Juegos para aprender a razonar. [Megapost].

UNA OPORTUNIDAD PARA USTED
Los Manuales Prácticos que aquí se ofrecen, absolutamente gratuitos,
no son una colección de artículos breves, sino verdaderos cursos articulados que resumen las investigaciones realizadas por un especialista mundial en el tema.
Le recomendamos que se proponga un plan de estudio regular (unos minutos por día) de los materiales que aquí se ofrecen, para no considerarlo una simple lectura y aprovechar realmente todo su potencial.


Juegos para aprender a razonar. [Megapost].


INTRODUCCIÓN

A continuación le vamos a proponer que ejercite su poder de razonamiento a través de juegos. Pues, aun pudiendo ser a veces complejos, los juegos están inmersos en una realidad muy delimitada y muy definida.

La reflexión sobre estos problemas constituye así una especie de mapa del razonamiento correcto, cuyas diferentes etapas serán, por consiguiente, fácilmente identificables.

He aquí la forma en que nos hemos de servir de este primera sección:

En primer lugar, le situamos a usted frente a cuatro situaciones básicas que abarcan los diferentes tipos de razonamiento. Le proponemos, a título indicativo, duraciones máximas de reflexión. A partir de este momento no deje de tener a mano un lápiz y papel, para anotar sus hipótesis y sus respuestas.

Cada juego va seguido de una solución detallada y de un estudio rápido de cómo debiera haber procedido para dar con la solución correcta. Lea esta sección atentamente antes de abordar el juego siguiente.

Encontrará en una segunda parte otros juegos con sus soluciones concisas, que le van a permitir entrenarse en la identificación de los diferentes tipos de razonamiento.






TRES SITUACIONES BÁSICAS: BUSQUE AL ESPÍA
(Duración Máxima 10 minutos)

Después de una larga y minuciosa indagación, el departamento de inspección del territorio ha llegado a la conclusión de que en el «callejón sin salida» de la Razón vive un espía. Sólo están ocupadas las tres primeras casas, según se entra a la izquierda, situadas en el lado de los números impares. En cada una de estas casas viven tres personas: un chino, un español y un inglés. Cada uno de ellos ejercita una única actividad.

Con el fin de evitar un enojoso incidente diplomático, antes de iniciar una acción cualquiera, habrá que saber cuál es la nacionalidad del que ejerce la actividad de espía. Se sabe, sin embargo, que el inglés reside en la casa del centro, que el chino es músico y que el espía ocupa la primera vivienda según se entra por el lado de la calle

¿De que nacionalidad es, en su opinión, el espía?

Su respuesta: (Anótela en un papel)

aprender

No hay peligro de incidente diplomático...

¡Está claro que el espía es español! Intentemos exponer con todo detalle el razonamiento.

Los diferentes informes se presentan en desorden. Podemos arrojar un poco más de luz sobre el caso, imaginándonos que los clasificamos según el inmueble respectivo; luego iremos a su naturaleza (nacionalidad, profesión). Obtenemos así la traducción visual siguiente:

pensar

Ésta es la idea esencial, pues este dibujo reorganiza nuestra representación del problema. Los datos relativos al inglés y al espía encuentran aquí directamente su lugar:

acertijos

Las demás indicaciones no nos sirven para nada tornadas independientemente unas de otras. Su asociación nos proporciona:

-el chino no vive en la primera casa, pues está ocupada por un espía, siendo así que el chino es músico;

-el chino n habita en la casa del centro, pues es el ingles quien vive en ella.

El chino, por lo tanto, no puede vivir en otra que no sea la tercera vivienda:

El español ocupa, pues, obligatoriamente el primer inmueble, que es el del espía...

La manera un poco larga de obtener esta respuesta prueba que tomar conciencia de un razonamiento, aunque sea simple, implica un desarrollo minucioso. Este esfuerzo descriptivo evidencia que procuramos modificar la organización de las informaciones para llegar a presentaciones más claras y más provechosas.

No nos hemos limitado a reorganizaciones sucesivas de los datos iniciales. El trabajo principal en la tarea de descubrir la nacionalidad del espía se ha apoyado en el contenido del con de datos. Asociar que «el chino es músico y que "el espía habita en el primer inmueble", nos ha llevado al des cubrimiento de que "el chino no vive en el primer inmueble" resultado que enriquece nuestro conocimiento de la situación y determina con exactitud nuestra comprensión. Sin esta forma de actuar, que consiste en transformar asociaciones de informaciones existentes en una nueva información, seguiría siendo un misterio la nacionalidad del espía.

Esta operación primordial, que crea algo nuevo a partir de lo conocido, corresponde a la que en el lenguaje corriente se denomina deducir.

En este ejemplo, finalmente, podemos distinguir dos tipos de acciones:

-las que modifican la forma de presentación de informes por la reorganización y

-las que enriquecen el contenido del conjunto de informes por deducción.

La coordinación de estos dos tipos d acción constituye una variedad importante de razonamiento: el razonamiento deductivo, con el que más tarde nos vamos a encontrar a menudo.






TRES SITUACIONES BÁSICAS: LOS ÁNGELES Y LOS DIABLOS
(Duración Máxima 15 Minutos)

¡Alarma en el paraíso! Los diablos han conseguido forzar la puerta guardada por nuestro buen amigo San Pedro y se han introducido en él disfrazados de ángeles para sembrar el desorden. Acaban de ser arrestados cinco sospechosos. Pero no se sabe quién es diablo y quién es ángel. Se los somete a interrogatorio. Claro está, los ángeles dicen siempre la ver dad, mientras que los diablos mienten constantemente:

Jorge insiste en que Juan es un diablo,

Juan jura que Pablo es un ángel,

Pablo sostiene que José es un diablo,

José afirma que Santiago es un ángel,

Para Santiago, Jorge y Juan son diablos los dos.

¿Quienes son los ángeles? ¿Quienes los diablos?

Su respuesta:

Jugar

Esta situación, por más que pueda parecerlo, no es la repetición de la anterior. Aun echando mano de una gran imaginación, no parecen posibles a priori ni la deducción ni la reorganización de los datos.

En efecto, el significado exacto de cada dato depende de la verdadera naturaleza de los personajes. Por ejemplo, si su ponemos que Jorge es un diablo, en tal caso, miente, luego Juan es un ángel. En la hipótesis contraria de que Jorge fuera un ángel, Juan sería un demonio.

Con el fin de salir de esta ambigüedad, nos vemos obliga dos a enumerar todas las eventualidades relativas a la naturaleza de uno de los cinco personajes y a examinar luego sucesivamente las consecuencias deductivas de cada hipótesis. Pero, ¿a quién elegir de entre los cinco como punto de partida?

Santiago seria la peor elección, pues catalogarse como diablo acarrea dificultades. En efecto:

«Jorge y Juan son diablos los dos» se convierte en una mentira que puede significar no sólo 1 «Jorge y Juan son ángeles los dos», sino también que «Jorge es diablo y Juan es ángel» o que «Jorge es ángel y Juan es diablo».

De aquí que haya tres hipótesis para examinar detenida mente, complicación que no sobrevive si la elección se orienta hacia uno de los otros cuatro... Jorge por ejemplo.

