Mitos y leyendas de Samurai

EL SAMURAI Y EL PESCADOR

Por Richard Kim.

Durante la ocupación Satsuma de Okinawa, un Samurai japonés que le había prestado dinero a un pescador, hizo un viaje para recolectarlo a la provincia Itoman, donde vivía el pescador. No siéndole posible pagar, el pobre pescador huyó y trató de esconderse del Samurai, que era famoso por ser corto de genio. El Samurai fue a su hogar y al no encontrarlo ahí, lo buscó por todo el pueblo. A medida que se daba cuenta que no lo encontraba se volvió furioso. Finalmente, al atardecer, lo encontró bajo un barranco que lo escondía de la vista. En su enojo, desenvainó su espada y dijo: "Qué tienes para decirme", le gritó.
El pescador replicó, "Antes que me mate, me gustaría decir algo. Humildemente le pido esa posibilidad." El Samurai dijo, "Ingrato! Te presto dinero cuando lo necesitas y te doy un año para pagarme y me retribuyes de esta manera. Habla antes que cambie de parecer."
"Lo siento", dijo el pescador. "Lo que quería decir era ésto. Acabo de comenzar el aprendizaje del arte de la mano vacía y la primera cosa que he aprendido es el precepto: 'Si alzas tu mano, restringe tu temperamento; si tu temperamento se alza, restringe tu mano."
El Samurai quedó anonadado al escuchar esto de los labios de un simple pescador. Envainó su espada y dijo: "Bueno, tienes razón. Pero acuérdate de esto, volveré en un año a partir de hoy, y será mejor que tengas el dinero." Y se fue.
Había anochecido cuando el Samurai llegó a su casa y, como era costumbre, estaba a punto de anunciar su regreso, se vio sorprendido por un haz de luz que provenía de su pieza, a través de la puerta entreabierta.
Afinó su ojo y pudo ver a su esposa tendida durmiendo y el contorno impreciso de alguien que dormía a su lado. Muy sorprendido y explotando de ira se dio cuenta de que era un samurai!
Sacó su espada y sigilosamente se acercó a la puerta de su pieza. Levantó su espada preparándose para atacar a través de la puerta, cuando se acordó de las palabras del pescador: "Si tu mano se alza, restringe tu temperamento; si tu temperamento se alza restringe tu mano."
Volvió a la entrada y dijo en voz alta. "He vuelto". Su esposa se levantó, abriendo la puerta salió junto con la madre del Samurai para saludarlo. La madre vestida con ropas de él. Se había puesto ropas de Samurai para ahuyentar intrusos durante su ausencia.
El año pasó rápidamente y el día del cobro llegó. El Samurai hizo nuevamente el largo viaje. El pescador lo estaba esperando. Apenas vio al Samurai, este salió corriendo y le dijo: "He tenido un buen año. Aquí está lo que le debo y además los intereses. No sé cómo darle las gracias!"
El Samurai puso su mano sobre el hombro del pescador y dijo: "Quédate con tu dinero. No me debes nada. Soy yo el que está en deuda."



Fuente: http://www.shotokai.com/leyendas/samurai.html




EL VIEJO SAMURAI


Había una vez en el antiguo Japón, un viejo samurai , ya retirado que se dedicaba a enseñar el arte de la meditación a sus jóvenes alumnos. A pesar de su avanzada edad, corría la leyenda que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.

Cierto día apareció por allí un guerrero con fama de ser el mejor en su género. Era conocido por su total falta de escrúpulos y por ser un especialista en la técnica de la provocación. Este guerrero esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento y después con una inteligencia privilegiada para captar los errores del contrario atacaba con una velocidad fulminante. Nunca había perdido un combate.

Sabiendo de la fama del viejo samurai, estaba allí para derrotarlo y así aumentar su fama de invencible. El viejo aceptó el reto y se vieron en la plaza pública con todos los alumnos y gentes del lugar. El joven empezó a insultar al viejo maestro. Le escupió, tiró piedras en su dirección, le ofendió con todo tipo de desprecios a él, sus familiares y antepasados. Durante varias horas hizo todo para provocarlo, pero el viejo maestro permaneció impasible. Al final de la tarde, exhausto y humillado, el joven guerrero se retiró.

