¿Qué es la escoliosis?


Escoliosis


La escoliosis es una condición que causa una curvatura de lado a lado en la columna vertebral. La curvatura puede tener forma de “S” o “C”. En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa esta curvatura. Esto se conoce como escoliosis idiopática.
Es posible que las personas con una curvatura leve sólo tengan que visitar a su médico para controles periódicos. Sin embargo, algunas personas que tienen escoliosis necesitan tratamiento.



Tipos de escoliosis:

 Escoliosis neuromuscular: debido a alteraciones primarias neurológicas o musculares, que causan pérdida de control del tronco por debilidad o parálisis.
 Escoliosis congénita: causada por malformaciones vertebrales de nacimiento.
 Escoliosis idiopática: constituyen más del 80% de todas las escoliosis y su causa es desconocida. Según la edad en que es diagnosticada, se divide en tres tipos:
 Escoliosis idiopática infantil: desde el nacimiento hasta los 3 años de edad.
 Escoliosis idiopática juvenil: entre los 4 y los 9 años.
 Escoliosis idiopática del adolescente: entre los 10 años y la madurez esquelética. Es más frecuente en niñas en una proporción 7:1

Síntomas

espalda


 Hombros disparejos.
 Clavículas, costillas u omóplatos prominentes (en el caso de los omóplatos, uno más que el otro).
 Cintura dispareja.
 Caderas elevadas.
 Inclinación hacia un costado. A consecuencia, la cabeza NO está centrada con la pelvis.
 Dolor crónico en la espalda (generalmente si se deja sin tratar durante varios años, aunque son pocos).
 Contracturas musculares.
 Dolor al esforzarse ante un sobrepeso ya que aumenta la curvatura.
 Una cadera mas alta que la otra


¿Quién tiene escoliosis?

Dolores


Las personas pueden tener escoliosis a cualquier edad. El tipo más común es la escoliosis idiopática, o de origen desconocido, entre los niños de 10 a 12 años y al inicio de la adolescencia. Es a esta edad que los niños crecen con rapidez. Las niñas tienen una mayor predisposición a este tipo de escoliosis que los varones.
La escoliosis puede ser un mal de familia. El médico de cabecera debe examinar con regularidad a los niños cuyos padres o hermanos padecen de escoliosis.

¿Cuál es la causa de la escoliosis?

En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa la escoliosis. En otros casos, se conoce la causa.
Los médicos clasifican las curvaturas como:

• No estructural, es cuando la columna vertebral tiene una estructura normal y la curvatura es temporal. En estos casos, el médico intentará determinar y corregir la causa de la curvatura.

• Estructural, es cuando la columna vertebral tiene una curvatura permanente. La causa podría ser una enfermedad, un golpe, una infección o un defecto de nacimiento.

cuello


¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

Los médicos toman en cuenta los antecedentes médicos y familiares, el examen físico y pruebas para saber si una persona tiene escoliosis. El médico puede ver si una persona tiene escoliosis al mirar una radiografía de la columna vertebral. Se puede medir el ángulo de la curvatura en grados (tales como un ángulo de 25 grados), y ver su ubicación, forma y patrón en la radiografia.

Se examinan curvas y asimetrías en:

 Espalda (Maniobra de Adams)
 Hombros
 Pecho
 Pelvis
 Piernas (existe la posibilidad de que el paciente tenga una pierna más larga que la otra)
 Pies
 Piel

Las personas afectadas de esta enfermedad pueden tener casos también de malformación de Arnold-Chiari, una anomalía congénita del cerebro.
El diagnostico de las piernas es operable y no deben esperar ala edad de la adolecencia para operar.

¿Cuál es el tratamiento para la escoliosis?

malformacion


El tratamiento para la escoliosis depende de:

• La edad del paciente
• Cuánto le falta por crecer
• El ángulo y el patrón de la curva
• El tipo de escoliosis.

En la mayoría de los casos, la escoliosis no requiere ningún tipo de tratamiento médico. El médico sólo revisa la columna vertebral del niño, para asegurarse de que la curvatura no esté aumentando.
Si su hijo necesita tratamiento, es probable que el médico indique tomar radiografías para poder ver claramente cuál es el estado de la columna. Tal vez también le sugiera ver a un traumatólogo, un médico especialista en el tratamiento de afecciones relacionadas con los huesos.
El traumatólogo podría mencionar el ángulo de Cobb, un método de medición en grados de la curvatura de la columna. La cantidad de grados ayuda al médico a decidir sobre el tipo de tratamiento que se necesita. Por lo general, una curvatura de 10 a 15 grados no requiere ningún tratamiento, excepto chequeos regulares hasta que el niño complete la maduración y el desarrollo propios de la pubertad (en general, la curvatura de la columna no empeora después de esta etapa). Si la curvatura tiene entre 20 y 40 grados, por lo general, el traumatólogo recomendará el uso de un corsé ortopédico. Un ángulo de 40 o 50 grados, o más, podría indicar la necesidad de practicar una intervención quirúrgica. Recuerde que cuando el traumatólogo traza las líneas del ángulo de Cobb, existe cierto “error de medición”. Esto significa que la cantidad de grados se modificará apenas entre una radiografía y otra (hasta alrededor de 5 grados), aunque la curva no se haya modificado.
Alrededor de un 20% de los niños con escoliosis tiene que usar un corsé ortopédico, que actúa como un aparato de sujeción para prevenir más desviaciones de la columna. El corsé no enderezará la columna pero, si es eficaz, permitirá que la curvatura no aumente más de 5 o 10 grados, de modo de evitar la cirugía.
Existen varios tipos de corsés ortopédicos, que suelen fabricarse con materiales livianos. Algunos se usan entre 18 y 20 horas por día; otros, sólo de noche.
Se utilizan varios tipos de corsés y el traumatólogo lo elegirá en función del niño, la ubicación de la curvatura y su gravedad. El corsé ortopédico que se usa con más frecuencia es el TLSO (sigla en inglés de thoracic-lumbar-sacral-orthosis). Éste es un corsé de bajo perfil, lo que significa que llega hasta por debajo de los brazos y puede usarse debajo de la ropa. Éstos son algunos ejemplos de corsés TLSO:

