LA TRINIDAD

A. ¿Cuál es la Verdadera Relación entre el Fenómeno de la revelación divina y la Doctrina de la Trinidad?

1. Karl Barth enseño que la triplicidad en la unidad de Dios es “una inferencia inmediata en base a la revelación y por lo tanto es esencialmente idéntica con el contenido de la revelación”.
2. Emil Brunner consideraba que la trinidad era “una implicación ultima y teóricamente necesaria de los datos primarios de la fe y una síntesis de esos datos” o bien “una doctrina teológicamente defensiva para el centro de la fe bíblica y eclesiologíca. Leonard hodgson sostuvo que la doctrina de la Trinidad es “el producto de la reflexión racional sobre las particulares manifestaciones de la actividad divina que se centran sobre Jesucristo y el Espíritu Santo.
3. Los Teólogos Protestantes conservadores y fundamentalistas así como los teólogos católicos romanos de corte preconciliar generalmente consideraban a la Trinidad como una verdad doctrinal derivada de la verdad apostólica.
Es preciso evaluar estas tres vías de acceso a la relación entre el fenómeno de la revelación y la doctrina de la Trinidad. En primer lugar, la tercera posición percibe correctamente que la triplicidad en la unicidad de Dios es una verdad revelada, pero olvida subrayar que el término “Trinidad” no aparece en la Biblia y que la doctrina llego a tomar forma durante la época patrística. En segundo lugar, la segunda posición, aunque es correcta al reconocer la contribución de los Padres de la Iglesia, puesto que considera que la doctrina trinitaria es un arma de defensa en contra de la herejía o una reflexión racional de las manifestaciones divinas en Jesús y por el Espíritu, tiende a desconocer la triplicidad en la unidad de Dios implícita en varios pasajes del Nuevo Testamento. En tercer lugar, la primera posición interpreta correctamente la doctrina cristiana de Dios al entenderla trinitariamente, pero limita demasiado severamente su transmisión a una “interferencia inmediata en base a la revelación”, sin distinguir suficientemente la triplicidad en la unicidad que se encuentra en diversos pasajes del Nuevo Testamento por un lado, y en la doctrina patrística ya enteramente formulada por el otro.
II – EL TESTIMONIO BIBLICO ACERCA DE LA NATURALEZA TRINA DE DIOS
A. ANTIGUO TESTAMENTO

1. ¿Existe un testimonio veterotestamentario o una comprensión acerca de la naturaleza trina del único Dios?

a. Ciertos pasajes son frecuentemente citados con el propósito de sugerir que existe una doctrina veterotestamentario de la Trinidad. Sin embargo tales textos aparentemente no enseñan tal doctrina específicamente. Pueden ser identificados como aquellos pasajes que incluyen el “nosotros” y el “nuestro”. “hagamos al hombre a nuestra imagen…” (gen. 1:26). “he aquí que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal” (Gen 3; 22). “vamos, pues, descendamos y confundamos allí su lenguaje...” (gen. 11:7). “A quien enviare? ¿Y quién ira por nosotros?” (Isa. 6:8).
1) Tales textos pueden ser entendidos como reflejo del uso del plural de majestad. Algunos biblistas interpretan de esta manera la forma plural de Él es decir Elohim. Walther Eichrodt se refería al uso de Elohim como el “Plural Abstracto “o el “Plural de Intensidad”. Theodorus Christian Vriezen rechazo la idea de que Génesis 1:26 reflejara resabios del “Politeísmo” y sostuvo que en Isaías 6:8 el “nosotros“ se refiere a Yahve “rodeado por los ángeles”. Umberto Cassuto, Bruce vawter, y Claus Westermann han preferido denominarlo plural de exhortación. G. A. F. Knight, sin embargo, rechazo el plural de majestad y prefirió hablar del “plural cuantitativo”.
2) Para el interprete cristiano el Antiguo Testamento estos textos también pueden ser considerados compatibles con la diferenciación que hace el Nuevo Testamento ente el padre, el hijo y el Espíritu Santo.
3) Sin Embargo, es muy dudoso que tales textos, si se toma en cuenta la intención de sus autores, deban interpretarse como una enseñanza acerca de la triplicidad en la unicidad de Dios. ¿Cómo podemos cerciorarnos de que los “nosotros” y “Nuestros” en estos pasajes se remitían a tres y no a cuatro o más personas?

