El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Caín y Abel , visión astrológica

CAIN Y ABEL - visión astrológica

Este trabajo monográfico, es la síntesis de mi presentación en el Congreso Internacional de Astrología 2008 , y quisiera compartirlo con ustedes !!


Caín y Abel , visión astrológica

*El Oriente y el Occidente
La entrada a los cielos por medio del ciclo astral, ejemplificado con alegorías bíblicas.
*La mirada Astrológica del desarrollo de la cuadratura como conflicto hacia el quincuncio como punto de limite de tensión antes que se manifieste exteriormente como conflicto en la oposición.


Nuestra sociedad esta principalmente basada en principios institucionalizados, religiosos y militares desde la época que El Antiguo testamento caracteriza con la historia de Caín y Abel como los primeros representantes de una parábola que nos sostiene evolutiva y cíclicamente, (por llamarlo de algún modo).

Estos principios claramente Saturninos y Marciales, son el cimiento de nuestra civilización y, mediante la explicación pertinente, intentare dar un poco mas de luz sobre Marte y Saturno (legendariamente llamados los malignos) en cuanto al concepto social y personal y que, a mi entender, debemos dar mas atención cuando nos referimos a ellos en una carta.

Obviamente, este tema, no es un aporte nuevo ni pretende serlo, para los más vastos conocimientos astrológicos, simplemente es, o intenta ser un aporte más moderno para una sociedad que puja por cambiar los paradigmas y que, si quiere lograrlo debe rever el tema en cuanto a los cimientes en los que se sostiene, para que de alguna manera el devenir sea una consecuencia consciente de una actuación clara desde el punto de vista que tocaremos más adelante sobre la consecuencia de la acción en la línea de tiempo y no del espacio ni del ciclo.

El crecimiento se logra después de vivir los sesenta segundos de cada minuto.
Para lograrlo hay que explorar en que ronda del ciclo, perdimos ese contacto consciente y donde, nuestros hechos se volvieron mecánicos y entender el porque esto debió ser así para que hoy se plantee un nuevo tipo de estructuración, que solamente se hace posible si asimos fuertemente el concepto abstracto en el que básicamente transcurre toda la astrología, así, como cada libro sagrado que nos fue legado (más allá de cada sistema filosófico que lo sostiene promueve o alimenta).

El deber ser, el honor, la competencia, la puntualidad y la responsabilidad, la frase: hechos no palabras, el no abandonar algo que se empieza, el respeto por sobre el amor ( que dentro de si mismo obviamente carga con esa cualidad), el exitismo, la fagocitación de los mas grandes a los mas pequeños, el individualismo “cortes” que preponderan en todo ámbito, el concepto de sacrificio, desvirtuado en su integridad, (concepto que etimológicamente se refiere a un oficio sacro) la guerra, la vejez, el llame ya de un tiempo que mide los logros en términos de producción material, de cánones de juventud, con la expansión versus crecimiento y altruismo, etc.
A mi entender , la Astrología nos enseña de manera principal a vivir de nuestra propia Luz, ir al encuentro de nuestro hoy y de nuestro porvenir y nos provee la capacidad de sintetizar el yo en un lugar común a todos , dándonos una visión cosmogónica de la vida , utilizando las herramientas que de alguna manera tomamos al nacer con nuestra Carta Natal, y, dependiendo básicamente del medio social y familiar, bagaje cultural y demás factores del entorno, logran al fin hacer preponderar cualidades y dificultades que la Carta del Nativo tiene guardada bien en secreto para ser develada por los ojos del astrólogo ,que , a mi juicio , no debería , obviar este tema Social que instauro un modelo en Occidente y otro opuestamente complementario en Oriente y que a pesar de la globalización todavía guarda sus claras diferencias.

Ahora voy a ir entrando muy despacio en el tema de Caín y Abel como los representantes astrológicos designados por la parábola para comprender el concepto espacio tiempo y la necesidad de proyectarse en ellos, y los ejes de la Carta Natural, horizontal (ascendente = Aries-Marte) y vertical (MC = Capricornio-Saturno) y la cuadratura entre ambos, como conflicto para la manifestación concreta de la esencia en su mas cruda naturaleza, sin olvidarnos que entre medio de estos conceptos, ejes y puntos matemáticos, habita un ser humano con conflicto, a veces siendo Caín y, otras veces ,Abel.

