El Golpe de Estado.

En 1976, a las 3.10 de la madrugada del 24 de Marzo, las radios cambiaron los tangos por una marcha militar. "la ciudad presentaba un aspecto inusual, con un reducido transito de vehículos y peatones. El silencio acentuaba la sensación de que se venian circunstancias excepcionales". Las sucesivas intervenciones militares fueron experimentando un crecimiento de multiplicación de los planos de la sociedad argentina cuestionados por Las Fuerzas Armadas y, de intensificación del nivel de involucracion militar, necesario para corregir los supuestos vicios.

Una junta militar integrada por los tres comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas consumaba un nuevo golpe de estado. La ideología golpista fue revolucionaria y, asi, los comandantes generales asumieron el poder constituyéndose en Junta Militar.

Asignación del Poder.

"El 24 de marzo las fuerzas armadas deponen y arrestan a Isabel Peron. Asume el poder la Junta de Comandantes en Jefe integrada por el General Jorge Videla, el almirante Emilio Massera y el brigadier Orlando Agosti. La junta designa presidente a Videla y promulga los estatutos del Proceso De Reorganización Nacional".

Nuevas Medidas del Gobierno.

La Junta Militar, asumió la función de un poder legislativo al dictar normas que tuvieron primacía en relación con la ley fundamental.

El derecho de huelga consagrado por el Art. 14 bis fue suspendido; se disolvieron los partidos políticos, la libertad de prensa y expresión quedo anulada, se disolvió en Congreso, se reemplazo la Corte Suprema de Justicia por "Jueces adictos al nuevo régimen"(se suprime toda actividad politica y sindical). Además, se estableció la pena de muerte para quienes hirieran o mataran a cualquier integrante de las Fuerzas de Seguridad. También, fueron cerradas las carreras de Psicología y Antropología y, en la pcia de Córdoba, llegó a prohibirse la enseñanza de la Matemática por considerarla subversiva.

El Proceso de Reorganización Nacional, sostenía que debía conformarse un sistema educativo que fuese acorde con las necesidades del pais, que sirviese efectivamente a los objetivos de la Nación y que consolidase los valores y aspiraciones culturales del ser Argentino.

Otras de las medidas implementadas fueron: la declaración de la prescindibilidad de los empleados públicos, la eliminación de fuero sindical consagrado en la ley 20.615, la aprobación del reglamento provisorio del trabajo portuario, seguridad del trabajo e higiene, aprobación del régimen nacional de trabajo agrario, entre otras sanciones relacionadas con el plano economico del trabajador.

La Represión



Se llevo a cabo mediante grupos de tarea, estas eran organizaciones de cada una de las fuerzas. A estas organizaciones se le encargaba el secuestro de las personas que eran consideradas sospechosas por el gobierno. La represión fue una acciòn terrorista, dividida en dos momentos:

El secuestro: se realizaba generalmente por la noche, en los domicilios de las victimas, con gran despliegue de armas, de personal y vehículos. Luego del secuestro se procedía al saqueo de la vivienda y en algunos casos se obligaba a la victima a ceder la propiedad a sus secuestradores.
Los secuestrados eran llevados a algunos de los 340 centros clandestinos de detencion que funcionaron en unidades militares o en dependencias policiales. Estos lugares estaban dirigidos por altos oficiales de la FF.AA y de seguridad. Los detenidos eran alojados en condiciones infrahumanas, sometidos a toda clase de torturas y humillaciones. De las investigaciones realizadas hasta el momento, 1.300 personas fueron vistas en los centros antes de su definitiva desaparición. (Informe de la Conadep Sobre la Desaparición de las Personas)

La comision nacional sobre la desaparición de las personas, sustentada en el testimonio de miles de testigos que expusieron sobre sus tragicas experiencias, señala en 1984 el silencio y el desinteres de la mayoria de la población sobre esos hechos. "Si bien pudo desconocerse la magnitud de los hechos, de ninguna manera pudieron ignorar el orden represivo impuesto"

Tortura: la picana electrica y las violaciones sexuales fueron los más frecuentes. Se utilizaba, al principio, para obtener información, pero la prolongada utilización de la misma tenía por objetivo el castigo por pensar diferente y la destrucción de la dignidad del detenido.
Algunos secuestrados murieron durante las sesiones, otros fueron ejecutados y sus cuerpos se enterraron en fosas comunes de los cementerios bajo el nombre de N.N, otros fueron arrojados al mar.

Con insistencia se trato de aniquilar por todos los modos posibles cualquier expresión racional e independiente, condicionando por todos los medios "la enseñanza de ideales y símbolos emocionalizados mediante la planeacion y coordinación de los ambientes, los equipos de trabajo y los juegos, y despues mediante una propaganda inteligente".

Decenas de miles de habitantes debieron soportar dos o más dìas de detencion en las comisarias debido a una simple sospecha o, en la mayor parte de los casos como parte de la campaña de terror.

"Miles de personas fueron privadas de su libertad, torturadas y muertas como resultado de la aplicación de esos procedimientos inspirados en la totalitaria doctrina de la Seguridad Social".

La represion en colegios y universidades fue durisima. Cientos de estudiantes desaparecidos , docentes despedidos, asi como libros prohibidos y censura en los programas de estudios dan cuenta de ello.


