Resumen IPC UBA XXI 2009 (Unidad 1- Paulo Freire)

No hay docencia sin discencia. Paulo Freire.

Es preciso que quien se está formando, desde el principio mismo de su experiencia formadora, al asumirse también como sujeto de la producción del saber, se convenza definitivamente de que enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades de su produccion o de su construcción.
Quien se forma y re-forma al formar y quien es formado se forma y forma al ser formado. Es en este sentido como enseñar no es transferir conocimiento, contenidos, ni formar es la acción por la cual un sujeto creador da forma. No hay docencia sin discencia. Las dos se explican y sus sujetos, a pesar de sus diferencias, no se reducen a la condición de objeto, el uno del otro. Quien enseña aprende al enseñar y quien aprende enseña al aprender.
Cuanto más críticamente se ejerza la capacidad de aprender tanto más se construye y desarrolla lo que llama "curiosidad epistemológica", sin la cual no alcanzamos el conocimiento cabal del objeto.
Enseñar exige rigor metódico. Destaca la importancia de conocer el conocimiento existente cuanto saber que estamos abiertos y aptos para la producción del conocimiento que aun no existe. Enseñar, aprender e investigar lidian con esos dos momentos del ciclo gnoseológico: aquel en el que se enseña y se aprende el conocimiento ya existente y aquel en el que se trabaja la producción del conocimiento aún no existente. La DODISCENCIA -DOCENCIA-DISCENCIA- y la investigación, indivisibles son así prácticas requeridas por estos momentos del ciclo gnoseológico.
No hay enseñanza sin investigación ni investigación sin enseñanza. Pensar acertadamente, en términos críticos, es una exigencia que en los momentos del ciclo gnoseológico le van planteando la curiosidad que, al volverse cada vez más metódicamente rigurosa, transita de la ingenuidad hacia lo que llama "curiosidad epistemológica". La curiosidad ingenua, de la que resulta indiscutiblemente un cierto saber, no importa que sea metódicamente no riguroso, es la que caracteriza el sentido común (el saber hecho de pura experiencia).
La diferencia entre el saber hecho de pura experiencia y el que resulta de los procedimientos metódicamente rigurosos no ve una ruptura sino una superación. La superación y no la ruptura se da en la medida en que la curiosidad ingenua, sin dejar de ser curiosidad, al contrario, al continuar siendo curiosidad, se hace crítica. Al hacerse critica, al volverse entonces curiosidad epistemológica "rigorizandose" metódicamente en su aproximación al objeto. La curiosidad ingenua que está asociada al saber del sentido común es la misma curiosidad que al hacerse critica se vuelve curiosidad epistemológica. Cambia de cualidad pero no de esencia.
Si se respeta la naturaleza del ser humano la enseñanza de los contenidos no puede darse alejada de la formación moral de educando, porque educar es formar.
Todo conocimiento si no está "trabajado" mecanicistamente. Si no está sometido a los "cuidados" enajenantes de un tipo de mente especial y cada vez mas amenazadoramente común que llama "burocratizada", implica necesariamente comunicabilidad.
No hay entendimiento que no sea también comunicación de lo entendido. La gran tarea del sujeto que piensa no es transferir, depositar, ofrecer dar al otro sino el desafiar al educando con quien se comunica y a quien comunica a producir su compresión de lo que viene siendo comunicado. No hay entendimiento que no sea comunicación e intercomunicación y que no se funda en la capacidad de diálogo.
Lo que hay que hacer es posibilitar que al volverse sobre su misma a través de la reflexión sobre la práctica, a la curiosidad ingenua al percibirse como tan se vaya volviendo critica. Es por eso por lo que el momento fundamental en la formación permanente de los profesores es el de la reflexión crítica sobre la práctica. Es pensando críticamente la práctica de hoy como se puede mejorar la próxima.

La epistemología (episteme ("conocimiento" y logos (“teoría" es una rama de la filosofía cuyo objeto de estudio es el conocimiento científico. La epistemología se ocupa de problemas tales como las circunstancias históricas, psicológicas y sociológicas que llevan a su obtención, y los criterios por los cuales se lo justifica o invalida.

La teoría del conocimiento, también denominada gnoseología (gnosis, "conocimiento" o "facultad de conocer", y logos, "razonamiento" o "discurso", es una disciplina filosófica que busca determinar el alcance, la naturaleza y el origen del conocimiento.


Freire, Paulo. Enseñar no es transferir conocimiento.

