Filosofía grecorromana

Introducción


En el siglo II a.C. las legiones romanas conquistan Grecia. La cultura griega incia un período de notable transformación. El epicentro se traslada a occidente que, finalmente, sale de su aislamiento.

Roma es algo así como la antítesis de la polis griega: extiende permanentemente sus límites y concede la ciudadanía a los pueblos conquistados. A diferencia del imperio de Alejandro Magno el crecimiento de Roma es un crecimiento relativamente lento que se construiría a través de varias generaciones de emperadores. La gran paradoja romana es que la expansión es su gloria pero también su coplapso, las dilatadas fronteras impidieron sostener la unidad.

Filosofía grecorromana


El mundo romano se crea a través de las conqusitas. Durante la primera etapa solo destruye sin constuir. Su obra no comienza hasta el Imperio en el siglo I. Durante la República asimilará la cultura de los vencidos a través del llamado proceso de helenización.

La religión romana, imprecisa, favorecía la asimilación de dioses extranjeros. Se da pues un sincretismo que adopta por igual a dioses griegos y cultos orientales. Los intentos del Senado por frenar este fenómeno cultura son en vano. Ya en el siglo I a.C. los nobles romanos van a Atenas para iniciarse en los misterios de Eleusis y los cultos a Dionisio se celebran en las casas de Pompeya. Las clases populares se entregan a las nuevas religiones, los dirigentes siguen utilizando la religión oficial con fines políticos.

El arte sufre también un proceso de helenización y las inquietudes intelectuales siguen la imitación de los griegos. Sin embargo, es escaso el interés romano en la ciencia. Sin duda son los estoicos los que tienen mayor aceptacion por ser los más afines al espíritu romano.

grecia


Augusto finalmente, restaura la religión oficial para convertirse en el máximo pontífice. Pero la religión romana no es atractiva para las masas dominadas por la angustia: si el imperio es dominado por un déspota, en el universo ya no pueden dominar los dioses clásicos, sino la fortuna caprichosa. Eso explica el éxito de cultros orientales, la astrología, las prácticas mágicas, en sístesis, prevalece la creencia de un elemento divino en el hombre.

No es posible identificar una causa única para explicar la caída del imperio. ¿Por qué Roma ya no fue capaz de asimilar a los bárbaros que la conquistaron? No pueden dejar de observarse la crisis económica, el abandono del campo primero y el abandono de la ciudad después por las clases acomodadas, las enormes diferencias sociales...

La Iglesia llegó a construir una sociedad particular dentro del Estado, con organización y bienes propios y los últimos emperadores, tratarán de apoyarse en ella para sostener la cohesión del Estado: El edicto de Milán concede a los cristianos la igualdad de derechos y finalmente en el 391 el cristianismo es asimilado por Roma, adoptándolo como religión oficial.


Filosofía grecorromana


Dentro de la historia de la filosofía occidental, el período que abarca desde el siglo I a.C. hasta el V d.C. podría dividirse en dos grandes líneas, la primera de orientación eclétctica y la segunda que se hace cargo de las aspiraciones religiosas del Imperio.

Roma

Si bien, las divisiones a menudo resultan forzadas porque tanto el ecleticismo como la religiosidad son aspectos muy presentes a lo largo de estos siglos, podría observarse que el primero de ellos es más claro al principio mientras que hacia al final, se impone claramente el segundo.

En términos generales, la filosofía adquiere características típicamente romanas: se vuelve más práctica, orientada a la vida y a la acción. EL eclecticismo es también un rasgo romano, aunque por otra parte, el agotamiento de las disputas entre las diferentes escuelas, comienza a ponerse en evidencia. Podría decirse que el romano busca lo que une, propicia la asimilación y valora el "consentimiento universal de todos los hombres".


Eclecticismo


La Academia Platónica

filosofia


A partir de Antíoco de Ascalón (68 a.C.) abandona el escepticismo puesto que afirma que es posible entoncontrar la verdad a través de la coincidencia de las opiniones de los grandes filósofos, lo cual se traduce en un evidente eclecticismo.

El Liceo Aristotélico


grecorromana


Además de publicar y comentar la obra de Aristóteles, asimiló las diversas doctrinas desarrolladas por el estoicismo. Los útlimos miembros de Liceo continuaron en la misma línea o fueron absorbidos por el neoplatonismo

Stoa

La escuela más influyente de Roma caracterizada por su cosmopolitismo y su doctrina del orden racional del universo, las cuales conformaban una base ideológica útil al Imperio.

estoicismo

Los estoicos adoptaron algunas de sus doctrinas al nuevo contexto: el "sabio" se convirtió no solo en un hombre sobrio y autárquico sino en alguien que no desprecia la acción ni la inbervención política.

