Desde hace tiempo que se viene oyendo hablar de la Criptozoología. Esta supuesta rama de la ciencia estudiaría los animales que aún no han sido descubiertos. En un post anterior, sobre el Chupacabras, les decía que si bien parece extraño que no conozcamos a todos los animales que pueblan la Tierra, cada año se descubren unas 3000 especies nuevas, de las cuales 2800 son insectos. O sea, no tenemos todavía la base de datos completa sobre todos y cada uno de los animales que habitan el planeta. Así que es teóricamente posible que se descubran nuevos animales y algunas de las especies que se consideraron mitológicas pasen a formar parte de las ramas de la biología.
De todas formas, la Criptozoología (del griego Kryptos=oculto, Zoo= animal, logos= estudio) es considerada una pseudociencia, o falsa ciencia. Quienes la cultivan le dan mucha importancia y piensan que es cuestión de tiempo hasta que tengan las pruebas necesarias.

La invención de este término suele atribuirse al zoólogo Bernard Heuvelmans, quien definió la criptozoología como el estudio de los animales sobre cuya existencia sólo poseemos evidencia circunstancial y testimonial, o bien evidencia material considerada insuficiente por la mayoría. Su monumental libro de 1955 "Tras la pista de animales desconocidos" es a menudo visto como el génesis de esta disciplina, pero el mismo Heuvelmans remontó dichos orígenes a Anthonid Cornelis Oudemans y su estudio de 1892 "La gran serpiente marina".

Posteriormente, Heuvelmans argumentó que la criptozoología debía ser practicada con rigor científico, pero también con una actitud abierta e interdisciplinaria. Además, según Heuvelmans, se debe también prestar especial atención al folclore sobre estas criaturas. Aunque suelen estar cubiertas de elementos fantásticos e inverosímiles, las leyendas populares pueden contener alguna parte de verdad que pudiera ayudar a guiar la investigación de los informes sobre "animales inusuales".

El okapi, que por años fue conocido solo por los relatos recopilados de los pigmeos, es usado como emblema de la "Sociedad Internacional de Criptozoología" a pesar de no haber sido descubierto por criptozoólogos. Su condición de animal mitológico que pasó a integrar la ciencias naturales fue considerada un éxito y una prueba del valor de la criptozoología.

Entre los criptozoólogos con titulación universitaria en Zoología tenemos (además del fundador Bernard Heuvelmans) a Karl Shuker, Loren Coleman y otros. Esto garantiza un aval ya que el uso del método científico es lo que diferencia una pseudociencia de la verdadera ciencia.

Muchos casos supuestos de apariciones de animales monstruosos no son más que la repetición de una falsa noticia o rumor, que hace las veces de los mitos modernos, conocidos como leyendas urbanas. Estas noticias sin fundamento suelen verse reproducidas en textos, diarios, libros, internet, sin que los que la usan se tomen el trabajo de averiguar por otros medios si es cierta. Un típico caso es el de la medusa gigante, un animal mítico del que en diversas épocas y lugares se han reportado avistamientos, siendo uno de los más populares el que afirma que en 1973 el navío Kuranda que cubría el trayecto entre las islas Fidji y Australia fue atacado por una medusa gigante de aproximadamente 60 metros de longitud, teniendo que acudir un segundo barco, el Hercules, en su auxilio. Hasta esta medusa moderna, la más grande reportada se afirma que fue encontrada en 1865 en una bahía de Massachusetts, perteneciente aparentemente a la familia de las Cyanea capillata arctica, con un cuerpo de 2'35 metros y tentáculos de 35 metros. Lamento decirles que esta medusa nunca existió, sino que la noticia fue propagada en 1973 a partir de un rumor no verificado...El barco Kuranda existe, es neozelandés, no
tiene nada que ver con medusas ni otros animales mitológicos, y fue usado simplemente porque su ruta cubría la locación que el creador del mito quiso darle al monstruo. Todo lo que encuentran en Internet es repetición de la misma noticia, sin verificar...

