Que tal... acá les dejo una historia que hice ya hace unos meses atrás, habla de extraterrestres en la ciudad de Entre Ríos, dejo música por la dudas que alguien quiera leer y no aburrirse tanto, se que a muchos no les gusta leer, pero hagan un esfuerzo, esta esta buena.

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=K0yYxOV-bRU&feature=related

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=dW6RXTjm4iA&feature=channel

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=X8ljBAKzDUA

es variado por si no les gusta el primero, y si no les gustan alguno de los tres ponganse música y lean.




Entre Ríos Complex

Hace un par de dias encontraron unos restos de una nave rusa en Entre Rios, fue todo muy rapido, se desplego un comando de la KGB, cerca del restorant donde se comen muy buenas empanadas de pescado, pero ellos no estaban ahi para comer, necesitaban llevarse de vuelta los restos de una nave aparentemente usada en operaciones secretas, del grupo de investigacion SETI, como se fueron a mezclar no se sabe, a mi me entregaron un sobre de papel madera, al rededor tenia un cordon de un material que no pude describir, parecia metal, mas flexible que el acero, y muy brillante, me dejaron solo en un cuarto, donde solo habia un lamparita prendida y una camara de seguridad grabando todo en todo momento.
Yo estaba intrigado, no entendia como puede ser que me fueran a buscar directamente, y yo para colmo no sabia hacer empanadas de pescado, pero claro que me querian para otra cosa, algo importante de verdad, Doña Carmen dos dias antes me dijo que se venia una tormente y que me prepare, pero a mi los paraguas no me gustan, ese dia hacia calor, me dirigí a mi casa, cerca del local de las empanadas, que al mismo tiempo yo trabajaba ahi, limpiando las 3 mesas que tenia el lugar, ese dia algo daba vueltas a mi alrededor, una presencia extraña, deje el trapo de rejilla sobre el mostrador y sali a fumar un cigarrillo, ya se me estaba haciendo tarde, porque el Padre Miguel me pidio que pase por la capilla, me tenia que dar unos papeles, pero la doña carmen me habia alertado de la tormenta, me dirigí lo mas rapido que pude hasta la capilla, antes de entrar escuche una conversacion que cambiaria mis proximos dias...
se trataba de una expedición por una ruta no convencional, que terminaba en un descampado, pero debían llevar trajes especiales, y esto no debía salir de estas paredes... yo retrocedi unos pasos y me acerque nuevamente hasta la puerta corriendo, como para despistarlos, ellos iban a saber que hacer y yo ya sabia que querian hacer, pero todavia me tenia que dar los papeles el padre miguel, yo estaba bastante nervioso, nunca me iba a imaginar que en las proximidades exista algun peligro radioactivo a parecido... Al padre miguel le corria el sudor por la frente, pero lo extraño, que cuando entre casi llevandome todo por delante, esta otra persona no estaba, el estaba solo, y arreglando unas flores, que Mirta Rosales le regalo en el cumpleaños de Juan Ignacio, yo acepte que esto no podia terminar bien, y le pregunte:
- padre como esta, que lluvia, que tiempo madre mia.
- no tienes paraguas me respondio.
- claro que no padre, usted sabe muy bien que detesto los paraguas.
- cierto... se me habia olvidado hijo mio, es que tengo la cabeza en otras cosas, pero largarse justo esta noche.
yo tenia que actuar y rapido, bastante intrigado estaba, y tenia mucha curiosidad por saber donde quedaba ese descampado y que querian hacer, pero si lo preguntaba estaria en un gran problema, andar escuchando conversaciones ajenas, no era de caballero, fue cuando se me ocurrio preguntarle:
- padre, usted se encuentra bien, lo noto un poco ido, lo puedo ayudar en algo ?
justo por adentro de la capilla soplo un viento y se apagaron las velas, quedo nada mas un sol de noche, que daba justo en la virgen maria..
- padre parece como si algo lo hubiera asustado, contesteme se lo pido, que le pasa...
- largo un suspiro, se seco la transpiracion de la frente, y susurro un padre nuestro.
yo tenia mas miedo que ganas de saber que pasaba en realidad, solo queria irme a mi casa, aca las cosas no estaba para nada bien.
casi tartamudeando me dijo:
- hijo mio, a lo mejor tu puedes ayudarme, dejemos de lado los papeles, lo podras hacer en otro momento.
mi corazon empezo a latir cada vez mas rapido, cuando me agarro del hombro y se dirigio a mi, ya casi un poco mas tranquilo:
- hijo, sabes donde queda el granero de la familia Ferro ? sabes lo que cultivan ahi ? alguna vez sentiste nombrar Complex 18 ?... espere padre, le respondi un poco enojado, de que esta hablando...