Primera hipótesis: Jorge es un ángel

Se puede uno imaginar que clasificar la información en secciones "el personaje, su naturaleza, lo que él ha dicho, lo que de ello se deduce» nos va a hacer más fácil nuestra marcha.

soluciones

En nuestro cuadro hay algo que no anda bien: la hipótesis de que Jorge es un ángel nos lleva a la deducción de que es también un diablo; lo que es imposible. La hipótesis de partida es forzosamente falsa. Jorge no puede ser un ángel.

El error que no se debe cometer es sacar la conclusión de que obligatoriamente pertenece a la categoría de diablo. Esta segunda hipótesis puede, también, desembocar en una contradicción. ¡En tal caso, no habría ninguna respuesta aceptable!

Debemos examinar, pues, la segunda hipótesis con el mismo cuidado que la primera.

juegos

Segunda hipótesis. Jorge es un diablo

Esta vez no hay ninguna contradicción en el cuadro. Todas las deducciones forman un todo coherente. La deducción asociada a Santiago es compatible con las otras, ya que, siendo Juan un ángel, Jorge y Juan no pueden en realidad ser diablos los dos.

Esta segunda y última hipótesis que hemos examinado facilita un estudio aceptable: hay dos ángeles, Pablo y Juan; y tres diablos, Jorge, Santiago y José.

Se vuelven a dar en este segundo juego los hechos de deducción y de reorganización de todos los datos que componen el razonamiento deductivo. La diferencia principal con el juego n.° 1 radica en la aparición de un nuevo tipo de acción que se hace necesaria por razón de la insuficiencia del conjunto de la información inicial; es decir, la búsqueda y la enumeración de todas las hipótesis que se pueden aso ciar a este conjunto con el fin de iniciar y llevar a buen término un razonamiento deductivo.

Esta actividad suplementaria explica el calificativo de hipotético-deductivo atribuido a género de razonamiento.

Un razonamiento hipotético-deductivo es, pues, un conjunto de razonamientos deductivos ordenados por la formulación sucesiva de hipótesis necesarias en el examen de todas las eventualidades relativas a ciertas informaciones insuficientes.

De esta clase dé razonamiento no hay que esperar una conclusión forzosamente única; cada hipótesis puede producir un resultado específico.






TRES SITUACIONES BÁSICAS: EL INTERCAMBIO DE SELLOS DE CORREOS (20 Minutos de Duración Máxima)

Cinco coleccionistas de sellos, un inglés, un alemán, un mejicano, un japonés y un español, deciden organizar un intercambio de sellos de correos ateniéndose a las reglas siguientes:

- cada uno enviará un solo sello emitido por el país de origen de uno de los otros cuatro;

- cada uno recibirá un solo sello proveniente del país de origen de uno de los otros cuatro;

- los cinco sellos enviados de este modo serán todos de nacionalidad diferente.

Una vez realizado este intercambio, le pasan .a usted la siguiente información:

- el inglés ha enviado un sello alemán al mejicano,

- la persona de la nacionalidad del sello recibido por el japonés ha enviado un sello mejicano a la persona de la nacionalidad del sello enviado por el japonés.

¿De qué forma se ha efectuado este intercambio?

Consejo: en derecho, una querella contra X se dirige contra un individuo del que se desconoce la identidad. Este método, que consiste en nombrar por medio de letras (X, Y, Z, etc.) elementos mal definidos, no está reservado al campo jurídico.

Su respuesta:

respuestas

La dificultad mayor reside en la compresión de la segunda información. Las personas evocadas en esta frase están de finidas en función de lo que ha recibido o enviado el japonés, y el conjunto se asemeja más a un rompecabezas que a una información. El consejo dado nos va a servir de' una gran utilidad. Para esclarecer el sentido de este dato, llamamos X a la nacionalidad del sello recibido por el japonés e Y a la del sello que él ha enviado.

Nuestra recalcitrante frase se descompone de la manera siguiente:

- el japonés ha recibido un sello X,

- el japonés ha enviado un sello Y,

- la persona X ha enviado un sello mejicano a la persona Y.

Podemos repetir, entonces, nuestro modo de proceder anterior e imaginarnos un sistema para clasificar y ordenar nuestros datos a fin de reorganizarlos de la manera más provechosa.

He aquí el cuadro que debiera convenimos.

hipotesis

El cumplimiento de las condiciones del intercambio impide encontrar en una de las tres columnas de este cuadro la misma nacionalidad más de una vez, si esto no fuera así, una persona habría enviado o recibido varios sellos o bien habría circulado varios sellos de igual nacionalidad.

Se deduce de esta observación que X no es inglés, japonés, alemán ni mejicano y que necesariamente es de la única nacionalidad que nos queda, la española.

Otro tanto sucede con Y; hay que descartar que sea de nacionalidad alemana, mejicana, japonesa y la X o sea la española, lo que nos demuestra que es inglesa.

Dadas estas condiciones, nuestro cuadro cobra un nuevo aspecto:

Estudias

Persisten aún cuatro dudas. Se han utilizado todos los da tos disponibles. La fase deductiva concluye. Comienza el trabajo hipotético-deductivo, pues nuestro único recurso actual consiste en considerar todas las maneras de completar este cuadro y seleccionar las que no contengan ninguna contradicción.

En cada una de las columnas en que subsisten «?» se presentan dos posibilidades, en la primera:

- inglesa, alemana, española, japonesa, mejicana;

- inglesa, mejicana, española, japonesa, alemana;



en la segunda:

- mejicana, japonesa, inglesa, española, alemana,

- mejicana, japonesa, inglesa, alemana, española;

A cada hipótesis sobre la nacionalidad de los remitentes se asocian dos hipótesis sobre quiénes han sido los destinatarios. Tenemos para examinar cuatro casos en total. Al reemplazar los «?» por nuestra hipótesis, obtenemos el cuadro recapitulativo siguiente:

desafios

La hipótesis n.° 3 no es aceptable porque el alemán se habría enviado un sello japonés. Las otras tres hipótesis proporcionan resultados coherentes. El intercambio se ha podido desarrollar de tres maneras diferentes, resumidas en las hipótesis 1, 2 y 4 del cuadro precedente.

Este tercer juego combina los razonamientos deductivo e hipotético-deductivo y muestra claramente la posibilidad de llegar a conclusiones variables según las hipótesis consideradas, pero el interés principal de esta situación no es más que proponer un entrenamiento a la deducción y la búsqueda de hipótesis.

En los dos primeros estudios no han sido necesarios ningún conocimiento, experiencia o capacidad. En éste, el hecho de saber cómo abordar el problema cambia radical mente las cosas. La observación sobre el método a seguir transforma un horrible rompecabezas (los lectores que hayan desdeñado la ayuda propuesta lo saben seguramente) en un problema soportable. La diferencia y la originalidad : 'el intercambio de sellos de correos» está en dejar claro el papel importante que puede jugar un saber adquirido - en este caso, un método de trabajo-- dentro de un razonamiento por las facilidades ofrecidas y por el ahorro de energía intelectual obtenido.






SOMETA SU INTELIGENCIA A UN TEST
(Duración Máxima de Tres Minutos)

Seguro que usted se ha enfrentado ya alguna vez a estos temibles "instrumentos de medición" que los tests de inteligencia pretenden establecer. Se los encuentra tanto en las pruebas de contratación de personal o de orientación como en la prensa, bajo el título de «haga un test de su personalidad". Los psicólogos se sirven de ellos para medir el famoso «coeficiente intelectual», cuyo cálculo le puede indistintamente propulsar a usted a la categoría de los superdotados, incluso de genios, o precipitarle dentro de un negro interrogante sobre sus capacidades reales. Entre las pruebas clásicas figuran los tests numéricos, que van a constituir la base de nuestro cuarto juego.

