sistema endocrino

INTRODUCCION.
Todos los órganos para funcionar correctamente, en correlación y asociación con otros, requiere de controles y coordinación, y se encargan de regular procesos relacionados a la nutrición, homeostasis, metabolismo, crecimiento, desarrollo, reproducción y adaptación, entre otras funciones.
El sistema endocrino, en conjunto con el sistema nervioso, constituye el sistema regulador de los organismos. Ambos se encargan de coordinar todas las funciones del cuerpo, además de controlarse mutuamente, por medio de neurotransmisores o sustancias químicas (hormonas).
Esta constituido por glándulas endocrinas, o por tejidos que por medio de estímulos químicos (por ausencia, deficiencia o exceso de una sustancia) secretan a la sangre diversos compuestos que influirán en el control y homeostasis (sistema de retroalimentación negativa9.

DESARROLLO.
Glándula endocrina.
Todo lugar del cuerpo (órganos como la hipófisis, tiroides o grupos de células como los islotes pancreáticos) donde se secretan sustancias químicas, que se vierten al torrente sanguíneo, y se dirigen (endocrinamente, paracrinamente o autocrinamente) a un blanco especifico, para modificar la actividad funcional (actuando generalmente a nivel nuclear).
Las glándulas endocrinas y exocrinas se diferencian por los lugares donde secretan su contenido, a circulación o a un sistema que tiene comunicación al exterior; pero también existen glándulas mixtas (páncreas), que vierte al sistema digestivo secreciones exocrinas y en la sangre secreciones endocrinas (islotes pancreáticos o Langerhans).
Los blancos o dianas (órganos, grupos o células aisladas), en donde llegan las hormonas de una determinada glándula, poseen receptores que le permiten responder a dichas sustancias específicamente y selectivamente.

Características y modo de acción de las hormonas.
La mayoría de las hormonas diseminan sus mensajes por todo el organismo, debido a que estas sustancias circulan por el torrente sanguíneo. La acción que produzcan estas, depende si las células o grupos de células son sensibles, y este proceso depende generalmente de estas últimas y las hormonas (los tejidos blancos pueden ser receptores en ciertas circunstancias y no serlo en otras; pero además una hormona puede ejercer su acción solo cuando esta actuando en concierto con otras hormonas). Esta especificidad de la acción hormonal radica en las moléculas de receptores que tienen configuraciones muy precisas que les permiten unirse a una molécula en particular o no.
La acción de las hormonas, dentro de la célula se puede dar por dos mecanismos:
- Entrar por la membrana plasmática y unirse con un receptor interno, y ejercer acción directa sobre la transcripción del ARN (este es el mecanismo de los esteroides los cuales son solubles en lípidos).
- Pueden combinarse con un receptor en la superficie de la membrana, ingresar al citoplasma, y ejercer su efecto; o bien esta unión puede provocar la liberación de un segundo mensajero (que desencadenara una serie de acontecimientos); estos mecanismos se presentan en hormonas no esteroideas (proteínas o amino ácidos) ya que no pueden atravesar la membrana porque son solubles en lípidos.
(Mecanismo de una hormona esteroidea)

