Diferendo territorial Con Belice.

Diferendo territorial Con Belice.


Belice es un estado del noreste de América Central, limitado al norte y al noroeste por México, al este por el mar Caribe y al sur y al oeste por Guatemala. Belice, conocido hasta 1973 bajo el nombre de Honduras Británica, obtuvo su independencia en 1981; el país es miembro del Commonwealth. Se extiende sobre 22965 km2. Belmopan es la capital pero Belice City es la ciudad principal y el puerto más grande del país.




Historia



Hace 150 años, durante la época colonial, se originó esta disputa territorial, que jamás ha sido resuelta, pese a la cantidad de acuerdos.


1683
Cuando Guatemala era colonia, Belice era parte de su territorio, pero los ingleses invadieron para cortar palo de Campeche.

1821
Con la Independencia de Guatemala, toda el área geográfica de Belice quedó de manera íntegra a este país.


1850
En el Tratado Clayton-Bulwer, EE. UU. e Inglaterra se comprometen a no ocupar ningún territorio centroamericano.

1859
En el Tratado Aycinena-Wyke, Guatemala acepta fijar límites, debido a la invasión inglesa, y pide una carretera a cambio.


1981
La carretera no se construye y Belice se independiza de la Corona inglesa, con lo cual se declara país libre y soberano.


1992
El gobierno guatemalteco le otorga a Belice un reconocimiento jurídico. En el 2008 se firma acuerdo para llevar el caso a la CIJ

Beliceños rechazan reclamo guatemalteco; se resisten a acudir a la CIJ









Luego de que el 8 de diciembre último los gobiernos de Belice y Guatemala firmaran el Acuerdo Especial para elevar la disputa territorial de más de 12 mil 700 kilómetros cuadrados a una Corte Internacional de Justicia (CIJ), la mayoría de beliceños ya ha comenzado a manifestar su desacuerdo. No quieren que el futuro de casi el 50 por ciento de su territorio se ponga en manos de “desconocidos”.



Por el contrario, los guatemaltecos están totalmente a favor de acudir a la CIJ, porque el país no tiene nada qué perder, según lo reflejó una encuesta efectuada por Prensa Libre.

Durante un recorrido y un sondeo efectuado en Belice, se pudo constatar que existe mucha preocupación entre sus habitantes. En primer lugar, porque no desean, de ninguna manera, convertirse en guatemaltecos, debido a sus valores, costumbres y lengua. Y en segundo lugar, temen que la CIJ resuelva en favor de Guatemala, pese a que el gobierno de ese país insiste en que esa decisión es la más conveniente, para acabar de una vez por todas con el diferendo.


Otras personas mostraron escepticismo respecto del tema. Les da lo mismo ir a la CIJ o no ir, pues piensan que es una cuestión política y diplomática. “Eso que lo decida el Gobierno, yo no me meto, y no creo en los políticos”, exteriorizó un adulto mayor que labora en el mercado de Belmopán, capital de Belice.

Los medios de comunicación de ese país informaron que la pregunta generalizada entre la población beliceña es: “¿Por qué ir ante una corte a reclamar algo que es nuestro?”.

“¿Para qué? No tiene sentido. Somos soberanos e independientes desde 1981, y Guatemala ya tiene suficiente terreno”, se quejó Marvin Gordon, un joven trabajador de Roaring Creek Village, del distrito de Cayo.


Diariamente, los foros radiofónicos y televisivos llenan sus espacios con debates sobre el asunto, y pese a que el Gobierno insiste en aclarar el tema en el ámbito internacional, el sentimiento común es negativo.

Melinna Martínez, reportera de la emisora radiofónica Love FM, en la Ciudad de Belice, afirma que no existe información sobre el diferendo territorial y las ventajas y desventajas de acudir a la Corte.

Radio Bahía, en Corozal, informó que los pobladores temen perder sus tierras en la resolución de la CIJ. “Hemos notado que la mayoría de personas se oponen a asistir a la Corte y a votar en una consulta popular”, dijo el periodista Domingo Pott, de ese medio.