Se le proporciona a usted, por ejemplo, la serie de números:

1 2 3 4 5 ?

y se le pide que sustituya el ? por el número que completa esta serie. En este caso se le aconseja responder:

1 2 3 4 5 6

He aquí cinco pruebas tornadas de un test auténtico que consta de cincuenta en total; para él que se otorga un máximo de treinta minutos. Tiene usted, pues, tres minutos.

Coja un reloj, bolígrafo y una hoja de papel y dispóngase a empezar inmediatamente.

Encuentre el número que falta.

descansar

Había que responder:

razonar

¿Por qué estas respuestas? ¿Qué género de razonamientos han seguido los elaboradores del test para obtenerlas? ¿Revelan los «?» cualidades deductivas o hipótetico-deductivas?

El principio de estas pruebas es simple Los números pro puestos no están elegidos ni ordenados al azar. Existe en ellos una relación que es necesario descubrir.

En la primera pregunta, 24 se obtiene de la observación siguiente: la lectura de los números en sentido contrario a las agujas del reloj proporciona la sucesión:

Juegos para aprender a razonar. [Megapost].

teniendo en cuenta las diferencias entre dos números consecutivos, es fuerte y sólida la tentación de sacar la conclusión de que la diferencia entre 18 y es 6, y así:

? = 18 + 6 = 24

Pero si recorre el círculo en el otro sentido, más habitual, puesto que es el de las agujas del reloj, la sucesión y las diferencias se invierten:

aprender

La diferencia entre y «?» bien podría ser 1, y entonces:

? = 4-1 = 3

De estos dos resultados ninguno parece más verdadero o más falso que el otro. Cada uno corresponde a una hipótesis diferente. No se trata, sin embargo, de un razonamiento hipotético-deductivo. Esta manera de razonar obliga a enumerar todas las eventualidades posibles y las dos hipótesis consideradas no son forzosamente las únicas imaginables.

En esta nueva forma de razonamiento se expresa una única hipótesis comprobada por los datos conocidos, la cual permite luego iniciar un razonamiento deductivo. La operación de formulación de la hipótesis compatible con los informes existentes lleva el nombre de inducir, por lo que bautizaremos este tercer género: "razonamiento inductivo".

Las otras cuatro preguntas son también ejemplos de razonamiento inductivo.

En la segunda, 48 resulta de la hipótesis:

pensar

En la tercera, si suponemos que la suma de los dos primeros números de cada línea del cuadro es igual al tercero, obtenemos ? = 333. Los que piensan que la diferencia entre los números de cada columna es 111, responden ? = 444.

En la cuarta, la inducción de descenso regular de la suma de cada línea conduce a ? = 3, por el contrario, el aumento constante de la suma de cada columna coloca el ? en 15.

En la quinta seguimos encontrando dos proposiciones equivalentes:

acertijos

Realizar un razonamiento deductivo es verdaderamente un signo de inteligencia y Piaget considera la capacidad de llevar a cabo un razonamiento hipotético-deductivo como etapa importante de la maduración intelectual.

Inducir la misma hipótesis que cualquier otro, incluso si este otro es un psicólogo, ¿es verdaderamente un signo de inteligencia? ¿Se le puede dar tanta importancia a una feliz coincidencia?

De cualquier forma, no olvidemos que deducir e inducir son dos operaciones muy diferentes y que sería lamentable cualquier confusión al respecto.

Un razonamiento inductivo se desarrolla, también a partir de una hipótesis, pero lo bien fundado de ésta no podrá comprobarse por el solo conjunto de datos o informaciones de partida.

Jugar






LOS ENIGMAS: CINCO JUEGOS DE ENTRENAMIENTO

Las motos (duración máxima 10 minutos)

Andrés, Bernardo y Claudio están andando en moto. Cada uno de ellos anda con la moto de no de sus amigos y lleva el casco de otro distinto al de la moto. El que lleva el casco de Claudio anda con la moto de Bernardo. ¿Quién conduce la moto de Andrés?



Los joyeros (duración máxima 15 minutos)

El mayordomo de la marquesa Valdenía quiere sustraer las joyas de su patrona. Las joyas se encuentran guardadas en cuatro joyeros de colores diferentes: negro, rojo, blanco y verde. El mayordomo se acuerda de que cada uno de los estuches contiene dos objetos diferentes. Uno encierra un reloj y un brazalete; otro, un anillo y un collar. En un tercero se encuentran un collar y un brazalete. El joyero negro, se encuentra entre el rojo y el blanco. El rojo está a la derecha del verde. Los estuches de la derecha contienen cada uno un collar y en cada uno de los joyeros de la izquierda hay un reloj.

En el momento preciso del hurto, temiendo verse sorprendido, el mayordomo se embolsa el joyero negro y se pone a salvo.

¿Que joyas se ha llevado?



El baile anual (duración máxima 5 minutos)

Con ocasión del baile que todos los años organiza una asociación, manda imprimir las tarjetas de invitación que envía a una imprenta cuyos precios continúan estables desde hace mucho tiempo. La impresión de 500 invitaciones le costó hace dos años 2.900 pesos. El año pasado pago 3.900 pesos por 700 invitaciones.

¿Cuanto va a desembolsar este año por mil invitaciones?



Las aldeas (duración máxima 20 minutos)

Un explorador visita una isla en la que viven dos tribus. Una tribu vive en una pequeña aldea y sus miembros no mienten nunca. Los demás habitan en una aldea grande y mienten siempre. ¿Hablan la misma lengua todos los indígenas?

El explorador se encuentra con un grupo de tres personas, un niño, una mujer y un hombre, y, dirigiéndose al niño al tiempo que señala a los otros dos, le pregunta:

"¿Es la aldea del hombre más grande que la de la mujer?"

El niño responde: Qwerty.

"¿Es tu aldea más grande que la del hombre?»

Y la respuesta del niño no varía.

Aun ignorando si Qwerty significa "Sí" o "No", ¿puede decirnos usted cuál es la respuesta real a cada una de estas dos preguntas?



El primero (duración máxima 30 minutos)

En un avión que regresó de los Juegos Olímpicos y que transporta a los cinco finalistas de la prueba de salto con pértiga se han podido escuchar estas afirmaciones:

A: yo no he sido primero,

B: C ha sido el segundo,

C: A ha quedado delante de E,

D: E ha sido el tercero,

E: D no ha sido el último.

Por vergüenza o por cualquier otra razón los dos últimos clasificados han mentido.

Como sabemos que no ha habido clasificados ex-aequo, ¿podría establecer la clasificación real?






SOLUCIONES

Las motos: Razonamiento deductivo

Claudio anda con la moto de Andrés.

También se puede precisar, aunque no se solicitaba, la distribución de los cascos y de las motos:

Conductor............ Andrés Bernardo Claudio
Casco.................. Claudio Andrés Bernardo
Moto................... Bernardo Claudio Andrés


Los joyeros: Razonamiento deductivo.

El mayordomo ha hurtado un reloj y un brazalete.