El el estoicismo medio se destacan figuras como Panecio de Rodas, quien fuera maestro de Cicerón y Posidonio que ejerció una gran influencia en el pensamiento romano. En Posidonio apareace la orientación religiosa que se irá imponiendo lentamente: entre la Divinidad Suprema y el hombre se sitúa una jerarquía de dioses inferiroes y demonios que permiten concebir el Universo como un todo contínuo y jerarquizado.

Estoicismo romano

(Séneca, Musonio Rufo, Epíceto, Marco Aurelio)

panteismo

No son autores sistemáticos ni teóricos sino moralistas prácticos que recomiendan la sobriedad, el sometimiento al destino, la benevolencia universal, la adoración y la obediencia de Dios:

"Ama a la humanidad, sigue a Dios" Marco Aurelio

Epicureísmo

plotino


Si bien debió ser bastante influyente, sus ataques a la religión oficial, a los nuevos cultos orientales y a la idea de "faltalidad universal" fue muy perseguido.


Orientación Místico Religiosa


Plotino (205-270)

El neoplatonismo fue fundado por Plotino, en efecto, este pensador presenta su enseñanza como un comentario a las obras de Platón, sin embargo, irá más allá de ello. Plotino, más místico que filósofo parte de la contemplación mística de Dios al que llama "Uno" y luego intentará, valiéndose del platonismo, esclarecer el éxtasis de la contemplación. "El espíritu tiene la temeridad de separase en alguna forma del Uno" Plotino.

epicureismo


El "Uno" es absolutamente trascendente porque se encuentra más allá del ser y de la subtancia y por lo tanto también más allá de la muerte y de la ciencia. Es además, infefable e incomprensible. Plotino inicia lo que más tarde recibiría el nombre de "teología negativa": nada puede saberse a cerca de "Uno", ni nada puede predicarse de él: ni el ser, ni el pensamiento, ni la substancia, ni la voluntad, ni la acción.

Panteísmo emanatista

maniqueís


Todo procede del "Uno" pot uns emanación que no altera al "Uno" (es inalterable). Pero la "emanación" no es una creación en el sentido estricto (al menos no en el sentido cristiano) ni tampoco refiere a un pateísmo a secas porque el Uno no es el Todo.

Primera emanación: la inteligencia

La primera emanación del Uno es la Inteligencia, que ya no es una unidad perfecta sino una díada puesto que distingue entre sujeto y objeto. Conoce al Uno y se conoce a sí mismo, así puede conocer a todas las cosas pero no en una sola idea sino en una multiplicidad de ideas. Se ve claramente la influencia platónica. Incluso Plotino lo compara con el Demiurgo Platónico (auque también recuerda al dios de Aristóteles que es "pensamiento del pensamiento".)

Segunda emanación: El alma del mundo

El Alma del Mundo emana de la inteligencia y es un puente entre el mundo inteligible y el sensible. Si bien conoce la s ideas de la inteligencia (quenque no al Uno), por el otro, contiene las razones de todas las cosas. De ella proceden todas las almas y todas las formas de los seres sensibles. Se advierte la influencia estoica: ella gobierna como Providencia el mundo corpóreo. Este, es concebido como un enorme animal en el cual todos los seres vivientes poseen un alma y el todo está animado por el alma del mundo que es armónico y bello.

Tercera emanación: la materia

Se contrapone el Uno=Luz a la Materia=Oscuridad. La materia es lo contrario al Uno. Pero iluminada por la forma, es el substrato de todos los seres corporeos (influencia de la teoría hilemorfista aristotélica).

Para Plotino, la materia es el principio del mal (influencia orfista y pitagórica) sin que por esto llegue a despreciar el mundo corpóreo. Porque éste, gracias a la forma y al Alma del mundo, es algo bueno en su conjunto.

Filosofía grecorromana


Filosofía Patrística Cristiana

Influencia griega

La asimilación de Platón y los estoicos, darán lugar a los trabajos de Agustín de Hipona en donde se identifican conceptos originados en aquellos, tales como "Ley eterna", "razones seminales" y la "Ciudad de Dios". Poco se tomó de Aristótles, de los escépticos y de los epicureos.

En general, los primeros pensadores que profesaron el cristianismo, ten ían una visión de la filosofía bastante negativa. De alguna manera, las discusiones y contradicciones entre las diferentes escuelas filosóficas, eran juzgadas como "charlatanería, o insensatez, o locura, o distención, o todo de una pieza", tal como afirmaría Taciano. En consecuencia, no hay más sabiduría que la revelación evangélica que contradice a la filosofía y supera a la razón: "Ha muerto el Hijo de Dios, completamente creíble, ya que esun desatino; fue sepultado y resucitó; cierto porque es imposible" afirmará Tertuliano.