b. Algunos estudiosos han concluido que el Antiguo Testamento si expone una doctrina trinitaria, pero basando sus inferencias en materiales externos a los textos que usan las expresiones “nosotros” y “nuestro”.
Podemos concluir, por lo tanto, que el Antiguo Testamento apunta hacia la diferenciación entre el Padre, el Hijo el Espíritu Santo y que en este sentido es consistente con la doctrina cristiana acerca de la triplicidad en la unicidad de Dios. Esto no es lo mismo que afirmar que los autores del Antiguo Testamento hayan tenido la intención de puntualizar y explicar esta doctrina.
2. El Antiguo testamento Expone y el Nuevo Testamento Retiene la Enseñanza según la cual Dios (Yahve) es uno y el Único Dios para toda la Humanidad.

a. La Enseñanza veterotestamentaria
Hay dos aspectos o temas en el Antiguo Testamento, a saber que Yahve es único en su género (posiblemente una enseñanza heno teísta) y que Yahve es la única deidad (Una Enseñanza monoteísta por definición).
1) Yahve es único o incomparable (“no hay otro como yo”)
La plaga de ranas en Egipto tuvo el propósito de demostrar al faraón que “no hay otro como Jehovah nuestro Dios” (exo. 8:10). Lo mismo puede decirse de la plaga de granizo (exo. 9:14). La disputa de Elías con los profetas de Baal y asera en el monte Carmelo fue un intento de clarificar que era el “Dios de Israel” (1 Rey. 18:36, 37, 39). “A que, pues, haréis semejante a Dios; o con que imagen le comparareis?... ¿A quién, pues, me haréis semejante para que yo sea su igual?, dice el santo”(isa. 40:18, 25).
2) Yahve es la única deidad (“ninguno aparte de el”)
Los “grandes prodigios” que construyeron el éxodo de Egipto les fueron dados a conocer a los israelitas para que supieran que “no hay otro aparte de él ” (deut. 4-34, 35). Es el Dios de los cielos y de la tierra (Deut. 4:39). “Escucha, Israel: Jehovah nuestro Dios, Jehovah uno es” (deut. 6:4ª). El Shema es el “Articulo fundamental de la fe Judía” y el “grito que hace siglos se recita dos veces por día en la liturgia judía”, “yo, yo Jehovah; fuera de mi no hay quien salve” (isa. 45:5ª). “no hay mas Dios aparte de mi: Dios justo y Salvador. No hay otro fuera de mi” (isa. 45:21c).
Las dos temáticas, Yahve entendido como único en su género y Yahve entendido como el único Dios. Aparecen en Isaías 46:9 “Porque yo soy Dios, y no hay otro. Yo soy Dios, y no hay nadie semejante a mi”.
b. La retención neotestamentaria de la enseñanza veterotestamentaria acerca de la unicidad y la exclusiva divinidad de Dios.
1) En la reiteración y aplicación del Shema que hizo Jesús, se reafirma la unicidad y la exclusiva divinidad del Señor: “Entonces el escriba le dijo: bien, Maestro. Has dicho la verdad: Dios es un, y no hay otro aparte de el” (Mar. 12:32).
2) La unidad de la ley moral descansa sobre la unicidad de quien da la ley: “porque el que dijo: no cometas adulterio, también dijo: No cometas homicidio” (sig. 2:11a).
3) La unicidad de Dios está conectada con la mediación. Moisés, el “mediador” de la ley, no pertenece a un partido en particular, “pero Dios es uno” (Gal. 3:20). “Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1tim. 2:5).
4) El único Dios y el único señor se diferencia del politeísmo:
Por eso, acerca de de la comida de los sacrificios a los ídolos, sabemos que el ídolo nada es en el mundo y que no hay sino un solo Dios. Porque aunque sea verdad que algunos son llamados dioses, sea en el cielo o en la tierra (como hay muchos, dioses y muchos señores), sin embargo para nosotros hay un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas las cosas, y nosotros vivimos para él; y un solo señor, Jesucristo, mediante el cual existen todas las cosas, y también nosotros vivimos por medio de el (1 Cor. 8:4-6).
Por otra parte, los primeros cristianos no fueron acusados de ser politeístas o idolatras por los judíos.
B. NUEVO TESTAMENTO
1. Los Advenimientos de Jesús y del Espíritu Santo.
a. Jesús.

1) Jesús es distinto del Padre
Tanto en los sinópticos como en Juan se traza claramente esta distinción. “Nadie conoce bien al Hijo, sino el Padre. Nadie conoce bien al Padre, sino al Hijo y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar” (Mat. 11:27). “Porque el Padre ama al Hijo… el Padre no Juzga a nadie, sino que todo el juicio lo dio al Hijo” (Juan 14:16). Las oraciones de Jesús se dirigían a Dios Padre. La distinción entre los dos se ve claramente en el grito de abandonado: “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?” (mat. 27:46).
2) Jesús es divino y es uno con el Padre
“En el principio era el verbo, el verbo era con Dios, y el Verbo era Dios y contemplamos su gloria, como la gloria del unigénito del padre” (Juan 1:1, 14b). “Yo y el Padre una cosa somos” (Juan 10:30).
b. El Espíritu Santo.