He aquí la situación de los joyeros y su contenido:

Joyeros.......... blanco negro rojo verde

Contenido.....
RELOJ
ANILLO RELOJ
BRAZALETE COLLAR
ANILLO COLLAR
BRAZALETE


El baile anual: Razonamiento inductivo

Como las cifras lo confirmando el precio de una invitación depende del número de tarjetas impresas. Al no Conocer la tarifa decreciente aplicada por el impresor, se pueden sacar múltiples Conclusiones. Citemos dos:

- si el aumento de 200 invitaciones del año pasado costó 1.000 pesos, las 300 tarjetas de más de este año costarán, por lo tanto, 1.500 pesos; lo que elevaría el coste total a 3.900 + 1.500 = 5.400 pesos

- las 500 primeras invitaciones han costado 5,8 pesos la unidad. Las 200 siguientes, al costar 1.000 pesos, la unidad sale también a 5, luego sale una reducción de 80 céntimos, por lo que para las 300 (le m resulta una reducción de 1,20 pesos.

La factura ascenderá a:

500 invitaciones a $ 5,8 ....... $ 2.900

200 invitaciones a $ 5 ........$ 1.000

300 invitaciones a $ 3,8 ........ $ 1.140

Total .............. $ 5.040


Las aldeas: Razonamiento hipotético-deductivo.

No es posible sacar una conclusión sobre el sentido de Qwerty. Si se hacen todas las hipótesis sobre la composición del grupo (es decir, ocho hipótesis) y se tiene la precaución de remarcar bien que el contrario de «más grande» es ((más pequeño o igual», se ve, por ejemplo, que:

- si los tres son de la aldea pequeña, las respuestas del niño se traducen por dos Noes, ya que dice la verdad;

- si los tres son de la aldea grande, el niño, al mentir, dirá dos veces Sí.

Ninguno de los casos acarrea contradicción alguna, por lo que no se puede determinar el sentido de Qwerty si no se tienen datos complementarios sobre la composición del grupo.


El primero
Razonamiento hipotético-deductivo.

Se trata de un problema difícil, ya que, de salida, el con junto de las hipótesis es muy vasto.

Se le puede reducir constatando que A no puede ser mis que segundo o tercero (si se encuentra entre los dos últimos, estaría mintiendo, al tiempo que .su declaración es verdadera; si es el primero, dice la verdad al tiempo que su declaración es un embuste).

Si estudiamos las diferentes combinaciones para los dos últimos puestos, vemos que sólo el orden de llegada siguiente no conduce a contradicciones:

A tercero.

B primero.

C segundo.

D quinto.

E cuarto.






LAS HERRAMIENTAS DEL PENSAMIENTO

UN MÉTODO PARA VER MÁS CLARO

El laberinto

Acabamos de vernos confrontados a un cierto número de situaciones, de juegos mis o menos complejos. Nuestra actitud ha sido una actitud razonada, nos hemos visto obliga dos a concentrarnos, a ejercer nuestra facultad de pensar... Pero, en el fondo, ¿qué es el «pensamiento»? ¿Que significación o sentido se le presta a este término? ¿Qué actividades mentales se encuentran puestas en juego y cómo?

Todos nosotros pensamos. La palabra pertenece al vocabulario corriente. No obstante, desconciertan estas cuestiones: la noción parece familiar, pero, en cuanto se la quiere definir... La misma dificultad aparecería si nos interrogáramos sobre la naturaleza de actos psíquicos, que, como el andar o respirar, se los cree elementales, siendo complejos. La práctica cotidiana no va forzosamente acompañada de una toma de conciencia. ¡Paciencia!

Poco a poco nos van viniendo algunas ideas. Reflexión, imaginación, lógica, inteligencia, razonamiento, etc., se aso cian a «pensamiento» en nuestro espíritu. Pero, ¡ay!, esta enumeración no resuelve el problema. Lo desplaza, lo remite a otras definiciones, todas igualmente difíciles. Es un verdadero ejercicio de rastreo que amenaza con arrastrarnos a un laberinto inextricable.

soluciones

Intentemos la salida con la ayuda de un diccionario. Descubrimos que el pensamiento concierne a todo lo que afecta a la conciencia y que comprende todos los fenómenos psíquicos conscientes...

Seguimos moviéndonos en lo aproximativo. No carece de ironía la referencia a la conciencia para delimitar una noción tan difícil. Ya tenemos a pesar de todo, un principio de pista. Lancémonos a la investigación de todos estos fenómenos psíquicos de los que habla nuestro diccionario, intentemos proceder con método.

¿Cómo podemos identificar todas estas actividades que forman el pensamiento? ¿Cómo construir una representación de su funcionamiento que sea una ayuda real a la comprensión?

También en la primera sección teníamos que responder a distintas cuestiones, pero partíamos de un conjunto de da tos conocidos que transformábamos y enriquecíamos por diversos medios sin dejar de avanzar hacia una posible so lución. Aquí nada nos es dado. Carecemos de un punto de partida para poder adoptar un método similar. Debemos encontrar, pues, por nosotros mismos esas preciosas informaciones. La materia prima nos la van a suministrar las cuatro situaciones básicas del capítulo anterior.

En efecto, encontrar al espía, contar los diablos, desenredar el embrollo filatélico o examinar más detalladamente las relaciones entre los psicólogos y la aritmética constituyen una muestra bastante extensa de las diversas manifestaciones del pensamiento. Un estudio detenido de estas situaciones y de sus soluciones debe poder suministrarnos interesantes indicaciones.

En resumen, le proponemos a usted el método siguiente:

- hagamos un inventario de las observaciones realizadas sobre los cuatro juegos;

- utilicemos estos hechos experimentales para comprender mejor el pensamiento.






EL BATIBURRILLO INICIAL

Mirando con detenimiento nuestra materia prima, tenemos muchas probabilidades de ponernos de acuerdo sobre los puntos siguientes:

- cada ejercicio constituye un «rompecabezas mental»;

- la primera impresión que se siente es una mezcla de incomprensión, de deseo de abandonar y de curiosidad;

- al comienzo disponemos siempre de una enumeración de datos y de una pregunta concreta;

- la relación entre los datos y la pregunta, a primera vista, parece muy vaga, si no inexistente;

- a través de transformaciones sucesivas, los datos se nos hacen familiares. Los asimilamos a medida que avanzamos la solución;

- estas transformaciones se clasifican en tres tipos: las reorganizaciones, que modifican la forma sin tocar el contenido, las deducciones, que crean algo nuevo a partir de lo conocido, y las hipótesis, que completan las informaciones existentes;

- el papel de estos tres tipos de acciones varía, lógica mente, según los casos;

- se distinguen dos tipos de situaciones: en una hay que construir completamente el razonamiento, en la otra se ofrece la oportunidad de emplear un elemento adquirido, lo que reduce la dificultad.

Este batiburrillo de observaciones experimentales no proporciona más que algunos indicios. No obstante, parece buena la pista seguida. ¿En qué dirección continuar?

Los principales elementos que componen el pensamiento no nos van a caer del cielo. Una verdad revelada en el asunto habría terminado por saberse. La única manera de ir más lejos es encontrar el medio de extraer otras informaciones del batiburrillo inicial.

Nuestra tentativa se asemeja a la prueba "Someta a un test su inteligencia". La serie numérica se reemplaza por una su cesión de observaciones, rastros de la actividad de un con- junto de factores mentales. Los "?" no se refieren ya a números sino a los elementos que componen este conjunto y sus relaciones.

¿De qué manera hemos obtenido los «?» cifrados? Por inducción, enunciando hipótesis compatibles con lo que ya se; conocía y reemplazando los "?" por números, consecuencias obligadas de estas suposiciones.