Los discípulos corrieron hacia su maestro y le preguntaron cómo había soportado tanta indignidad de manera cobarde sin sacar su espada, asumiendo el riesgo de ser vencido.

-Si alguien te hace un regalo y tu no lo aceptas, ¿a quién pertenece ese regalo? -preguntó el samurai.

-A quién intentó entregarlo -respondió un discípulo.

-Pues lo mismo vale para la rabia, la ira, los insultos y la envidia -dijo el maestro-, cuando no son aceptados continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo.


Mitos y leyendas de Samurai



Fuente: http://www.skneo2.com/2008/10/leyenda-japonesa-el-viejo-samurai.html





MASAMUNE Y MURAMSA, LOS MEJORES FORJADORES DE KATANAS


Masamune (1288 - 1328) fue un gran forjador de katanas. Fue discípulo de Aka Shintogo Kunimitsu y se le atribuye la creación de una técnica de fabricación de katanas que consistía en laminar una hoja de hierro de un solo bloque con acero trenzado. Su discípulo más conocido fue un Muramasa.
Muramasa era un clan japonés de forjadores de katanas, el cual era famoso en su provincia (Ise) por el extraordinario filo que tenían sus katanas, un Muramasa fue disipulo de Masamune en 1322. Se dice que Masamune y Muramasa competian en la fabricación de katanas, pero esto no es muy logico, ya que el auge de la tecnica que empleaban los Muramasa estaba basada en la tecnica de Masamune. Las katanas Muramasa se hicieron famosas por el mito de que eran malignas. El clan Muramasa perdió el favor del Shogun. En 1603, llegó a Shogun, Tokugawa Ieyasu (estableciendo el Shogunato Tokugawa, último Shogunato que duró 250 años aproximadamente). Una de las causas fue a por las desgracias que supuestamente le generaron a Ieyasu las katanas Muramasa; El kaishaku (finalización del seppuku en el cual el asistente decapita al suicida con una katana) de su hijo Nobuyasu fue hecho con una Muramasa, en su infancia, Ieyasu, se hirió con un tanto (un pequeño cuchillo) Muramasa, el abuelo de Ieyasu fue asesinado con una katana Muramasa, el padre de Ieyasu fue atacado con un wakizashi (katana más corta que acompaña a esta formando el daisho que portan los samurai) Muramasa. Por lo tanto el Shogun prohibió el uso de armas Muramasa en Japón.
En el bujutsu japonés hay un refrán: satsujinken katsujinken. Su traducción literal es "la espada que mata, la espada que da vida".Segun la leyenda, Masamune y Muramasa estaban compitiendo por conseguir ser contratado para forjar unas katanas a un daimio importante. El responsable del pedido decidio cojer una katana de cada uno de ellos y fueron a un rio, donde introdujo la punta de las katanas con el filo a contracorriente. Las hojas que bajaban flotando en la corriente eran cortadas por la Muramasa limpiamente, mostrando la sed de sangre de la espada. Mientras que las hojas que se dirigian hacia la Masamune acababan esquivando la hoja de la espada, lo que demostraba la paz de la espada. El motivo por el que se comportaban de manera distinta las hojas de las katanas era por que el espiritu del forjador quedaba impregnado en la katana y mientras que Masamune era una persona pacifica, Muramasa era violento y se dice que sus katanas traian la muerte y la desgracia a sus poseedores al contrario que las de Masamune que solo salian de su funda en momentos inevitables.
Y aunque esto solo sea una leyenda, es una muestra del respeto que tenían por dichos forjadores y del poder que se les atribuía a sus katanas.