juventud


• Chaleco Wilmington. Este corsé se desarrolló en el hospital infantil Alfred I. duPont en Wilmington, Delaware. Fabricado en plástico liviano, puede usarse debajo de la ropa, por lo que no se ve. Está diseñado para usarse el mayor tiempo posible, como mínimo entre 18 y 20 horas por día.

• Corsé Charleston. Éste también es un corsé de bajo perfil, que empuja la columna con el objetivo de enderezar la curvatura lo más posible para evitar que el problema empeore. Como deja al niño en una posición extraña, sólo se usa para dormir.

escoliosis


En ocasiones, incluso con un corsé, la cirugía es inevitable si se quiere corregir la curvatura de la columna. En general, los corsés evitan la cirugía en un 70% de los casos.
Durante la operación, el cirujano traumatólogo realiza un procedimiento que consiste en lograr que las vértebras de la columna que están separadas en el lugar de la curvatura pasen a formar una pieza sólida. Esto se denomina fusión de la columna vertebral y ayuda a prevenir una mayor curvatura lateral de la columna. El cirujano también utiliza barras, ganchos y alambres metálicos para mantener la columna derecha hasta que los trozos de huesos se fusionen con las vértebras.

Escoliosis


La operación suele durar entre 3 y 4 horas. El niño regresa a su casa alrededor de una semana después y debería poder realizar sus actividades habituales (caminar, vestirse, subir escaleras, etc.) de inmediato. El niño tal vez necesite tomarse un mes sin ir al colegio para recuperarse de la cirugía y recobrar fuerzas, y 3 o 4 meses más tarde puede participar en muchas de sus actividades habituales. Después de 6 meses a un año, el niño puede retomar casi todas sus actividades.
Pasados de 3 a 6 meses, los huesos se han fusionado por completo. Aunque la zona donde se colocaron las barras está “más rígida” que antes, éstas casi no limitan los movimientos y el niño podrá agacharse y moverse en cualquier dirección. Las barras permanecen en la columna del paciente sólo porque retirarlas significaría llevar a cabo otra operación, lo cual no es necesario.
Con un tratamiento adecuado —ya sea utilizando un corsé o con cirugía— casi todos los niños con escoliosis pueden llevar una vida activa y normal.

espalda


¿Ayuda el ejercicio?

No se ha comprobado que el ejercicio evite que la escoliosis empeore. No obstante, es importante que todas las personas, aún aquellos con escoliosis, hagan ejercicios y se mantengan en buena condición física. Los ejercicios de peso ayudan a mantener los huesos fuertes. Estos incluyen cualquier actividad en la cual los pies y piernas tienen que cargar el peso del cuerpo, tal como caminar, correr, el fútbol y la gimnasia. Tanto para los niños como para las niñas, el hacer ejercicios y practicar deportes mejora su sentido de bienestar.

Otros tratamientos para la escoliosis

Hasta este momento, no se ha comprobado que los siguientes tratamientos eviten que las curvaturas causadas por la escoliosis empeoren:
• Tratamiento quiropráctico
• Estimulación eléctrica
• Suplementos nutricionales
• Ejercicio.

Dolores


¿Qué investigaciones se están haciendo sobre la escoliosis?

Los investigadores están buscando las causas de la escoliosis idiopática. Se ha estudiado la genética, el crecimiento y alteraciones en la columna, los músculos y los nervios. También se estudia cómo diferentes tratamientos pueden ayudar a enderezar la columna vertebral o evitar que la curvatura empeore. También, se estudian los efectos de las cirugías a largo plazo y qué pasa cuando no se trata la escoliosis.







Preocupado por mi enfermedad me puse a investigar y ya que estamos lo comparti con uds. Gracias por haber leido
Comentar no cuesta nada

Fuentes: Wikipedia, http://kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/scoliosis_esp.html, YouTube,http://www.niams.nih.gov/Portal_En_Espanol/Informacion_de_Salud/Escoliosis/default.asp