Empleemos el mismo procedimiento. Construyamos a base de hipótesis controladas esta representación del pensamiento que nos falta. No olvidemos que, al ser la construcción; inductiva, su resultado busca la coherencia sin por eso pretender la verdad exacta. Corremos el riesgo de tener que modificar, completar y mejorar el todo en función de informaciones, ulteriores. Pero la importancia de esto es pequeña. Lo esencial es poder disponer rápidamente de una representación que permita llevar más lejos nuestras investigaciones. Buscamos un soporte sólido para entablar un proceso de comprensión y de perfeccionamiento

Modo de empleo
Le invitamos a recorrer los apartados de esta sección para que, en un primer contacto, se familiarice con la representación del pensamiento que vamos a construir. Esta representación va a ser el centro del resto de nuestras reflexiones. Después de la lectura de los próximos capítulos, le invitamos a volver a éste cuando un punto cualquiera le parezca poco preciso. Está claro que la toma de conciencia y la asimilación no pueden ser inmediatas; el método de lectura deberá, pues, tener en cuenta aquí esta dificultad. Hay que romper con el esquema tradicional en el que las páginas se leen siguiendo un orden.

HIPÓTESIS NÚMERO 1:
EL PAPEL DE LA IMAGINACIÓN Y DE LA LÓGICA
Nuestra primera hipótesis se refiere a los tipos de transformaciones que hemos inventariado, la cual afirma que: expresar de modo distinto el contenido de un conjunto de in formaciones, deducir o formular hipótesis resulta, antes que nada, del ejercicio de dos actividades, la imaginación y la lógica.

Pero, ¿qué entendemos por imaginación y lógica?

Para responder a esta pregunta vamos a examinar los tres tipos de transformaciones especificando en cada caso el papel de la imaginación y de la lógica.

Organización y reorganización
El término imaginación concuerda bien con la noción de reorganización de un conjunto de datos. Presentar de otra manera los elementos conocidos supone la capacidad de combinar de modo diferente, de crear asociaciones nuevas.

Lo cual corresponde al siguiente esquema:

juegos

Pero este trabajo, que se apoya en la presentación de da tos, se realiza con una finalidad concreta: ver más claro, avanzar hacia una solución. La invención de nuevas imágenes no garantiza una progresión. ¿Por qué no colocar los datos del espía en orden alfabético? ¡Porque esto no tiene relación alguna con la pregunta y porque no se ve que pueda servir para algo!

Hay que seleccionar en la producción imaginativa aquello que parezca estar en relación con el objetivo fijado, y no quedarse mis que con las posibilidades de las que se espera sacar provecho. Una representación nueva de datos no ofrece otro interés que en la medida en que se anticipa una contribución positiva a la resolución del problema.

No puede la imaginación, pues, actuar sola. Forzosamente interviene un factor de coherencia y de selección, que garantiza la «lógica» del proceso y que, evidentemente, llevará este nombre. El esquema anterior, que, desgraciadamente, ignoraba a la lógica, se modifica para convertirse en:

respuestas

Las flechas del presente dibujo materializan el paso de la representación antigua a la nueva. Este movimiento, controlado por la lógica, se desarrolla por medio de la imaginación, cuya intervención es doble:

- empieza proponiendo las «imágenes» indispensables para liberarse de la representación antigua. La lógica orienta estas proposiciones hacia una mejor comprensión;

- después, permite anticipar las consecuencias de otra organización de los datos. La lógica está de esta manera en disposición de apreciar las ventajas e inconvenientes de las nuevas representaciones, de eliminar las posibilidades que conducen a un punto muerto y practicar

Deducción
¿Convienen las conclusiones precedentes a esta segunda transformación?

Esta operación, recordémoslo, construye nuevos datos por asociación de elementos ya conocidos. La imaginación sirve aún para anticipar los resultados, pero la acción inicial no es ya la de inventar «imágenes», sino únicamente simples asociaciones. La lógica conserva sus dos funciones de orientación y selección, a las que se añade una tercera actividad:

En "Busque al espía", el chino podía, a priori, encontrarse en la primera casa, en la segunda o en la tercera. Rechazamos las dos primeras posibilidades porque desembocaban en una contradicción su coexistencia con lo conocido se revelaba imposible:

- al estar ocupada la primera vivienda por un espía, el chino no podía vivir en ella porque era músico;

- en la vivienda del centro se encontraba el inglés, luego tampoco en ésta podía habitar el chino.

La tercera y última posibilidad no contradice en nada lo establecido; resultado, poseemos una nueva información: el chino se encuentra necesariamente en la tercera casa.

La lógica ya no elige únicamente anticipando las consecuencias y descartando los puntos muertos. Entra en juego un nuevo criterio específico de selección: la contradicción. Su empleo está en la base misma de la deducción.

La lógica elimina las eventualidades contrarias a los datos juzgados ya verdaderos. Lo nuevo nace de lo que queda tras esta eliminación. Pero esta eliminación no tiene el carácter negativo de un punto muerto. Saber que cierta cosa es imposible es ya una información. Es indispensable una rectificación de nuestro esquema para integrar este nuevo aspecto (ver sección siguiente).






LAS HERRAMIENTAS DEL PENSAMIENTO:
FORMULACIÓN DE HIPÓTESIS

Nuestra idea va tomando forma, nos queda por compro bar su exactitud referida a la tercera transformación: la formulación de hipótesis.

Para formular una hipótesis la imaginación debe fabricar suposiciones que completen lo conocido.

En el razonamiento hipotético-deductivo la imaginación busca los puntos sobre los que va a apoyarse el estudio de todas las posibilidades. En «Los ángeles y los diablos», ¿se van a hacer suposiciones sobre Juan, Pablo, José, Santiago o Jorge, o sobre el número de diablos? Santiago está descartado de entrada porque se nos presenta un punto muerto (impasse). No se considera el número de diablos, pues está des provisto de una utilidad inmediata. Reencontramos las funciones habituales de la lógica: orientación y selección. El criterio de selección es particularmente simple y se resume así: se puede esperar que. este conjunto de hipótesis vaya a poner en marcha de forma estable el proceso deductivo?

En el razonamiento inductivo la imaginación debe proporcionar hipótesis globales compatibles con un conocimiento parcial (ver nuestros tests de inteligencia). La imaginación ha propuesto relaciones entre los, números bajo el control de la lógica, y se han conservado los que efectivamente se comprueban, La eliminación por contradicción reaparece ahora, mientras que en la deducción hipotética no había sido de utilidad. Esta diferencia muestra que nuestras dos actividades hipotéticas emplean la lógica de distinto modo.

Esto coincide todo ello con la explicación ilustrada por nuestro esquema. Nuestra primera hipótesis está, pues, madura. Se resume en dos puntos:

1) El esquema de comprensión.

hipotesis

2) Una definición del papel de la imaginación y de la lógica.

La imaginación ejerce una doble función; la primera consiste en proponer medios para des de una representación existente, la segunda es en realidad el instrumento que permite anticipar las consecuencias de estas proposiciones y evaluar el interés de su utilización. El papel de la lógica es cuádruple: orienta la búsqueda imaginativa, elimina las proposiciones que desembocan en una contraindicación, descarta las que conducen a un punto muerto y selecciona la vía a través de la cual nos imaginamos poder avanzar mejor hacia una solución.