Todas las Escrituras Sacras comparten este conflicto vedado para los ojos que no cuestionan o de los que linealmente toman los escritos como cuentos educativos y ejemplificadores de un Dios que nos castigara terriblemente por desobedecer, ese Dios es el de nuestra propia consciencia “SEREMOS JUZGADOS POR NUESTRA PROPIA CONSCIENCIA” por medio del trabajo de la experiencia.

Ningún astrólogo, puede ver esto sin ir a la lectura mas abstracta y esclarecedora de un lenguaje simbólico que se preserva a si mismo con una capacidad admirable y muchos han caminado este trayecto y estoy agradecida por haber volcado en papiros tanto material que hoy me tomo el privilegio de usar y que de alguna manera se cuestionaron cosas similares a las que voy a intentar aportar mi parte.

El Tiempo, como medida solo es posible captarlo por medio del movimiento de un cuerpo en el espacio, para nosotros Astrólogos o no, la medición es a veces Solar a veces Lunar. Pero siempre es el desplazamiento en el espacio lo que produce la medición.
Por ende, el tiempo sería, como un subproducto del espacio y que en realidad tiene como resultado una captación cíclica asociado con el movimiento, y éste a su vez se identifica con el principio básico de Géminis.
Lo que esto significa es que Géminis es la representación simbólica de la síntesis que refiere a la acción adelantada y de avance de Aries como la elevada y constructora por medio de la experiencia que abarca la simbología de Capricornio.
Todos sabemos que es muy difícil o cuasi imposible medir la evolución por medio de una carta natal sin tener al individuo frente a nosotros, y , solamente de esa manera a nuestro criterio y según nuestro sistema de creencias es como finalmente hacemos la lectura entre un Cristo y un Neardenthal... permítaseme el sarcasmo mas referido a mi misma que a los lectores u oyentes y a titulo de dejar expuesta la dificultad que en el camino recorrido he levantado de mis diversos colegas que en el momento de responder sobre esta premisa...hacemos literalmente agua.

Esto expuesto arriba se fundamenta por la dificultad que tenemos de “medir”.
Se puede medir en el tiempo, pero no en el espacio.


Caín y Abel y las ofrendas:

En el mito de Caín y Abel, como la de Castor y Pólux, Isis y Osiris, así como otras escrituras que grafican en los mismos términos con diferentes personajes situaciones que muestran de manera críptica el desarrollo de un aspecto astrológico que nace a modo de Cuadratura- (conflicto que se demuestra con la horizontalidad de uno versus la verticalidad del otro) - se desarrolla en el quincuncio, ( desde la casa III , casa natural de Géminis, que ya hemos dicho que representa el movimiento, hacia la VIII casa natural de Escorpio, que representa la sexualidad, la muerte y la transformación ) y se manifiesta exteriormente en la Oposición, y nuevamente el quincuncio, formando así un Yod ( desde la casa IV natural de Cancer a la X de un zodíaco en reposo, Capricornio, como la necesidad de tocar el cielo con las manos) siempre creciendo desde el Sextil.

“Hemos dicho, ( dice Rene Guenon) que las dos puertas zodiacales, que son respectivamente la entrada y la salida de la “caverna cósmica” y que ciertas tradiciones designan como “la puerta de los hombres” y la puerta de los dioses”, deben corresponder a los dos solsticios, debemos ahora precisar que la primera corresponde al solsticio de verano, es decir, al signo de Cáncer, y la segunda al solsticio de invierno, es decir, al signo de Capricornio…… En efecto, conforme a la correspondencia recién mencionada, el período “ascendente” se desarrolla de norte a este y luego de este a sur; análogamente, el período “descendente” se desarrolla de sur a oeste y luego de oeste a norte; podría decirse, pues, con mayor precisión aún, que la “puerta de los dioses” está situada al norte y vuelta hacia el este, que se considera siempre como el lado de la luz y de la vida, y que la “puerta de los hombres” está situada al sur y vuelta hacia el oeste, que, análogamente, se considera como el lado de la sombra y la muerte; y así quedan exactamente determinadas las dos vías permanentes, la una clara, la otra oscura, del mundo manifestado; por la una, no hay retorno (de lo no-manifestado a lo manifestado) *2; por la otra, se vuelve atrás (a la manifestación)*3
Con este párrafo de Guenon, quiero dejar en claro que la ascensión ha estado vinculada siempre con el signo de Capricornio así como el nacimiento y las puertas de entrada a la vida humana claramente a Cáncer.
Mercurio, regente de Géminis cuyo mito está asociado con Hermes, en la antigüedad se lo simbolizaba con una piedra erguida y fija denominada Herm que representaba el límite de una propiedad. Esto está dado, porque Hermes gobierna el mundo entre los estados de consciencia. De esta consciencia se deriva en la propiedad de separatividad que se desarrolla en el mito de Caín y Abel, en donde de la unión de Adán (Aries o Yang) y Eva (Tauro o Yin ) conciben estos mellizos que representan al número 3 que no es más que el entendimiento del materialismo separador del yo consciente y el yo onírico.