Ubicación de las principales células y glándulas endocrinas.
El hipotálamo es un centro nervioso, pero tiene la capacidad de ser también productor de hormonas que estimulan o inhiben la actividad de la hipófisis. Es la fuente de por lo menos nueve hormonas (TRH. ADH, oxitocina, etc.) que actúan ya sea estimulando o inhibiendo la secreción de otras hormonas por parte de la hipófisis anterior. Son producidas por células neurosecretoras hipotalámicas y viajan solo unos pocos milímetros hasta la hipófisis a través del sistema porta hipotálamo hipofisario. Se ubica en la cavidad craneal en la zona ventral del cerebro, y en dorsal de la glándula hipófisis.
A continuación se hace una referencia breve de las diferentes glándulas, para ubicarlas en conjunto y luego considerarlas con más detalle según sus funciones.
1) La hipófisis produce una serie de hormonas, denominadas tróficas que estimulan las tiroides, la corteza adrenal, órganos reproductores, etc. Pero esta glándula esta en directa relación con el centro nervioso del hipotálamo (este estimula la producción y secreción de la hipófisis). Esta constituida por tres lóbulos: el anterior (adenohipofisis), el intermedio y el posterior (neurohipofisis). La hipófisis, del tamaño de un poroto, se asienta en la silla turca, concavidad ósea en la base del cráneo, (hueso esfenoide).
2) La epífisis (cuerpo pineal), situada aboralmente del tálamo, esta formada por células parenquimatosas, neuroglias (sensibles a la luz), y fibras nerviosas. Es de tamaño pequeño. Entre sus funciones se encuentran las de regular la pigmentación, y la de controlar los ritmos biológicos.
3) La tiroides esta situada sobre el cartílago tiroides de la laringe, consta de dos lóbulos laterales y un istmo que los une ventralmente. Actúa bajo la influencia de la hormona tirotrofina (TSH). Entre sus funciones se encuentran las de acelerar la tasa de respiración celular, la regulación de la temperatura, y la regulación de la calcemia.
4) La paratiroides esta constituida por pequeños nódulos situados dentro o próximos (dorsal) a la tiroides; varían de 1 a 2 glándulas según las especies, y presentan 2 tipos de células que aparecen según la edad del organismo. Desempeña un papel esencial en el metabolismo mineral, en especial en la regulación de los iones calcio y fosfato.
5) El timo (molleja), se ubica a ambos lados de la tráquea en el espacio mediastinico anterior, se atrofia después de la pubertad. Es importante en los animales jóvenes, interviniendo en su inmunidad, al producir los linfocitos T.
6) Las adrenales ubicadas cranealmente a los riñones, se estimulan en su zona cortical por secreciones de la hipófisis. Consta de una zona externa (corteza) y e otra interna (medula), esta envuelta por tejido conectivo, ambas zonas actúan independientemente, secretando distintas hormonas.
Corteza: produce glucocorticoides que promueven la formación de glucosa, disminuyen la utilización de glucosa por la mayoría de las células, suprimen las respuestas inflamatorias e inmune; mientras que los mineralocorticoides afectan el transporte de iones a través de las membranas celulares de los nefrones, afectando las concentraciones iónicas de la sangre y en la retención y perdida de agua por parte del cuerpo, modifican la presión sanguínea y producen pequeñas cantidades de hormonas sexuales masculinas en varones y mujeres.
Medula: sus secreciones influyen en la frecuencia y la fuerza del latido cardiaco, la presión sanguínea, la respiración y dilatan las vías respiratorias.
Ambos grupos incrementan la concentración de glucosa en el torrente sanguíneo.
7) Los islotes pancreáticos, están situados dentro del páncreas el cual se ubica adyacente a la primera parte del duodeno, son agrupaciones de células de los alveolos y los conductos de esta glándula y están separados por cordones de células y capilares. Es fuente de insulina y glucagon, que intervienen en la regulación del metabolismo de la glucosa.
8) Los islotes gonadales (del ovario en la cavidad pélvica y del testículo, extra abdominal), corresponden a glándulas que aparecen en la maduración sexual del organismo. Otro tejido de secreción endocrina que aparece en la preñez, es la placenta.

Eje hipotálamo-hipófisis
Se llama así a la conexión entre ambos órganos. El hipotálamo estimula o inhibe la actividad de la hipófisis, por medio de la secreción de hormonas. Estas son conducidas hacia el lóbulo anterior por medio de capilares sanguíneos (sistema portal), mientras que al posterior llegan por fibras nerviosas, en este caso se acumulan en los terminales de los filetes nerviosos y se liberan luego desde allí directamente a sangre.