mitos


Fuente: http://foros.ffultimate.com/archive/index.php?t-5261.html



BIOGRAFIA DE MIYAMOTO MUSASHI

Probablemente nació en 1584, en la población de Miyamoto, provincia de Mimasaka. Los ancestros de Musashi eran una rama del poderoso clan Harima, originario de la provincia de Kyushu, la isla más meridional de Japón. Su abuelo, Hirada Shokan, era un servidor de Shinmen Iga No Kami Sudeshige, amo del castillo de Takeyama y un importante señor feudal de la época.
Cuando Musashi tenía siete años de edad, su padre, Munisai, murió o desapareció (no se sabe exactamente). Ya que su madre había fallecido tiempo atrás, el chico fue puesto bajo la tutela de un sacerdote, tío materno suyo. Con esto, encontramos a Musashi como huérfano durante la época de las campañas de unificación del país del Taiko Hideyoshi. Hijo de samurái, durante una de las épocas más violentas de la historia de Japón, los escritos le describen como un joven de carácter tumultuoso, con gran fuerza de voluntad, y físicamente muy desarrollado para su edad. Su tío insistió en que estudiase las artes del guerrero, y esto, unido a su desarrollo físico y su carácter violento, hizo que pronto se viese involucrado en combates. Se guarda registro de una lucha en la cual derrotó y mató a un guerrero adulto, teniendo tan solo trece años de edad. Su oponente era Arima Kigei, un experto samurái de la escuela de artes marciales Shinto. Musashi le lanzó a tierra y acabó con él golpeándole la cabeza con un palo cuando intentaba levantarse.
El siguiente combate serio acerca del que se tiene constancia, ocurrió cuando Musashi tenía 16 años, y en el cual derrotó a Tadashima Akiyama. En la misma época, abandonó su casa para comenzar unperegrinaje en el cual perfeccionó sus habilidades a través de numerosos combates, tanto en luchas individuales como en batallas. Finalmente se asentó cuando tenía 50 años, ya que consideró haber aprendido todo lo que podía aprender a base de vagabundear. En ese periodo de la historia de Japón hubo muchos guerreros embarcados en peregrinajes similares, algunos en solitario, como Musashi; otros bajo el patrocinio de alguna escuela de lucha o algún señor feudal.
Durante todo este periodo de su vida, Musashi se mantuvo relativamente aparte de la sociedad, dedicándose exclusivamente a la búsqueda de iluminación a través del Camino de la Espada. Dedicado solamente a perfeccionar sus habilidades, vivió de una forma bastante precaria, vagabundeando por el país y durmiendo al raso en lo más frío del invierno, sin preocuparse de su aspecto físico, ni tomar esposa, ni dedicarse a ninguna profesión, aparte de su propio estudio.
En la batalla de Sekigahara, en la cual Ieyasu sucedió a Hideyoshi como máximo dirigente del Japón, Musashi estaba entre las filas del ejército Ashikaga y contra Ieyasu. Es decir, estuvo en el bando perdedor. Sobrevivió no solo a los tres días que duró la batalla, en los cuales murieron alrededor de 70.000 guerreros, sino también a la siguiente caza y masacre de los supervivientes del ejército derrotado.
Después de Sekigahara, decidió partir en Musha Shugyo, un viaje de auto-perfeccionamiento, en que los samuráis viajaban de ciudad en ciudad, buscando oponentes fuertes para probar sus habilidades.
El Musha Shugyo de Musashi lo llevó a tener más de 60 combates entre los 17 y 30 años, nunca siendo derrotado. Estas disputas casi siempre se coronaban con la muerte del rival. A los samuráis se les presentaba las artes militares, para que se transformaran en buenos estrategas, valientes y aptos para tomar decisiones extremas rápidamente. En guerras y disputas, su actitud era serena, aún frente a la muerte. Aquél que encontraba la iluminación por medio del Kenjutsu, desarrollaba una decisión precisa de la realidad, premiada con una conducta digna y honesta. Musashi fue un maestro en el Camino de la Espada. Buscó la perfección en el arte de la espada, hasta que su fama alcanzó las principales cortes de Japón.
A los 30 años, después de vencer a Kojiro Sasaki, considerado uno de los más hábiles samuráis de la época, Musashi pasó por una gran mudanza espiritual. Conforme escribió, años más tarde en su obra más famosa, el Libro de Los Cinco Anillos, Musashi sentía que venció estos duelos no por haber dominado la estrategia, sino que por ser más fuerte, preparado o simplemente por suerte. Pasa, entonces, a buscar el significado más profundo del Camino de la Espada, que lo lleva a entrar en contacto con otras formas de arte, como escultura, pintura, caligrafía y también meditación Zen.
Fue con 50 años que finalmente Musashi alcanzó su objetivo de comprender los principios del camino, conforme escribió en la introducción del Libro de Los Cinco Anillos. Cerca de esta época estableció su estilo, el Niten Ichi Ryu.
En el último período de su vida, Musashi se hizo vasallo del clan Hosokawa, viviendo en el castillo Kunamoto. Dos años antes de morir, Musashi se aisló en la caverna Reigando. Allí escribió el Go Rin No Sho, el Libro De los Cinco Anillos, dónde compiló sus conocimientos en las artes de la espada y de la estrategia.