1) El Espíritu Santo es Distinto al Padre y al Hijo.
En el discurso de despedida de Jesús se torna evidente la especificidad del consolador. Jesús le pedirá al Padre que envié “otro consolador” (Juan 14:16), y el Padre enviara el Consolador en el nombre de Jesús (14:26). Este Espíritu “procede del Padre” (15:26). Jesús ira al padre y el consolador vendrá (16:7-11); el “Espíritu de Verdad” enseñara todo lo que tiene que ver con el Padre y el Hijo (16:13-15).
2) El Espíritu Santo es Dios.
Pablo deja translucir implícitamente la divinidad del Espíritu. “Dios nos la revelo por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun las ocas profundas de Dios. Pues ¿Quién de los hombres conoce las cosas profundas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así también, nadie ha conocido las cosas profundas de Dios, sino el Espíritu de Dios” (1 Cor. 2:10, 11). En relación con los dones espirituales, Pablo alude al “mismo Espíritu”, Al “mismo Señor” y al “mismo Dios” (1 Cor. 12:4-6).
2. En el Nuevo Testamento se trazan distinciones ente el Padre, Hijo y Espíritu Santo.
a. Algunos pasajes se limitan a mencionar al Padre, Hijo y Espíritu en el mismo contexto, sin afirmar o denotar la significación de que sean tres y sin embargo uno.
1) Evangelios Sinópticos.
En el bautismo de Jesús el Espíritu de Dios descendió como una paloma y una voz celestial declaro: “Este es mi Hijo amado” (mat. 3:16, 17). Jesús echo fuera demonios “por el Espíritu de Dios” y así “ha llegado a vosotros el reino de Dios” (Mat. 12:28). Jesús se regocijo en el Espíritu santo que el Padre hubiera revelado su verdad a los “niños” y no a los sabios y entendidos (luc. 10:21).
2) Hechos
Jesús les encargo a sus discípulos que permanecieran en Jerusalén y “que esperasen el cumplimiento de la promesa del Padre” y así después de no muchos días ser “bautizados en el Espíritu Santo” (1:4-5). Esteba, “lleno del Espíritu santo y puestos los ojos en el cielo vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba de pie a la diestra de Dios” (7:55).
3) Epístolas Paulinas.
En una larga frase al comienzo de su primera carta a los tesalonicenses Pablo aludió al “Dios y Padre nuestro”, a “nuestro Señor Jesucristo” y al “Espíritu Santo “(1:3’5). Así mismo, “esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús. No apaguéis el Espíritu” (5:18b, 19). El apóstol dio gracias a Dios por los hermanos amados del Señor Jesús, cuya salvación era “por la santificación del Espíritu” (2 Tes. 2:13). “Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: Abba, Padre “(Gal. 4:6b). Dios y Cristo son mencionados en relación con estar “sellados” con el Espíritu, quien es nuestra “garantía” (2 Cor. 1:21, 22). Pablo había sido liberado de “la ley del pecado y de la muerte” por medio de “la ley del Espíritu de vida de Cristo Jesús” y porque Dios envía a su Hijo (ROM. 8:2, 3). En el mismo pasaje se hace referencia al “Espíritu de aquel que resucito a Jesús de entre los muertos” (ROM 8:11ª). En una de sus oraciones Pablo menciono al “Padre”, a su “Espíritu” y a “Cristo” (Ef. 3:14, 16, 17). Por otra parte, “Dios nuestro Salvador”, “el Espíritu Santo “y “Jesucristo nuestro Salvador” son mencionados en un texto referido a la salvación.
4) Epístolas Generales
En un contexto referido a la muerte de Jesús se hace mansión de “la sangre de Cristo”, “e Espíritu eterno” y “Dios” (Heb. 9:14). Los elegidos de Dios han sido escogidos “conforme al previo conocimiento de Dios padre por la santificación del Espíritu para obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre” (1 Ped. 1:2).
5) El Evangelio y la Primera Epístola de Juan.
De Jesús, el que “viene de arriba”, le dijo: “Porque el que Dios envió habla las palabras de Dios, pues Dios no da el Espíritu por medida” (Juan 16:17, 13-15: “Como me ha enviado el Padre, así también yo os envió a vosotros recibid el Espíritu Santo” (Juan 20:21b, 22b). los cristianos tiene “confianza delante de Dios”, creen “en el nombre de su Hijo Jesucristo” y saben que permanece en ellos “por el Espíritu” que les ha sido dado (1jn. 3:21, 23, 24). “En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne procede de Dios” (1 jn. 4:2). “En esto sabemos que permanecemos en él y en nosotros: en que nos ha dado de su Espíritu. Y nosotros hemos visto y testificamos que Padre ha enviado al Hijo como Salvador del Mundo” (1jn. 4:13, 14).
6) Apocalipsis
Juan se encontraba “en la isla llamada Patmos por causa de la palabra de Dios y del Testimonio de Jesús” y “esteban en el Espíritu en el día del Señor” (1:9b, 10ª). En las cartas a las iglesias en Sardis y Laodicea hay contextos en los cuales se menciona a Jesús, al Padre y al Espíritu (3:5b, 6, 21, 22).
Otros pasajes presentan al Padre, Hijo y Espíritu Santo, aunque no siempre en ese orden, de manera que deja traslucir la existencia de una relación entre los tres. Estos pasajes son de especial importancia a la hora de discernir hasta qué punto la triplicidad en la unidad está presente en los escritos neo testamentarios.
P H E Mateo 28:19
E H P 1 Corintios 12:4-6
H P E 2 Corintios 13:14
P H E Efesios 1:3ª, 5ª, 6c, 13b
H E P Efesios 2:18
E H P Efesios 4:4-6
H P E Juan 14:16, 17ª
E P H Juan 14:26
E H P Juan 15:26
Entre los pasajes del Nuevo Testamento citados en este segundo grupo aparecen todos los ordenamientos posibles de los tres con la excepción de la nomina: Padre, Espíritu, Hijo. Sin embargo, este ordenamiento puede hallarse en los pasajes citados en el grupo anterior.