Un breve descanso
Antes de revelar nuestra segunda hipótesis, intentemos dar nos buena cuenta de los papeles de la imaginación y de la lógica en el juego siguiente:






LA MUJER DE HÉCTOR

Cuatro parejas están pasando juntos una tertulia nocturna. Sus nombres son: Amandina, Bárbara, Cecilia, Dionisia, Eduardo, Fabricio, Gastón y Héctor.

En un momento dado, Fabricio se pone a tocar la trompeta acompañado por Cecilia. Dionisia, que no es la mujer del trompetista, no tiene gana de bailar, Héctor se queda haciéndole compañía. Los dos se dan cuenta, entonces, de que la mujer de Eduardo no está bailando con su marido, sino con el de Amandina.

¿Quién es la mujer de Héctor?

He aquí una manera, entre otras, de llegar a la solución. La imaginación permite reorganizar los datos, utilizando la lógica, en un cuadro del tipo siguiente:

Estudias

¡El razonamiento, contrariamente a lo que, deja suponer la complejidad del enunciado, es puramente deductivo!

Tenemos los ciatos básicos siguientes, obtenidos esencialmente por obra de la lógica:

1. Fabricio, que está tocando la trompeta, no puede ser el marido de Amandina porque el marido de ésta está bailando.

2. Cecilia, por una razón análoga, no puede ser la mujer de Eduardo.

3. Lo mismo para Dionisia.

4. Dionisia no es la mujer de Fabricio.

5. Héctor no puede ser el marido de Amandina porque no está bailando.

6. Amandina no puede ser la mujer de Eduardo.

De aquí que obtengamos este cuadro:

desafios

¡Gastón sólo puede estar casado con Amandina, luego Dionisia, con Héctor! Esta es la respuesta a la pregunta planteada.



En nuestro batiburrillo inicial hemos distinguido dos tipos de situaciones. Sea que la solución se construye solamente con la imaginación y la lógica, o bien que interviene un tercer factor: el saber, adquirido.

Volvamos a "El intercambio de sellos de correos" para precisar esta noción. Para desenredar la madeja, sin dolores de cabeza, habíamos aconsejado designar con letras (X, Y, Z, etc.) las nacionalidades, evocadas sin ser explícitamente nombradas. Con esto se facilitó grandemente una primera reorganización de los datos y nos ahorramos grandes esfuerzos de imaginación y lógica.

En este caso, la acción del saber adquirido se apoyaba en la reorganización de los datos, pero las otras transformaciones se encuentran igualmente afectadas. La asimilación de la noción de deducción simplificó la eliminación de diablos, la comprensión de la deducción hipotética sirvió para formular las hipótesis relativas al intercambio de sellos, sustituir los «?» por números se hizo más fácil al cabo de algunos ensayos.

El sabor adquirido permite emplear las experiencias asimiladas, los conocimientos acumulados, y exime de tener que reimaginar eternamente las soluciones de los mismos problemas.

Finalmente, el saber adquirido aparece como una capacidad de asociar a un tipo de situación un modo de transformación, una respuesta o una categoría de hipótesis. Pero esta asociación no se emplea directamente, más que en situaciones que reproducen perfectamente las circunstancias en las que se ha formado.

Por ejemplo, un jurista habituado a las denuncias contra X o un matemático curtido en ecuaciones conocen sin duda alguna el procedimiento de las letras (X, Y, Z) sugerido en el intercambio de sellos. Sin embargo esto no basta para proporcionar una ventaja a estos dos personajes. Los enredos internacionales de nuestros filatélicos no tienen nada en común con la apertura de un sumario o la averiguación de una incógnita. Por falta de una indispensable adaptación a las nuevas circunstancias, un jurista o .in matemático compartirían la misma confusión que otros menos acostumbradas a este género de astucias.

La aplicación de un saber adquirido no se pone en funcionamiento mecánicamente, sino que se imagina dentro de un proceso de adaptación gobernado por, la lógica. Reaparece el doble papel de la imaginación; por una parte, busca en el saber adquirido un complemento de los medios para desembarazarse de una representación y superarla; por otra, anticipa las ventajas.

Esta adaptación, sin la cual él saber no tendría más que un campo de utilización estrictamente limitado, constituye una nueva función de la imaginación y de la lógica que. se añade a las mencionadas en la hipótesis precedente.

El saber adquirido encuentra fácilmente su sitio en nuestro esquema página siguiente).

Dos flechas de sentido contrarió representan las vinculaciones entre el saber adquirido y el circuito imaginación- lógica. En efecto, el intercambio es doble. El saber adquirido sustenta la creación del razonamiento al tiempo que se nutre de esta construcción.




Señalábamos en otro punto de nuestro inventario que los datos se nos hacen familiares poco a poco. La impresión de ser algo desconocido, percibida en estos ejercicios, se esfuma lentamente. Esto se explica, en parte, por la memorización. El cerebro almacena lo conocido. Se hace innecesario el leer y releer el enunciado de un juego. La alimentación de la actividad en formaciones, totalmente externa al principio, muy pronto se hace interna a medida que la memoria va grabando esas informaciones.

Pero, sobre todo, no hay que confundir saber adquirido y memoria. Estas dos expresiones de la capacidad cerebral para guardar los productos del pasado se distinguen clara mente por su función dentro del pensamiento. La memoria conserva hechos, que juzgados verdaderos o falsos, proporcionan materias primas a nuestras tres transformaciones El saber adquirido forma parte de los factores cuya aplicación produce una modificación de esta información. Ejerce una influencia sobre la dinámica mental.

descansar

El saber adquirido forma parte del motor, la memoria es el depósito de carburante.

La integración de la memoria en nuestro esquema se puede hacer fácilmente. La colocaremos al lado del saber adquirido porque, aunque no actúen sobre los mismos campos, representan una misma capacidad mental, la de interiorizar e incorporar lo vivido o lo conocido.




Al comienzo, en nuestros cuatro ejercicios, disponíamos de un conjunto de datos. Los factores de la actividad mental trabajan con un máximo de eficacia en estas condiciones perfectamente artificiales, características de los juegos.

Hacer un trabajo así directamente sobre las situaciones reales se revela casi imposible. La realidad es compleja, densa, diversa. El número de elementos a tener en cuenta en una estimación global son con creces la capacidad de un cerebro. Éste no puede manejar a la vez más que un número limitado de informaciones. En la realidad, por lo tanto, se hace necesaria una selección; hay que construir una representación fiel con los elementos que se juzgan esenciales.

Nuestra relación con la realidad se asemeja a la del pintor con el paisaje. Sobre la tela no pueden figurar todos los de talles. El pincel captará aquello que el pintor juzgue esencial. La representación de un paisaje se va despejando poco a poco, hasta llegar al cuadro acabado.

Esta construcción es el fruto de la realidad, de la imaginación y de la lógica, apoyadas eventualmente por el saber adquirido y la memoria. Reaparece el trabajo, ya clásico, de la pareja imaginación-lógica: producción de imágenes, orientación de esta producción, selección y estimación de los resultados. Nace así un conjunto limitado de elementos que forman una imagen de una realidad, un poco como el granulado de una placa fotográfica que, una vez impresionada por la luz, forma una imagen del sujeto fotografiado.

En esta reducción de la realidad, hay, claro está, una pérdida de información, bastante compensada: sobre la representación que de ella resulta se hace al fin posible el empleo de la imaginación de la lógica, de la memoria y del saber adquirido.