Esto se conoce en el ambiente científico como el "síndrome de von Daniken", debido a que el primero en hacer uso de noticias y rumores para adecuarlos a sus teorías fue este pseudocientífico, en el libro "Recuerdos del Futuro". Los que lo siguieron, Charles Berlitz el más conocido, no hicieron más que repetir sus "hallazgos" sin profundizar a las fuentes originales, muchas veces imposibles de encontrar por ser inexistentes. El método usado por von Daniken es simple: a partir de su teoría básica (los extraterrestres visitando a la Tierra y convirtiéndose en los dioses que conocemos) ataca a los científicos "normales" (que por otra parte poco hacen por ser simpáticos en general) y los acusa de conspirar para ocultar pruebas que harían tambalear la historia y la ciencia tradicionales. Casualmente, eso es lo que a él mismo le pasa, ya que modifica datos y fechas, adapta situaciones y hasta llega a cambiar párrafos enteros de sus fuentes para que coincidan con su pensamiento. Esto, al ser decubierto, sólo lo hace tambalear a él mismo...Esto indica un conocimiento de la pricología de masas, que Internet nos está confirmando: no verificar nada, dar por cierto todo lo publicado y hacer correr rumores sin pensar un momento en su significado.
Esto es uno de los puntos más débiles de la criptozoología y de todas las pseudociencias en general...

Los monstruos existen? La Criptozoología es una ciencia?

Es muy remanido el caso del celacanto (Latimeria chalumnae), pez que por mucho tiempo se creyó extinguido, y sólo se lo encontraba en estado fósil. Hasta que...el 22 de diciembre de 1938, Marjorie Courtenay-Latimer, conservadora del museo local, descubrió entre la pesca descargada en los muelles de la ciudad de East London (Sudáfrica), un pez cuyo rasgo más distintivo era la posesión de aletas lobuladas (los peces normales tienen aletas con radios). El asombroso parecido de este pez con los fósiles de celacanto, permitió su rápida identificación. De todas formas, la comunidad científica, amante de sus propias clasificaciones y católogos, se resistió a creer en la existencia del celacanto vivito y coleando por un tiempo, hasta que las pruebas fueron abrumadoras.

ovnis

También es muy conocido el caso del calamar gigante (Architeuthis dux) que dio origen en tiempos medievales a la leyenda del Kraken, un animal enorme con aspecto de pulpo, que podía pasar por una isla mientras estaba en reposo en la superficie, y cuando atacaba a una embarcación, llegaba a hundirla con sus tentáculos y su pico. Al principio se supo de su existencia por las marcas que dejaban sus ventosas en la lucha con los enormes cachalotes (una especie de ballena con dientes) y por los tentáculos seccionados que se encontraban en los estómagos de estos animales. En el 2005 se lo pudo fotgrafiar devorando unos cebos que se habían colocado al efecto en las profundidades de las islas Ogasawara, en el océano Pacífico. En el 2006, llegó a capturarse un espécimen pequeño pero que sirvió para definir los rasgos distintivos de la especie (por ejemplo, la emisión de luz, que no era conocida).




link: http://video.google.com/videoplay?docid=1605143958334156610&hl

Pescadores de Nueva Zelanda podrían haber capturado al calamar colosal de mayor envergadura encontrado hasta ahora perteneciente a la especie Mesonychoteuthis hamiltoni, con anillos del tamaño de neumáticos. Medios locales dijeron que las estimaciones iniciales hablaban de 12-14 m de longitud y 450 kg de peso, 150 kg más que el siguiente mayor espécimen encontrado. Más tarde, en tierra se verificó un peso de 495 kg y una longitud total de 10 m. Ojo que ela longitud es total, incluyendo los tentáculos, pero...comparémoslo con los calamares que vemos en las pescaderías...El pico de estos calamares es más grande que la cabeza de un hombre.

paranormal

Exitos como estos alientan a los criptozoólogos a seguir buscando criaturas mitológicas y actualmente mediáticas, como el chupacabras, el yeti, pie grande, el Mokele Mbembe, el monstruo del Lago Ness y muchos más.

Mokele Mbembe (supuesto dinosaurio viviente de Africa)
ciencia

extraterrestres

El bestiario de los criptozoólogos haría las delicias de un fanático de los Expedientes X: El monstruo del Lago Ness y Pie Grande son algunos de los más conocidos, pero podemos mencionar al tiburón blanco gigante, la serpiente marina clásica, el Wendigo (Norte de EEUU y Canadá), el Yasí Yateré (nuestro litoral y Paraguay), etc. Hay un tipo de criaturas que no se considera incluido en este catálogo, y es aquellas que aparecieron en determinado momento o lugar, como el hombre polilla (Mothman, que predijo ciertas tragedias locales en EEUU), el diablo de Jersey, los rod y los foo fighters (ojo, no el grupo de música!), y si, el famoso Pitufo Enrique...

misterios

Es cierto que son el mar sobre todo, con su enorme profundidad aún tan vedada como el espacio para el hombre, los hielos "eternos" árticos y antárticos, y las junglas (que peligran) los sitios que más posibilidades tienen de albergar especies nuevas de animales y humanoides. Mientras tanto, la imaginación es el límite.