Las escrituras neo testamentarias no incluyen el término “Trinidad”. Teófilo de Antioquia (C. 180 d. de J. C.). Parece haber sido el primer autor cristiano en utilizar el término griego trias para referirse a la deidad. Tertuliano, escribiendo después del año 213, fue presumiblemente el prime autor cristiano que haya elegido el vocablo latino trinitas para hablar de Dios.
Los autores del Nuevo Testamento dieron testimonio de una relación que involucraba al Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero no definieron o elaboraron la naturaleza precisa de esa relación. No obstante, Leonard Hodgson ha insistido en que “el cristianismo comenzó como una religión trinitaria con una teología unitaria”. Una teología trinitaria se inicio ya con los autores del Nuevo Testamento, especialmente con Pablo Y Juan.
Charles W. Lowry ha concluido:
La doctrina de la Trinidad es la única doctrina cristiana que comprende a todas las demás. Reúne en el seno de una única gran generalización acerca del ser y de la actividad de Dios todos los principales aspectos de la verdad cristiana.
LA TRINIDAD: PUNTOS DE VISTA CONTRARIOS
La tarea de formular la doctrina cristiana de la Trinidad en su forma mas precisa y completa fue una obra realizada en los primeros siglos de la era cristiana, es decir principalmente en la edad patrística.
I. EL PUNTO DE VISTA UNITARIO
Según este punto de vista básico, que ha sido formulado en diversas épocas durante la historia cristiana y ha recibido una serie de nombres, Jesús no pertenece a la naturaleza y al ser de Dios. Así, Dios es interpretado como unipersonal, es decir sin una diferenciación interna.
A. El Monarquismo Dinámico o Dinamista
Esta posición, que se origino en el siglo II d. de J. C., fue precedida por el ebionismo, que afirmaba que Jesús era el judío elegido como Mesías por Dios, y por los alogos o alogi, que habían rechazado tanto la doctrina sobre el LOGOS como la doctrina del Espíritu Santo, no dejando así aparentemente lugar alguno para una diferenciación en Dios. Según el monarquianismo dinámico, existía en el ser humano llamado Jesús una fuerza impersonal (dinamos) que provenía de Dios. Este poder no constituía una diferenciación personal entre Dios y el ser humano Jesús, sino que se trataba de la presencia impersonal del Único Dios.
Teodoto, el curtidor de Bizancio que se traslado a Roma y fue excomulgado allí por el 195 D. de J. C., hizo hincapié en la naturaleza y vida humana de Jesús, así como los relatos de los sinópticos. Enseño que Jesús fue dotado en su bautismo de un poder sobrenatural. Aceptaba el nacimiento milagroso y la resurrección de Jesús, pero parece haber rehusado aplicarle el titulo “Dios”. Artemon de roma reconocida el nacimiento sobrenatural, la superior virtud, la falta de pecado y la dignidad única de Jesús, pero llego a la conclusión de que era un ser humano y no Dios. El monarquianismo dinámico llego a su mayor expresión en pablo de samosata, el obispo de Antioquia cuyas enseñanzas fueron condenadas por un sínodo en Antioquia en 269. Sostenía la unipersonalidad de Dios y negaba la existencia de una hipostasis del logos o de la sabiduría de Dios. El logos, el Hijo y el Espíritu eran entendidos como atributos de Dios. El logos, una Dynamis (Fuerza) impersonal proyectada por Dios desde la eternidad, tomo morada en Jesús y creció en el transcurso de su desarrollo hasta que Jesús finalmente por su medio obtuvo cierto grado de divinidad. No obstante, la única unión existente entre Jesús y Dios era moral.
B. EL ARRIANISMO.
Esta expresión de la posición unitaria se derivo de las enseñanzas del presbiterio alejandrino Arrió (c. 250-c. 336), quien comenzó en el año 318 a dar a conocer sus opiniones acerca de la naturaleza del logos. Fue suspendido de su cargo por su obispo Alejandro, pero consiguió el apoyo de Eusebio, obispo de Nicomedia. Sus opiniones fueron la problemática central del primer concilio de Nicea (325) y fueron condenadas allí, así como luego por el concilio de Constantinopla (381).
Según la doctrina de Arrió, Dios era enteramente trascendente, “la fuente increada de toda la realidad”, cuya esencia “no puede ser compartida o comunicada” y que por lo tanto es indivisible e inmutable. Además, el logos o Hijo es una criatura de Dios y fue creado antes de la creación del universo. Como afirmo Arrió en repetida ocasiones: “Hubo (un tiempo) cuando no era”. La esencia del logos no se comunica con la de Dios o del padre, es distinta a la del Padre. El logos o Hijo “está abierto al cambio y hasta el pecado”, aunque el Padre le otorgo la gracia que permitió que no pecara. Solamente pude ser llamado Dios o Hijo de Dios como titulo de cortesía. Es por lo tanto, una especie de semidiós, más que humano pero menos que Dios.
C. EL SOCINIANISMO.
La doctrina de Fausto Socinio o Sozzini, a comienzos de siglo XVII, es otra expresión del punto de vista unitario. El Catecismo de Racovia (1605) admitió que el Espíritu Santo había morado en el interior de Jesús pero negó la naturaleza divina de Jesucristo, tal como había sido formulada la doctrina en Concilio de Calcedonia (451), donde se había establecido que Cristo era una persona con dos naturalezas. Según la doctrina sociniana, el hombre Jesús nació de una virgen, fue “enviado al mundo por el Padre”, por virtud de su resurrección llego a ser inmortal como Dios y por su “dominio y suprema autoridad sobre todas las cosas” era semejante o aun igualaba a Dios. La mayoría de los socinianos permitían la invocación y adoración de Cristo, pero Francis David (c. 1510-79) lidero una rama no adoratriz en Transilvania. Según David “el único Dios es el Padre del Señor Jesucristo; la Palabra no era el Hijo de Dios antes de la encarnación; y el Espíritu Santo era meramente la fuerza de Dios”. Fausto Socinio parece haber enseñado que Jesús llego a ser el Hijo de Dios por adopción en el momento de su ascendían. Para el Jesucristo había recibido una “divinitas funcional en contraposición a una deitas natural”.
