Carta de un drogadicto a su mama

***************************************************************************************

Adorada madre....
Te prometi mil veces dejar las drogas, y sin embargo cai de nuevo,en ese paraiso infernal que me lleva y me trae dejando en mis venas el deseo insaciable de regresar de nuevo,arrastrando conmigo el dolor infinito que sientes por mi y asi,olvidarme por completo del mundo que me rodea.

Madre,,,,,mi cuerpo lleva conmigo la senal de tantas veces me drogue,lo se!!!!!! has notado que el brillo de mis ojos se han tornado rojo,que mi peso ha bajado y a mis amigos los he cambiado.

Madre......
La otra vez te robe,,,,,,,y sin embargo me distes de comer
la otra vez te grite,,,,,,,y sin embargo tu voz bajates
la otra vez te ofendi......y sin embargo me perdonastes
la otra vez te negue.....y sin embargo me defendistes
la otra vez te golpie......y sin embargo me acariciastes

Madre,,,hoy solo quiero decirte que estes conmigo,para que cuando resbale me tomes de nuevo entre tus brazos y me levantes sin importan cuantas veces caiga,,,,, y para entonces deje de mentirme a mi mismo podre decirte,,, Madre he dejado las drogas.

MADRE HE DEJADO LAS DROGAS,han pasado varios anos y hoy puedo decirtelo con orgullo,aunque ya no estes conmigo, y de nuevo solo queria decirte ,,,,,

Gracias Madre!!!!!!!! por levantarme y esperar alli muy fiel,cuando despertaba de mis viajes infernales en la camilla de un hospital por sobre dosis.

Gracias Madre por ensenarme valores,,,,,aunque un dia te robe.
Gracias Madre por tus sabios consejos,,,,aunque un dia te grite
Gracias Madre por ensenarme el perdon,aunque un dia te ofendi
Gracias Madre por defenderme ,,,,,,,,,,,,,,aunque un dia te negue
Gracias Madre por acariciarme,,,,,,,,,,,,,,,,aunque un dia te golpie, cuando en uno de ellos ententabas negarme un viaje de drogas
Gracias madre, por todo y por tando,y recuerda que hoy manana y siempre te amare.

Attentamente - Tu hijo

PD: hoy traigo estas flores amarillas que tanto te gusto y a las cuales nunca tuve tiempo de regalarte para ti,por que siempre estuve viajando en las drogas,,,,,,,,,perdon Mama!!!!!!!!!!!




***************************************************************************************



Lo siento mucho, papá, pero creo que ésta es la última vez que me podré dirigir a vos. En serio lo siento mucho.
Es tiempo que sepas la verdad, voy a ser breve y claro: la droga me mató, papá. Conocí a mis asesinos a eso de los 15 o 16 años de edad.
Es horrible, ¿no es cierto, PAPÁ? ¡Sabes cómo fue!
Un ciudadano elegantemente vestido, muy elegante realmente y que se expresaba muy bien, nos presentó a nuestro futuro asesino: LA DROGA
Yo intenté rechazarla. De veras yo intenté, pero este señor se metió en mi dignidad diciéndome que yo no era hombre. No es necesario que diga más, ¿no es cierto…?
Ingresé al mundo de las drogas. No hacía nada sin que las drogas estuvieran presentes. Yo sentía más que las demás personas y la droga, mi amiga, sonreía y sometía… ¿sabes papá? Cuando uno comienza, encuentra todo ridículo y muy divertido. Incluso a Dios lo encontraba ridículo. Hoy en este hospital, reconozco que Dios es lo más importante en el mundo, sé que sin su ayuda no estaría escribiendo lo que escribo.
Papá, no vas a creerlo, la vida de un drogadicto es terrible. Uno se siente desgarrado por dentro. Es terrible y todos los jóvenes deben saberlo para no entrar en eso.
Yo no puedo dar tres pasos sin cansarme. Los médicos dicen que me voy a curar, pero cuando salen de mi habitación mueven la cabeza.
Papá, solo tengo 19 años y no tengo chance de vivir. Es muy tarde para mí; pero tengo un último pedido para hacerte: habla a todos los jóvenes que conoces para mostrarles esta carta. Diles que en cada puerta de los colegios y en cada aula, en cada facultad, en cualquier lugar hay siempre un hombre elegante que va a mostrarle a su futuro asesino, el que destruirá sus vidas. Por favor hace eso papá, antes que sea demasiado tarde para ellos también.
Perdóname papá. Perdóname por hacerte sufrir con mis locuras.
Adiós, querido papá.
(Nota: el autor de esta carta falleció a pocos días de escribirla, por abuso de drogas.)