En ese pequeño país conviven las culturas afroamericana y latinoamericana —en su mayoría, guatemaltecos—, en armonía con los beliceños nativos, tanto en la Ciudad de Belice como en la capital y en la zona de adyacencia, donde ambos países limitan por una línea imaginaria.

La opinión de los beliceños no fue fácil de recabar; menos cuando se enteraban de que se trataba de un medio informativo guatemalteco.

Los pobladores hispanobeliceños aceptaron que sus compatriotas —descendientes de afroamericanos— son bastante reservados para expresar sus apreciaciones a los medios de comunicación; sin embargo, algunos dieron a conocer su desacuerdo en llevar la disputa territorial a la CIJ.

“No queremos regalar Belice por nada del mundo”, dijo el taxista Jorge Torres, en la ciudad.

John Domingo, adulto mayor que vende artesanías, culpó al Gobierno de Guatemala por el diferendo. “Nosotros no somos el problema; Guatemala es el problema. Jamás asistiré a las urnas en la consulta popular; no es necesario”, protestó.

Añadió que Belice es más débil que Guatemala, porque sólo tiene 300 mil habitantes, mientras que este país posee 13 millones. Opinó que sería una injusticia perder el territorio beliceño.

Margaret, una guía turística que no quiso dar su apellido, aseguró no saber nada sobre la consulta popular ni sobre el Acuerdo Especial. “Se debe respetar la independencia de este país, y por eso votaría por el No”, destacó.



Otros consultados fueron un poco más duros con Guatemala en sus comentarios; sin embargo, enfatizaron en que los guatemaltecos siempre serán “bienvenidos a Belice”. “No me gusta Guatemala; jamás quiero regresar a ese país. Nos trataron muy mal”, se quejó Polo, ex jugador de la selección de futbol de Belice.

“Los guatemaltecos no reconocen la línea fronteriza, y año con año se corren hacia nuestro lado y han invadido nuestro territorio”, se quejó Domingo.


Aparte, un beliceño con residencia permanente en Guatemala explicó que su país no tiene nada qué ganar, y esa es la razón por la que nadie quiere acudir a la CIJ.

“El problema es político; nadie quiere ser culpable de perder las tierras, ni poner la cara; es más útil usar este reclamo por razones diplomáticas”, enfatizó el beliceño, quien prefirió el anonimato, para evitar represalias de funcionarios.


Abusos En la frontera Imaginaria.


En la aldea El Arenal, justo en el límite de la línea imaginaria, en la zona de adyacencia entre Belice y Guatemala, los habitantes dijeron desconocer sobre el Acuerdo y la consulta popular, ya que viven de manera pacífica y mantienen buenas relaciones con los guatemaltecos cercanos.

“Aquí no sabemos nada de eso. No vamos a ir a votar, porque no conocemos el caso. Eso es algo que los gobiernos deben resolver”, comentó Carlota González, quien reside en la referida aldea.

Cabe recordar que desde 1859, cuando fueron determinadas las líneas fronterizas, se han registrado tensiones entre campesinos de ambos países.

Un informe de la oficina de Derechos Humanos revela los vejámenes que las fuerzas armadas de Belice cometían contra campesinos guatemaltecos cuando trataban de cruzar la línea divisoria para cortar xiate.


Miguel Ángel Trinidad, representante de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en la zona de adyacencia, manifestó que las tensiones se han minimizado casi al cien por cien, luego de la implementación de las Medidas de Fomento de Confianza, en febrero del 2003, a petición de los dos gobiernos.

“Actualmente tenemos una excelente comunicación con las fuerzas armadas de ambos países, y los pueblos viven en paz. Lo que sucede es que existe un diferendo territorial no resuelto, que es responsabilidad de ambos gobiernos, y por ello esta es una zona que necesita especial tratamiento, para evitar disputas, en lo que se soluciona el reclamo”, recalcó Trinidad.

Una cancha de futbol que se encuentra en el límite de Melchor de Mencos, Petén, y El Arenal, Belice, está delimitada al centro por la línea imaginaria. Sin embargo, a diario se pueden presencia partidos entre beliceños y guatemaltecos, que juegan sin ningún problema.