Saber que enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción.
El pensar acertado no tiene que ver con las formulas preestablecidas, pero sería la negación de ese pensar si pretendiéramos forjarlo en la atmosfera del libertinaje o del espontaneísmo. Sin rigor metódico no existe el pensar acertado.
Enseñar exige conciencia del inacabamiento.
Mi inmunidad ante los otros y ante el mundo mismo es la manera radical en que me experimento como ser cultural, histórico, inacabado y consciente del inacabamiento. El inacabamiento del ser o su inconclución es propio de la experiencia vital. Donde hay vida hay inacabamiento. Pero solo entre hombres y mujeres el inacabamiento se tornó consciente. La invención de la existencia a partir de los materiales que la vida ofrecía llevo a hombres y mujeres a promover el soporte en que los otros animales continúan, en su mundo.
La experiencia humana en el mundo varía de calidad con relación a la vida animal en el soporte. El soporte es el espacio en que el animal se prende “afectivamente” para resistir. En el soporte, los comportamientos de las individuos son mucho mas explicacbles por la especie a la que pertenecen que por ellos mismos. Les falta libertad de opción. Por eso no se habla de una ética entre los elefantes.
El soporte se fue haciendo mundo y la vida, existencia, al paso que el cuerpo humano se hizo cuerpo consciente, captador, aprendedor, transformador, creador de belleza y no “espacio” vacío para ser llenado de contenidos.
A partir del momento en que los seres humanos, al intervenir el soporte, fueron creando el mundo ya no fue posible existir salvo estando disponible a la tensión radical y profunda entre el bien y el mal. Es decir, ya no fue posible existir sin asumir el derecho el deber de optar, de decidir, de luchar, de hace política. Y todo eso nos lleva de nuevo a lo imperioso de la práctica formadora, de naturaleza eminentemente ética.
Que mi destino no es un dato sino algo que necesita ser hecho y de cuya responsabilidad no puedo escapar. Me gusta ser persona porque la Historia en que me hago con los otros y de cuya hechura participo es un tiempo de posibilidades y no de determinismo. Eso explica que insista tanto en la problematización del futuro y que rechace su inexorabilidad.
Enseñar exige el reconocimiento de ser condicionado.
Inacabado, soy un ser condicionado, pero consciente del inacabamiento que puedo superarlo.
Esta es la diferencia entre el ser condicionado y el ser determinado. En lugar de extraña la concientización es natural al ser que, inacabado, se sabe inacabado. Y programados para aprender ejercitaremos tanto más y mejor nuestra capacidad de aprender y de enseñar cuanto más nos hagamos sujetos y no puros objetos del proceso.
El inacabamiento del que nos hicimos conscientes nos hizo seres éticos. El respeto a la autonomía y a la dignidad de cada uno es un imperativo ético y no un favor que podemos o no concedernos unos a los otros.

Enseñar exige aprehensión de la realidad.Toda práctica educativa demanda la existencia de sujetos, uno que, al enseñar aprender, otro que, al prender, enseña, de allí su cuño gnoseológico. La existencia de objetos, contenidos para ser enseñados y aprendidos, incluye el uso de métodos, de técnicas, de materiales. Implica a causa de su carácter directivo, objetico, sueños. Ideales. De allí su politicidad, cualidad que tiene la práctica educativa de ser política, de no poder ser neutral.
La educación, específicamente humana, es gnoseológica, es directiva, por ese es política, es artística y moral.
La esperanza es un condimento indispensable de la experiencia histórica. Sin ella no habría historia, sino puro determinismo. Solo hay historia donde hay tiempo problematizado y no pre-dado. La inexorabilidad del futuro es la negación de la historia.
La desproblematización del futuro por una comprensión mecanicista de la historia lleva necesariamente a la muerte o negación autoritaria del sueño, de la utopía, de la esperanza. Es que en el entendimiento mecanicista y por lo tanto determinista de la Historia, el futuro ya es conocido. La lucha por un futuro así a priori conocido prescinde de la esperanza.
Enseñar exige curiosidad.
Con la curiosidad domesticada puedo alcanzar la memorización mecánica del perfil de este o aquel objeto, pero no el aprendizaje real o el conocimiento cabal del objeto. La construcción o la produccion del conocimiento del objeto implica el ejercicio de la curiosidad, la capacidad crítica de tomar distancia del objeto, de observarlo, de delimitarlo, de acercar el objeto o hacer su aproximación metódica.
En nombre de la defensa de la curiosidad no significa que debamos reducir la actividad docente al puro ir y venir de preguntas y respuestas que se esterilizan burocráticamente.
Lo importante es la postura que adopten profesores y alumnos sea dialógica y se asuman como seres epistemológicamente curiosos.
El ejercicio de la curiosidad la hace más críticamente curiosa. Más metódicamente perseguidora de su objeto. Cuanto más se intensifica la curiosidad espontanea, pero sobre todo, cuanto más se rigoriza, tanto más epistemológicamente se va volviendo.
Uno de los saberes fundamentales en la práctica educativo-critica es el que me advierte de la necesaria promoción de la curiosidad espontanea a la curiosidad epistemológica.

5 comentarios - Resumen IPC UBA XXI 2009 (Unidad 1- Paulo Freire)

@cave00
hubiese sido mas util subirlo antes del parcial jaja igual sirve mucho el aporte para el final en caso de pasar. (Y)
@ATPHF
+10

pasate por mis post, te interesarán
@Faku89
Genioooo, justo para el parcial