D. EL UNITARISMO ANGLO-NORTEAMERICANO.
El hombre que en 1791 organizo la sociedad unitaria en Gran Bretaña, Thomas Belsham (1750-1829) consideraba idolatra la adoración arriana de Jesucristo. El unitarismo norteamericano surgió más directamente como una reacción a la doctrina antropológica calvinista. William Ellery Channing (1780-1842) sostuvo una posición arriana, enseñando la falta de pecado, los milagros y la resurrección de Jesús. Ralp Waldo Emerson (1803-82) afirmo en su “Divinity School Address”, un discurso de 1838, que el cristianismo histórico se ha concentrado con nociva exageración sobre la persona de Jesús y no ha explorado la ley moral como fuente de la enseñanza establecida en la sociedad. Theodore Parker, en su sermón; lo pasajero y lo permanente en el cristianismo (1841) definió al cristianismo como moralidad pura, absoluta; religión pura, absoluta y desafío a los cristianos a que adoren como lo hizo Jesús, sin mediador, sin cosa alguna entre nosotros y el padre de todos.
El monarquismo, el arrianismo, el socinianismo, y el unitarismo; son movimientos que han compartido un consenso básico acerca de Jesucristo, colocándolo fuera del ser y la naturaleza de Dios, afirmando un Dios unipersonal y negando su naturaleza trina.
II. EL PUNTO DE VISTA MODALISTA
Este punto de vista, cuya formulación clásica surgió en los siglos II y III D. de J. C. siendo adoptado por otros individuos y grupos, ha concluido que tanto el Hijo y el Espíritu Santo así como Dios Padre tienen una naturaleza divina; que Dios es uno y que no hay distinciones personales o hipostáticas en su interior.
A. NOETO DE ESMIRNA (FINES DEL SIGLO II O PRINCIPIOS DEL III).
Noeto, quizás el primer modalista de influencia apreciable, enseño que el Padre se sometió al nacimiento, se hizo Hijo y luego sufrió y murió.
B. PRAXEAS (PRINCIPIOS DEL SIGLO III).
Después de trasladarse de Asia Menor a Roma y luego a Cartago, Praxeas fue acusado por Tertuliano (c. 210 d. de j. c.) de haber hecho dos trabajos para en Roma para el Diablo: Expulso la profecía e introdujo la herejía; espanto al Paracleto y crucifico al Padre. La acusación era que Praxeas se oponía al montanismo y adopto el patripasianismo.
C. SABELIO (SIGLO III).
Sabelio un libro condenado y excomulgado en Roma, defendió un modalismo consecuente. Dios era para él el huiopator, es decir “hijo-padre”. Se diferenciaba de Noeto y Praxeas en lo siguiente: en que le daba al Espíritu Santo un lugar juntamente con el Padre y el Hijo. Su visión ha sido denominada un modalismo más sofisticado. Dios es esencialmente uno. La trinidad es una trinidad en su manifestación pero no en su esencia.
D. MIGUEL SERVET (1511-53).
En su escrito sobre los errores de la trinidad (1531), Servet se refirió a las Tres maravillosas disposiciones de Dios. También describió al Espíritu Santo como un ángel y sostuvo que la Palabra ya no existe. Fue crítico de la terminología helenista usada en la doctrina trinitaria. Se le otorgo erróneamente el rotulo de antitrinitario. No fue ni arriano ni unitario, sino que tuvo afinidades con el pensamiento de Sabelio, aunque con rasgos distintivos propios.
E. CYRIL CHARLES RICHARDSON (1909-76).
Richardson fue clérigo episcopal, estudioso de la edad patrística. En una monografía sobre la Trinidad afirmo: Los términos (Padre, Hijo y Espíritu Santo) no se refieren a personas precisas dentro de la Trinidad. Son formas de pensar acerca de Dios desde diversos puntos de vista. Y mientras que apuntan mas allá de si mismo hacia la necesidad de trazar distinciones dentro de la deidad, no son en si las reales distinciones ni pueden expresarlas adecuadamente. La doctrina de la trinidad es una construcción artificial.
III. EL PUNTO DE VISTA TRITEISTA
Esta posición, que nunca fue una enseñanza admitida por un sector importante del cristianismo, ha persistido como un extremo peligroso que se trasluce en gran parte del pensamiento y de las expresiones populares acerca del padre, del hijo y del Espíritu santo. Estos tres son vistos como seres enteramente individualizados, y por ello como tres dioses. La unidad básica de Dios es desplazada por una concepción triple de la deidad. Lo que permanece es una unidad genérica que subyace al Padre, Hijo y Espíritu; los tres son dioses o divinos.
En resumen, en la visión unitaria se sacrifica la deidad de Jesucristo y de hecho también del Espíritu Santo por sostener la unidad unipersonal de Dios Padre. En el modalismo se sacrifican las diferenciaciones personales entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, por sostener la unidad unipersonal de Dios. El enfoque triteista sacrifica la unidad de Dios por las diferenciaciones trinas del Padre, Hijo y Espíritu, quienes así se transforman en tres dioses. Estos son sacrificios que no son requeridos por una verdad cristiana integrada.
LA TRINIDAD: SU FORMULACION SISTEMATICA
I. LA TRIPLICIDAD DE LA DIVINA TRINIDAD

