Construcciones naturales: una idea de ayer que hoy se materializa

Una curiosa forma de construir experimentada en el pasado que cobra fuerza en algunos proyectos del futuro.

Por Jorge Hugo Figueroa | Arquitecto – Urbanista – Perito Arquitecto

“Lo que conduce y mueve al mundo no son las máquinas sino las ideas”. - Victor Hugo -

Hace unos 19 años mi abuelo materno Raúl se encontraba enfermo y desde su habitación me llamó para contarme acerca de una idea que había tenido. Aún lo recuerdo sentado en la cama con sus enormes anteojos y minúsculo bigote, diciendo: “Estaba pensando en qué pasaría si se plantara algún tipo de árbol o arbusto de tal manera que, al cabo de unos años, fuera generando las paredes de una casa“. En un principio lo tomé como una de sus ideas medio descabelladas, sin embargo, él no era una persona a la que se la debiera juzgar a la ligera, verdaderamente había realizado varios experimentos exitosos (su oficio de relojero lo aprendió de manera autodidacta armando y desarmando esos endiablados mecanismos) y esta idea parecía flotar en medio de poderosas corrientes románticas y otras realmente feroces.

Construcciones naturales.

“Imaginate” -me decía- “un padre planta los árboles y/o los arbustos de tal manera que, al crecer sus hijos, puedan contar con una o más casas. Las ramas se pueden ir dirigiendo a nuestro antojo para posicionarlas de forma correcta. Algunas plantas, al crecer, son capaces de rodear objetos extraños dejándolos en su interior. Eso sí, más que albañiles se necesitarían jardineros en la obra”. Hablamos un rato más y me alejé para dejarlo dormir. No volvimos a hablar del tema, no recuerdo por qué, supongo que las ideas quedan en algún lugar de la memoria, en una especie de período de latencia.

Yo seguía mis estudios en la facultad y cada tanto me volvía a la mente esa idea a la cabeza… ¿podría ser real? Yo no sabía de ninguna tribu o comunidad que hiciera estos experimentos.

Muchos años después, con la llegada de internet a mi vida busqué por curiosidad y di con el sitio facebook.com/Arborsmith-Studios donde maravillado vi que realmente se podía hacer, que no se trataba sólo de una utopía romántica.

De hecho estas ideas se han experimentado desde antaño (en el sitio que cito se muestra a varios autores desde el año 1919). En la imagen se puede observar el método usado para crear la forma de una embarcación.

arquitectura

Existen proyectos más actuales como los del arquitecto Joachim (integrante del MIT Media Lab’s Smart Cities Group) que propone crear casas con árboles vivos, como se puede ver en la primera y la tercera imagen.

Naturalmente, Joachim dice que los espacios intersticiales podrían rellenarse con paja y barro, es decir, con adobe.

Cada día somos más conscientes de que vivimos en un mundo de recursos limitados y que, por lo tanto, deberemos proyectar en base a recursos renovables, o como diría el naturalista y escritor español Joaquín Araujo, “en la biodiversidad, en el sistema ecológico, no va bien nada, sino va bien todo junto”.

Los deshechos no eran una variable a tener en cuenta, sólo contaba la producción; viviríamos como si el mundo fuera infinito, como si la naturaleza se pudiera hacer cargo de todo lo que tiráramos y la triste verdad es que podemos destruir el planeta en unas pocas décadas. Es, literalmente, “pan para hoy y hambre para mañana”.

Esto no quiere decir que ya empecemos a construir con estos métodos pero sí que podríamos usarlos para generar nuevas ideas, sin miedo a “volar” porque justamente necesitamos más “locos” que abran caminos allí donde nadie se atreve.

Hoy tomamos más en serio los proyectos de arquitectura y urbanismo sustentables y si volviera a tener esa charla con mi querido abuelo Raúl muy probablemente sería mucho más extensa.

ecologia

casas

naturaleza