**************************************************************************************




Querida Vieja:
Podría empezar esta carta diciendo que cometí un error que no fue mi culpa, podría empezar esta carta diciendo que fue culpa de las malas influencias que se juntaron a mí alrededor y me llevaron por el mal camino, pero no el error fue mío. Cuando me la ofrecieron por primera vez perfectamente podría haberme negado pero yo acepte y nadie me puso un arma en la cabeza y me obligo, creí que así seria mas hombre pero todo lo contrario, simplemente demostré ser mas cobarde.
Dije “si mis amigos la consumen y les gusta por qué a mí no” y así empecé un día un poco, otro día otro poco, cada vez más y más.
Hasta que llegue al punto de necesitarla.
De creerla elemental para mi vida.
Cada vez gastaba más y más dinero y cuando no tenia comencé a vender mis cosas que considere innecesarias, mi ropa, mi televisor, mi computadora.
Cada vez tenia menos y menos peor yo estaba tan cegado por mi adicción que no lo notaba, mis padres habían intentado ayudarme cientos de veces pero fue todo inútil, yo no veía la verdad, no veía el animal en el que me había convertido, cuando ya no tenia nada que pudiera vender, comencé a sacar las cosas de mi casa, eso genero una discusión con mi padre, una discusión violenta que acabo con echarme de mi casa, solo en la calle fui a la casa de aquellos que consideraba mis “amigos” quienes me negaron asilo.
Fue cuando me di cuenta lo que era, decidí hacer algo, fui al trabajo de mi padre y hable con el pidiendo para ir a una clínica de recuperación y así fue, ahora me estabilice y aleje a aquellos “amigos” de mi vida.
Esta etapa lamentable de mi vida me dejo 2 grandes lecciones, la primera conocidos hay muchos, peor amigos uno o dos y la segunda no importa lo que te ocurra o que tan perdido estés, siempre hay una solución solo es cuestión que te dejes ayudar, me despido y gracias por leer esta carta vieja, espero que sepas entenderme
Tu hijo




****************************************************************************************



Y esta es una carta a un drogadicto


[La vida es una elección. Puedes creer, ingenuamente, que el destino te gobierna, que la vida se ensaña contigo, que la suerte no está de tu lado y que naciste para sufrir, pero, en definitiva, sólo son excusas que te pones para no tomar el timón y campear el temporal.

Es cierto que las circunstancias adversas de la infancia determinan el carácter de una persona. Niños que quedaron huérfanos, que sufrieron abandono afectivo de sus padres, que fueron víctimas de abusos de diversa índole, etc. fueron marcados de por vida por estas situaciones las cuales dejaron una huella síquica indeleble. Y, probablemente, ese sufrimiento los llevó a muchos por caminos desviados como el alcohol, la delincuencia o la droga.

Sin embargo, hay muchísimos jóvenes, futuros hombres y mujeres de bien, que, a pesar de esas mismas experiencias negativas, o de peores, no se sintieron víctimas de la vida y se asumieron capaces de revertir su destino. Conozco gente cercana que supo transformar su miseria humana en verdaderos tesoros. A ellos vaya toda mi admiración y mi respeto.

Tomo la frase de Eladia Blázquez no es lo mismo vivir que honrar la vida.

Cuando comenzaste a drogarte posiblemente te sentías incomprendido, vacío y solo. No dudo que te hayan pasado muchas cosas desagradables de las que nunca hablaste.

Tus padres habrán cometido muchos errores, muchísimos quizás, de hecho son, simplemente, seres humanos.

Pero ahora ya eres grande y puedes y debes decidir por ti mismo. Sólo el amor nos permite escapar y transformar la esclavitud en libertad.

Y el amor más grande que hay que cultivar es el amor a uno mismo.

¡Tú no te amas, te tienes lástima!

Yo te invito a que te pares frente a un espejo y te observes. Si puedes hacerlo es porque tienes varios dones maravillosos: un par de piernas que te sostienen, unos ojos con luz para mirar. ¿Te pusiste a pensar en tantos chicos como tú que no pueden caminar? ¿ Y en los que son ciegos y no tienen la dicha de poder contemplarse?

¡Mírate! ¡Tienes tanto! Brazos y piernas que responden a tu voluntad.

¿Qué estás abrazando, la vida o la muerte?

¿A dónde diriges tus pasos, a un futuro lleno de esperanzas o a una infra-vida de completa carencia y soledad?

Hoy tu destino está en tus manos. De nadie más que de ti depende tu salvación o perdición.

Si tienes miedo ¡EXCELENTE! Es una buena señal de que aún estás vivo. Toma las riendas de tu recuperación con valentía. Pide ayuda, llora, permítete angustiarte. Comprobarás que a tu alrededor hay personas que te aman verdaderamente y te tienden su mano solidaria.

No renuncies a vivir. Adopta un proyecto de vida y hazlo realidad.

Te dejo una frase que alguna vez leí y me impactó: Si necesitas una mano La encontrarás al final de tu manga.

Mucha suerte amigo, no estás solo.



Fuentes de Información - Carta de un drogadicto a su mama

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 2.299 Visitas
  • 1 Favoritos

3 comentarios - Carta de un drogadicto a su mama

@cubalibre82 Hace más de 4 años
metistes todas d una
@martincho1981 Hace más de 4 años
Si necesitas una mano La encontrarás al final de tu manga.
Excelente!!
@Lady_Onogoro Hace más de 2 años
me encantó