A. Los Padres capadocianos del siglo IV y algunos pensadores anglicanos modernos suponían o enseñaban que se debe empezar por la triplicidad al explicar la doctrina de la Trinidad.
B. Toda la historia de la interpretación de la triplicidad de la divina trinidad se ha centrado en el problema del lenguaje, es decir, del término latino personaje, la palabra griega hypostaseis, el término castellano personas, etc. Tertuliano fue el primero en utilizar la expresión tres personajes en relación con la doctrina cristiana del padre, Hijo y Espíritu Santo. Entre sus significado en el latín, el vocablo persona se utilizaba para denominar tanto la máscara usada por los actores como los diversos personajes de una obra dramática. Solo muy lentamente, gracias a la ayuda de los Padres capadocianos, el termino griego hypostaseis llego a ser el equivalente del vocablo latino personaje en el contexto de la doctrina trinitaria.
C. Tal como se observo anteriormente, el término castellano persona debe servir en el presente doblemente como defensa antipanteista y como designación trinitaria, sin que se confundan ambos significados.
D. La triplicidad de la divina Trinidad quiere decir, además, que la Trinidad involucra una unión de personas, no la unión de los miembros de una especie en un sentido impersonal o la unión del vínculo del amor o da la amistad o la unión de los miembros de un grupo.

