epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Conocé los crímenes de los que se le acusa a Milani

Conocé los crímenes de los que se le acusa a Milani


Milani

Crimenes


Detenido

¿De qué se le acusa a Milani y por qué está detenido?



El Teniente General del Ejército Argentino, César Milani, fue detenido por la Policía de La Rioja el 17 de Febrero del 2017 en la ciudad homónima, por orden del juez Daniel Herrera Piedrabuena; desde entonces se encuentra privado de la libertad.

Pero ¿de qué se le acusa?

La detención de Milani en La Rioja se debe en primera instancia a la investigación sobre la desaparición de Pedro Adán Olivera, de su hijo Ramón Alfredo Olivera y la estudiante Verónica Matta, ocurridos en La Rioja durante la dictadura en marzo de 1977.

Pero no es de lo único que está acusado.

Pesa sobre Milani la desaparición del conscripto tucumano, y estudiante de Historia, Alberto Agapito Ledo; una denuncia por enriquecimiento ilícito, y otra por espionaje ilegal.

Paso a paso iremos viendo, los crímenes de los cuáles se le acusa a Milani.


Desaparicion



Ledo

• Las detenciones de Pedro Olivera, Ramón Olivera y Verónica Matta:


Durante la madrugada del 12 de marzo de 1977, un grupo de militares fuertemente armados entraron en la vivienda del Barrio Ferroviario, de la capital riojana, donde vivía la familia Olivera.

Los despertaron y los llevaron al porche, recordó en varias oportunidades Alfredo Olivera.

Según su testimonio, allí estuvieron alrededor de una hora hasta que un militar joven, al que Alfredo Olivera reconociera tiempo después como Milani, le notificó que se llevarían al padre de familia para averiguación de antecedentes.

Pedro Olivera fue trasladado al Instituto de Rehabilitación Social (IRS), la cárcel que funcionó como el principal centro clandestino de detención de La Rioja. Al padre de Alfredo Olivera lo liberaron 48 horas después.

A Pedro Olivera la picana le dejó medio cuerpo paralizado de por vida, y así lo encontraron sus hijos y su esposa en un sillón del porche de su casa, donde lo habían dejado algunas horas atrás. Las heridas le obligaron a jubilarse a temprana edad, y buscar el sustento de maneras alternativas.

Ese mismo día Alfredo Olivera fue detenido ilegalmente, sin intervención de ningún juzgado provincial, mientras se encontraba trabajando en las oficinas de la Dirección de Obras de Ingeniería de la municipalidad de la ciudad de La Rioja. También fue trasladado al IRS y sometido un interrogatorio con torturas.

enriquecimiento
(Alfredo Olivera, en el centro)


Un año después, el joven Alfredo Olivera fue trasladado al juzgado federal a cargo del juez Roberto Catalán. Según su relato, Milani estuvo en el traslado e ingresó al tribunal, y allí (y sentado a pocos metros de él) lo acusó de pertenecer al ERP. "A vos te cortamos la carrera justo", le habría dicho en aquel momento.

Olivera fue nuevamente transferido y alojado en la Unidad 9 de La Plata, donde estuvo privado de su libertad sin juicio previo, durante cuatro años.

En 1979, el joven nombró a Milani en una declaración y el 28 de septiembre de aquel año fue citado a declarar. En ese entonces, Milani reconoció que se ocupaba de la custodia desde el establecimiento carcelario hasta la sede del juzgado.

Esa declaración fue la que tomó el fiscal ad hoc Luis Martínez para pedirle –en julio de 2015– al juez federal Daniel Herrera Piedrabuena que cite a Milani y a Catalán por la detención ilegal de los Olivera.

Alfredo Olivera realizó dos denuncias penales contra Milani, una en 1979 y otra en 1984; ambas lo nombran directamente, y la milagrosa preservación de estas denuncias desencadenaron en la detención del militar.

Posteriormente también se sumó la denuncia de Verónica Matta, quien en 2014 durante una audiencia pública en el Congreso, dijo que finalmente pudo ponerle nombre a la cara de "un militar joven" que vio mientras era torturada en el IRS, durante un interrogatorio; el acusado fue César Milani.

Las estrategias judiciales de la defensa de Milani permitieron posponer en varias oportunidades su paso por los Tribunales. Hasta ahora.


espionaje



Kirchnerismo

• Las desaparición del conscripto Ledo:

Alberto Agapito Ledo era un estudiante de Historia mientras se encontraba realizando el servicio militar en el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141, de la ciudad de La Rioja.

Sin saberlo, Ledo estaba bajo la lupa de la Inteligencia del Ejército, más precisamente de la Inteligencia de la 5ª Brigada y Tercer Cuerpo de Ejército en un documento bajo el título “Frente Armado Estudiantil".

