epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Análisis de "Mal Vecino" - Capítulo de Los Simpsons

Los Simpsons

Análisis del capítulo "El Mal Vecino"
Capítulo 13, de la séptima temporada.


Análisis de "Mal Vecino" - Capítulo de Los Simpsons


El capítulo, luego de la presentación, empieza mostrando a Homero viendo, echado en el sofá, la tele. Dejo de lado la alusión a los bajos instintos que se hace aquí.

Primer diálogo (la H significa Homero; la M Marge; la B Bart):
H: Marge, ¡estoy aburrido!
M: ¿Por qué no lees algo?
H (Enojado): ¡Pues porque entonces me voy a aburrir más!

Estimula a la no lectura. Ridiculiza la lectura. Da a los niños una excusa para no leer, creyendo que eso es "chistoso"...

Homero y Bart salen a caminar por el barrio:
H: ¡Ah! ¡La vieja calle Siempre Viva! La calle más elegante de Lomas del Aglomerado.
B: Oye, si la amas tanto, ¿por qué tiras basura? (o sea, por qué la ensucias tirando basura en la vía pública)
H: ¡Es más fácil tontillo! (tirando una lata de bebida que está consumiendo)

Mal ejemplo. Mala educación. Mala enseñanza. Además dice una mentira: que "es (lo) más fácil". Bart no alza la lata que Homero tira.

Se cruzan con Apu, que explica por qué no está en su supermercado. Aquí hay una escena de su supermercado: un menor de edad -el que tiene fama de ladrón- entra a robar mientras arreglan una máquina. No le dicen nada. Saca un paquete de latas, que muy bien podrían ser cervezas, dada la fama de ese malandrín.

6:37 Un nuevo vecino se está presentando y le están dando la bienvenida. Homero, que quiere volver a tener la atención de todos dice: -¡Sí señor! ¡Un fuerte aplauso para el nuevo! Bueno, ahora den la vuelta y pónganme atención de nuevo... ¡Oigan! ¡Háganme caso! ¡Ya! (extendiendo esta última exclamación casi con desesperación).
Ordinario. Ordinario y egoista.

7:00 Homero llama al ex-presidente: "Presidente idiota", sólo porque le robó la atención de los vecinos.

9:20 Bart saluda con un hola fuerte al presidente. Lo adecuado hubiera sido saludarle con algo más formal, teniendo en cuenta que, primero, está frente a una persona mayor, y segundo, que esa persona hubo sido presidente de su país en el pasado. Debió haberlo saludado sin gritar, bajando el tono. Unicamente que ese Bart en realidad tuviera problemitas.

9:29 Bart enseguida dice: "¿Qué es esto?", tomando entre sus manos una máquina, sin pedir permiso y desordenando las cartas que tiene allí ordenadas. No le pide perdón.

9:50 El ex presidente muestra su molestia y oposición a mostrarle su álbum de fotos a Bart. Bart, en vez de retirarse respetuosamente, le muestra las manos, con una sonrisa -que dada la forma de ser de Bart, es una sonrisa con segundas intenciones-, mostrándole que las tiene limpias.
Bart no tiene tacto. Ni respeto. Debió haber pedido perdón y haberse retirado sin chistar.

9:56 y siguientes segundos: Bart no sólo llama al presidente por su nombre ( "George" ) y tratándolo de "tú", sino que le interrumpe constantemente para preguntarle quiénes son los que aparecen en las fotos. En un momento le pregunta: "¿Tus gorilas le sonaron a alguien, George?". Totalmente fuera de lugar e irrespetuoso. Irrespetuoso. Y me quedo corto.

El ex-presidente le hace ver que en su época los niños no llamaban a los adultos por su nombre. Bart le contesta: "bueno... pues... ¡bienvenido al siglo XX, George!". Mientras pone cara de pobrecito. Luego se aleja del ex-presidente sin pedir permiso. Todo indica que Bart es un niño o bien fronterizo, o bien con cierta discapacidad mental.

La falta de respeto de Bart y de Matt Groening va aumentando cada vez más, exponencialmente.

---

10:30. Escena en Krusty Burger. Homero apura al presidente sin ningún respeto. Altera así el orden público. Homero es un irrespetuoso, ni mide las consecuencias ni las situaciones. ¡No es para ponerse así!

Los Simpsons


El guardaespalda del ex presidente se acerca al Homero, le pide que destape su motor. Él lo hace y el guardaespalda le descompone la bocina con la que tanto ruido hacía. Homero dice: -"¡Oye! ¡Mis impuestos pagaron esa bocina!". Aunque así fuera, no tenía derecho a hacer tal espamento.