(Eje hipotálamo-hipófisis)
Hipotálamo.
Como ya se menciono, produce una serie de hormonas. Se trata de péptidos pequeños que son producidos por células neurosecretoras hipotalámicas y viajan solo unos pocos milímetros hasta la hipófisis a través del sistema porta.
Entre las varias hormonas hipotalámicas podemos mencionar; la hormona liberadora de tirotrofina (TRH) que estimula la liberación de tirotrofina (TSH) de la hipófisis; la hormona liberadora de gonadotrofina (GnRH), que controla la liberación de las hormonas gonadotroficas LH y FSH; la somatostanina, que inhibe la liberación por parte de la hipófisis de la hormona del crecimiento somatotrofina.
El hipotálamo es también la fuente de dos hormonas que se almacenan en la hipófisis posterior y desde allí son liberadas; son la oxitocina y la hormona antidiuretica (ADH9 llamada también vasopresina. La oxitocina acelera el momento del nacimiento incrementando las concentraciones uterinas durante el parto y es también responsable de la eyección de la leche que ocurre cuando el niño comienza a mamar. La ADH disminuye la excreción de agua por los riñones, incrementando la permeabilidad de las membranas de las células en los conductos colectores de los nefrones, de modo que se reabsorbe más agua desde la orina hacia la sangre.
Hipófisis.
Está formada por tres lóbulos: el anterior, el intermedio y el posterior.
Lóbulo anterior: es la fuente de al menos seis hormonas diferentes, producida cada una por células distintas. Una de estas es la somatotrofina (STH), la cual estimula la síntesis proteica y promueve el crecimiento de los huesos, estimula la multiplicación de las células de los órganos. Esta hormona también afecta el metabolismo de la glucosa, inhibiendo la absorción y la oxidación de glucosa por algunos tipos de células. También estimula la degradación de ácidos grasos, conservando así la glucosa. Es estimulada por el ayuno, ejercicio, sueño, esfuerzo, secreción de la ACTH, ADH, glucocorticoides, anemia e hipoglucemia.
La hipófisis anterior también produce prolactina LTH, que estimula la secreción de leche de los mamíferos. Su producción es controlada por una hormona inhibidora producida por el hipotálamo (reflejo estimulado por la succión). Inicia la secreción de la progesterona en algunos animales como los roedores y ovejas.
Las hormonas tróficas secretadas por la hipófisis anterior actúan sobre otras glándulas endocrinas regulando sus secreciones. Una de estas hormonas tróficas es la TSH o tirotrofina, la hormona que estimula las células de las glándula tiroides incrementado la producción y liberación de la hormona tiroidea tiroxina.
La hormona adenocorticotrofica (ACTH) tiene una relación reguladora similar con la producción de cortisol, una de las hormonas producidas por la corteza suprarrenal. El estimulo es la hipocortisonemia y actúa con un factor controlador.
Las gonadotrofinas- hormonas que actúan sobre las gónadas u órganos productores de gametos (testículos y ovarios)-. Son las hormonas foliculoestimulante (FSH), intervienen en el crecimiento y la maduración de los folículos de los ovarios (estimulada por la baja concentración de estrógenos en sangre) y los tubos seminíferos de los testículos, mediante el desarrollo de los espermatocitos secundario.
La luteinizante (LH) evita el crecimiento sucesivo de los folículos y permite la ovulación. Estimulada por reflejo del hipotálamo, y en algunos animales puede ser por la copula (en los animales que ovulan después de la copula).

Lóbulo medio: produce la MSH (estimulante de los melanocitos), regula las células pigmentadas de la piel, provocando un oscurecimiento epitelial.

Lóbulo posterior: también llamada neurohipofisis.
Produce una hormona antidiuretica ADH, manteniendo la homeostasis hídrica; permitiendo la reabsorción de agua en las porciones terminales del nefron. Estimulada por la baja presión sanguínea y osmótica en la sangre, captados por osmorreceptores del hipotálamo.
La otra hormona producida es la oxitocina, que actúa sobre la pared del útero (provocando la contracción durante el parto) y el epitelio de la glándula mamaria. También provoca las contracciones en la copula permitiendo que los espermatozoides lleguen al oviducto.




Epífisis.
La glándula pineal secreta la hormona melatonina en forma rítmica, con valores máximos durante la noche y una rápida caída durante el día. La exposición a la luz durante el ciclo de oscuridad interrumpe la producción de melatonina. Esta hormona es capaz de movilizar los pigmentos de la piel, pero su función mas conservada a lo largo de la escala zoológica tiene que ver con su secreción nocturna; actúa como una señal de la noche.
La melatonina inhibe el desarrollo de las gónadas en algunas especies; su producción aumenta en el invierno y disminuye en el verano, participa de los procesos de cambio de actividad y volumen gonadal en animales de reproducción estacional.
La melatonina parece ser capaz de mover las agujas del reloj biológico y así, se propone que su administración podría ser eficaz para acelerar los ajustes frente a cambios de hora como los producidos luego de vuelos transmeridianos de larga duración. Efectivamente, existen receptores para la melatonina en los núcleos supraquiasmaticos del hipotálamo, sede del reloj biológico circadiano en mamíferos y que podrían ser parte de un mecanismo de control de los ritmos biológicos.