hijo, hace una semana atras empezaron a realizarse los experimentos del complejo 18 ( complex 18 ), lo grave de esto es que van a hacer unas pruebas de maniobra militar avanzada en un campo a las afueras de la granja de la familia Ferro, para ser mas precisos a 20 kilometros de ese punto.
mientras que me lo decia cada vez me apretaba mas el hombro.
Yo al dolor respondi de esta forma:
- suelteme padre, no me creo lo que me dice, quiere explicarse mejor, sin dar tantas vueltas, afuera esta lloviendo y quiero llegar a mi casa lo antes posible, si es que no quiere que lo ayude con esos papeles, puedo pasar mañana cuando se le pase...
derepente, asi como de la nada, se arranco la tunica, y ahi pude ver lo que tanto me estaba ocultando...
- Dios mio que le ha pasado padre, que es lo que tiene en la piel... ?
- esto es parte de un experimento que se realizo hace años atras, yo en ese momento no era sacerdote y trabajaba para la familia Ferro, como consejero espiritual, un dia la señora Mirta Rosales de Ferro me propuso hacer un trato, esto tambien suponia que iba a cobrar demasiado dinero, y que me daria un lugar respetado en el pueblo, tener mi propia capilla... ese dia acepte, me dijo que tenia que ir a un descampado que quedaba a 20 kilometros de donde estabamos, que debia buscar una caja de metal, se la tenia que traer de vuelta, y ella me recompensaria, supone algun riesgo le pregunte, y ella me aseguro que no, que lo de la capilla me lo tenia merecido y que era su unico hombre de confianza...
Mientras que me contaba esta historia, podia notar como su piel iba cambiando, de rojizo a un verdoso, no en todo el cuerpo, pero algo verdaderamente extraño y repulsivo.
-siga padre lo escucho...
- gracias hijo esto es importante y lo tienes que saber... esa noche agarre mi caballo y me dirigí hacia este lugar, llevaba un mapa, una linterna, y yo siempre cuando salgo de noche, me llevaba un rebenque, no es mucha defensa, pero para algo siempre me venia bien, llegando al lugar, me empeze a marear. y perdi el conocimiento.. no se cuantas horas habian pasado, pero cuando me desperte mi caballo habia escapado mi linterna se había perdido, se me debe haber perdido cuando me caí del caballo, pienso que fue eso, porque me dolia mucho la cabeza como si me Hubiera golpeado con algo muy fuerte, y sentia unas punzadas en la espalda, pero que fue lo que le causo tanto terror al caballo para que se enloquezca de tal manera que me dejo tirado...
cuando me di vuelta sentí un pitido, muy rara vez lo siento, y empeze a caminar hacia el, cuando por fin me habia acercado del todo, mire hacia abajo y en el suelo, del tamaño de una mandarina, se encontraba una caja de metal, o algo parecido, otra vez me empeze a sentir mal, me desmaye otra vez, pero lo raro que cuendo volví en si, estaba en el granero, alguien se debe haber dado cuanta que el caballo volvio, asustado y yo no estaba con el, habran ido a buscarme...
- disculpa padre que lo interrumpo, creo que alguien esta afuera, voy a fijarme...
cuando me dirigia hasta la puerta, un escalofrio me recorrio toda la nuca, y despues los brazos...
- parace que fue el viento padre, pero disculpeme si lo interrumpo asi, pero... Realmente que quiere que haga por usted ?
- parece que con todo lo que me habia contado, habia recuperado la confianza y el valor, lo note mas seguro en sus acciones...
y lo que me dijo fue lo que estaba esperando desde el principio...
- hijo... necesitaria que mañana hagas un recorrido por este lugar que tengo en el mapa. que marque para vos, no tengas miedo, solo confia en mi... despues te lo contare bien, cuando todo termine, pero ya es hora que te vallas a dormir, descansa y preparate que mañana es un dia largo....
continuará.......
Esa noche no pude dormir muy bien, con todo lo que me había dicho el Padre Miguel, la imagen de cuando su piel cambiaba me quedo muy grabada, y eso me hacia despertarme a cada rato, así pasó la noche y se fue haciendo de día, esa mañana me dolía mucho la cabeza, no pude pegar un ojo, pero hoy era el día que esperaba desde que escuche esa conversación en la capilla, entre el Pare Miguel y una supuesta persona que nunca alcancé a ver.