Dice Max Heindel en El Mensaje de las Estrellas refiriéndose a la edad de Géminis y Escorpio:

Géminis

“Con esta ilusión del ser personal, vino inmediatamente la idea de lo "mío'' y de lo "tuyo". Nuestros intereses individuales comenzaron a chocar con los intereses de los otros, y aquella tragedia que se nos dice fue desarrollada entre Caín y Abel se hizo posible.”

Escorpio

“El próximo paso en el desarrollo humano no será tanto a lo largo de líneas físicas como en cuanto a líneas mentales. Su naturaleza está indicada por el pasaje del Sol a través del signo Escorpio, que pictóricamente está representado como una serpiente o escorpión, "emblema de la astucia y de la sutileza". Es sencillísimo ver por este símbolo que la primera facultad de la mente desenvuelta por la humanidad infantil fue la astucia”

Astucia bien atribuida a Hermes.


-*La tradición Veda relata la historia de los Dioses Gemelos “Asvin”, aquellos cuyo “látigo sabe a miel” quienes mediante el suplicio limpian las inmundicias de los hombres. –( Escorpio)
Histórica y arqueológicamente corresponden al culto Griego a los Dioses gemelos, los “Dioscuros” Cástor y Pólux, retomado por los Romanos, que, asistidos en batalla por los gemelos misteriosos se les llamó desde entonces “gemini”, expresando las dos fuerzas primordiales en el universo, la unidad de los opuestos, el movimiento dialéctico en esencia.
Narra la mitología, que Zeus, el padre de los Dioses, concedió la inmortalidad a los Dioses gemelos, luego de merecerlo por grandes hazañas y batallas, pero se las confirió en forma alterna: mientras uno vivía como mortal, el otro regiría como Deidad inmortal.
Representados en Rómulo y Remo fundadores del sacro Imperio Romano, Anfión y Zeto en Tebas, Apucatequil y Piguero los Dioses gemelos de los Incas, Hunahpú e Ixbalanqué los Dioses Gemelos Mayas, el Eros – Ananké de los Helenos, Frey y Freya entre los Nórdicos, Caín y Abel en la tradición Hebrea.
Los hermanos gemelos del Tarot representan la alternancia de la entropía con el orden y la creación, de la construcción con la destrucción, inseparables en todo lo manifestado, imposible de coexistir al mismo tiempo. Evolución e involución, la muerte y la vida, materia y energía, materialismo y espiritualidad, conocimiento e ignorancia.
Géminis rige los procesos de la naturaleza, la sucesión de la vida y de la muerte.
De la misma forma, en el microcosmos hombre, los procesos interiores se encuentran persistentemente regidos por Géminis, llevándolos a la reflexión rigurosa sobre el sacrifico, sobre el “amado látigo” de los Dioses gemelos del Indostán. Sacrificio y Géminis son sinónimo, la clave de toda metamorfosis.”1
Según una antigua tradición, Géminis viene a significar con asiduidad pares opuestos, dobles antítesis duales. Esta realidad de Géminis se encuentra presente en el mito egipcio de Osiris y en el mito persa de Mazda y, esencialmente, en el mito que empareja a Géminis con el simbolismo Muerte Vida de la leyenda del Ave Fénix que en definitiva deja ver también otro atributo por el cual se justifica la exaltación de Plutón en ese signo, tema que no vamos a abordar.