Los campos de detención

Se levantaron centros clandestinos de detención y torturas. En estos laboratorios del horror se detenía, se torturaba y se asesinaba a personas. Se encontraban en el propio centro de las ciudades del país, con nombres tristemente famosos, como la ESMA, el Vesubio, El Garage Olimpo, El Pozo de Banfield o La Perla. Existieron 340 distribuidos por todo el territorio. Locales civiles, dependencias policiales o de las propias fuerzas armadas fueron acondicionados para funcionar como centros clandestinos. Estas cárceles clandestinas tenían una estructura similar: una zona dedicada a los interrogatorios y tortura, y otra, donde permanecían los secuestrados. Ser secuestrado o "chupado", según la jerga represora, significaba ser fusilado o ser arrojado al río desde un avión o helicóptero.


Apropiación de chicos

Además del secuestro de adultos, hubo un plan sistemático de apropiación de niños. Los niños robados o que las madres parían en los centros de detención fueron inscriptos como hijos propios por muchos miembros de la represión, vendidos o abandonados en institutos.
Durante la dictadura, los militares consideraban que los hijos de los desaparecidos debían perder su identidad. Por eso los hacían desaparecer y los entregaban a familias de militares. Ellos pensaban que la subversión era casi hereditaria o que se trasmitía a través del vínculo familiar. De la misma forma que a los hijos de desaparecidos se intentó quitarles su familia, a la sociedad en general se intentó quitarle esos antecedentes que, como los padres de esos chicos, eran considerados subversivos. (Diario "Página 12", 10 de diciembre de 1995)

La censura

Comunicado N° 19, 24/03/76
Se comunica a la población que la Junta de Comandantes Generales ha resuelto que sea reprimido con la pena de reclusión por tiempo indeterminado el que por cualquier medio difundiere, divulgare o propagare comunicados o imágenes provenientes o atribuidas a asociaciones ilícitas o personas o grupos notoriamente dedicados a actividades subversivas o al terrorismo. Será reprimido con reclusión de hasta diez años, el que por cualquier medio difundiere, divulgare o propagare noticias, comunicados o imágenes, con el propósito de perturbar, perjudicar o desprestigiar las actividades de las Fuerzas Armadas, de Seguridad o Policiales. (Diario "La Prensa", 24 de marzo de 1976).


Desindustrialización

La pequeña y mediana empresa fue sacrificada en el altar de la eficiencia, iniciándose un proceso de acelerada desindustralizacion, ante la imposibilidad de competir con productos provenientes del exterior. La aplicación de las recetas neoliberales no resolvió, sino que profundizó los problemas económicos.


El Mundial '78

El triunfo final de la selección argentina en el Mundial de Fútbol ha supuesto que la Junta Militar que dirige el Gral. Videla haya cubierto con creces los objetivos que se propuso al emprender la organización del campeonato. Durante 25 días, los problemas del país argentino han pasado a un segundo plano y el título mundial conseguido por su selección los mantendrá oculto por más tiempo aún. (Diario "El País", junio de 1978)


La plata dulce

La dictadura implementó un plan basado en el liberalismo monetario, que era apoyado por bancos extranjeros y organismos internacionales. El funcionario encargado de cumplir el plan económico de los militares fue José Alfredo Martínez de Hoz. Puso fin al Estado intervencionista, a la protección del mercado interno y al subsidio a empresas. Se congelaron los sueldos. Dejó actuar al mercado libremente. Los resultados finales fueron desastrosos. Hubo un gran endeudamiento externo, las industrias quebraron y, al finalizar la dictadura, se desató la inflación.


Según las fuentes de CONADEP los desaparecidos se dividieron en;

Obreros 30.2%
Estudiantes: 21.0%
Empleados 17.9%
Profesionales 10.7%
Docentes 5.7%
Autonomos y varios 5.0%
Amas de casas 3.08%
Conscriptos y personal subalterno de las FF de seguridad 2.5%
Periodistas 1.6
Actores artistas, etc 1.3%
Religiosos 0.3%

Resumido


La dictadura militar en Argentina


24 de marzo de 1976 - 10 de diciembre de 1983


El 24 de marzo de 1976 ocurrió lo que muchos esperaban: Isabel Perón fue detenida y trasladada a Neuquén. La Junta de Comandantes asumió el poder, integrada por el Teniente Gral. Jorge Rafael Videla, el Almirante Eduardo Emilio Massera y el Brigadier Gral. Orlando R. Agosti. Designó como presidente de facto a Jorge Rafael Videla. Dispuso que la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea compondrían el futuro gobierno con igual participación. Comenzó el audodenominado "Proceso de Reorganización Nacional".

José Martínez de Hoz fue designado ministro de Economía y, el 2 de abril, anunció su plan para contener la inflación, detener la especulación y estimular las inversiones extranjeras.

La gestión de Martínez de Hoz, en el contexto de la dictadura en que se desenvolvió, fue totalmente coherente con los objetivos que los militares se propusieron.

Durante este período, la deuda empresaria y las deudas externas pública y privada se duplicaron. La deuda privada pronto se estatizó, cercenando aún más la capacidad de regulación estatal.

Con ese clima económico, la Junta Militar impuso el terrorismo de Estado que, fuera de enfrentar las acciones guerrilleras, desarrolló un proyecto planificado, dirigido a destruir toda forma de participación popular. El régimen militar puso en marcha una represión implacable sobre todas las fuerzas democráticas: políticas, sociales y sindicales, con el objetivo de someter a la población mediante el terror de Estado para instaurar terror en la población y así imponer el "orden", sin ninguna voz disidente. Se inauguró el proceso autoritario más sangriento que registra la historia de nuestro país. Estudiantes, sindicalistas, intelectuales, profesionales y otros fueron secuestrados, asesinados y "desaparecieron". Mientras tanto, mucha gente se exilió.



Dictadura militar argentina 1976

Juegos de pc

1link

la celula