Tiroides.
La tiroides, bajo la influencia de su hormona estimulante (TSH) secretada por la hipófisis, produce la hormona tiroxina, que es un aminoácido combinado con cuatro átomos de yodo.
La tiroxina acelera la tasa de respiración celular. En algunos animales desempeña también un papel central en la regulación de la temperatura. Aumenta la absorción de la glucosa y consecuentemente la glucogenolisis. Actúa además en la síntesis proteica y en la actividad ribosomal. Es inhibida por el aumento del colesterol.
También secreta la hormona calcitonina en respuesta a niveles crecientes de calcio. La acción principal de la calcitonina es inhibir la liberación del ion calcio por parte de los huesos.

Paratiroides.
Producen la hormona paratiroidea –parathormona-, que desempeña un papel esencial en el metabolismo mineral, en especial en la regulación de los iones calcio y fosfato (aumentando la concentración de ambos en la sangre, eliminando luego el fosfato por vía urinaria).
La hormona paratiroidea incrementa de varias maneras diferentes la concentración del ion calcio en la sangre. Estimula la conversión de vitamina D a su forma activa, a su vez, la vitamina D activa, produce un incremento de la absorción de iones calcio del intestino. También reduce la excreción del ion calcio de los riñones. Además, estimula la liberación en el torrente sanguíneo de calcio de los huesos.

(Esquema de la paratiroides y su intervención en la regulación de la calcemia)


Timo.
Esta glándula tiene relación con la inmunidad, ya que produce los timocitos (leucocitos T). Produce la hormona timocina (HTH), y factor humoral timico (TFH), pero además timosina (que estimula la inmunidad celular), y la LSH (estimulante de los linfocitos).

Adrenales.
Esta glándula se puede dividir en dos, la corteza y la medula.

Corteza: es la fuente de varias hormonas esteroideas. Algunos de estos corticoesteroides representan pasos intermedios en la síntesis de varias hormonas, aunque la mayoría de ellos tienen alguna actividad hormonal. Las hormonas de la corteza suprarrenal son secretadas en respuesta a la hormona adrenocorticotrofica o corticotrofina (ACTH), en respuesta a la estimulación del hipotálamo a través de la CRH (hormona liberadora de corticotrofina).
La secreción de glucocorticoides es inhibida por la retroalimentación negativa ejercida sobre el hipotálamo y la hipófisis.
Hay tres grupos principales de esteroides, los glucocorticoides en la zona fasciculada, los andrógenos en la zona reticular y los mineralocorticoides en la zona glomerular.
- Los glucocorticoides promueven la formación de glucosa a partir de proteínas y grasas, y disminuyen la utilización de glucosa por la mayoría de las células, excepto las del cerebro y del corazón, aumenta la constricción cardiaca, es vasoconstrictor, aumenta la producción de jugos gástricos, retarda la excreción de agua por parte de los riñones e interviene en la parte inflamatoria y antialérgica.
La liberación de glucocorticoides se incrementa en periodos de estrés.
Los glucocorticoides actúan en forma complementaria al sistema nervioso simpático.
- Los mineralocorticoides, como la aldosterona, intervienen en la regulación de iones, particularmente sodio y potasio. El sodio es el principal catión extracelular, y por lo tanto, el más importante electrolito del plasma y del fluido extracelular. Influye en las membranas plasmáticas de todas las células –sobre todo en las membranas de tejidos excitables como el neuronal o el muscular-, y también es fundamental en la regulación del volumen de agua y la presión sanguínea. La concentración del ion potasio, al ser el principal electrolito intracelular, se mantiene estrechamente regulada, y cambios en sus niveles pueden tener consecuencias graves para las funciones cardiaca y cerebral.
Un aumento en la secreción de aldosterona provoca una mayor absorción de sodio en el túbulo distal y en el conducto colector del nefron e incrementa la secreción de potasio en ellos. La renina es una enzima liberada por los riñones en respuesta a la reducción en la presión sanguínea causada, por ejemplo, por una disminución en el consumo de sodio. La renina activa la conversión del angiotensinogeno 8producido en el higado9 en angiotensina lo que, a su vez, aumenta la presión sanguínea en forma directa; además, aumenta la secreción de aldosterona. La aldosterona también aumenta la presión en forma indirecta, a través de un aumento de la reabsorción de sodio en los túbulos renales.