II. LA UNICIDAD DE LA DIVINA TRINIDAD

A. Agustín de Hipona consideraba que la unicidad o unidad de Dios era el punto apropiado para iniciar la explicación de la doctrina trinitaria. Por otra parte no decimos que la supremísima trinidad en si sea tres dioses, sino un Dios.
B. La interpretación de la unicidad de la divina Trinidad ha llevado consigo la pregunta en cuanto a la naturaleza y el significado de esa unicidad o unidad. ¿Cómo puede haber unicidad si hay triplicidad? El llamado credo atanasiano, también denominadoSymbolum Quicumque (siglo VI), que es una exposición en forma de credo de la doctrina trinitaria de Agustín, estableció que no hay tres eternos, sino un eterno; así como no hay tres dioses y no hay tres Señores, sino un Dios, ¿a qué tipo de unicidad se refiere, si se toma en cuenta la triplicidad? ¿se trata principalmente de una unidad o unicidad del todo? Karl Barth así lo ha afirmado pues según su opinión, Dios es el único Dios en una Triple repetición. Sin embargo, Leonard Hodgson ha sostenido por lo contrario que la unidad orgánica, más que la unidad matemática, debe ser el modelo de la doctrina trinitaria. L unidad matemática, aunque existían las fracciones, está caracterizada por la ausencia de una multiplicidad interior, mientras que la unidad orgánica de una célula existe gracias a una multiplicidad interior.
C. La unicidad o unidad de la divina Trinidad también se refiere a la obra del Dios Trino. La obra del Padre, del Hijo y del Espíritu se puede identificar y aun diferenciar, pero la obra de cada uno no es exclusiva; es en un sentido obra de la divinidad toda. Dios Padre es llamado el Creador, pero el Hijo y el Espíritu no están ausentes de la obra de la creación. Dios Hijo es llamado el Redentor, pero el Padre y el Espíritu no están Exceptuados de la obra de la redención. El Espíritu Santo es llamado el Santificador, pero el Padre y el Hijo no están excluidos de la obra de la santificación.

III. LA TRINIDAD ENTENDIDA COMO ETERNA, ESENCIAL E INMANENTE

A. La naturaleza trina de Dios necesita ser entendida como más que meramente una Trinidad de automanifestacion histórica.
B. La naturaleza trina de dios necesita ser entendida como más que una triplicidad de atributos divinos.
C. La naturaleza trina de Dios no debe ser reducida a una mera igualdad de rango, estación o poder entre el Padre, el Hijo y el Espíritu, sin tomarse en cuenta la igualdad en su ser, esencia o naturaleza.
D. La doctrina de la naturaleza trina de Dios es más bien “la proyección a la eternidad de esta relación esencial , la aseveración de que la vida divina es eternamente una vida del darse a sí mismo el uno al otro”.
E. La trinidad esencial o inmanente es, por lo tanto, importante para la adoración cristiana de Dios.