Pero de todas formas, los "padres" no dudarán de utilizar la filosofía griega:

"Cuanto han dicho los filósofos y los poetas acerca d ela inmortalidad del alma y de la conteplación de las cosas celestes, lo han tomado de los profetas (del Antiguo Testamento). De ahí que parezca que hay en todos ellos, semillas de verdad que no fueron comprendidas, porque se contradicien unos a otros (...) Nosotros en cambio, hemos recibido la enseñanza de Cristo que es el Lógos de quien participa todo el género humano. Y así, quienes vivieron en coformidad con el Lógos, son cristianos aún cuando fueron tenidos por ateos (...) Y del Lógos que habló por los profetas tomó Platón cuanto dijo a cerca de que Dios creó el mundo transformado en materia informe"

De este modo, Justino justifica la asimilación de la filosofía pagana lo cual plateaba el problema de relacionar razón y fé.

Agustín de Hipona (354-430)

grecia


Agustín de Hipona es la más importante figura de la Patrística Cristiana, recogiendo gran parte de la tradición filosófica que le precede ejerce gran influencia en la historia del pensamiento occidental. Con frencuencia su pensamiento es fluctuante y no llega a conclusiones definitvas. Polémico y problemático, pretendía comprometerse con sus escritos.

Influencias maniqueístas y escépticas

El maniqueísmo, reunía elementos paganos y cristianos ofreciendo una "iluminación" del alma que identificaba el bien con la luz. A una persona como Agustín, atormentada por la lucha moral, el maniqueísmo le ofrecía una solución al problema del mal:

Roma


"Me parecía que no éramos nosotros los que pecábamos sino que era no sé que naturaleza la que pecaba en nosotros" Confesiones, Agustín

Por otra parte, el dalismo maniqueo era cerradamente materialista. Dios, como principio del bien, era luz corpórea:

Cuando quería pensar en Dios no podía imaginar sino masas corpóreas, pues pensaba que solo lo que fuera cuerpo podía existir. De aquí nacía mi creencia en que la substancia del mal era también corpórea, una masa oscura y sin forma, que podía ser pesada - y que (los maniqueos) llamaban "tierra"- o ligera y sutil como el aire - y la imaginaban como una mente maligna que reptaba la tierra. Y como no podía creer que n dios bueno hubiera odido crear una naturaleza mala, imaginaba que existían dos masas corpóreas, contrarias e infinitas, aunque la mala menor que la buena" Confesiones, Agustín

El maniqueísmo, no obstante, decepciona a Agustín puesto que proponiendo la simplicidad del bien ante el mal, no era posible hacer progreso alguno.

El interés por el escepticismo, marca una ruputra en su pensamiento con el maniqueísmo: "pensé que los filósofos académicos habían sido más prudentes al afirmar que se debe dudar de todas las cosas, que ninguna verdaed puede ser comprendida por el hombre" Confesiones, Agustín

Influencias del neoplatonismo cristiano

Platón y el neoplatonismo eran muy conocidos en Milán, residencia de la corte Imperial y centro de cultura. Ambrosio, obispo influyente, había llamado la atención de Agustín. El obispo era conocedor de Platino, Filón y Orígenes y practicaba una interpretación alegórica de los textos biblicos. Por ejemplo, respecto al relato del Génesis y la caída de la serpiente, interpretaba al hombre y a la mujer como figuras del deleite y la sensualidad cuando el entendimiento se dejaba llevar por los sentidos. Agustín pudo aceptar así los relatos biblicos viendo "no la letra que mata sino el espíritu que da vida".

Los escritos de Plotino también llegaron a manos de Agustín, traducidos por Mario Victorino, neoplatónico converttido al cristianismo. La concepción de Dios y de alma como entidades inmateriales, son un conocepto proviniente de tal fuente. Porque casi todos los filósofos antiguos habían sido materialistas a excepción de Platón y los neoplatónicos. Esta suerte de conversión de Agustín al neoplatonismo, introduce definitivamente el inmaterialismo en todo la filosofía posterior.

La idea de que solo la gracia de Cristo puede salvar al hombre, está tomada de Pablo. Esta doctrina sobre la que volverá varias veces, es el eje medular de su pensamiento y marcará el camino de su alejamiento del maniqueísmo y su conversión al cristianismo.