samurai


Mitos y leyendas sobre Miyamoto Musashi

Se ha dicho que Musashi solo usaba una Wakizashi y una Katana. Esto no es correcto, ya que la mayoría del tiempo Musashi utilizaba dos Bokken, ya que por la habilidad que tenia, no necesitaba de un borde cortante.
Leyendas dicen que Musashi nunca se bañaba, por miedo a ser atrapado sin sus espadas. Esto es muy poco probable ya que Musashi era frecuentemente invitado a dojos de maestros famosos y casas de nobles.
Se ha dicho que Musashi creo el estilo de las 2 espadas, tras ver un duelo europeo en el área de Nagasaki. En esa época, los duelos europeos empleaban una espada larga y una corta, como Musashi lo hacía.
Las leyendas dicen que Musashi era zurdo, que, para los japoneses el ser zurdo era mala educación, y lo obligaban a usar la Katana con la mano derecha, y al aprender la técnica decide que, como su mano fuerte es la izquierda y domina la katana con la derecha que no es su fuerte decide que puede usar dos al mismo tiempo.
Según cuentan las historias, un buen día entró un vagabundo con dos espadas de gran calidad, en una taberna pidiendo comida, el sujeto apestaba y alrededor suyo revoloteaban tres moscas atraídas por el mal olor que impregnaba toda aquella persona. Al verlo sentado en una mesa, comiendo, dos habitantes del pueblo, empezaron a hablar sobre aquel personaje, preguntándose a quien habría robado aquellos aceros, a tacharlo de ladrón y de pordiosero cuando, en un momento dado y sin mediar palabra, el vagabundo alzó sus palillos en tres suaves y ágiles movimientos haciendo caer a las tres moscas sobre la mesa después de haberlas atrapado con los mismos. Ambos pueblerinos huyeron de la taberna despavoridos pues, sin duda, ese era Miyamoto Musashi.
Tambien cuentan las leyendas que Miramoto Musashi creo una espada katana, la mejor de todos los tiempos y, que el acero de la espada habia sido forjado mas de 700 veces para pulir sus imperfecciones.


leyendas

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Miyamoto_Musashi

Fuentes de Información - Mitos y leyendas de Samurai

Dar puntos
3 Puntos
Votos: 1 - T!score: 3/10
  • 0 Seguidores
  • 7.919 Visitas
  • 8 Favoritos

5 comentarios - Mitos y leyendas de Samurai

@mlh_2543 Hace más de 4 años
mythbuster es la fuente adam savage
@TomuPc Hace más de 4 años
Muchas gracias.
@ikarosrock Hace más de 4 años
muy interesante
@Samurai_01 Hace más de 4 años
Excelente Aporte!!
@Vincent5 Hace más de 4 años
excelente pst