---

11:08 En la casa de los Bush. La señora de George está en la huerta y aparece Bart, con una gomera en el pantalón. Bart dice: "¿Qué onda, qué onda señora Bush?". No es modo de saludar, ni de presentarse, a la señora de un ex-presidente.

11:30 Bart entra a la habitación del presidente y toca (insuflando aire en él) un corno alpino que hay en la habitación. Lo tira hacia un costado y lo deja tirado. Luego le pregunta al ex-presidente: ¿Puedo usar tu pijama?

11:44 Aparece Bart revolviendo todos los muebles de lo que parece ser la cocina, como un vulgar ladrón, como si fuera su propia casa, buscando caramelos.

12:44 Aparece Bart en una ventana y saluda al ex-presidente: "¿Qué onda, qué onda, señor Bush?". E inmediatamente entra con su patineta a toda velocidad al garage donde Bush se encuentra. Bart, sin pedir permiso para tocar, empieza a revolver las cosas de Bush.

Mal vecino


Acercándose a un motor, tira de la cuerda que lo hace encender, y el mismo empieza a moverse de aquí para allá golpeando y tirando varias cosas. Cuando al fin se detiene, Bart le da una patada. El motor se enciende de nuevo, y se dirige a la pila de hojas donde el ex-presidente había escrito sus memorias.

Bart le destruye algo tan valioso como sus memorias, y siquiera pide perdón. No sólo debería pedir perdón. Debería presentarse con sus padres y pedirles con ellos disculpas. Con ese su papá que ensucia la vía pública porque "es lo más fácil".

13:44 El presidente lo acuesta sobre sus rodillas y lo nalguea suavemente. Bart no muestra dolor de ningún tipo, sólo confusión. Bush le dice: "Ahora ve a tu casa y piensa en lo que has hecho". Excelentes palabras. Eso lo hubiera dicho un Don Bosco -no quiero decir que Bush haya sido un Don Bosco, eh-.
Yo no voy a decir que en la vida real George Bush padre sea un santo digno de imitar... pero acá ha actuado bien. Incluso con un control heroico de su enojo, dándole el buen consejo a Bart de que piense en lo que ha hecho. Pero a Matt Groening no le importan los buenos consejos dados a los niños.

13:46 Aquí parece que Bart ya le ha dicho a los padres. Homero, desencajado, le vuelve a preguntar a Bart: "¿te nalgueó? ¿a ti? ¿a Bart Simpsons?"
¡Pará! ¿Y quién te creés que sos?
Nosotros decimos, además: ¡y se quedó corto Bush!

¿Qué padre defiende a su hijo así? ¿Por qué tiene a su hijo? Un niño, además, mentiroso. Niño men-ti-ro-so. Modelo diabólico de los niños.

13:50 Bart: "¡Le suplicaba! Pero dijo que era para el bien de la nación"... ¡indignación! Niño mentiroso. ¿Cómo puede ser que haya salido tan malo, a un paso de ser delincuente? ¿Cómo puede ser que lo pongan como ejemplo? ¿Cómo puede ser que cause risa a los niños y a los adultos? ¿Cómo puede ser que Fox trasmita una serie que lo tiene por protagonista, y que Telefé lo pase también? Es como si quienes lo ven estuvieran hipnotizados. Bart dice aquí una mentira doble: no sólo afirma que dijo algo que en verdad no dijo, ¡sino que además afirma que el ex-presidente dijo algo que tampoco dijo!

13:53 Aquí viene la ridiculización de los mayores, de los ancianos y de las antiguas costumbres.
¿Para qué seguir? Pero voy a vencer mi asco, y voy a continuar describiendo esta bosta anticristiana... con perdón de la bosta, que al menos sirve para abonar la tierra, y solo te deja un poco de mal olor. Este dibujito, en cambio, te ensucia el alma.

14:14 Homero: "Ese Bush invade mi territorio" (lo cual no es cierto) "Me roba los amigos" (esta es una falacia) "Se burla de mi forma de hablar, tal vez" (le adjudica algo que él piensa gratuitamente)... y ahora lo peor, mirá: "¡y ahora me roba el derecho de educar a un niño desobediente, desvergonzado y ladino!" Y termina diciendo: "¡Pues esto se acaba ahora!".
Me veo tentado a expresarme groseramente... muy groseramente... ¿contra Homero? No, contra Matt Groening, el autor de estos dibujitos. Pero por respecto al lector no lo haré. Podría decir que este atorrante nos usa a ti y a mi de su water-closet, y a los niños no voy a decir de qué.