No olvidemos la frase de D. Juan de Castaneda: "Las cosas son siempre las mismas, lo que cambia es la forma de mirarlas". Y pudiera ser, que yo vea, aquello que sólo existe bajo una óptica personal. No obstante, parece evidente, que hay cosas suficientemente verificadas; como que existe un lado de nuestra esencia humana que no estamos dispuestos a admitir como parte de nuestra identidad, y por ello, la mantenemos fuera. Puede suceder que aceptemos esa parte de nosotros, que es amable y bondadosa, y neguemos aquella que es cruel y destructiva.
Los junguianos llamarían a esto el límite entre el "yo" y la "sombra"; o entre la parte de nosotros mismos de la que tenemos conciencia y la parte de la que somos inconscientes; el límite entre lo que dejamos ver a los otros y lo que mantenemos oculto en la oscuridad de nuestra parte más íntima y en la sombra de nuestra psique profunda.

Entonces, desde Caín y Abel, que ya queda claro que se trata de Géminis y la consciencia del yo, soy yo, desde la consciencia física para llegar en Virgo a la consciencia Espiritual, donde nace la primer cuadratura, que indica claramente la transformación de pertenencia en Cáncer, de unicidad en Leo y de cosecha de lo creado en Virgo…Este proceso que se da en un solo momento…y no en etapas como podría describirse aquí, es un proceso que se distribuye por así decirlo desde Aries / Libra , yo soy, Tauro / Escorpio yo tengo ,Géminis / Sagitario yo pienso etc. hacia Cáncer / Capricornio, Leo / Acuario Virgo / Piscis, y en forma inmediata en los primeros años de vida.

Desde Aries yo soy y otros son.
Desde Tauro la consciencia de materialización y desmaterialización corpórea.
Géminis la asimilación, consciencia de yo, soy yo.
Cáncer, consciencia de matriz y de nacimiento…pertenencia.
Leo la capacidad creativa del Ego (conmigo y con otros).
Virgo la cosecha de mi trabajo personal que se transformará en dilución del Ego,
EL CICLO DE LA VIDA.

Seguimos pues con el siguiente aspecto después de la cuadratura con Virgo, viene el 2º conflicto que se desarrolla en el quincuncio que se transforma en Yod con Escorpio y Capricornio, siempre partiendo desde la consciencia del yo soy yo, Géminis- y establezco una filosofía de vida en base a esto- Sagitario….Escorpio acá, simboliza la entrega corpórea, la destrucción de la materia carnal y plantea el nuevo desafío al entendimiento…si yo soy yo desde Tauro y la consciencia corpórea, que sucede si ésta desaparece.

El Yod, formado simbólicamente entre la casa III, La VIII y la X, en los cuales participan subrepticiamente Mercurio, Marte /Plutón y Saturno
Según Eloy Dumón: “Un Yod en la carta natal generalmente se experimenta como una crisis en la vida, que se debe afrontar y resolver a través de un cambio de conciencia”. Y añade: “el Yod requiere una renuncia al pasado para entrar en una nueva fase de la vida”.

A esta fase es la que me refiero que experimenta claramente Caín al matar a Abel y quedar desterrado. Con este sacrificio de su hermano, o más bien de sí mismo proyectado hacia un hermano, un par, se puede ver con claridad la experiencia de propia muerte física, para entender por medio de esa experiencia ese cambio de consciencia de la que habla Dumón y que renunciando a su viejo Yo, o sea al pasado de su identidad LIMITADA E INDIVIDUALISTA, entra en una nueva fase…
La semilla que es el gérmen del conocimiento, que está representado por Virgo, donde se presenta la primer cuadratura desde Géminis pero es a su vez el quincuncio de Aries, Adán, de ese yo soy, que todavía no adquirió consciencia de sí mismo y desde donde empieza a medirse la historia.
Cuando analizamos los signos que intervienen en un Yod, y sus opuestos complementarios, en los 4 primeros tenemos en esencia todos los signos del zodíaco.

De tal manera que, la adquisición de consciencia como lo venimos viendo hasta aquí se concreta con el comienzo de la repetición, del concepto de multiplicar 3 y 4, números simbólicos que refieren a la base tanto Matemática Filosófica de Astrología.
Comunicación = Multiplicación, que se le adjudica como privilegio a los Gemelos.