Todo esto, además, corresponde método que seguimos desde el inicio de este capítulo, signo de coherencia alentadora.

Dos nuevos factores a completar nuestro esquema de comprensión:

razonar



Esta penúltima hipótesis completa las consideraciones hechas sobre el papel del saber adquirido y la memoria. En nuestro esquema estos dos factores se comunican con el circuito imaginación-lógica por medio de flechas de sentido contrario. Al principio de estos dos flujos inversos se encuentra, sin embargo, una misma capacidad: la asimilación.

En su primer sentido este término significa "acción de considerar que dos cosas son análogas". Encontramos así las conclusiones sobre el saber adquirido establecidas en la hipótesis número 2: el empleo del saber adquirido consiste en principio en descubrir que las circunstancias actuales pertenecen a un grupo de situaciones similares, campo en el que el empleo de este saber adquirido se funda. Este mismo sentido asegura la selectividad de la memoria: la alimentación interna del circuito imaginación-lógica no se hace al azar. El empleo de la memoria pasa por un reconocimiento de similitudes entre el objeto del razonamiento y el objeto de las informaciones memorizadas.

El segundo flujo representa la asimilación tomada como sinónimo de absorción o de integración. De esta manera, los conocimientos adquiridos no forman una estructura petrificada, pues ésta vive y evoluciona alimentándose con nuevas formas de representar o de transformar. Estas aportaciones primero se registran, luego se incorporan a los conocimientos adquiridos anteriores. Cualquier «adquisición)' modifica el acercamiento a lo real; cambia más o menos pro fundamente los juegos de la imaginación y de la lógica. El ejercicio de los sellos lo ilustra perfectamente. Esta adquisición, enriquecimiento de los recursos mentales, no debe confundirse con la memorización. A nivel de la memoria, el segundo tipo de asimilación corresponde a la función usual de esta facultad, registrar y conservar las informaciones.

En resumen, esta actividad se compone de la superposición simultánea de dos movimientos, el uno contribuye a la construcción de los razonamientos y el otro incrementa los medios de esta contribución.

Sin esta asimilación no subsistiría ningún rastro de cualquier actividad mental pasada. Nos veríamos condenados eternamente a tener que reinventar las soluciones de los mismos problemas, lo que impediría toda evolución.




DOS EXPERIENCIAS
¡Que el lector se tranquilice! Nuestra última hipótesis, al menos en este caso, será sencilla. Se refiere a la existencia de un conjunto de operaciones que intervienen en todas las manifestaciones de la actividad mental. Y, como hace tiempo que no hemos jugado, le proponemos hacer previamente dos experiencias sobre las operaciones de comparar y clasificar.

EXPERIENCIA NÚMERO 1: COMPARAR

He aquí a dos amables personajes. Le proponemos que los compare y anote los resultados obtenidos.

Juegos para aprender a razonar. [Megapost].

Experiencia número 2: c1asificar

He aquí un grupo de jóvenes robustos que se han vestido con la indumentaria de su deporte favorito Encuentre algunas formas de clasificarlos.

aprender

En la mayoría de los casos, estas dos experiencias revelan algunas imprecisiones, incluso confusiones, sobre el sentido de los términos «comparar» y «clasificar». Se les presta a estos dos términos funciones que sobrepasan sus posibilidades reales.




COMPARAR Y DISTINGUIR

En sentido estricto comparar significa «evidenciar los puntos comunes». Buscar las diferencias viene a ser distinguir. Dése prisa en examinar sus resultados de la primera experiencia. ¿Cuántos puntos comunes? ¿Cuántas diferencias? La lista de las diferencias es a menudo claramente superior, pero, ¡no hay razón para hacer un drama!

Sin embargo, merece la pena reflexionar sobre ello. Volvamos a la asimilación: en su primer aspecto se funda en la búsqueda de semejanzas entre varias situaciones, dicho de otra manera, en la operación de «comparar». Distinguir antes de comparar no favorecerá ciertamente el empleo del saber adquirido por asimilación. Esta confusión, que ciertos diccionarios aceptan de buen grado, amenaza con tener serias incidencias sobre esta actividad esencial. La observación supera, pues, la simple preocupación por la pureza académica del lenguaje.

Tomemos precauciones. A partir de este momento están aquí vigentes las siguientes definiciones:

- comparar: acercar o aproximar varias «cosas» (objetos, personas, situaciones, etc.) con el fin de enumerar los puntos comunes;

- distinguir: acercar o aproximar varias «cosas» (objetos, personas, situaciones, etc.) con el fin, de enumerar las diferencias.

Clasificar y ordenar
«Clasificar no es tampoco el sinónimo de «ordenar». La primera operación designa el acto de reagrupar elementos comparables (nuevo sentido), de crear categorías, de subdividir un conjunto en partes. La segunda determina una relación de sucesión entre varias cosas, atribuye posiciones dentro de una serie, jerarquiza elementos.

Clasificar a nuestros apuestos jóvenes en dos grupos, los calvos y los otros, no tiene nada que ver con colocar a este buen equipo por orden creciente de estatura.

Estas dos nociones se emplean a menudo simultáneamente. Por ejemplo, las palabras de un diccionario se clasifican según su primera letra, y se disponen en orden alfabético. A veces, llega al extremo de invertirse: en la escuela ordenar a los alumnos según sus notas, del primero al último, desemboca en la «clasificación», mientras que cualquier persona que clasifique mal sus papeles en su oficina se verá tachada de desordenada. ¡Curioso! ¿Y qué es lo que usted ha hecho...?

Estas operaciones intervienen indiferentemente en cantidad de campos. La reorganización de las representaciones descansa principalmente en el empleo que de ellas se haga. La resolución de nuestros tres primeros enigmas pasaba por la imaginación de una manera de clasificar y ordenar los diferentes datos. Hemos clasificado los razonamientos en cuatro tipos. Una demostración es una serie ordenada de deducciones y de hipótesis. Detengamos la mirada sobre las ilustraciones. Son numerosas e interesan de igual manera a la representación, a la lógica, al saber adquirido, a la memoria o a la imaginación.

Comparar, distinguir, clasificar y ordenar forman una especie de caja de herramientas, un conjunto de acciones mentales de usos múltiples, que, a se utilizan mutuamente: ordenar permite comparar y distinguir (ordenar personas según su fecha de nacimiento pone de manifiesto a los que tienen la misma edad y crea distinciones), pero se comprueba la reciprocidad (para ordenar a la misma población, se les puede comparar y distinguir de dos en dos). Ninguna de estas cuatro operaciones actúa sin las otras; pertenecen a un «grupo». Este término, utilizado en matemáticas y empleado por Piaget, designa una estructura en la que los elementos se consideran a través de las relaciones que existen entre ellos.' En adelante, por esta razón, hablaremos del grupo de operaciones mentales. Sin embargo, con estas cuatro operaciones, nuestro grupo se queda incompleto se nos hace necesario añadir: definir, enumerar y asociar.

DEFINIR

En esta sección nos hemos visto inducidos continuamente a definir, por la lógica, la imaginación, la memoria, el saber adquirido, la representación para comparar, distinguir, clasificar, ordenar.