14:26 Furioso, Homero cruza la calle hacia la casa del presidente. Luego de gritar como feminista en una marcha frente a la catedral, le grita: "¡eres un pusilánime!". O sea, un miedoso, un gallina. Acá en argentina a los miedosos se les dice de una forma grosera, que no voy a reproducir.

15:30 Homero y Bart están frente a una de las ventanas de la planta alta de su casa, con un montón de cañitas voladoras. Cruzando la calle, al otro lado, con la ventana abierta, se ve al presidente haciendo ejercicio en su habitación...

H.: "¡Esto va a ser lindo! ¡200 petardos mientras Bush hace ejercicio con la ventana abierta!". Homero está dando el ejemplo a su hijo Bart de venganza y pusilanimidad. Y Matt Groening a ti y a tu hijo.
B.: "¡El que le atina al trasero gana 1000 puntos!". Niño boca sucia y malo. Nada que ver con los pastorcitos de Fátima. Y más vale que no me entere que te estás riendo de esto. Simplemente me entristecería...

Por el minuto 17 aparece una escena prácticamente imposible, pero a la que se suma una mala acción. Resulta que Homero y Bart tocan el timbre de la casa del presidente para hacer "una broma", sin explicar cómo pasaron la seguridad -a los dos guardaespaldas-, y sin explicar cómo han podido explicar que tengan tanto tiempo para montar el experimento que quieren hacer con la figura de dos personas. Acá, para que vean que no defiendo en todo a Bush, voy a decir que se lo merece. Se lo merece por no tener buenos guardaespaldas, o la seguridad que pudiendo, debería tener. Este experimento de los delincuentes Homero y Bart termina cuando le pegan una ridícula peluca de colores con pegamento en la cabeza. Padre e hijo festejan como retrazados mentales, con perdón a los retrazados mentales.

Luego el ex presidente Bush padre da vueltas con su auto en el patio delantero de la casa de los Simpsons, enchastrando todas las paredes, tratando de darles una lección. Homero y Bart, que no saben de perdón sino aparentemente sólo de venganzas, van por entre las cloacas de abajo de la calle a la casa del ex-presidente. Homero dice:
Minuto 17:54: -Entonces pensé: ¿qué haría Dios en esta situación?
Bart se ríe, viendo y mostrando cómo en sus manos lleva una caja con langostas. Dice: -"Langostas... ¡lo volverán loco!"

H.: -¡Está en la biblia, hijo!... ¡En la biblia del bromista!

Groening


Venganza, mala educación, palabras que rozan la blasfemia (si es que no lo son), falta de respeto a los mayores, a las tradiciones, a portarse bien... parece no conocer otra cosas el señor Matt Groening... ¿Hay alguien aun que se oponga a que lo llame masón?
Continuemos. Bush los ve a los Simpson que están caminando por la cloaca, los ve pasar por unas rendijas. Sin pensarlo dos veces baja. Hace saber a Homero que Bart rompió sus memorias, y que es él -Bart- quien debe pedirle disculpas a él, no él a Homero por nalguearlo. Homero se asombra de saber que su hijo Bart haya roto las memorias del ex-presidente... pero es muy duro para pedir perdón, para mostrar que se ha equivocado. Así que se abalanza hacia el presidente para golpearlo... como aquella mamá que increpó a la maestra en una escuela pública...

Bart, en un momento dado, tira la caja con langostas, que salen y atacan al ex-presidente.
El capítulo termina con que la esposa de Bush le obliga a pedirle perdón a Homero. Homero se aprovecha de la situación, exigiéndole que le pida ahora perdón por los impuestos.

Uno de los peores capítulos de Los Simpsons, de Matt Groening. Yo no tengo ningún papel que lo certifica, pero actúa como verdadero masón, en contra del bien, de la verdad, de la belleza de la vida. Todos los vicios habidos y por haber, los practica Homero Simpsons, o casi todos. Falta de amor de Dios, falta de reverencia a su Santo Nombre, falta de reverencia cuando va a Misa -o a la iglesia los domingos-, falta de respeto y deshonra de Bart a Homero, y de éste a su padre, ridiculización de la vejez, maltrato a los vecinos, egoísmos y venganzas... todo esto presentado como si fueran "chistes".
Y nosotros nos reímos, como hinoptizados. Matt Groening... pareces no haber nacido de una buena madre. Y no creo que tu madre sea el problema.

Si llegaste hasta acá, y te parece a vos también que estas críticas son correctas, y que llevan a abrir los ojos de la gente, compartí la publicación para llegar a más gente.
Si te interesaría el análisis de mi autoría de otras escenas de esta serie, podés ver:

Análisis de uno de los capítulos de Navidad
o este: Una escena de otro capítulo

1 comentario - Análisis de "Mal Vecino" - Capítulo de Los Simpsons