975, después de que varios terremotos destruyeran las casas. En 1963, en concreto, un terremoto provocó graves daños. La ciudad de Craco se asentaba sobre una colina de arena y arcilla incapaz de resistir nuevos movimientos sísmicos. Aquí se han rodado secuencias de La Pasión de Cristo y Quantum of Solace (James Bond).

Wonderland, cerca de Pekín

hermosos
increibles

Se pensó como un enorme parque de atracciones. El más grande de Asia. Las obras de este recinto incabado, perdido entre campos de maíz, a 32 kilómetros de Pekín, comenzaron en 1998. Sin embargo, en algún momento se acabó la financiación, se bloquearon los acuerdos entre los promotores y los propietarios de los terrenos. Ahora solo es un parque en ruinas,


Bokor Hill Station, un pueblo francés en Camboya

abandonados


Hay cientos de pueblos y ciudades fantasmas repartidas por el mundo. Esta vez hemos elegido Bokor Hill Station, en el Preah Monivong National Park, en la provincia de Kampot, al sur de Camboya. Es una ciudad creada en 1921 por los franceses que pretendieron reproducir el glamour de su país de origen. Había palacetes, salón de baile, iglesia, casino... Los edificios se conservan, pero la selva y el abandono han trabajado a fondo para crear un entorno misterioso y lleno de recuerdos. También en este caso hay un proyecto de recuperación, aunque parece que no termina de concretarse.

Una destilería abandonada en Barbados
Los lugares abandonados más increíbles del planeta


La Estación Central de Michigan, Detroit

Planeta

Ciudad fantasma en Keelung, Taiwán

lugares

Moonhole, Isla Bequia (San Vicente y Las Granadinas)

hermosos

Nos encontramos ante un proyecto de vida, el proyecto de Tom y Gladdie Johnston. Estos dos americanos decidieron dejar la tiranía del mundo publicitario en los años 50 para refugiarse en la naturaleza. Es así cómo acabaron en la isla Bequia, en San Vicente y Las Granadinas. Durante los años 60 Tom se obsesionó con un punto en concreto de la isla, una gruta natural con un pequeño arenal a sus pies. Y empezó a hacer sus pinitos como arquitecto y constructor, aprendiendo a base de prueba-error y con materiales puramente naturales: piedra, madera caída, rocas e incluso huesos de ballena. Así construyó la primera casa sobre la que siguió construyendo más habitaciones para sus amigos. La comuna Moonhole (llamada así por la luz de luna que entraba a través de la gruta) estaba lista. Hoy en día los cimientos no son seguros y, ante el peligro de derrumbe y su calidad de propiedad privada, este 'Castillo del Rey Tritón', solamente se puede observar desde el mar. Eso sí, Tom construyó más casitas de piedra en Isla Bequia que se pueden alquilar.

Nara Dreamland (Nara, Japón)

increibles
abandonados

Si hay algo más aterrador que las nanas a lo Semilla del diablo o el encontrarte a dos niñas gemelas vestidas de azul en un pasillo, son los parques de atracciones cerrados, abandonados, en ruinas. Testigos de risas enlatadas, familias felices y loopings sin final, una vez echado el cierre, su aspecto pasa de ser la epítome de la felicidad y la inocencia a ser terroríficos lugares. Es el caso del Nara Dreamland de Japón que cerró en 2006 por la bajada del número de visitantes. Si no hay cash, no hay risas.


Hospital Psiquiátrico de Worchester (Massachusetts)

Los lugares abandonados más increíbles del planeta


No hay nada que dé más yuyu que un hospital psiquiátrico cerrado. La imaginación se hace su propio Asylum en lugares como el Hospital Psiquiátrico de Worchester en Massachusetts. Este centro cerró sus puertas debido a una orden de la Corte Federal de terminar con la institucionalización de las enfermedades mentales. Hoy en día el edificio mantiene prácticamente intacta su estructura, incluido su peculiar reloj en la torre principal del hospital.


Spreepark (Plänterwald, Berlín)

Planeta
lugares

Inaugurado en 1969 Spreepark fue, en su día, el orgullo de la Alemania del Este, icono del Gobierno de la República Democrática Alemana. Tras la caída del muro, se añadieron atracciones, se aumentó el precio de entrada (que pasó a ser un precio general en vez de por atracción) pero no así la afluencia de visitantes. En 2002 el parque se declaró insolvente y, tras una turbia historia que implica Perú, drogas y huidas, cerró para siempre. Hoy en día los curiosos se pasean entre los esqueletos de las atracciones e, incluso, pueden organizar eventos en el lugar pero ya nunca más sentir la emoción de un buen looping.