Además de los glucocorticoides y de los mineralocorticoides, la corteza suprarrenal produce pequeñas cantidades de hormonas sexuales masculinas en varones y mujeres. Iniciándose en la pubertad, la función principal de los andrógenos es tanto la estimulación de las características sexuales secundarias, como el desarrollo de los órganos genitales. Intervienen además en el aumento de la masa muscular y del tejido óseo.

Medula: está formada por células neurosecretoras cuyas terminales secretan adrenalina y noradrenalina en el torrente sanguíneo. Estas hormonas incrementan la frecuencia y la fuerza del latido cardiaco, la presión sanguínea, la respiración y dilatan las vías respiratorias. También incrementan la concentración de glucosa en el torrente sanguíneo. La medula suprarrenal es estimulada por fibras nerviosas simpáticas y así, refuerzan la actividad simpática, responsable de las actividades de “ataque o huida”.
Las hormonas de ambos grupos son esteroides, identificados por su estructura característica de cuatro anillos. Las diferencias en la estructura molecular del cortisol y la aldosterona son menores; sin embargo, sus papeles fisiológicos son profundamente diferentes.

Páncreas.
En el grupo de las células o islotes pancreáticos o células Languerhans, se producen dos tipos de hormonas, la insulina y el glucagon, ambas de efecto antagónico.
La insulina permite la absorción de la glucosa en las células a través de la membrana (excepto en células neuronales, porque una deficiencia de esta sustancia podría traer consecuencias nefastas), aumenta la síntesis de glucógeno en el hígado 8 se forma a partir de este azúcar). El estimulo es la hipercalcemia en los receptores, la gastrina 8en presencia aumenta la insulina), y también puede producir un efecto aminoácidos y ácidos orgánicos.
El glucagon, por la hipoglucemia, produce una degradación del glucógeno a glucosa (glucogenolisis), dado a que esta hormona actúa aumentando la acción de la fosforilasa (enzima que cataliza el primer paso para la formación de glucosa).

Hormonas gonadales.
Andrógenos:
Los principales andrógenos son la testosterona y la androsterona. La testosterona se sintetiza en las células intersticiales de los testículos, bajo la influencia de la hormona estimulante de las células intersticiales. Circulan en la sangre y son excretadas en la orina.
Son las sustancias que inducen y mantienen las características sexuales secundarias en los barones. Iniciándose en la pubertad, la función principal de los andrógenos es tanto la estimulación de las características sexuales secundarias, como el desarrollo de los órganos genitales la maduración el esperma, el crecimiento del vello corporal. Durante el desarrollo masculino, también intervienen en el incremento de la masa muscular y del tejido óseo.
Estrógenos:
El principal estrógeno producido por los ovarios de vacas, cerdas, yeguas y perras, es el 17β-estradiol. Mientras que el principal producido por la placenta de la oveja y la cabra es 17α-estradiol, mientras que en las cerdas es estrona.
Son hormonas esteroideas implicadas en el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios de las hembras, en la regulación del ciclo menstrual y de la ovulación, y en el embarazo.
Los estrógenos aparecen tanto en hombres como en mujeres. En las hembras los estrógenos son sintetizados en los ovarios y en la placenta durante la gestación; en los machos son sintetizados sobre todo por los testículos.
Estos estrógenos producen el crecimiento de las mamas, el crecimiento del útero, de las trompas de Falopio y del tracto genital inferior.
La variación de los niveles de estrógeno durante el ciclo menstrual influye en el desarrollo del ovulo maduro en el ovario cada mes, en el control de la ovulación y en la proliferación del revestimiento uterino que precede al menstruo.
Progestina:
La principal progestina es la progesterona. Es producida por las células del cuerpo lúteo del ovario. El nivel de progesterona se eleva durante la segunda mitad del ciclo menstrual. Es una hormona esteroide. La función principal de la progesterona es la preparación de la membrana mucosa del útero para la recepción del ovulo. También estimula la formación de estructuras saculares en las mamas; las prepara para su función de producción de leche y mantiene esta función durante la lactancia.
Relaxina:
La relaxina es un polipeptido secretado por los ovarios y la placenta, que induce la relajación de las articulaciones sacroiliacas de la vaca y la oveja, lo cual amplia el canal del parto, también causa la dilatación del cuello uterino.