Esta capacidad de obtener por medio del lenguaje una re presentación clara de objetos, de individuos, de conceptos, más o menos complejos, ha sido llevada a cabo con el fin de fijar una significación precisa y común del vocabulario empleado. Definir responde, de hecho, a una triple necesidad: comprender, comunicar y dominar el medio en que se vive.

pensar

Si la importancia de definir no se le escapa a nadie, por el contrario, generalmente, se subestima la dificultad de esta operación. El dibujo siguiente muestra cuál es el tipo de obstáculo que corre el peligro de aparecer...



Enumerar
Nuestros cuatro juegos, nuestras hipótesis o nuestro batiburrillo inicial comenzaban por una enumeración de da tos, materia prima del trabajo del pensamiento. Esta acción representa la capacidad que tenemos de asociar a una situación un conjunto de informaciones que se relaciona con ella y de la que constituye la primera representación. Por con siguiente, una enumeración chapucera puede conducir a una representación pobre e ineficaz.



Asociar
Todas estas operaciones son las manifestaciones diferentes de una facultad mental esencial: asociar, que es la facultad de relacionar los elementos.

Comparar asocia los puntos comunes; distinguir, las diferencias; clasificar asocia para formar grupos; ordenar asocia posiciones dentro de una serie; definir asocia a un objeto o a una idea una expresión del lenguaje; enumerar asocia a una situación un conjunto de informaciones. En el fondo, el conjunto de operaciones mentales se podría reducir a «aso ciar». Pero esta reducción perjudicaría la comprensión, y nuestras hipótesis tienen todas por vocación principal el aclarar al máximo el funcionamiento del pensamiento.

EL ESQUEMA FINAL

Disponemos de momento de un capital de seis hipótesis, que modificaremos o completaremos según el orden de los acontecimientos. No hay problemas para organizar las cinco primeras en un esquema recapitulativo construido por incorporación de cada nuevo elemento a la representación que reúne las precedentes. Estas asimilaciones -estas incorporaciones se sucederían sin obstáculo alguno, pero esta hermosa serie se acaba. ¿Dónde colocar el grupo de operaciones mentales? ¿Dónde poner este conjunto de operaciones simples de las que ningún factor psíquico posee el monopolio?

Esta dificultad pone de manifiesto que el enriquecimiento del saber adquirido por asimilación se puede hacer según dos configuraciones:

- la acumulación, donde los conocimientos adquiridos se encuentran completados por un procedimiento o marcha de integración progresiva y armoniosa, lo cual ha sido nuestro caso en las cinco primeras hipótesis;

- la mutación, donde la absorción de un nuevo elemento se revela imposible. La estructura existente de los conocimientos adquiridos no ofrece el lugar necesario. Hay que buscar una nueva organización de estos conocimientos adquiridos, capaz de absorber este elemento suplementario y así desbloquear el proceso de asimilación del segundo tipo. Éste es nuestro caso con la sexta hipótesis. Debemos reorganizar nuestro es quema.

Vea la solución que proponemos en la página siguiente. Nuestra figura lineal se ha convertido en esquema circular, mutación que permite el saber adquirido acumulado en las, cinco primeras hipótesis e incorporar la sexta.

Ahora que disponemos de una representación de los elementos y de las relaciones que constituyen el pensamiento fundamentado en una serie de hipótesis y que queda resumido en un sencillo esquema, vamos a hacer tres cosas: probar la validez de esta representación intensificarla y servirnos de ella corno herramienta, de comprensión.

acertijos

ALGUNOS PARÁSITOS DEL PENSAMIENTO

Hemos clasificado en cuatro temas a lo largo de esta sección los casos principales de mal funcionamiento del pensamiento:

- representación e imaginación,

- deducción,

- verdad y lógica,

- representación y realidad.

Todo el estudio se efectúa a través de muchos juegos... ¡A divertirse!

Representación e imaginación
El célebre inspector Laprueba ha tenido la amabilidad de contarnos algunos recuerdos. Nos van a permitir tener una experiencia destinada a comprobar, precisar y enriquecer nuestra representación del pensamiento. .

He aquí tres historias con sus respectivos títulos: «quién ha matado al espía», «robo a ciegas» y «el dinero de la caja».

Con cada relato se plantean diez cuestiones relativas al mismo. De acuerdo con cada relato, una respuesta afirmativa puede ser declarada verdadera (claramente afirmada en el texto), falsa (cuando lo contrario es verdadero) o discutible (si no se sabe si es verdadera o falsa).

Hay que tener presente que no se trata de un ejercicio de memorización. Puede usted releer cada historia cuantas veces lo desee. Es inútil poner en duda los recuerdos de Laprueba pues no miente nunca y tiene, además ¡una memoria de elefante!

Enfréntese a estas cuestiones en el orden en que aparecen, no vuelva atrás para corregir una respuesta, pues se armaría usted un lío y alteraría la experiencia.

¿Quien ha matado al espía?

Nuestro espía de un ejercicio anterior ha tenido un lamentable accidente de trabajo. Su cuerpo ha sido descubierto esta mañana en un parque público. No hay duda de que se trata de un asesinato. El inspector Laprueba se ha persona do inmediatamente y ha hecho detener a tres destacados espías que viven en las proximidades de este parque. Realizado el interrogatorio a todos los sospechosos, Laprueba ha descartado como sospechoso a Leopold van Deboutt (alias el Suizo), que se encontraba en la Embajada de Lichtenstein a la hora en que se supone fue cometido el crimen.



CUESTIONES SÍ NO ?
1. Ha sido asesinado un espía
2. La muerte ha tenido lugar en un parque público.
3. Tres sospechosos viven en las proximidades del lugar del crimen.
4. Leopold es un espía.
5. Laprueba ha arrestado a tres sospechosos.
6. Leopold es suizo.
7. Leopold fue descartado como sospechoso.
8. Laprueba sabe quién ha matado al espía.
9. Han sido interrogados todos los sospechosos.
10. El espía era chino.












El tiempo pasa, no lo pierdas, aprovechalo y estudiá!!!! (Tené en cuente de que tu futuro depende de ello)

link: http://www.creatupropiaweb.com/recursos/relojes/relojes_2/digital_sonido_clicks.swf
JugarsolucionesjuegosrespuestashipotesisEstudiasdesafiosdescansarrazonarJuegos para aprender a razonar. [Megapost].
http://www.inteligencia-emocional.org

Fuentes de Información - Juegos para aprender a razonar. [Megapost].

Dar puntos
13 Puntos
Votos: 2 - T!score: 6.5/10
  • 0 Seguidores
  • 21.170 Visitas
  • 14 Favoritos

10 comentarios - Juegos para aprender a razonar. [Megapost].

@Arthigus Hace más de 4 años +1
EXCELENTE. Muy interesante. Espero te den puntos, aunque la verdad por aquí prefiern las boludeces. Lo mando a favoritos
@chicobestia123 Hace más de 4 años
maxi_electronica dijo:
Arthigus dijo:EXCELENTE. Muy interesante. Espero te den puntos, aunque la verdad por aquí prefiern las boludeces. Lo mando a favoritos


Gracias por tu comentario, me alegro mucho de saber que te ha gustado, pronto alargaré este post com más juegos de inteligencia y razonamiento.



gracias nececitaba ponerme a hacer algo entre tenido
@juancamaney Hace más de 4 años
Felicidades Che, sos groso!! te dejaría puntos si no fuera novato, pero al menos las gracias y mi reconocimiento, espero que te sirvan y sigas posteando cosas de estas.
@kissedby Hace más de 3 años
Listo. lo hice en 8 minutos. TODOS