El Yod o dedo de Dios:
Su visión desde el Génesis Cabalístico

Si traducimos este término al lenguaje sagrado por excelencia, el hebreo, tendremos las siguientes letras sagradas: Yod (y), He (h), Vav (w) y 2º He (h).
Si como en el Génesis se afirma, Jehová (rostro de la divinidad representante del Centro de Conciencia Binah) fue quien llevó a cabo el proceso organizativo de la creación, es lícito pensar que en Jehová deben encontrarse las Fuerzas que constituyeron dicha creación, es decir, lo que nosotros llamamos las Fuerzas de la Naturaleza.
Diremos que cada una de las letras que forman el nombre de Jehová representa una fuerza activa en un determinado periodo, ya sea en relación a la creación o en nuestros propios asuntos particulares.
El Yod (y), está en relación simbólica con lo que representa la semilla, es decir, estamos ante la fuerza primigenia, totalmente imprescindible para que cualquier trabajo de creación se lleve a cabo. Representa en el Arbol a Kether, el Padre, y se convierte en el estado germen de toda energía. Representa la voluntad, la fuerza de empuje. El Yod-He-Vav-He representando al al ser humano.
El He (h), es una fuerza pasiva, adoptando la misma condición que la tierra que se ofrece dispuesta a ser penetrada por la semilla del Yod. Se trata de una fase puramente interiorizadora, de gestación. Está en analogía con la madre como arquetipo de la facultad de gestar. Los trabajos de esta fase se llevan a cabo internamente.
El Vav (w), es la fase de exteriorización. Cuando la semilla penetra en la tierra se produce un proceso de transformación de esa semilla, la cual llega a manifestarse externamente, dando lugar a la planta. En el proceso generativo, se trata del nacimiento del hijo, tras la fusión del esperma (Yod) y el óvulo (He). Con el Vav entramos en una dinámica de actividad externa, es decir, la potencialidad del Yod se traduce en acciones.
El 2º He (h), es la etapa de los frutos. La planta desarrolla de sí misma el potencial que lleva implícito, dando lugar al resultado, el cual a su vez, al igual que el fruto, lleva en sí mismo la semilla de un nuevo ciclo, permitiendo y asegurando la perpetuidad del proceso evolutivo. Es igualmente el fruto que da el hijo, superando la situación en la que partió el Yod-Padre. *A

Su visión desde la Astrología

El «Dedo de Dios»
Esta configuración consiste en dos planetas en sextil que, a su vez, aspectan en quincuncio a un tercer planeta. Al YOD también se le denomina el «Dedo de Dios», o el «Dedo del Destino». Con esta configuración, la vida tiende a seguir dentro de unos moldes determinados que funcionan durante cierto tiempo, pero luego giran hacia una nueva dirección. En el tiempo y lugar adecuados se abandonan ciertas actitudes y las circunstancias también se modifican. Pero su curso no puede precipitarse, las cosas suceden cuando les llega su momento, ni antes ni después. Después de haber estado analizando durante varios años estas configuraciones, yo pienso que la acción debe realizarse a través del planeta que recibe los dos quincuncios, o el que forma el «Dedo» del YOD. Es como si una persona caminara cuesta abajo, en el sendero de la vida y llegara a un cruce del camino. Ante tal circunstancia, generalmente se tienen varias opciones; pero con el YOD no es así; es como si el camino que debe emprenderse ya fuese preestablecido de antemano. Puede que se trate de una grave enfermedad, de una catástrofe financiera, un cambio en las costumbres o la pérdida de un allegado, causas que pueden motivar la acción.Nos las tenemos que ver con dos quincuncios, y ello conlleva un reajuste que deberá realizar el nativo. Quizá parezca excesivamente desafiante, pero en realidad, la persona se encuentra que puede solucionar esta encrucijada gracias a la oportunidad que le permite el sextil. *B

“El quincucio intercambia energías diferentes del zodíaco. Establece relaciones: Fuego/Tierra – Fuego/Agua; Aire/Agua – Aire/Tierra. Se parece al semisextil (30 grados) ya que, como el quincuncio, une los elementos diferentes que acabamos de mencionar. De Aries a Virgo y de Aries a Escorpio.... hay mucha intensidad emocional y mental envueltas en los planetas que están en quincuncio. Los deseos de purificación, de sintetizar y facilitar los procesos correspondientes a los planetas es muy fuerte (volviéndolos claros y concisos), así como traer a la superficie los sentimientos de culpa o las necesidades de liberación catártica inherentes a lo que los planetas simbolizan.”
“Como dijimos esta configuración se compone de tres planetas: dos de ellos en sextil y aspectados por un tercero en relación de quincuncio. Para el sextil se considera un orbe de 6º y para los quincuncios de 4º.