Ya tenia el mapa, con todo marcado como para no perderme, pero por que el padre me prometió que nada me iba a pasar, y ellos hablaban de llevar trajes de protección ? No iba a ser muy buena idea ir preguntando por el pueblo, donde podía conseguir uno... No me quedaba otra que ir y saber que pasaba realmente, empecé a caminar rumbo al granero de los Ferro, trate de no llamar la atención de los animales de los corrales, si era descubierto, por la señora Mirta Rosales, primero que no sabría que responder, después que al día siguiente iba a ser historia de todo el pueblo, y no como un chico curioso que cree en cuentos fabulosos, sino como ladrón, entrar en propiedad privada, con posible tentativa de robo, mas allá que sea verdad o no, en este o como en otros pueblos todos se conocen, mas de lo que deberían.
Gracias a que siempre me llevé bien con los perros, parece que me llevo bien con todos los animales, agarré el camino de tierra y empecé a caminar esos veinte kilómetros.
Cada vez que me iba acercando un poco mas empezaba a sentir el pitido famoso que me había contado el padre Miguel, ese que salía de la caja de metal, pero nunca me hablo de otra caja y lo raro es que yo no me sentía mareado, cada vez se sentía mucho mas fuerte, medio insoportable, pero nada se me distorsionaba, ni perdí la consciencia, podríamos estar hablando de una caja diferente, eso lo tenia que descubrir yo. Al contrario que el Padre miguel, no traía nada para defenderme, a veces en estas zonas te podes encontrar algo salvaje, pero estaba tan emocionado que se me paso de largo, yo seguía caminando hasta que vi muy a lo lejos una torre como las de electricidad o las que están en rosario, ciudades grandes, en los edificios para que los aviones sepan que no tienen que pasar tan bajos, en la punta tenia una luz similar pero algo que me llamó la atención fue que una vez que entre en la zona, el pitido iba al ritmo de la luz, cada 5 segundos, se prendía y sonaba, y cada vez más fuerte, pero lo extraño es que yo podía escuchar lo fuerte que sonaba, pero es como que había una barrera que impedía que me haga daño, ahora si caminaba algunos pasos hacia atrás el zumbido me taladraba la cabeza, así que tenía que volver corriendo hacia el centro, no se como iba a volver ya que el zumbido iba aumentando su fuerza y el radio era bastante grande, ni salir corriendo a toda velocidad me iba a ayudar, pero ahora lo que me interesaba era ver que había en esa torre.
Cada vez que me acercaba mas a la torre también oía ruido de motores, pero cerca mio no había nada, era como que salían de abajo de la tierra, pero si era así, por donde se entraba a repararlos ?
Ya estaba enfrente de la torre, de lejos no parecía tan grande, habrá medido casi diez metros de alto y tres metros de ancho, no sabía que en Entre Ríos existiesen torres de estas y maquinaria bajo tierra, realmente había valido la pena venirse hasta acá, de repente la luz de la torre se apago y los motores se empezaron a sentir mucho mas fuerte, como que algo iba a salir desde abajo de la tierra con toda la potencia, pero no paso nada de eso, pude ver a los lejos un monte, lleno de arboles, pero no lo hubiera distinguido si no fuese por otra torre que tenía otra luz, pensé... A lo mejor esta se desactivo o bien se están activando por todos lados y funcionan como detectores, puede ser que me hayan detectado o que se usen para otros fines.
Bueno tenia que pensar rápido, porque si en verdad este se había desactivado y el otro recién se prendía y no era tan fuerte la onda, así que me daba tiempo de ir corriendo hasta el monte e investigar allí, corrí como nunca, creo que de tanta adrenalina que me corría por el cuerpo, hice pasos de mas, o fui casi en el aire. Cuando llegué al monte, antes de meterme hice sonidos de animales, para estar seguro de no encontrarme nada, moví las hojas de las copas de los arboles, para espantar cualquier cosa que podría estar acechándome, pero si era realmente salvaje, no se iba a ir así nomas, pero yo no tenia mucho tiempo, tenía que encontrar otra vez la zona segura, empecé a caminar por un sendero que ya estaba marcado, como si hubiesen pasado ya muchas veces y con algo pesado, porque uno sabe que si esta hundido puede ser que hayan pasado animales, como un ganado, pero porque meter un ganado por un monte cuando podes dar la vuelta, no era muy cómodo pasar con un ganado por acá, cuando camine creo yo mas de cien metros, vi marcas en los arboles, me dije "la película Blair Wich" , no puede ser, no, estas marcas eran palabras normales, una decía Fuente, en otro árbol, decía sol, entre medio de los yuyos, aparecía un cartel que esto no era castellano, era otra lengua, eran símbolos un poco extraños, y ninguno se repetía, me dije... Palabras o frases no creo que sean, parecían los símbolos de Depredador, pero dejate de joder, con una linterna no le hago nada, yo no sabía que otras cosas de defensa podían llegar a tener.