El esquema identifica al estudiante “Alberto Ledo” bajo el apodo “Horario”, como “Responsable Gremial y Reivindicativo” de un grupo de izquierda de la UNT (Universidad Nacional de Tucumán).

Eso significa que cuando Ledo ingresó al Ejército Argentino ya estaba marcado, y probablemente el sorteo de su número también haya sido orquestado.

El 20 de mayo de 1976 ―en el marco del Operativo Independencia― fue trasladado a la ciudad de Monteros, en la provincia de Tucumán, hasta una Unidad de Operaciones Antiterroristas.

El 17 de junio de 1976, Alberto Agapito Ledo ―que era asistente del militar César Milani― fue requerido por el capitán Esteban Sanguinetti bajo la excusa de hacer una patrulla por la zona. Tras la tercera ronda, Sanguinetti regresó sin la compañía de Ledo.

Al día siguiente sus compañeros de campamento recibieron la orden de retirar el equipo del soldado, y posteriormente se labró un documento que denuncia al soldado Ledo como desertor.

Un documento acercado por el legislador justicialista Enrique Romero, con la carátula de presentación “Lista de Revista-Batallón de Ingenieros 141 de Construcciones de La Rioja del año 1976”, donde en el margen superior se ve un sello del Ejército Argentino. Y, luego, otra página con todos los militares que prestaron servicio en esa repartición.

En la mitad, Milani Cesár Santos figura con el grado de “subteniente” y con el cargo de “oficial instructor”. Unos renglones hacia arriba, en el quinto lugar de jerarquía, aparece Esteban Sanguinetti, el coronel retirado que habría llevado al conscripto Ledo a hacer una recorrida a la localidad tucumana de Monteros y nunca más se lo vio con vida.

Sanguinetti es el jefe que le ordenó a Milani labrar el acta de deserción del conscripto Ledo.


Según el legislador tucumano Enrique Romero, a Ledo lo fusiló el Capitán Sanguinetti ahí mismo, y Milani se encargó de encubrir el crímen.

Conocé los crímenes de los que se le acusa a Milani
(La madre del soldado Ledo aún pide por su hijo, en solitario, sin la compañía de las demás Madres)



Milani

• Enriquecimiento Ilícito:

El 12 de Diciembre de 2016 el militar fue procesado por enriquecimiento ilícito mientras se desempeñaba como Jefe del Ejército durante el Gobierno K, y embargado por $5.000.000

Milani, según lo determinó el juez federal Daniel Rafecas, no pudo justificar con su sueldo un préstamo de 200.000 dólares que le hizo Eduardo Barreiro para comprar una enorme casa en el barrio de La Horqueta, San Isidro, Provincia de Buenos Aires.

Barreiro, retirado como capitán del Ejército, amigo de Milani, veterano de Malvinas y detenido por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura, fue procesado como testaferro del general.

En 2010 Milani compró una casa en La Horqueta por $1.500.000. En 2013, cuando asumió como Jefe del Ejército, fue denunciado por enriquecimiento ilícito. Desde 2015 hasta que terminó el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la maquinaria judicial del kirchnerismo hizo todo lo posible por evitar que el caso del enriquecimiento de Milani avanzara. Pero terminó el gobierno que primero lo encaramó y luego lo bajó del cargo de Jefe de Ejército y los tiempos judiciales cambiaron.

Un peritaje oficial determinó que Milani no pudo justificar sus gastos y en especial la compra de la casa de San Isidro. Cuando comenzó la investigación sobre su patrimonio, Milani explicó que 200.000 dólares que le faltaban para comprar esa costosa propiedad habían sido obtenidos a través de un préstamo "de mutuo" que firmó en una calurosa noche de diciembre de 2009 con Barreiro. Ninguno de los dos había asentado la existencia del préstamo en las declaraciones juradas impositivas.

Para los investigadores judiciales, ese préstamo no existió. Así lo señaló Rafecas en el procesamiento al que Infobae accedió de fuentes judiciales.

El juez Rafecas firmó una resolución de más de 400 páginas. En ella se estableció que Milani se enriqueció ilícitamente como funcionario público. Fue en la época en que compró la casa de La Horqueta, cuando era Director de Inteligencia del Ejército y había iniciado su camino hacia el cargo más importante que ocupó: Jefe de Ejército.

Lo que la investigación aún está investigando es de dónde salieron los fondos.

Crimenes
(Vista aérea de la propiedad de Milani, cortesía de PPT)



Detenido

• Espionaje Ilegal:


El día 8 de Febrero del 2014 el Gobierno Nacional le asignó a la Dirección de Inteligencia Estratégica Militar un presupuesto de $ 568,5 millones, lo que representó un aumento del %400 con respecto al año anterior, y nos dió una clara idea de que la Inteligencia de Milani estaba jugando un rol importante en la política argentina.