El quincuncio creciente (anterior a la Oposición) puede ser considerado de naturaleza correctiva (asociado a Virgo) y el decreciente (posterior a la Oposición), de naturaleza regenerativa (asociado a Escorpio). Así, el papel del quincuncio es el de reducir y suprimir las actitudes incorrectas que impiden nuestro crecimiento.

La configuración Yod apela a un re ajustamiento emocional o mental y a una regeneración. El planeta focal indica las energías a ser regeneradas; su signo, la forma en como necesitan ser corregidas o reexperimentadas; y su casa el área de la vida a través de la cual esa transformación tendrá lugar.

El momento de la crisis es muy similar a cuando se llega a un camino con una bifurcación: es necesario escoger una dirección sin que se sepa hacia donde lleva cada una de ellas. Así, ese cambio de rumbo no consiste en una elección consciente y segura.
De hecho, lo que se ve en la práctica es que en el momento en que el Yod es afectado, por tránsitos y progresiones al foco o ápex, el individuo se suelta o prescinde de antiguos hábitos o intereses para cambiar de actitud y participar en acciones emprendedoras que aparecen en el horizonte. Aunque no se sienta lo bastante seguro es frecuente que el individuo se sorprenda al descubrir cuanto es capaz de hacer en ese campo.
La energía potencial de los planetas del sextil puede ayudar en el proceso de adaptación a los cambios. En palabras de Robert Hand: “el Yod contiene el germen de su propia solución”, un recurso que el quincucio no tiene.
Los efectos de los cambios desencadenados por el Yod ocurren en las casas involucradas en la configuración, en particular en la casa del planeta focal o ápex y en la casa opuesta.*C

LA MUERTE DE ABEL.

Por ende, desde Sagitario, se establece la búsqueda como filosofía, de la puerta al cielo, Capricornio, la trasmutación del conocimiento a la sabiduría por medio de la experiencia, que se realiza en Escorpio con dicha muerte.
Pero por qué Caín mata a Abel? …más allá de lo expuesto, Caín era Agricultor (Virgo), y Abel pastor de rebaños (Capricornio).
Siempre recordando que la figura está apoyada desde Géminis cuyo regente es Mercurio que entre los pecados Capitales se le atribuye la Envidia, factor a la vista dominante del motivo.
De Aries a Capricornio, como un conflicto primario de manifestación, el quincuncio a Escorpio y Virgo exponen este punto nuevamente.
Otra vez Mercurio es la conexión.

Abel, jamás pasó por el proceso de entendimiento de dicha experiencia, Abel era la Filosofía de Fe, Caín era la Experiencia de esa Fe.


Los Siete Pecados Capitales y la astrología :

LA ENVIDIA -MERCURIO CASA III Y VI
LA IRA-MARTE CASA I Y VIII
LA AVARICIA –SATURNO CASA X Y XI

LA SOBERBIA-SOL CASA V
LA GULA-JÚPITER CASAS IX Y XII
LA LUJURIA –VENUS CASAS II Y VII
LA PEREZA-LUNA


Los llamados inconexos de Ptolomeo y las cuadraturas como procesos evolutivos mirándolos en los signos antiscios y sus opuestos.

En mis trabajos anteriores sobre antiscios y contrantiscios, expongo cómo este punto reflejo-matemático de la carta, nos sirve para vernos en los otros, como espejos, cualidad natural de Cáncer (Luna), tema que no voy a desarrollar en este escrito, mas si usarlo de base para exponer que una carta contiene todos los simientes necesarios para encontrar el estado evolutivo del individuo.