Centralia (Pensilvania, Estados Unidos)

hermosos
increibles

Centralia es un pueblo minero cuasi-fantasma de Estados Unidos en el estado de Pensilvania. En 1962 se encendió un fuego en el basurero de la ciudad dentro de una fosa de una mina abandonada que acabó por expandirse a todas las minas del pueblo bajo el asfalto y las casas de sus habitantes. Lo curioso es que este fuego sigue en activo. Desde la primera llama, las emanaciones de monóxido de carbono, las altas temperaturas de la tierra y el asfalto, las rupturas del suelo... provocaron el desalojo de los habitantes de Centralia a los pueblos de Mount Carmel y Ahsland aunque algunos de ellos se quedaron, negando la indemnización asignada por el Congreso. Por el momento, sigue sin haber un plan para combatir este fuego subterráneo que puede seguir vivo, calculan los expertos, hasta dentro de 250 años (ya que se sitúa en una veta de carbón de 13 km). Puede que este dato llame poderosamente la atención; lo que no nos la llama tanto son las miles de fotos de turistas al lado de alguna emanación de humo en alguna brecha en el asfalto.

Prypiat (Kiev, Ucrania)

abandonados
Los lugares abandonados más increíbles del planeta

El 26 de abril de 1986 la central nuclear de Chernobyl sufrió el mayor accidente nuclear de la historia. La ciudad de Prypiat, próxima a la central y construida para los trabajadores y sus familias, fue desalojada de inmediato. A día de hoy sigue siendo una ciudad fantasma en la que sólo vagabundean los llamados 'Chernobyl Stalkers', personas que recorren Prypiat en búsqueda de materiales como metal o cobre para vender. Pero además, Prypiat se ha convertido en un destino turístico: los tours empiezan con la proyección de un documental para meternos de lleno en la historia de Chernobyl antes de empezar a recorrer la ciudad; eso sí, controlando los niveles de radiación en cada cambio de ubicación.

The Canada Village (Kaiping, China)

Planeta
lugares


La de la 'Ciudad canadiense' de China es una historia de emigrados. Y esta historia comienza en 1923 cuando los chinos que habían emigrado a Canadá para trabajar en la construcción del mapa ferroviaro canadiense, retornaron. Situado en Kaiping, al sur de China y cerca del río Tan-Jiang, este poblado empezó a tomar forma con construcciones de casas de entre dos y tres pisos que guardaban la arquitectura y la decoración occidental en la que habían vivido esos años. El abandono llegó en los años 50 cuando muchas de estas familias decidieron volver a Canadá. Tanto el Gobierno Chino como la UNESCO reconocen la importancia de la 'Canada Village' y las labores de mantemiento y el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad, lo demuestran.


Cementerio de trenes (Uyuni, Bolivia)

hermosos
increibles
abandonados

El salar de Uyuni es uno de esos lugares que tienes que ver antes de morir. Pero ya que estás, aprovecha, desplázate tres kilómetros y anótate un punto más morboso: el cementerio de trenes. Uyuni era el lugar desde el que salían cargas de minerales hacia el puerto del Pacífico a bordo de estos trenes que hoy pintan el desierto boliviano de color naranja óxido. Las vías del tren que atraviesan estos áridos terrenos empezaron a construirse en 1888 y acabaron en 1892. La bonanza duró hasta los años 40 cuando el mercado minero se colapsó y los trenes cesaron su actividad creando este museo improvisado que se oxida al sol. Y decimos 'museo' porque aquí yace uno de los trenes más conocidos del mundo: el que Butch Cassidy y Sundance Kit robaron.


Kangbashi (China)

Los lugares abandonados más increíbles del planeta
Planeta
lugares

Otra promesa que no prosperó. Otra ciudad creada para acabar siendo pasto del paso del tiempo y sin paso humano. Kangbashi, situada en la localidad de Ordos en China, se había proyectado como un nuevo hot spot de la economía mundial, diseñada y construida (¡en apenas cinco años!) para dar cobijo a más de un millón de personas. Lo que nos encontramos al pasear por sus calles es, más bien, lo contrario: desolación, asfalto y mucho metal. Se supone que el 80% de las viviendas se han comprado (a precios bajísimos) pero las infraestructuras (colegios, hospitales y demás) no están funcionando. ¿Qué pasará con Kangbashi?