El día 14 de Marzo de 2017 se presentó como querellante el Ex-Jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, Antonio Stiusso (alias 'Jaime' ) en Comodoro Py, y declaró durante 3 horas por una causa paralela contra César Milani, ex jefe del Ejército de Cristina Elisabet Kirchner, acusado de conformar una organización paralela destinada al espionaje ilegal contra políticos y periodistas opositores.

Una de las acusaciones que el ex-jefe de los espías esgrimió contra Milani, fue que, por su cargo de jefe de Operaciones de la SIDE (hoy AFI), detectó la presencia de valijas para escuchas de celulares que fueron situadas en el edificio Libertador, sede del Estado Mayor General del Ejército y del Ministerio de Defensa, estas valijas adquiridas en el mercado ilegal, funcionan mimetizándose como una antena más de la telefonía celular y así se lograr escuchar comunicaciones privadas ilegalmente.

También sostuvo que desde 2008, cuando Milani es nombrado Director de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, se creó una estructura de inteligencia clandestina con intervención de personal de las fuerzas armadas, Ministerio de Seguridad y un sector de la Secretaría de Inteligencia ajeno a Stiuso. Es decír, una inteligencia paralela a la oficial; con el objeto de inferir en cuestiones políticas.

Para argumentar sus dichos, Stiuso mencionó ejemplos en los cuales el espionaje quedó expuesto. Nombró una entrevista entre el minsitro Arturo Puriccelli (Defensa) y Francisco Larcher (subsecretario de Inteligencia) en la que el primero admite la existencia de una inteligencia paralela dirigida por Milani. También las escuchas telefónicas realizadas con autorización judicial en la causa "Dark Star", donde se hace mención a la inteligencia paralela y se hace referencia a un periodista conocido como Fernando OZ que sería informante de Milani.

Otra observación fue que la SIDE tenía un área que coordinaba el sistema nacional de inteligencia y armaba el plan anual con los objetivos de cada fuerza y aumentos presupuestarios. Lo asignado al Ejército no coincidía con los resultados que aportaban al sistema.

Durante escucha ordenada por el fiscal Alberto Nisman, fechada el día 2 de junio de 2013, entre Allan Bogado, agente inorgánico de inteligencia, y Jorge Alejandro "Youssuf" Khalil, presunto enlace de la comunidad iraní en Buenos Aires con el kirchnerismo, con la embajada y el gobierno de Irán, y con el piquetero Luis D'Elía .

En esa conversación, Allan Bogado afirma que Milani manejaba "una inteligencia paralela".

La charla se registró poco después de que la ex presidenta Cristina Kirchner decidió sacar a Nilda Garré del Ministerio de Seguridad.


Allan Bogado habla de la salida de Garré y el rol de "el Loco", como apoda a Berni en esa conversación, que Nisman seleccionó para sustentar su denuncia contra Cristina Kirchner, acusada de encubrir a Irán en el ataque a la AMIA.

También habla de la supuesta relación que tenían Fernando Pocino, director de Interior de la ex SIDE en 2013, y la hija de Garré. Pocino era agente de confianza de Cristina Kirchner. Estaba enfrentado con el sector de la SIDE que comandaba Jaime Stiuso. Fue gracias a Pocino que Milani conoció a Garré.

La conversación que mantuvieron Khalil y Bogado sobre Milani fue registrada el 2 de junio de 2013 desde el número telefónico 11-3238-4699 y está guardada en el archivo B-1009- 2013-06-02-221245-20, del CD 44, de las pruebas de la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner.


Desaparicion




Ledo



enriquecimiento




espionaje





Kirchnerismo

Conocé los crímenes de los que se le acusa a Milani

Fin del Post,
espero que lo hayas disfrutado
si te gusto, sigueme y veras mis proximas actualizaciones.
No te defraudare.
Hasta la proxima

5 comentarios - Conocé los crímenes de los que se le acusa a Milani

CASI80 +1
Conocé los crímenes de los que se le acusa a Milani
zxcvbnm741 +1
Ahora dicen que es un preso político. Locos
007_bond
este esta al horno con papas, morrones, cebollas y bolsita Knoor, mira si justo ahora que los peronistas estan medios divididos se van a arriesgar con un pianta votos como este, les conviene mas adentro., esta condenado a vivir entre rejas el resto de su vida (merecido lo tiene).
ThePostaThrower
A pesar de todo ,su peor crimen fue ser cómplice del kirchnerismo.
NanoLeoness
Según el principio de inocencia todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario en un juicio público, oral y contradictorio. Me parece bien que se lo investigue. Si tuvo algo que ver con detenciones, torturas y/o desapariciones lo más lógico es investigarlo. Sin contemplaciones para nadie, todos somos iguales ante la ley.