“Los Gemelos , no expresan más que la unidad de una dualidad equilibrada. Simbolizan la armonía interior obtenida por la reducción de lo múltiple a uno. El dualismo superado la dualidad no es más que apariencia o juego de ESPEJO efecto de la manifestación” *D

Cuadro de Antiscios

SIGNO

ANTISCIO

CONTRA ANTISCIO

ARIES VIRGO PISCIS
TAURO LEO ACUARIO
GEMINIS CANCER CAPRICORNIO
CANCER GEMINIS SAGITARIO
LEO TAURO ESCORPIO
VIRGO ARIES LIBRA
LIBRA PISCIS VIRGO


ESCORPIO ACUARIO LEO
SAGITARIO CAPRICORNIO CANCER
CAPRICORNIO SAGITARIO GEMINIS
ACUARIO ESCORPIO TAURO
PISCIS LIBRA ARIES

Los Antiscios son siempre reflejos a través de los ejes verticales del Zodíaco natural. El punto medio de la posición de un planeta y su Antiscio, será siempre 0 grados de Cáncer o 0 grados de Capricornio.
Contra antiscios son reflejos sobre el eje horizontal del Zodiaco natural.*(5)

En la tradición védica el espejo es el espejismo solar de las manifestaciones, es decir, es la representación simbólica de la forma. El conocimiento indirecto y lunar.

Como es Arriba es Abajo, esto es el espejo. Tabla Esmeraldina hermética.*(4)

Si observamos atentamente, podemos ver la relación de los primeros 6 signos y de los siguientes seis , de los cuales los que se unen con aspecto de cuadratura y quincuncio son aquellos que estuvimos desarrollando hasta acá, en ese orden:

ARIES VIRGO PISCIS
GEMINIS CANCER CAPRICORNIO
CANCER GEMINIS SAGITARIO
LIBRA PISCIS VIRGO
SAGITARIO CAPRICORNIO CANCER
CAPRICORNIO SAGITARIO GEMINIS


ARIES quincuncio y antiscio VIRGO
TAURO cuadratura ACUARIO- LEO
GÉMINIS quincuncio y contrantiscio CAPRICORNIO
CÁNCER quincuncio y contrantiscio SAGITARIO

Esto demuestra que los quincuncios y cuadraturas como lo planteaba en los comienzos de este trabajo, son doblemente los coactores de nuestra de evolución, el aspecto explícito y el aspecto no manifiesto.

La rueda zodiacal que habla y la que late.

Entonces, para ir cerrando, en una carta natal, es muy importante ,para ver la evolución del individuo, la relación con su proceso de identidad yoica y de su construcción de la consciencia individual los planetas que se hallan en la casa III y IX y / o Géminis - Sagitario, así como su dispositor / es en relación con la casa VIII y X , o Escorpio y Capricornio, para entender su capacidad para “entrar a las puertas del cielo”, por medio de qué, cómo y con qué.



JUDITH WIZENBERG, ASTRÓLOGA
mitos

Mi mayor agradecimiento a Nestor Echarte por sus múltiples aportes a nivel astrológico como humano.
1)* Instituto Cultural Quetzlcoatl de Antropología Psicoanalítica, A.C.
2)*Bhágavad-Gitâ, VIII, 26. Puede observarse que la “claridad” y la “oscuridad”, que caracterizan respectivamente a estas dos vías, corresponden exactamente a los dos principios complementarios, yang y yin, de la tradición extremo-oriental.
3)*LAS PUERTAS SOLSTICIALES Rene Guenon.
4) *-La Tabla Esmeralda – Hermes Trismegisto.
5) * Glosario de Anthony Louis.
A)* Tomado de Internet de Astrocábala.
B)* Párrafo proveniente de un artículo de Gente de Astrología-GeA.
C)* Explicación proveniente de un artículo de Astrotaller, Configuración Yod o Dedo del Destino, Símbolo de los ciclos de la existencia: nacimiento, crecimiento y muerte...Diversos autores.
D)* Diccionario de los Símbolos, edición 1991, Chevalier Jean, Barbault André, Volguine Alexandre Chevalier Marguerite, entre otros.

4 comentarios - Caín y Abel , visión astrológica

@Sahaquiel
Estupendo! Lo guardo en favoritos y más tarde lo termino de leer porque, en este momento, está por llegar un alumno. ¬¬
A simple vista, el enfoque del trabajo me parece de los más interesante. Cuando termine de leerlo vuelvo a comentar.
Saludos!

Ah, y te dejo puntos, ya que estamos.
@AstroLogic
Muy interesante, astrobariloche!