Las dos ciudades

"Dos amores fudaron dos ciudades. El amor propio hasta el desrecio de Dios fundó la ciudad eterna. Y el amor de Dios hasta el desprecio de sí mismo fundó la ciudad celestial. La primera se gloría en sí misma y la segunda en Dios. Porque aquel que busca la gloria de los hombres y ésta tiene por máxima gloria a Dios, testigo de la conciencia" Agustín, La ciudad de Dios

Esta concpeción histórico-política que lo lleva a considerar que el amor permite dividir a la humanidad en dos ciudades solo puede comprenderse a la luz de sus antecedentes teóricos y, naturalmente, el contexto histórico en el cual se inserta.

En efecto, el Imperio Romano, había buscado una justificación idelógica en la filosofía estoica - la cual había demostrado una importante flexibilidad y adaptación al respecto - y probablemente en la visión jearáquica de la concepción del mundo de los neoplatónicos. La religión oficial y también los cultos orientales se ocuparon de divinizar el orden establecido. Mas aún, con Virgilio, se liga la fundación de Roma a los mismos dioses (ver mitologiagrecorromana). La oposición surge con el epicureísmo y el cinismo que predican el absentismo político y se posicionan en críticos de la religión oficial. El monoteísmo y el particularismo nacionalista de los judíos (el "pueblo elegido".) también va transformándose en un area de conflicto. Hay quienes observan además que el cristianismo poseía una fuerte carga revolucionaria al oponer el pueblo de Dios al Reino del César y en el libro del Apocalipsis la Jesursalén celestial se contrapone a la Babilonia, que no es sino una alegoría de la misma Roma. El Imperio representaba el idea de u n mundo cerrado en el que la divinidad formaba parte de una comunidad política. La concepción cristiana, obstinadamente, proclamaba la trascedencia de Dios, alterando el tranquilizador universo (como afirma Touchard) que estaba cerrado sobre sí mismo.

En este contexto, debe comprenderse que el tema de "las dos ciudades" hacía pues a la escencia del cristianismo. No resulta extraño pues que Tertuliano, quien defendió el milenarismo considerara a las dos ciudades como antagónicas. Orígenes dirá que los cristianos tienen dos patrias (del mismo modo que poseen cuerpo y alma) y que existiría una complementariedad entre ambas, de esta forma, la ciudad terrena prepara para los caminos de la ciudad de dios.

A partir del Edicto de Milán, en el 313, la oposición de las dos ciudades se atenúa: Eusebio de Cesarea que apoya a Constatino dirá que el emperador recibe el poder de Dios y tiene como misión preparar el camino del Evangelio: las dos ciudades han iniciado el proceso de fundirse en una sola.

filosofia


Gnosticismo

El gnosticismo (gnosis) no es una escuela única, ni tampoco puede asimilarse a una unidad doctrinaria, aunque sí es posible identificar ciertas líneas comunes a todos los gnósticos. Se trata de una tendencia filosófico-religiosa que toma algunos elementos del platonismo, de Filón, del judaísmo y del cristianismo. Se desarrolló principalmente en Alejandría y Roma durante los siglos II d.C. La literatura gnóstica orginal se ha perdido y sólo se conoce esta producción a través de las citas de autores que polemizan y cuestionan el gnosticismo.

grecorromana


Características comunes de las doctrinas gnósticas

La salvación del hombre se obtiene por medio de un supremo conocimiento (gnósis), que es diferente y superior a la "simple" fe.

Ya para los pitagóricos, era la gnósis un conocimiento divino propio de los iniciados. Para los gnósticos, era, era el conocimiento propio de los hombres de naturaleza superior, llamandos pneumáticos o espirituales (que no necesitan redención), frente al conocimiento inferior de los hombres materiales (la materia es lo que corrompe) y los psíquicos (necesitan la redención de Jesús, son los cristianos).

La gnosis es una fe transformada en sabiduría o conocimiento superior. Es común junto a esto, agregar la afirmación respecto a la absoluta trascendencia de Dios a tal punto que no pude ser creador del mundo (puesto que con éste no tiene contacto alguno) y menos aún ser causa del mal.

Introducen entre Dios y el mundo una serie de "seres intermedios" hasta llegar al Demiurgo creador del m undo sensible (identificado generalmente con el Dios del Antiguo Testamento). La materia es el origen del mal y lo que corrompe.

Fuentes:
http://filosofia.idoneos.com/index.php/Filosof%C3%ADa_grecorromana
http://www.filosofia.com.mx/images/uploads/filosofia-esquema5.jpg
http://filosofia.idoneos.com/index.php/330869
http://html.rincondelvago.com/000409890.png
http://filosofia.idoneos.com/index.php/331361


Comentar es agradecer!