IV. ¿ANALOGIA DE LA TRINIDAD?

A. ANALOGIA PSICOLOGICAS.
B. ANALOGIAS NATURALES.
C. ANALOGIA MORALES.
D. ANANLOGIAS HUMANAS.

¿QUE HACER CON LAS ANALOGIAS?
Las analogías humanas de la Trinidad son en realidad de carácter triteista en vez de ser ejemplos que apunten plenamente a la triplicidad en la unicidad de Dios. Por más común y recurrente que sea el uso de las analogías trinitarias y aunque puedan detectarse elementos verdaderamente analógicos en ellas, debemos concluir que los intentos de localizar o identificar una analogía enteramente satisfactoria todavía no han tenido éxito. El predicador cristiano que busca una ilustración perfecta de la Trinidad para su sermón está destinado a decepcionarse o a abusar de la analogía. La triplicidad en la unicidad de Dios es única y por lo tanto no tiene analogía.
V. LA TRINIDAD Y LAS RELIGIONES NO CRISTIANA
Se ha intentado localizar e identificar rasgos trinitarios o paralelos a la doctrina cristiana de la Trinidad en las religiones no cristianas. ¿Existen de hecho ejemplos de la triplicidad en la unidad entre las deidades no cristianas? Se han identificado varias supuestas instancias. Se ha citado el ejemplo de Osiris (el padre), Isis (la madre) y Horus (el hijo) en la antigua religión egipcia. Otro ejemplo se encuentra en el hinduismo contemporáneo; Brahma (la realidad última), Siva (el destructor) y Visnu (el restaurador). No obstante estos ejemplos parecen ser triteista más que trinitarios. Del mismo modo, en la filosofía religiosa del neoplatonista Plotino (205-270) se encuentra lo Bueno, la inteligencia (nous) y el alma del mundo. Sin embargo, estos tres son grados o estadios de la emanación modalista, la simultanea triplicidad en la unidad del Padre, Hijo y Espíritu Santo parece ser una doctrina distintiva del cristianismo.
VI. LA TRINIDAD Y LAS DENOMINACIONES O CONFESIONES CRISTIANAS
La doctrina de la Trinidad constituye un importante fundamento compartido por las diversas denominaciones o confesiones cristianas. No existe una doctrina particular bautista de la Trinidad. Que se diferencie de la doctrina trinitaria presbiteriana, metodista o luteranas. Aquí los protestantes, los católicos romanos y los ortodoxos pueden descubrir mucho terreno en común. Las diferencias relativas al concepto de la Trinidad tienden a existir hoy dentro de las confesiones más que entre ellas, aunque el anglicanismo subraye algunos aspectos de la doctrina de una manera particular. El rechazo de la Trinidad es un elemento básico de la doctrina unitaria-universalista y de los Testigo de Jehová. Estas diferencias en la enseñanza como también los rechazos de la doctrina tienden a repetir los puntos de vista que se establecieron durante los periodos patrístico, medieval o de la Reforma, más que representar posicio0nes totalmente nuevas. Aunque no existe una doctrina distintivamente bautista de la Trinidad, los bautistas, así como los miembros de otras confesiones cristianas, a veces descuidan la doctrina trinitaria en el estudio de la teología, en los planes de estudio de la educación cristiana congregacional o en su piedad personal.
VII. LA TRINIDAD: MISTERIO Y ADORACION
La doctrina de la Trinidad apunta al misterio del Ser Divino a quien los cristianos adoran y sirven, confesando que obra en sus vidas. Como verdad doctrinal, la Trinidad ha frustrado a los pensadores cristianos más astutos a lo largo de la historia del cristianismo. Desafía la lógica humana normal y trasciende nuestras analogías humanas, modales, naturales y psicológicas. En los credos y confesiones de fe, los teólogos cristianos han intentado testificar de la Trinidad y delimitar sus características, aun si no la pueden explicar totalmente. Numerosos músicos, arquitectos y artistas cristianos han intentado celebrar e ilustrar la Trinidad. A pesar de todas sus limitaciones en cuanto al conocimiento y entendimiento, los cristianos han proseguido con su doctrina acerca de Dios Trino, adorando y alabando al Padre, Hijo y Espíritu Santo.


Otros Post:

http://www.taringa.net/posts/humor/1939479/No-Todos-Queremos-Una-Wii___.html
http://www.taringa.net/posts/info/1927339/Ultimas-Noticias_.html
http://www.taringa.net/posts/info/1922152/Ultimas-Noticias_.html
http://www.taringa.net/posts/info/1885942/Los-10-Articulos-Mas-Vendidos-EBAY_.html
http://www.taringa.net/posts/info/1891877/Iglesia-a-la-Que-Acude-Sarah-Palin-Sufre-Incendio_.html
http://www.taringa.net/posts/info/1890299/Raphael-da-la-Cara-en-Revista-Gay_.html
http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/1849938/El-Aborto_.html
http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/1830490/Evolucion-VS-Creacion_.html
http://www.taringa.net/posts/info/1886187/Obliga-a-Su-Hijo-a-Andar-Desnudo_.html
http://www.taringa.net/posts/info/1883492/Dubai-Tendra-la-Primera-Playa-Refrigerada-Del-Mundo_.html
http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/1866819/La-Biblia,-Fuente-de-Verdades-Absolutas_.html
http://www.taringa.net/posts/info/1892248/Ultimas-Noticias_.html
http://www.taringa.net/posts/info/1895244/Noticias-de-Ultimo-Minutos_.html
http://www.taringa.net/posts/info/1911508/Las-Proximas-Peliculas-Basadas-en-Video-Juegos-2009.html
http://www.taringa.net/posts/info/1911525/Listado-de-las-Primeras-100-Paginas-_Com-de-Toda-la-Historia.html
http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/1921902/Nuevo-Año,-Nuevo-Compromiso_.html
http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/1922062/Letra-de-la-Cancion-_Equot;Alaba-a-Dios_Equot;,-Danny-Berrio.html