También en el lado guatemalteco se desconoce el Acuerdo. “A nosotros solo nos dijeron que nos iban a mover e iban a colocar una maya sobre la línea”, comentó Anita Helena Sánchez, cuya vivienda se tuvo que trasladar al territorio guatemalteco, porque se hallaba en el lado beliceño.

Atilano Olivares, director de la escuela La Inmaculada, de aquella aldea beliceña, consideró que no es necesario acudir a la CIJ para resolver el reclamo territorial. “Yo votaría por el No, pues la resolución de la CIJ puede ocasionar más conflicto, ya que ningún beliceño quiere ser guatemalteco”, afirmó.

La oposición en ese país juega un papel importante, y difiere con el gobierno actual en que llevar el reclamo a la CIJ es la única solución, según lo dio a conocer John Briceño, líder del partido PUP (People United Party).


Petroleo valor añadido al diferendo


Belice encontró oro negro, y esta vez en cantidades mayores a las que en su historia había descubierto. Con eso abre las puertas para convertirse no solo en un productor de crudo, sino en un abastecedor para Centroamérica, aunque todo dependerá de la calidad y cantidad de producción que alcance. Darwin Anthony Gabourel, embajador de Belice en El Salvador, confirmó que su Gobierno celebra el hallazgo de un pozo petrolero que bombea en promedio 500 barriles de crudo diariamente.

Según el diplomático, el petróleo está saliendo del pozo de Spanish Lookout desde hace un mes, y se tienen buenos indicios de que otros pozos puedan bombear igual o mayor cantidad de crudo. Afuera, en la costa hay muchas posibilidades de encontrar pozos grandes, afirmó Gabourel. “Estamos cruzando los dedos por que las otras excavaciones también tengan una buena cantidad de petróleo y lo podamos exportar”, agregó. Sin embargo, hoy por hoy, asegura el funcionario, la capacidad de bombeo es capaz de cubrir solo la demanda de los 300 mil habitantes con que cuenta Belice.

El area que reclama Guatemala corresponde a mas de la mitad del territorio beliceño en el cual hay grandes cantidades de crudo de alta calidad

sin duda seria muy productivo para el pais que la haya nos de el visto bueno.

No faltará quién diga que nosotros contamos con el apoyo de los EE.UU., mientras que belice no lo tiene. Dudo mucho, sin embargo, que eso garantice que los países europeos nos apoyarían en pleno o que el mismo EE.UU. tenga la capacidad para inclinar los votos latinoamericanos, que no son muchos cuando se les cuenta y se les compara con el voterío de los países pequeños. añadiendole que el reino unido esta a favor de belice.


Diferendo territorial Con Belice.








Guatemala reclama justamente 12,700 Km2 el sur de Belice. En la Corte Internacional de la Haya.
Cual es la posibilidad segun ustedes de que Guatemala gane dicho caso?






Si entras al post y no te interesa evita comentarios estupidos hacia mi pais demostra un poco de cultura esto va para algunos retardados que solo entran a insultar.

























[/align]

Fuentes de Información - Diferendo territorial Con Belice.

Dar puntos
66 Puntos
Votos: 9 - T!score: 7.5/10
  • 2 Seguidores
  • 7.899 Visitas
  • 1 Favoritos

6 comentarios - Diferendo territorial Con Belice.

@dark_sun89 Hace más de 4 años
interesante USAC!
@kenny08 Hace más de 4 años
te doy puntos solo Xq un dia me puede servir XD
@jfmm345 Hace más de 4 años
Hola al final en que quedo esto. Yo digo que es mas justo que Belice regrese porque es nuestro bueno era. Antes de que Inglarerra nos lo quitara
@Xpodia Hace más de 3 años +1
sts32 dijo:Soy un HDP! Me hice NFU al pedo haciendo post tan chotos como estos Me doy verguenza


Pobrecito
@leo727 Hace más de 1 año
Pregunta, estuve buscando y encontré que la mayoría de los límites con México y Guatemala son definidos por cuerpos de agua, en este caso ríos, pero mirando las lineas rectas imaginarias con Google earth parece una simple linea arbitraria que quien sabe en qué se basa para dividir los territorios. De repente la división ocurre en medio de una pradera. Saludos para ti y tu país, un abrazo desde Colombia.