Kayaköy (Turquía)Kayaköy (Turquía))

hermosos
increibles
abandonados



Kayaköy es el resultado de una guerra. Este pueblo es hoy un museo abierto de arquitectura griega en plena Turquía. Tras la guerra greco-turca (1919-1922) la ciudad quedó desierta. El abandono de la población sumado a los terremotos de la zona crearon el aspecto que contemplamos hoy: destrucción y más destrucción.

Desierto de Tabernas (Almería, España)

Los lugares abandonados más increíbles del planeta
Planeta
lugares
hermosos
increibles
abandonados
Los lugares abandonados más increíbles del planeta
Planeta
lugares

Aquí se rodaron La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo. En Almería. La cuna española del western y del espagueti western es un paraje abandonado en plena provincia. El Desierto de Tabernas es como el eslabón perdido entre John Wayne y Torrente. Y, para más inri, el único desierto de Europa. Las arquitecturas de este mini-Hollywood se mantienen intactas y abandonadas hasta próximo rodaje. Vamos, que si quieres echarte una siesta bajo el poncho en un pueblo mexicano, puedes hacerlo aquí.

Desierto de barcos en Moynaq (Uzbekistán)

hermosos
increibles

Un cementerio de barcos en medio de Uzbekistán: esto es Moynaq. ¿Y cómo llegaron los barcos hasta aquí? Ya estaban. Lo que llegó fue la arena y la aridez. Moynaq era una ciudad asentada a orillas del mar de Aral pero los ríos que lo alimentaban fueron desviados en pro del cultivo de cereales y algodón. Cuando el nivel del mar empezó a descender, la evaporación hizo su trabajo con mayor facilidad: el daño era irreversible. Hoy en día los barcos encallados son solamente el testigo de la riqueza natural y pesquera de la que un día presumió Moynaq.


Búnker 1 (Playa de Camposoto, San Fernando en Cádiz)

abandonados
Los lugares abandonados más increíbles del planeta
Planeta
lugares

Las playas de Cádiz son encantadoras. Pero el encanto de la playa de Camposoto poco tiene que ver con arenas blancas y rayos de sol por doquier. Tiene que ver con el abandono de dos búnkeres que, durante la Guerra Civil Española, funcionaron como protección de la zona franquista. La erosión de este búnker es evidente: la acción del viento, de la arena y del mar está haciendo que sus grietas se multipliquen.


Pueblos cercanos a El-Oued (desierto del Sáhara, Argelia)

hermosos


Nos encontramos en el desierto argelino del Sáhara. Aquí, cerca de esa ciudad-oasis llamada "la tierra de las mil cúpulas", El-Oued, las arenas se han hecho con varios pueblos abandonados a lo largo de los siglos. Las cúpulas y los materiales con los que están hechas las construcciones nos dan cierta información sobre el año de su construcción, como hace unos 100 años, ya que las paredes y las ventanas son mezcla de rosas del desierto, cristal y sal.

Estación ballenera de Stromness (Georgia del Sur)

increibles
abandonados


Nos vamos al Atlántico Sur para acercanos a una antigua estación ballenera hoy desolada y solo tenida en cuenta por las focas y los leones marinos. Stromness se encuentra en la isla San Pedro donde funcionó desde 1912 a 1931 cuando reconvirtió su actividad en un taller de reparación de barcos. Sin embargo, en 1961 las puertas de Stromness se cerraron definitivamente. Para los amantes de la Historia y la Geografía, Stromness es un lugar clave: fue aquí donde se rescató al explorador Ernest Shackleton y a su tripulación, quienes caminaron durante casi dos días entre el hielo y las rocas desde el Sur de la isla hasta la estación ballenera.


Isla de Spinalonga (Golfo de Elounda, Creta)

Los lugares abandonados más increíbles del planeta
Planeta

Spinalonga nació como fortaleza veneciana en el siglo XVI como protección de los posibles ataques turcos. Tras una exitosa ocupación turca y la recuperación de los cretenses, funcionó como leprosería y, actualmente, está completamente vacía. Se puede visitar tomando un barco desde Elounda o Agios Nikolaos. No hay ningún alojamiento ni infraestructura, así que vete con la comida preparada y con un plan de vuelta



Shout GifGIF

11 comentarios - Los lugares abandonados más increíbles del planeta

augurjs
Soyez leP...Baahhhh ALTO POST HERMANO!
gast23
muy bueno!!! van 10!
Abelshadrim
e.e cuanto valdrá una propiedad en la Isla Hashima? Siempre me llamaron la atención los lugares abandonados Seria genial tener una casa ahí, lastima que la usen como lugar turístico, sino creo que seria bastante accesible. u.u
1985dan
Muy bueno, me encantan estas cosas abandonadas, todas tienen sus historias alucinantes.+10