Prostaglandinas.
Las prostaglandinas se encuentran entre las más potentes de todas las sustancias producidas y liberadas por las células. Desde su descubrimiento inicial, en el semen, se han identificado un gran número de prostaglandinas, todas ellas relacionadas estructuralmente, pero con una variedad de efectos diferentes y, a veces, directamente opuestos. Las prostaglandinas son un buen ejemplo de hormonas locales, que actúan sobre las mismas células (autocrinas) que las secretan o en la vecindad de ellas (paracrinas).
Aunque las prostaglandinas tienen propiedades hormonales, difieren de otras hormonas en varios aspectos significativos: 1) son ácidos grasos. 2) son producidas por las membranas celulares de casi todos –si no todos- los órganos del cuerpo. 3) sus tejidos blanco son generalmente los mismos tejidos en los que son producidas. 4) producen efectos notables en concentraciones extremadamente bajas.
Además, se liberan en cantidades muy pequeñas y son degradadas rápidamente por sistemas enzimáticos del cuerpo. Las prostaglandinas participan en la contracción muscular necesaria para el movimiento del semen y también en las contracciones uterinas durante el parto. También juegan un importante papel en la regulación de la temperatura por parte del hipotálamo y en la respuesta inflamatoria.
Entre las prostaglandinas se encuentra un grupo de sustancias conocidas como leucotrienos, que son producidos principalmente por los distintos leucocitos que intervienen en la respuesta inflamatoria e inmune. Los leucotrienos incluyen las interleucinas liberadas por los linfocitos T colaboradores activados, así como una variedad de moléculas liberadas por macrófagos y mastocitos estimulados.

Histohormonas.
Neurohormonas.

La noradrenalina y la adrenalina se liberan en casos de alarma, por excitación de los nervios simpáticos, lo que asegura la transmisión del impulso al órgano efector, una vez liberadas estas sustancias se destruyen rápidamente. Su síntesis se realiza en la sinapsis de las células nerviosas.

Acetilcolina: importante para la transmisión del impulso nervioso, dilatación de arteriolas, aumento del peristaltismo, contracción de bronquios, disminución del diámetro de la pupila. Se destruye rápido por acción enzimática.

Prostaglandinas: (ver arriba)

Tisulares del tracto gastrointestinal

Secretina: estimula la secreción pancreática, aumenta la concentración de bicarbonato.

Gastrina: excita las glándulas de la mucosa del estomago (las que segregan HCL) y la de intestino delgado.
Enterogastrona: actúa disminuyendo el peristaltismo del estomago por acción del quimo acido sobre el duodeno.

Tisulares vasomotoras: actúan dilatando los vasos en los órganos activos. Son:
Histamina: dilata arteriolas, por lo que cae la presión sanguínea. Otras acciones, aumenta la permeabilidad capilar, aumenta la secreción de ácidos en el estomago, incrementa el tono de la musculatura lisa.

Bradiquinina: aumento del riego sanguíneo a las glándulas. Otras; adenosinpolifosfatos y serotonina.

8 comentarios - sistema endocrino

@pira2906
uy...! impecable ! no sabés como me sirve para mi exámen !!! buenísimo tu aporte. lástima no tengo puntos soy novata. pero te agregué ya a mis favoritos ! mil gracias !!!
@ulizez666
hey karnal gracias por el aporte lo okupare para mi exposicion gracias soy novato si no te dejaria puntos
@Writerman
Gracias, lo reviso, seguro me sirve!, Inteligencia colectiva!
@bern1
Hola, faltaron fotos explicativas así desarrollabas mas tu post y quedaba excelente, me sirvió, pero toma el consejo amigo!
@nicolras
Coincido... Buen laburo... Solo faltaron algunas fotelas...